Logo del Gobierno de Canarias

La Candelaria hace más resolutiva la consulta externa de pruebas de esfuerzo potenciando el papel de la enfermería

La Candelaria inicia inicia un proyecto piloto para agilizar pruebas en cardiología

Cardiología pone en marcha una iniciativa asistencial con la que se dota de mayor autonomía al enfermero para coordinar la realización de ergometrías en pacientes no complejos

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha un proyecto piloto en el servicio de Cardiología para que la realización de pruebas de esfuerzo sea aún más resolutiva y eficiente en la atención de pacientes cardiológicos no complejos.

Esta iniciativa dota al personal de enfermería de mayor autonomía a la hora de efectuar ergometrías en aquellos pacientes no complejos, que previamente han sido seleccionados por el especialista.

De esta manera, mientras el enfermero lleva a cabo las pruebas diagnósticas que miden la respuesta del corazón del paciente ante determinados ejercicios, el cardiólogo evalúa los resultados simultáneamente, obteniendo así mayor capacidad resolutiva y potenciando la eficiencia en la demanda asistencial.

¿Qué es una ergometría?

La ergometría o prueba de esfuerzo es una técnica diagnóstica fundamental que se utiliza principalmente para la detección de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y para valorar la respuesta del corazón ante el ejercicio. Además de ayudar al diagnóstico correcto, la ergometría permite hacer una estimación del pronóstico, de la capacidad de ejercicio físico y valorar el efecto del tratamiento en aquellos pacientes con enfermedad coronaria ya conocida.

1.733 pruebas de esfuerzo

El jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Julio Hernández, explica que el arranque de este proyecto surge como fruto de “un trabajo de análisis y mejora continua de la gestión de pacientes en el día a día, además de basarse en la evidencia científica y recomendaciones de las sociedades científicas en el ámbito de la cardiología”.

Hernández detalla, además, que esta iniciativa piloto que lleva desarrollándose desde hace un año en el centro hospitalario, “ha permitido mantener en la actualidad la lista de espera para este tipo de pruebas a cero; de hecho, tan solo en 2017 se realizaron un total de 1.733 pruebas de esfuerzo” y, “dado su éxito en resultados, se implantará próximamente en el CAE Rumeu”.

En este sentido, resalta que “el papel de la enfermería en cardiología es cada vez más relevante, con mayor grado de implicación en la asistencia, lo que exige un alto grado de especialización y de compromiso”, concluye Julio Hernández.

Etiquetas