Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno visita la zona afectada para evaluar los daños del incendio en Risco Caído y su entorno

ona Perera y Julio Cuenca dentro de Risco Caídp

Tras una primera evaluación visual, la directora general de Patrimonio Histórico afirma que el fuego llegó a las puertas de las emblemáticas cuevas pero que no se vieron afectadas

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Nona Perera, ha realizado en la mañana de hoy, viernes 23, una visita a determinadas áreas incluidas en el expediente de Patrimonio Mundial de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, al objeto de hacer una primera evaluación visual de los daños producidos por el reciente incendio. Durante el recorrido, Perera estuvo acompañada del alcalde de Artenara, Jesús Díaz, y del arqueólogo y descubridor del yacimiento Risco Caído, Julio Cuenca.

Tras esta primera impresión, la directora indicó que es ‘necesario comenzar a prospectar toda el área afectada, se encuentre incluida o no en el citado expediente, para conocer la afección parcial y total de los bienes patrimoniales conocidos, pero también para inventariar por primera vez bienes muebles y inmuebles hasta ahora desconocidos pertenecientes fundamentalmente al patrimonio arqueológico y etnográfico’

Nona Perera señaló que el fuego llegó prácticamente hasta la puerta de Risco Caído y otras emblemáticas cuevas, pero que ‘afortunadamente no se vieron afectadas, e incluso la infraestructura técnica que se instaló para la vigilancia y conservación sigue funcionando correctamente’. En su opinión, ‘probablemente la mayor incidencia negativa del fuego sea en las estructuras arquitectónicas de madera, o las techumbres de madera de las construcciones de piedra’.

La directora general, que es una experta reconocida en arqueología y en Patrimonio arquitectónico, añadió que ‘este trabajo de prospección arqueológica superficial es necesario comenzarlo antes de que la vegetación alcance un porte que imposibiliten su correcta definición’.

En su opinión, ‘probablemente un buen conjunto de elementos como cavidades naturales y artificiales, elementos del patrimonio industrial, acequias, bancales, aljibes, pajeros, gañanías, e incluso semillas antiguas que podrán germinar por la fertilidad que le aportan la ceniza, se incorporarán al conocimiento actual, pudiéndose reconstruir con ello paleosuelos por ahora desconocidos’.

Para lleva a cabo la labor de prospección que plantea para conocer en profundidad las consecuencias del incendio es necesario, a su juicio, ‘aunar capacidades para conseguir que personal técnico de la FEDAC, Cabildo Insular, Ayuntamientos, Jardín Botánico  y la Dirección General de Patrimonio Cultural trabajen conjuntamente en modelos de inventarios del patrimonio afectado  recogiendo en cada caso el grado de afección, conservación, situación de riesgo y propuesta de intervención para su correcta conservación.

En esta primera inspección ocular, que abarcó a Risco Caído, Cueva de la Paja, Acusa, El Hondillo, Altos de Agaete, Bentayga o Risco Chapín, ‘hemos podido comprobar que, si bien el incendio afectó a estas zonas, los elementos principales que incluye el expediente de Patrimonio Mundial no han experimentado contacto directo con el fuego, aunque sí en su entorno’.

‘En este escenario’ -agregó- no descartamos que sea necesario inventariar algún elemento patrimonial perdido por el incendio’. En cualquier caso, insistió en que lo necesario ahora es ‘inventariar los elementos que se incorporan a un documento patrimonial por primera vez, revisar lo existente por conocido describiendo su grado de afección, y registrando lo perdido porque ya no se encuentra en el paisaje, pero si estaba catalogado o bien era conocido’.

Etiquetas

Patrimonio Cultural recupera la historia aborigen de la Caldera de Tirajana

Presentación Caldera Tirajana

Este emblemático yacimiento se ha revelado como excepcional por el estado de conservación y por la variabilidad de su registro arqueológico. El proyecto global en torno a la conservación de la zona se ha presentado hoy martes 18 de junio.

Se ha podido localizar de forma fehaciente Umiaya, uno de los grandes riscos sagrados de los aborígenes canarios. La documentación permite creer que el Ansite histórico, el lugar donde se pactó la rendición indígena, pudo ser el enclave conocido en la actualidad como la Fortaleza de Amurga.

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes en funciones, Isaac Castellano, junto al director general de Patrimonio Cultural en funciones, Miguel Ángel Clavijo; el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Santiago Rodríguez; la conservadora de El Museo Canario, Teresa Delgado; y el arqueólogo, director de Tibicena, Marco Antonio Moreno dieron a conocer los resultados de un proyecto global de investigación sobre la Caldera de Tirajana, Gran Canaria, que ha permitido recuperar buena parte de la historia aborigen de este yacimiento, asociado al Centro-Museo de La Fortaleza.

Este yacimiento se ha revelado como excepcional, tanto por el estado de conservación que mantiene, como por la variabilidad de su registro arqueológico, lo que sumado a su antigüedad -desde el siglo V hasta principios del XVI-, lo convierten en uno de los mayores referentes para estudiar la arqueología de la isla de Gran Canaria.

patrmionio, la fortaleza, gran canaria, humiaga
Un instante de la presentación del proyecto arqueológico en la Caldera de Tirajana.

Isaac Castellano explicó que “la investigación en conservación de patrimonio cultural se convirtió en un objetivo prioritario al comenzar la legislatura que ha quedado reflejado en lo más de 300 proyectos de investigación que se han impulsado en los últimos tres años, con una inversión de más de un millón de euros”. Además, Castellano hizo hincapié en los beneficios de estas iniciativas: “No sólo nos permiten conocer mejor nuestro pasado y conservar así nuestro legado, sino que al mismo tiempo impulsan la generación de empleo en el terreno científico, la optimización de los recursos y la mejora de nuestra competitividad en este campo, además de aportar importantes avances con la aplicación de tecnología actual que nos están proporcionando datos muy novedosos y reveladores, como es el caso de los proyectos de la Caldera de Tirajana”.​

Varios proyectos de investigación impulsados por el Gobierno de Canarias se han conectado para arrojar un primer conocimiento de su historia primitiva, entre ellos, la reconstrucción genética, la evolución cronológica del territorio de la Caldera de Tirajana con las dataciones de los yacimientos, además de la investigación en los archivos, fundamental en los trabajos arqueológicos de campo, al permitir documentar que la zona fue una de las de mayor densidad de ocupación de la isla.

Al respecto, Santiago Rodríguez, en su primer acto público como alcalde de Santa Lucía, reafirmó el compromiso del Consistorio para continuar colaborando con el Centro-Museo de La Fortaleza, “con la aspiración de que pueda convertirse en Parque Arqueológico”. Asimismo, agradeció el interés del Gobierno durante estos tres años a favor de la labor investigadora en torno a un proyecto “que deseamos sea también un nexo educativo en torno al patrimonio y para el mejor conocimiento de la historia de la isla de Gran Canaria”.

Proyecto Tirajana

El proyecto Tirajana quiere recuperar la historia indígena de este lugar, tomando como epicentro a La Fortaleza desde dos objetivos básicos: acercamiento a la temporalidad y ocupación de diferentes lugares arqueológicos de La Caldera, así como la creación de un inventario detallado de ocupación.

Para este fin, se han llevado a cabo 28 dataciones en La Fortaleza y algunos yacimientos cercanos, consolidando a este espacio arqueológico como el de más dataciones de ciclo corto, -las más fiables-, de toda Canarias. Su antigüedad data del siglo V-VI, hace unos 1.500 años y su largo desarrollo temporal se sitúa hasta el siglo XVI. Estos datos transforman a La Fortaleza en una pieza clave para el estudio de la ocupación del territorio por la variabilidad de su registro, así como por el estado de conservación como se pudo comprobar con la recuperación de las cerámicas presentadas recientemente.

Prospección arqueológica

La prospección arqueológica del inventario de yacimientos de la Caldera de Tirajana se centra en sus bordes geográficos. Esta prospección también ha conllevado el trabajo de búsqueda documental en el archivo de San Bartolomé con gratos y sorprendentes resultados. Además, se han realizado trabajos de documentación arqueológica en la conocida como Fortaleza de Amurga, que los expertos interpretan como la Ansite histórica.

La investigación en los archivos ha sido fundamental en los trabajos arqueológicos de campo, al permitir documentar que la zona es una de las de mayor densidad de ocupación de la isla. En esta línea, “se ha podido localizar de forma fehaciente la esquiva Umiaya, uno de los grandes riscos sagrados de los aborígenes canarios, al que le fue negada su existencia, dándolo como una errata por insignes investigadores como Alvarez Delgado, Celso Martín de Guzmán o Morales Padrón, o que incluso, algunos la ubicaron en la Caldera de Tirajana, primero en Risco Blanco, en lo alto del Campanario o en la propia Montaña de los Huesos”, explica el arqueólogo responsable de Tibicena.

La investigación arqueológica y documental permite concretar la geografía vertical Este de los riscos actuales de Amurga, teniendo como epicentro, posiblemente, lo que se conoce como el almogaren de Amurga, y la propia Fortaleza de Amurga. Los investigadores apuntan que este espacio es muy semejante al santuario existente en lo alto de La Fortaleza Grande, al que lo vinvulan directamente. “Estamos a la espera de las dataciones radiocarbónicas para conocer las fechas de utilización de este lugar. Lo que no sabemos todavía es el papel de La Fortaleza con respecto a Umiaya, sí sería parte o un complemento, o sí nos encontramos ante el Tamogante en Acoran (la casa de dios) de la que hablan las crónicas. En cualquier caso, sabemos que Umiaya no es un lugar, sino un paisaje sagrado, un territorio, que vendría configurado por diferentes yacimientos que lo delimitarían (cazoletas, grabados, torretas, etc.) y que también hemos podido documentar”, explica Marco Antonio Moreno.

Por otro lado, la documentación histórica permite creer que el Ansite histórico, el lugar donde se pacto la rendición indígena el 29 de abril de 1483, pudo ser el enclave conocido en la actualidad como la Fortaleza de Amurga, ubicándose por tanto en el interior de Umiaya.

Proyecto HUMIAGA 977

patrimonio, la fortaleza, humiaga
Busto hiperrealista de Humiaga

El proyecto HUMIAGA 977 (Human Investigations and Genetic Analysys 977) recuperó, por primera vez, la fisonomía de forma digital de una posible pobladora del yacimiento de La Fortaleza. Esta persona, a la que se bautizo como “La Maguada de Umiaya” murió entre finales del siglo V y principios del VI, lo que la transforma en uno de los enterramientos más antiguos de Gran Canaria.

Los trabajos combinados de varias disciplinas (genética, bioantropología, arqueología, reconstrucción virtual) permitió la obtención de un primer boceto digital de la cara de esta joven. Posteriormente, se ha realizado un primer moldeado con impresoras 3D, creando un busto hiperrealista, siendo el primero de estas características en Canarias. Este busto se expondrá en octubre en el Centro de Interpretación de La Fortaleza, en la nueva exposición temporal que se está preparando en este momento, con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias.

 

Etiquetas