Logo del Gobierno de Canarias

Transición Ecológica extiende el ‘Proyecto ojeadores’ a Fuerteventura, Lanzarote, La Palma y La Gomera

La iniciativa, que ya se había iniciado en El Hierro, permitirá detectar los efectos del cambio climático en los hábitats y especies de interés comunitario

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, a través del Servicio de Biodiversidad, desarrollará el ‘Proyecto ojeadores’ en las islas de Fuerteventura, Lanzarote, La Palma y La Gomera para detectar los efectos del cambio climático en los hábitats y especies de interés comunitario en estos territorios, con especial atención a la Red Natura 2000.

El consejero regional responsable del Área, José Antonio Valbuena, explicó que “este proyecto experimental, que ya se había iniciado en El Hierro, cuenta con un equipo de dos biólogos, especializados en botánica y zoología, con conocimientos previos del territorio en cada una de las islas no capitalinas”. “Los cinco equipos realizarán recorridos a pie por Zonas de Especial Conservación, Zonas de Especial Conservación para las Aves o Hábitats de Interés Comunitario para su análisis y toma de datos”, añadió. Estos trabajos se repetirán cada año para detectar los efectos derivados del cambio climático y tomar acciones de prevención para el futuro.

En las últimas décadas, Canarias ha registrado cada vez con más frecuencia eventos climáticos anómalos que reflejan un aumento de la temperatura en las islas. Los efectos de este calentamiento pueden provocar cambios en la distribución de muchas especies silvestres, variaciones en los ciclos hidrológicos, expansión de especies exóticas, etc. Es el caso de especies de árboles centenarios o de diferentes grupos de edad que no han sobrevivido a los cambios del clima.

A través del ‘Proyecto Ojeadores’ también se obtiene información de los impactos en el medio natural derivados de la actividad humana, entre los que se incluyen la acumulación de basuras, residuos o envases abandonados y vertidos, así como de núcleos poblacionales de especies exóticas, para realizar acciones a corto plazo que posibiliten su desaparición, ya que comprometen el estado de conservación de nuestros hábitats y especies de interés comunitario y la integridad de la Red Natura 2000.

Estos trabajos se enmarcan en el Programa Operativo FEDER (2014-2020) y la empresa pública de Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental (Gesplan) es la encargada de su ejecución. Este encargo se promueve desde el Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Lucha contra el Cambio Climático y Medio Ambiente y son los técnicos de este servicio los que diseñan y supervisan los trabajos.

El desarrollo de un protocolo de toma de datos para el seguimiento de los espacios naturales de la Red Natura 2000 en Canarias y su puesta en práctica permitirán homogeneizar esta tarea en todas las islas para la realización de los informes sexenales con la información actualizada de estos hábitats y especies de interés comunitario, con especial atención a las especies terrestres protegidas para su traslado al Gobierno central.

Por otro lado, se realizarán estudios de distribución con información actualizada de especies protegidas terrestres en espacios de la Red Natura 2000, en el que se incluirán inventarios y estudios particulares de especies de interés comunitario.

Etiquetas

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de El Hierro monitorizan hábitats de interés comunitario de la Isla

Bosque Jinama- Rafa Abero

La implantación del `Proyecto ojeadores´ presta especial atención a los espacios de la red Natura 2000 y pretende crear un protocolo para detectar modificaciones asociadas al cambio climático

José Antonio Valbuena destaca los nuevos retos a los que se enfrentan los espacios, hábitats y especies de interés comunitario, ante los escenarios de cambio climático que se barajan para los próximos años en los archipiélagos macaronésicos

Montserrat Gutiérrez pone en valor el apoyo interadministrativo para afrontar los retos del cambio climático en materia ambiental y anuncia que el Cabildo de El Hierro trabaja ya en la redacción de los nuevos planes de recuperación de especies endémicas

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias y el Cabildo de El Hierro han implantado en la Isla el ‘Proyecto Ojeadores’, un protocolo experimental de monitoreo de los hábitats de interés general y registro de información relativa a su estado de conservación y a las especies, con especial atención a la red Natura 2000, que cumple veinte años en Canarias.

El consejero regional del Área, José Antonio Valbuena, explicó que el `Proyecto ojeadores´ servirá para obtener información básica del estado actual de estos espacios naturales y crear un protocolo de toma de datos que ayude a detectar posibles modificaciones asociadas al cambio climático. “Es necesario realizar prospecciones de campo en las que podamos conocer la evolución del medio natural asociada al cambio climático, así como las posibles afecciones derivadas de las actividades humanas, y valorar la necesidad de promover iniciativas que mitiguen o minimicen estos impactos”, señaló.

Por su parte, la consejera insular de Medio Ambiente, Montserrat Gutiérrez pone en valor el proyecto y la necesaria “relación y apoyo interadministrativo para afrontar los retos del cambio climático y sus consecuencias sobre nuestro patrimonio ambiental”, declara, al tiempo que anuncia que el Cabildo herreño trabaja ya en la redacción de los nuevos planes de recuperación de especies endémicas, “en lo que se deberá abordar este estado de conservación y los efectos de las modificaciones de clima o sobre el territorio que les pueda estar afectando”.

En las últimas décadas, Canarias ha registrado cada vez con más frecuencia eventos climáticos anómalos como cambios en la frecuencia de nubes, aumento de las invasiones de aire sahariano, disminución de lluvias otoñales o incremento de la temperatura del mar, que, según los registros climáticos disponibles, reflejan un aumento de la temperatura de forma similar a la que se está registrando de forma global en el planeta.

Este calentamiento puede provocar cambios en la distribución de muchas especies silvestres, variaciones en los ciclos hidrológicos o la expansión de especies exóticas, entre otros efectos, lo que sumado a las repercusiones de las actividades humanas en el medio natural puede llegar a comprometer el estado de conservación de nuestros hábitats y especies de interés comunitario, así como la integridad de la red Natura 2000.

Como medida de control, el Ejecutivo regional ha puesto en marcha, a través de la empresa pública de Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental (Gesplan) este proyecto de monitorización, que se comenzó a desarrollar en las islas no capitalinas en el primer trimestre de este año y que se enmarca en el Programa Operativo FEDER (2014-2020).

Un equipo técnico de Gesplan compuesto por dos biólogos en cada una de las islas, un especialista en botánica y otro en zoología, se encargará de recopilar y georreferenciar toda la información referente a la presencia de especies exóticas, protegidas e impactos en el medio que supongan un problema en la conservación de hábitats o especies.

Red Natura 2000

En 2021 se cumplen veinte años de la aprobación de lista de los 174 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) propuestos por la Comunidad Autónoma de Canarias, que marcó no solo el punto de partida de la red Natura 2000 en las Islas, sino también una nueva forma de acometer la conservación de la biodiversidad.

Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad que consta de Zonas Especiales de Conservación (ZEC) establecidas de acuerdo con la Directiva Hábitat y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) designadas en virtud de la Directiva Aves.

Su finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea.

A través del `Proyecto ojeadores´ se realizará material audiovisual para poner en valor, a través de las redes sociales y de otros medios, esta Red. También se están organizando unas jornadas para celebrar las dos décadas de su implantación en Canarias. Estas acciones servirán para resaltar el camino recorrido por las diferentes administraciones en la conservación de los espacios naturales y especies de interés comunitario y analizar los retos futuros ante los efectos del cambio climático.

Etiquetas