Logo del Gobierno de Canarias

Un proyecto liderado por Canarias investiga el uso de carbón vegetal para mejorar suelos agrícolas degradados

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) lidera esta iniciativa en la que participan Canarias, Azores, Madeira, Cabo Verde, Mauritania y Senegal

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, lidera un proyecto internacional denominado Vercochar, en el que también participan otros socios canarios como el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), las dos universidades canarias, Radio ECCA, la Mancomunidad del Sureste, ADER La Palma y el Cabildo de Gran Canaria, con el que se busca mejorar las condiciones de los suelos agrícolas y forestales degradados para mejorar las producciones agrarias. Se trata del uso de materia orgánica transformada, como carbón vegetal y compost, para mejorar la calidad del suelo.

La investigadora y responsable del proyecto Vercochar, Vanesa Raya, explica que el objetivo de esta iniciativa, enmarcada en el programa Interreg MAC, es mejorar la respuesta de los ecosistemas ante los efectos del cambio climático, facilitando la regeneración de suelos afectados por erosión, sequía, desertificación, salinización o contaminación debido a un mal manejo de los mismos. “La incorporación de restos orgánicos transformados contribuye a valorizar dichos materiales y, también, a mejorar la fertilidad y salud de los suelos”, asegura.

Raya explica que Vercochar trabaja, por un lado, en caracterizar algunos materiales orgánicos locales transformados, resultantes de procesos biológicos, como el compostaje y el vermicompostaje, y físicos, como la elaboración de biochar, mediante sistemas sencillos y, por otro lado, en evaluar sus efectos al aplicarlos en el suelo tanto en las propiedades físicas, químicas y biológicas del propio suelo como en los cultivos.

Por otra parte, Vanesa Raya detalla que “el proceso más innovador que se investiga en el marco del proyecto Vercochar es la elaboración e incorporación de biochar al suelo, como enmienda que favorece el secuestro de carbono en los suelos, dado su elevado contenido en carbono recalcitrante, y mejora sus propiedades, teniendo en cuenta su elevada porosidad. Dichas características evitan la lixiviación de nutrientes al subsuelo, aumentan su capacidad de retención de humedad y favorece la inmovilización de sustancias nocivas o contaminantes presentes en el suelo, debido a su elevada superficie específica y propiedades adsorbentes”.

“Dentro del proyecto, hemos trabajado en la obtención de biochar mediante diferentes métodos artesanales, pudiendo determinar sus parámetros óptimos de funcionamiento según el material vegetal usado y las características del material resultante. Además, se han realizado ensayos de su aplicación al suelo a diferentes dosis para determinar su influencia en el suelo y en el cultivo”, explica.

Por su parte, la directora científica del ICIA, Mery Jaizme-Vega señala que “las investigaciones del ICIA son el ejemplo de cómo la transferencia de conocimiento desde el campo científico a los sectores económicos, en este caso la agricultura, pueden favorecer a la generación de un sistema productivo eficiente, en el que se vean beneficiados los productores y consumidores”.

El proyecto Vercochar cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Canarias, Madeira, Azores, Cabo Verde, Mauritania y Senegal participan en esta investigación. El suelo es un recurso no renovable responsable de la producción del 95% de los alimentos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Además, los suelos filtran el agua, son la fuente de nuestras medicinas y nos ayudan a combatir y adaptarnos a los cambios en el planeta motivados por el aumento de la temperatura global debido a la contaminación atmosférica. Su pérdida y degradación compromete la salud de los seres vivos y afecta a la seguridad alimentaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

El Gobierno canario realza la riqueza natural del Jardín de Aclimatación de La Orotava

Binter y el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz colaboran en la organización de la sexta edición del concurso fotográfico JAO

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), organismo dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, celebra la sexta edición del concurso de fotografía del Jardín de Aclimatación de La Orotava (JAO), popularmente conocido como Jardín Botánico de Puerto de la Cruz, con el objetivo de realzar la riqueza natural y científica que alberga este espacio catalogado como Bien de Interés Cultural con la categoría de Jardín Histórico.

Este certamen, que cuenta con la colaboración de Binter y el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, permitirá conocer desde la óptica de los participantes los secretos que guarda su maravillosa flora a través del arte de la fotografía, además de promover y mejorar el conocimiento de este valioso patrimonio natural y cultural.

La convocatoria está dirigida al público en general y podrán concurrir personas mayores de edad, ya sean fotógrafos aficionados o profesionales. Los trabajos, cuya temática debe ser el jardín botánico, han de ser inéditos. Dentro de esta temática, los concursantes tienen total libertad a la hora de presentar sus trabajos, siempre que la base sea la fotografía artística y creativa enmarcada en el recinto de este Jardín.

La presentación de las fotografías se hará mediante la inscripción gratuita, vía web (www.icia.es), sin que exista limitación en el número de participantes, contando además con total libertad en la elección de la temática. El plazo para presentar los trabajos al concurso comenzará el día 25 de julio y finalizará el 31 de octubre, dando a conocer el jurado a los 10 finalistas el 8 de noviembre.

El primer premio consistirá en pasajes de ida y vuelta, para dos personas, a uno de los destinos de Binter en el extranjero, con salida desde Canarias, y a destinos nacionales para los accésits.

Las bases pueden consultarse en la página web del ICIA: www.icia.es.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

Agricultura estudia las propiedades de varias especies de tajinaste como forraje para ganado autóctono

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias trabaja en un proyecto que busca reducir la dependencia exterior para la alimentación animal

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, está llevando a cabo una investigación para la valorización de determinadas especies de tajinaste, pertenecientes al género Echium, con la finalidad de su utilización para forraje destinado al ganado autóctono.

Este estudio se realiza en colaboración con la Universidad de La Laguna (ULL) y está cofinanciado por la Fundación CajaCanarias y Obra Social La Caixa.

El proyecto pretende contribuir a la reducción de la dependencia exterior para la alimentación animal, así como favorecer la conservación de recursos vegetales endémicos de alto interés para la obtención de ácidos grasos de elevada calidad nutritiva y beneficiosos para la salud humana como es el omega-3.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, pone de manifiesto “el trabajo del ICIA para plantear alternativas a la escasez de forraje en las islas, unos estudios que, por otra parte, contribuirían a tener más cuotas de autoabastecimiento”.

El investigador del ICIA, Sergio Álvarez, explica que este trabajo “plantea la caracterización agronómica y productiva de determinadas especies locales del género Echium que representan la mayor concentración de especies endémicas de este género a nivel mundial”.

“Nuestro objetivo es la evaluación en cultivo de estas poblaciones silvestres determinando, además, su valor nutritivo, apetecibilidad y posibilidad de aprovechamiento como alimento peletizado”, detalla. Asimismo, explica que “se abriría la posibilidad de recuperación de terrenos de cultivos abandonados en Canarias contribuyendo a la sostenibilidad medioambiental, retención de suelos y lucha contra la erosión, además de la recuperación y conservación de recursos fitogenéticos endémicos de las islas”.

El proyecto de investigación pretende incluir el aceite de Echium plantagineum comercial en la dieta de dos especies ganaderas autóctonas canarias con significativo valor económico y social en el Archipiélago como es el ganado aviar y caprino. La finalidad es evaluar la calidad nutritiva y sensorial de los principales productos alimenticios originados, como carne, huevos, leche y queso.

El investigador apunta que “se estudiará si la dieta es capaz de modular e incrementar la producción de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga fisiológicamente esenciales, que permiten aumentar el valor nutricional de las producciones de carne, lácteos y huevos y favorecen el bienestar y la salud de estas especies de interés ganadero”.

La propuesta también evalúa la posibilidad de producción de aceite a partir de las semillas de especies canarias de Echium seleccionadas por su idoneidad productiva y nutritiva con destino a la alimentación humana y animal, lo cual podrá repercutir positivamente en los intereses de la industria agroalimentaria y de los consumidores.

 

El género Echium

El género Echium, presente principalmente a nivel mediterráneo y macaronésico, cuenta en Canarias con 25 especies, 23 endémicas, de las cuales las 4 más interesantes son evaluadas en este trabajo. De las 2 no endémicas, se está trabajando también con el Echium plantagineum.

En este género, se incluyen especies herbáceas, tanto anuales como perennes junto a especies arbustivas, ramificadas o sin ramificar y con flores de colores diversos. Las plantas arbustivas de este género se conocen en Canarias como tajinastes.

 

 

Etiquetas

El ICIA aborda en La Palma el futuro de los cultivos subtropicales en Canarias

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias busca difundir los conocimientos acerca del manejo de agrosistemas subtropicales de frutales como el plátano, el aguacate, el mango, la papaya y los cítricos

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, impartió recientemente en la Escuela de Capacitación Agraria de Los Llanos de Aridane, en La Palma, el curso ‘Manejo de agrosistemas subtropicales de frutales: plátano, aguacate, mango, cítricos y papaya. La importancia de la ordenación del territorio’, que ha contado con la presencia de expertos en el área del cultivo de especies tropicales del ámbito público, agrario, académico y social.

En estas jornadas se han abordado temas como la transición energética y la agricultura, el marco legal de los cultivos tropicales ecológicos, la ordenación del territorio y el manejo ecológico de papaya, aguacate, piña, café, pitaya y plataneras. Además, se destinó un módulo a profundizar en los nuevos enfoques agroecológicos tras la erupción del volcán en La Palma. A lo largo del curso se impartió una formación práctica y aplicada, haciendo un repaso en 35 horas tanto de las bases y técnicas de la producción ecológica de tropicales, como de la mayoría de los cultivos que existen en Canarias.

Asimismo, se incluyeron actividades prácticas como la visita a la planta de compostaje de residuos plataneros de la Cooperativa La Prosperidad y a la Ecofinca Nogales de policultivos ecológicos, en Puntallana. También se ha dado a conocer a los alumnos los cultivos y técnicas que lleva a cabo la Escuela de Capacitación de Los Llanos de Aridane, además de mostrar experiencias locales como las de La Palma Renovable, la Aldea Ecolén y los trabajos del Cabildo de La Palma.

Esta acción formativa ha contado con la colaboración de la Cátedra de Agroecología Antonio Bello de la Universidad de La Laguna (ULL), la Fundación Instituto de Agroecología y Sostenibilidad (FIAES) y el Grupo Regional de Cooperativas Plataneras (Coplaca), con la coordinación a cargo de Coplaca, la mayor entidad del sector platanero de Canarias y que tiene un 7% de su producción certificada como ecológica.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha puesto de manifiesto “la apuesta del departamento autonómico por la investigación y la formación en agroecología, en sintonía con los objetivos de la Política Agraria Común Europea y el Horizonte 2030 para el Desarrollo Sostenible”.

Por su parte, el ingeniero agrónomo y miembro del departamento técnico de Coplaca, Javier López-Cepero, destacó “la importancia de este curso para el alumnado, ya que asegura que esta área agrícola puede ser una oportunidad laboral en el sector primario, la cual tiene un potencial de crecimiento muy interesante en Canarias”.

Este curso se enmarca en el máster propio de la ULL de Agroecología, Soberanía Alimentaria, Ecología Urbana y Cooperación al Desarrollo Rural, cuyo objetivo es profundizar en las bases teóricas necesarias para analizar el funcionamiento de los agroecosistemas desde una visión global holística y transdisciplinar, así como conocer técnicas de producción agraria y ganadera con bases agroecológicas. Asimismo, busca capacitar a los estudiantes con las habilidades necesarias para evaluar la cadena agroalimentaria ecológica, desde la producción y transformación hasta la comercialización, la distribución y el consumo.

Etiquetas

El ICIA avanza en el control de la cochinilla del aguacate en Canarias

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias y el Cabildo de Tenerife presentaron a los agricultores los métodos para hacer frente a esta plaga con materias químicas

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, y el Cabildo de Tenerife, presentaron en la tarde de ayer, lunes 6 de junio, en el marco de unas jornadas organizadas por la Asociación de Organizaciones de Productores de Aguacates de Canarias (Asguacán) en las instalaciones del ICIA, los resultados de su investigación conjunta sobre el control de la cochinilla del aguacate.

Este evento, que también se celebrará mañana, miércoles 8, en La Palma, cuenta con la colaboración del Cabildo palmero y la Asociación Palmera de Agricultores y Ganaderos (ASPA). Las ponencias, que fueron presentadas por el director general de Agricultura del Gobierno de Canarias, Augusto Hernández, y el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo tinerfeño, Javier Parrilla, tienen el objetivo de difundir la idea de que es fundamental la detección e identificación temprana para manejar eficazmente esta plaga, para así proteger uno de los productos más importantes para el sector agrícola del Archipiélago.

Desde el año 2019 se han llevado a cabo ensayos en laboratorio y en campo para analizar la eficacia de insecticidas para el control de la cochinilla del aguacate (Nipaecoccus nipae Maskell). Tras estos estudios, se dieron a conocer las conclusiones a los agricultores de este producto en Canarias, con el objetivo de exponer una comparativa entre los insecticidas que están a su disposición y explicar las estrategias que pueden llevar a cabo y cómo pueden realizar el manejo químico de la cochinilla. A lo largo de las investigaciones, se han realizado estudios con más de 20 productos insecticidas como Agroil, Orocide y Flipper.

La investigadora del ICIA Estrella Hernández y el técnico especialista del Cabildo de Tenerife Santiago Perera fueron los encargados de exponer los trabajos impulsados sobre esta plaga. Entre los resultados de los ensayos, los investigadores destacan tratamientos con productos fitosanitarios autorizados como aceites de parafina, aceite de naranja y sales potásicas de ácidos grasos vegetales, los cuales han tenido aceptables eficacias en campo con dos aplicaciones con una cadencia de 14 días.

La investigadora Estrella Hernández explica que “se ha trabajado con sustancias autorizadas para el cultivo del aguacate y se ha visto que las materias activas son eficaces”, sin embargo, apunta que en los ensayos se ha comprobado que “los fallos de control se deben a que la aplicación no se hace correctamente”.

La cochinilla del aguacate ha tenido una incidencia que ha aumentado considerablemente en los últimos años en estos cultivos, principalmente en Tenerife y La Palma, y también ha llegado a La Gomera. La preocupación del sector por la expansión de esta plaga motivó que se solicitara una autorización excepcional de un insecticida, pero esta fue denegada.

En este sentido, el jefe del Servicio de Sanidad Vegetal, Antonio González, señaló las dificultades que existen actualmente para que sean aprobadas las autorizaciones excepcionales y expuso las directrices del Ministerio de Agricultura y de la Unión Europea en este ámbito.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, destacó que “en el Pacto Verde Europeo se plantea la reducción de cerca de un 50% de las materias activas en Europa”. “La política para los próximos años es la reducción, incluso mayor, de materias activas en la Unión Europea, por lo que tiene que estar muy justificada la petición de las autorizaciones excepcionales y en este caso existen otras materias activas actualmente registradas con eficacia comprobada”, detalló la titular de Agricultura.

Etiquetas

El ICIA analiza la elaboración de forraje a partir de restos agrícolas para la alimentación del ganado caprino

La investigación abre una oportunidad para abaratar el coste de producción del sector lechero y aportar todos los nutrientes necesarios a los animales

El sector lechero en Canarias tiene una importancia destacada dentro de la actividad ganadera en las Islas, no solo por su peso económico como subsector sino, muy especialmente, por su papel dentro de la cultura gastronómica canaria.

Dentro de la variedad de productos lácteos que se pueden elaborar, los quesos canarios elaborados con leche de cabra del Archipiélago están galardonados internacionalmente y poseen el sello de Denominación de Origen Protegida (DOP), pasando por quesos tiernos, frescos, curados y semicurados.

Con más de 19.000 cabezas, la importancia de la cabaña caprina en Canarias y la relevancia de los producción lechera y sus derivados es indiscutible.

En ese marco, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), organismo dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, está llevando a cabo un estudio en el que se analiza la viabilidad de utilizar restos agrícolas para elaborar forraje ensilado que sirva para alimentar al ganado.

En este caso, el ICIA elabora los forrajes ensilados a partir de los residuos vegetales que resultan del empaquetado de plátanos o de las industrias cerveceras y harineras y que se someten a un proceso de conservación basado en la fermentación.

El investigador principal del estudio, Sergio Álvarez, explica que “la utilización de estos subproductos agrícolas puede abaratar el coste de las raciones de forraje, a la vez que incorpora todos los nutrientes necesarios para una correcta alimentación del ganado productor de leche”. Recuerda, además, que el coste de la alimentación es el más importante al que se enfrenta el ganadero, de ahí, la oportunidad que supone esta investigación.

Álvarez incide en que los subproductos que han sido objeto del estudio presentan una buena calidad nutritiva y, gracias a sus características de palatabilidad, son consumidos adecuadamente por el ganado.

Otro beneficio que se ha identificado durante la investigación es su contribución a la economía circular, al reducir el impacto ambiental que se generaría si no se diera este segundo uso a los residuos agrícolas. “Se consigue minimizar la huella de carbono y la hídrica que se genera al importar el alimento para el ganado desde el exterior”, asegura.

Los resultados del proyecto, obtenidos a nivel experimental y que necesitan ser corroborados en granjas de producción real, resultaron novedosos, ya que se trataba de la primera vez que se abordaba la caracterización de estas materias en Canarias.

Resultados de la investigación

Como resultado del estudio, se obtuvieron elevadas producciones lecheras con buena calidad microbiológica y la mejora sustancial del contenido graso. Los quesos presentaron cualidades organolépticas óptimas y un buen perfil sensorial durante el consumo, manteniendo las características de los quesos canarios.

Además, el estudio constató una mejora en el beneficio neto por litro de leche producido y un mejor balance económico para el quesero.

El investigador principal destaca que el aprovechamiento de residuos agroindustriales locales pretende poner a disposición del sector ganadero un abanico más amplio de materias primas alimentarias que permitan cubrir las necesidades nutritivas del ganado rumiante a costes inferiores con la obtención de productos finales de calidad.

Sergio Álvarez hace hincapié en que, “de manera indirecta, si se consiguiera una disminución del coste de la dieta, se podría alcanzar una mayor rentabilidad de las explotaciones, lo que incorporaría al sector un mayor número de ganaderos productores de leche”. Además, un aprovechamiento eficiente de los subproductos, así como de las áreas de pastoreo, podría contribuir a paliar los actuales sobrecostes de la alimentación.

Etiquetas

El ICIA organiza una formación en Granada para trasladar los resultados de sus estudios aplicados a la jardinería

Colaboran la Fundación Instituto de Agroecología y Sostenibilidad, la Cátedra de Agroecología Antonio Bello de la ULL, la Universidad de Granada, la Estación Experimental del Zaidín del CSIC y la Junta de Andalucía

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, organiza desde hoy, lunes 16, y hasta el 20 de mayo, en Granada, el curso ‘Manejo de huertas y jardines en la cultura andalusí’.

El huerto, jardín, paraíso’, en el cual los científicos del instituto trasladarán sus resultados de los estudios aplicados a la jardinería. Esta iniciativa cuenta con la colaboración de la Cátedra de Agroecología Antonio Bello de la Universidad de La Laguna, la Fundación Instituto de Agroecología y Sostenibilidad (FIAES), la Universidad de Granada, la Estación Experimental del Zaidín del CSIC y la Junta de Andalucía. Este curso, que comenzó hoy en la Escuela de Estudios Árabes, tiene el objetivo de profundizar en la historia y las características de la jardinería y la horticultura andalusí. En esta cultura los jardines tuvieron una función mucho más amplia que la meramente estética. El jardín-huerto fue un espacio destinado al cultivo de plantas aromáticas, árboles frutales y productos hortícolas.

La directora científica del ICIA, María Jaizme-Vega, ofrecerá el miércoles y jueves, una ponencia sobre la actividad biológica del suelo y otra charla centrada en la inoculación de hongos micorrícicos y el manejo de semilleros. Por su parte, el director del Jardín de Aclimatación de La Orotava, Alfredo Reyes, hablará sobre especies silvestres y cultivos, y la pérdida de biodiversidad genética. Jaizme-Vega explica que “el suelo tiene un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo de las plantas”, por ello, en su ponencia incidirá en la importancia de un suelo bien estructurado y con la microbiota adecuada que garantice la supervivencia de la vegetación. Según detalla, “las micorrizas, que son una simbiosis entre un hongo presente en el suelo y la raíz de una planta, suponen el elemento clave, porque estas formaciones facilitan la absorción de nutrientes, favorecen a otros microorganismos beneficiosos y contribuyen a fijar nitrógeno mejorando la calidad del suelo”.

Además, a lo largo de las jornadas se abordarán temas como la historia de los conflictos ambientales en la agricultura andalusí, los sistemas de riego, el paisaje agrícola de al-Ándalus, y la lucha contra plagas y enfermedades en los jardines de la Alhambra. También se profundizará en el patrimonio agrario y la construcción cultural del territorio a través de la agricultura andalusí.

Las sesiones teóricas de este curso se imparten en la Escuela de Estudios Árabes, y las prácticas en los jardines y huertos de la Alhambra y en la Vega de Granada. Unos enclaves extraordinarios para analizar y conocer de primera mano la jardinería y horticultura andalusí.

Este curso se enmarca en el máster propio de la ULL de Agroecología, Soberanía Alimentaria, Ecología Urbana y Cooperación al Desarrollo Rural, cuyo objetivo es profundizar en las bases teóricas necesarias para analizar el funcionamiento de los agroecosistemas desde una visión global holística y transdisciplinar, así como conocer técnicas de producción agraria y ganadera con bases agroecológicas. Asimismo, busca capacitar a los estudiantes con las habilidades necesarias para evaluar la cadena agroalimentaria ecológica, desde la producción y transformación hasta la comercialización, la distribución y el consumo. En este sentido, estarán en capacidad de realizar tareas de investigación y asesoramiento en fincas y empresas del sector de la agricultura y ganadería ecológica, así como en cooperación al desarrollo rural.

Etiquetas

Proteger la salud de las plantas para cuidar la agricultura en la región macaronésica

El proyecto ‘Curentagri’ busca prevenir la entrada de organismos nocivos en los cultivos de Canarias, Madeira, Azores, Cabo Verde y Senegal

La salud de las personas y del planeta está estrechamente relacionada con el cuidado de las plantas. Estas constituyen el 80 % de los alimentos de la población mundial y proporcionan el 98 % del oxígeno que respiramos.

Sin embargo, hasta el 40 % de los cultivos alimentarios se pierde cada año a causa de plagas y enfermedades de las plantas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

El cambio climático y la acción del hombre alteran los ecosistemas y perjudican la biodiversidad, por lo que se propicia la creación de nichos donde las plagas pueden propagarse con mayor facilidad. Todo esto supone un gran perjuicio para la seguridad alimentaria y la agricultura, lo cual no solo repercute en la salud sino también en la economía y desarrollo de una región.

Con la finalidad de visibilizar la importancia del cuidado de las plantas, cada 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Sanidad Vegetal, cuyo objetivo es subrayar el impacto de la protección de las plantas en la erradicación del hambre, la reducción de la pobreza, la protección del medio ambiente y el impulso del desarrollo económico.

En línea con estos objetivos, la región macaronésica cuenta con una estrategia de cooperación en investigación, desarrollo e innovación en el ámbito de la protección vegetal, financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Canarias, Madeira, Azores, Cabo Verde y Senegal participan en el proyecto MAC ‘Cuarentagri’ con el fin de evitar el establecimiento de nuevos organismos nocivos en estas regiones.

Las islas de Azores, Madeira y Canarias, regiones ultraperiféricas de la Unión Europea, y Cabo Verde y Senegal, como Terceros Países, tienen una biodiversidad que no se puede comparar al resto del territorio continental europeo. Estas condiciones permiten el cultivo de vegetales no presentes en el resto de Europa que se ven afectados por diferentes plagas. Además, las particulares condiciones climáticas, la fragmentación del territorio y el alto volumen comercial y turístico de estas regiones las hacen extremadamente vulnerables a la invasión por especies exóticas.

En concreto en el ámbito de Canarias, en el proyecto ‘Cuarentagri’ participa el Gobierno autonómico, la Universidad de La Laguna, GMR Canarias S.A.U. y el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA).

Piedra-Buena explica que, dentro de los listados de plagas prioritarias o de plagas cuarentenarias que se establecen para Europa, no se incluyen algunas que pueden ser perjudiciales para los cultivos de las zonas macaronésicas, debido a sus condiciones climáticas particulares y a la importancia y variedad de cultivos subtropicales y tropicales que albergan estas regiones.

Para responder a ello, el ICIA está llevando a cabo una serie de ensayos con feromonas y otros atrayentes con el objetivo de mejorar las metodologías de detección y de identificación con las que establecer redes de alerta eficaces que permitan detectar precozmente a los posibles organismos nocivos. La investigadora de la Unidad de Protección Vegetal del ICIA Ana Piedra-Buena detalla que “el objetivo del proyecto es prevenir la entrada de plagas y enfermedades que no están aún presentes en nuestro territorio”.

Paralelamente, el ICIA participa en las instancias de formación interna, así como en la difusión de información y la formación externa sobre sanidad vegetal para técnicos, agricultores y público en general. Este año se elaborarán y difundirán folletos informativos de las plagas ante las cuales los agricultores tienen que estar atentos por su peligrosidad para los cultivos locales.

“Las personas deben ser conscientes de que el movimiento de material sin control de un lado a otro puede ser una vía de entrada de patógenos o de plagas que pueden ser muy problemáticos”, recalca la investigadora.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, hace hincapié en la necesidad de seguir trabajando de forma conjunta desde las distintas administraciones públicas en la prevención de la entrada de nuevas plagas en las islas, así como en la lucha y erradicación de las ya existentes. En este sentido, explicó que gracias a proyectos como el de ‘Cuarentagri’ se podrán establecer redes de alerta temprana y proponer medidas de actuación ante los riesgos detectados, con el objeto de proteger las producciones agrícolas locales, el medio ambiente y la salud de la ciudadanía.

Etiquetas

El ICIA presenta un proyecto de trampa sostenible para el ‘picudín’ de la palmera

La investigadora Estrella Hernández destaca que se trata de una estrategia sostenible que ha tenido resultados positivos

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, ha presentado en la mañana de hoy, jueves 7 de abril, un proyecto de trampa sostenible para capturar a la Diocalandra frumenti, también conocida como el ‘picudín’ de la palmera.

La iniciativa fue dada a conocer en el marco del II Simposio sobre la lucha contra Diocalandra frumenti en Canarias, celebrado en el Cabildo de Lanzarote y cuya organización la llevaron a cabo las empresas Fertinyect y Canariensis Paisajes SL. Estas ponencias están dirigidas a técnicos, gestores y personal de parques y jardines.

Tras más de ocho años de investigación, el ICIA ha desarrollado un nuevo sistema de trampeo de Diocalandra frumenti, una plaga que afecta a las palmeras en Canarias. La entidad, junto a las empresas EPA SL, especializada en el desarrollo de nuevas feromonas, y la empresa canaria Ecobertura, especializada en diseño de trampas y seguimiento de plagas agrícolas o forestales, han creado una trampa sostenible, hecha de fibra vegetal, sin insecticidas, biodegradable y compostable. Además, se puede colocar en las palmeras desde el suelo, lo cual reduce las dificultades, ya que no es necesario el uso de una maquinaria particular ni tampoco de personal especializado.

La investigadora del ICIA encargada del proyecto, Estrella Hernández, destaca la importancia de esta nueva técnica para el control de Diocalandra frumenti, ya que permite el seguimiento y control de las poblaciones de esta plaga “que afecta tan gravemente a las palmeras, que son un símbolo de las Islas, y en particular a la práctica del guarapeo así como otras actividades asociadas a la misma”.

Hernández explica que “el sistema de trampeo incluye un componente físico, la trampa, combinado con atrayentes, una feromona y una kairomona, y un retentivo para capturar a los insectos”. Además, incide en que “es fundamental hacer un monitoreo para detectar dónde hay Diocalandra frumenti”.

En la primera etapa de la investigación se identificó la feromona de Diocalandra frumenti, con la colaboración con otras entidades como el Centro de Ecología y Química Agrícola, Universidad Politécnica de Valencia (CEQA), y junto a la empresa Ecología y Protección Agrícola SL. En una segunda etapa se ha desarrollado la trampa junto a la empresa Ecobertura SL.

La trampa desarrollada por el ICIA está en proceso de obtención de patente y registro de determinados medios de defensa fitosanitaria y se estima que esté disponible comercialmente este año. Hernández detalla que se llevaron a cabo más de cincuenta ensayos en campo, con la participación de personal de la empresa Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR Canarias), para determinar cuál era la mejor trampa y dónde se debía ubicar. En ellos se llegaron a contabilizar más de 600 individuos capturados en una trampa en una semana.

Parte de esta investigación ha sido financiada por la Dirección General de Agricultura del Gobierno de Canarias y ahora se ha enmarcado dentro del proyecto europeo ‘Guarapo’ de conservación y gestión de los palmerales insulares macaronésicos mediante el aprovechamiento sostenible. Actualmente, se continúan los ensayos en Tenerife y en La Gomera, donde se está trabajando en la contención de esta plaga en Valle Gran Rey para evitar que afecte a las zonas guaraperas.

Por su parte, la investigadora del ICIA Carina Ramos dio a conocer los ensayos del control de la plaga y las experiencias llevadas a cabo en La Gomera y Tenerife

Etiquetas

El ICIA, un ejemplo de igualdad de género en el futuro de la investigación

Hoy, viernes 11 de febrero, se celebra el Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) es una entidad referente en la investigación científica, pero lo es también en materia de igualdad de género. Entre sus filas, la figura de la mujer siempre ha tenido un papel preponderante, como demuestran sus cifras de personal, que reflejan que el 60% del equipo investigador está compuesto por mujeres.

La bióloga Pilar Méndez es una de las investigadoras principales de esta institución y, tras toda una vida desarrollándose profesionalmente en el ICIA, asegura que el centro es un ejemplo de igualdad de género en el futuro de la investigación científica. Méndez comenzó su andadura en el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias como becaria una vez finalizó el Grado de Biología en la Universidad de La Laguna y ya está a punto de jubilarse. “El ICIA me dio la oportunidad de formarme como investigadora y poder estar al tanto de todas las innovaciones que ocurren en mi campo y en otros en los que trabajan mis colegas científicos”, señala.

La investigadora apunta que “la ciencia ha sido uno de los campos más discriminatorios con la mujer, donde se han invisibilizado sus logros a lo largo de la historia”. Pero, sin embargo, destaca que el ICIA es la excepción y considera que, en ese sentido, “es un centro vanguardista en igualdad de género”.

“Cuando me inicié en el centro en 1980, todos los investigadores eran hombres y recuerdo que solo había una mujer, una mujer potente, que tenía la misma categoría que el resto de compañeros”, relata Méndez. Además, destaca que siempre se encontró igual de valorada en el equipo investigador.

La científica confía en que “la sociedad se está dando cuenta del valor de las mujeres, pero todavía no está todo hecho, incluso a veces entre mis mismos compañeros de promoción encuentro algunas reticencias”. Por ello, cree que “aún hay muchas barreras que vencer”.

Pilar Méndez resalta que “la ciencia es uno de los campos más importantes que han podido y pueden impulsar el rol de la mujer investigadora y erradicar la brecha de género”. “Es una carrera apasionante, tienes que tener un método, una disciplina y te tiene que apasionar”, añade. Por ello, anima a las mujeres jóvenes a cumplir sus sueños, convirtiéndose en científicas o alcanzando el éxito en la profesión que les motive.

 

Igualdad de oportunidades

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, reivindica el Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el objetivo de alcanzar la igualdad de género en el campo científico e investigador. En este sentido, pone en valor que el 60% del equipo de investigación del ICIA está compuesto por mujeres, pero insiste en reforzar e impulsar su participación en el campo, ya que este sigue estando liderado por los hombres.

Por otro lado, según estadísticas de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias (ACIISI), en 2021 “alrededor del 60% de los estudiantes universitarios en Canarias eran mujeres, pero en las carreras científicas y tecnológicas ellas no llegaban al 30%”. En este sentido, la bióloga Pilar Méndez considera que esta cifra se debe a que las preferencias personales son las que motivan a las mujeres a elegir su camino profesional. Sin embargo, señala que actualmente existe igualdad de oportunidades en el acceso a la formación.

La participación plena y equitativa en la ciencia no siempre ha estado al alcance de la mujer, pero hoy en día resulta impensable que esta no participe en la transformación verde, digital y feminista basada en la investigación, las tecnologías y la innovación en la que la sociedad se encuentra inmersa.

Etiquetas