Logo del Gobierno de Canarias

El Fondo Cinematográfico Blaauboer-Rodríguez Castillo ya está disponible en Youtube

Fotograma del fondo. Una imagen de Lanzarote

Cabildo de La Palma y Filmoteca Canaria ponen a disposición del público gran parte de las películas que forman este interesante archivo.

Gran parte de las películas e imágenes que forman el Fondo Cinematográfico Blaauboer-Rodríguez Castillo, que custodia el Cabildo de La Palma por deseo del propio Roberto Rodríguez, se encuentran ya disponibles para el público en el canal de Youtube de Filmoteca Canaria. La iniciativa es fruto del estrecho trabajo de colaboración desarrollado por ambas entidades,  gracias a un convenio firmado en 2007 que ha permitido a Filmoteca digitalizar un contenido que, sin lugar a dudas, aporta valiosa información sobre nuestra historia.

De esta forma se cumple la voluntad de sus propietarios cuando decidieron donarlo al Cabildo de La Palma, en el sentido de que todos los canarios pudieran tener acceso a su contenido. De momento, ya se han subido al canal un primer bloque de diez títulos dirigidos por Roberto Rodríguez, además de una recopilación de imágenes en color de las Islas Canarias filmadas por Jan Blaauboer entre 1953 y 1954.

De Roberto Rodríguez, este primer bloque incluye películas documentales filmadas en Súper 8mm y 16 mm en los años 70: ‘Los Calabaceros’, ‘El Punto Cubano’, ‘El último molino’, ‘Pueblo en Flor. Puntagorda’, ‘La Caldera de Taburiente’, ‘Ruta de la Morenita’, ‘El Hierro, isla del meridiano’, ’El reencuentro. Ayer y hoy de la cerámica palmera’, ‘Anatomía pétrea’, y ‘La Gomera, isla colombina’. Mientras que de Jan Blaauboer (16 mm) figura un montaje de 45 minutos de duración con imágenes en color de las Islas Canarias filmado entre 1953-1954.

Las películas filmadas por Roberto Rodríguez y Jan Blaauboer adquieren hoy día un valor añadido desde el punto de vista histórico, paisajístico y etnográfico. Un total de 60 bobinas registradas en 16 milímetros y unas 125 sobre Súper 8, junto a diversos materiales de audio en formato magnético, han sido restauradas y digitalizadas por la Filmoteca Canaria. A lo largo del próximo año se irá subiendo a Youtube el resto del material recuperado.

Roberto Rodríguez ha sido un artista polifacético, primero pintor, después fotógrafo y por último cineasta, faceta esta última que desarrolla con más dedicación, ya que sin lugar a dudas el arte de la pintura y la fotografía influyó en su manera de plasmar la luz y encuadres de sus películas. No es de extrañar, por tanto, que sus películas recibieran numerosos premios. En esta época, los cineastas realizaban ellos mismos las tareas de dirección, guion, fotografía, montaje y sonorización. La crítica cinematográfica de esos años sitúa a Roberto Rodríguez Castillo como uno de los mejores creadores del momento desde el punto de vista técnico y estético, a la altura de un profesional.

Es en el género documental donde se desarrolla casi toda su obra cinematográfica y hoy en día sus películas tienen un valor añadido, que aporta información muy valiosa de nuestro pasado más reciente. Sus trabajos muestran, entre otros muchos detalles, el ingenio de los agricultores para el regadío de los cultivos en terrazas; una familia de alfareros que realizan una cerámica popular  de tradición histórica y que hoy está extinguida o la desaparición de la arquitectura tradicional. También realizó alguna película argumental de temática social como ‘La última folía’ (1976), sobre la emigración de los canarios a América, una cinta que recibió el primer premio en la I Muestra Canario-Americana de cine no profesional, organizada por el Cabildo de Gran Canaria.

La historia sobre su estrecha relación de amistad con el holandés Jan Blaauboer,  fue recogida por el cineasta Dailo Barco en el documental ‘Las postales de Roberto’.

 

Etiquetas