Logo del Gobierno de Canarias

Patrimonio Cultural excava un tubo volcánico dentro de una casa honda en el sur de Lanzarote

Es la primera vez que se realiza una intervención arqueológica en una cavidad de estas características en el sur de la isla

Este año, la investigación se centra en la recuperación del entorno exterior de la casa honda

La Dirección General de Patrimonio Cultural impulsa una investigación arqueológica en un tubo volcánico dentro de una casa honda en La Degollada, Yaiza, para tratar de localizar suelo de ocupación aborigen. Se trata de la primera vez que se realiza una excavación en un asentamiento prehispánico de estas características en la parte sur de Lanzarote, por lo que va a servir como comparativa a otras cavidades similares que sí han sido estudiadas en la isla.

La cueva del Majo, también conocida como cueva de Doña Juana, es un tubo volcánico que fue reacondicionado como casa honda para poder vivir en el interior y siempre ha estado muy relacionado, dentro del ámbito de La Degollada, con la población indígena.

“La anualidad pasada se hizo una intervención en esta cueva y en otra construcción que se pensaba que era aborigen. Este año, debido a los resultados, concentramos los esfuerzos en le interior y exterior del tubo volcánico”, explica Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural.

El proyecto denominado ‘Valle de Fenauso, usos y costumbres territorial de época preeuropea hasta la actualidad’ atiende a una demanda ciudadana puesto que “durante años, la Asociación de Vecinos Los Mahos de La Degollada ha solicitado esta investigación para conocer la historia de su pueblo”, explica Perera.

Intervención tubo volcánico La Degollada, Yaiza

La intervención se centra principalmente en la recuperación del entorno exterior a través de una excavación en extensión que permita “localizar muros y entender cómo está condicionada la cueva para poder acceder hacia el interior”, sostiene Jesús Cáceres, director del proyecto. Aunque el equipo de trabajo está también “incidiendo en el interior del tubo volcánico para ver si podemos encontrar un suelo de ocupación aborigen en las zonas de hábitat”, aclara.

La cavidad ha estado “cubierta por las cenizas del Timanfaya y demás sedimentos, por lo que pueden estar los suelos bastante íntegros y bien conservados, lo que nos permitirá descubrir una estancia poco transformada con el paso de los años”, adelanta el director del proyecto.

Cabe señalar que el techo no tiene suficiente estabilidad porque han habido derrumbes que han removido parte del material, así que “por el momento es demasiado peligroso trabajar en el interior” de forma permanente, sostiene Joaquim Ehrenhofer, arqueólogo en esta intervención.

Fases preliminares

Con este proyecto se está realizando una investigación histórica integral del Valle de Fenauso, lo que ha supuesto un estudio de las fuentes escritas custodiadas en el Archivo Histórico de Yaiza, así como la revisión de los protocolos notariales del siglo XVIII del Archivo Provincial de Las Palmas Joaquín Blanco.

La información oral constituye también un recurso fundamental a la hora de abordar este estudio, tanto por cuestiones arqueológicas como por cuestiones culturales y lingüísticas, por eso se han hecho entrevistas orales a personas, sobre todo mayores, ligadas al Valle que han ayudado a localizar el enclave que ahora está siendo excavado.

Antes de llevar a cabo la excavación arqueológica en la cueva del Majo, se realizaron prospecciones pormenorizadas de la zona con levantamiento topográfico 3D en las casas hondas y sondeos arqueológicos para comprobar adscripción de los yacimientos ya que no se encontraba un registro arqueológico en superficie.

Ahora bien, el conjunto de datos generados por el trabajo de campo ha permitido documentar de una manera detallada estructuras patrimoniales, de gran riqueza y singularidad, que todavía se conservan. De tal forma que se amplia el conocimiento sobre la historia de este espacio del pago de La Degollada desde la época aborigen hasta la actualidad.

Etiquetas

La nueva campaña de excavaciones en la Cueva de Villaverde se abre al voluntariado

El ‘Programa de Voluntariado de Canarias’ para actividades patrimoniales del Gobierno empieza su andadura en Fuerteventura

El Campus de Arqueología y Antropología Cueva de Villaverde se imparte hasta el 31 de julio con estudiantes de las universidades públicas canarias

La Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con el Ayuntamiento de La Oliva, impulsa la quinta campaña de investigaciones arqueológicas en la Cueva de Villaverde (Fuerteventura), con la novedad de ofrecer voluntariado dirigido a la comunidad local. De esta forma, la empresa Arenisca se adscribe al primer Programa de Voluntariado de Canarias para actividades patrimoniales, financiado por el Gobierno, con el objetivo de fomentar la difusión y conservación del patrimonio cultural desde la colaboración social.

La Cueva de Villaverde no es solo un espacio para profundizar en la etapa aborigen de Fuerteventura, sino también es un marco para extender los conocimientos generados a la sociedad. En este sentido, mediante la formalización de la participación de personas en régimen de voluntariado se le devuelve a la sociedad parte de su historia, pues tras el hallazgo de la cavidad en los años ochenta del siglo pasado, fueron muchos los vecinos y vecinas que participaron en los trabajos arqueológicos e incluso en la protección del yacimiento.

Las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País del archipiélago son las instituciones encargadas de gestionar el programa de voluntariado que está orientado a aquellas personas que vivan en el entorno más inmediato del bien patrimonial. Este requisito se debe a que la finalidad del proyecto es que aumente el grado de responsabilidad social de la vecindad por la protección de los yacimientos arqueológicos, en este caso, de la Cueva de Villaverde.

Para formar parte de este programa como voluntaria o voluntario hay que enviar un correo electrónico a info.arenisca@gmail.com con los datos personales (Nombre, DNI, teléfono y lugar de residencia) y los días que asistiría al enclave.

Campus de Antropología y Arqueología

Hasta el 31 de julio, la Cueva de Villaverde acoge la tercera edición del Campus de Antropología y Arqueología para estudiantes de las universidades públicas de Canarias. Se trata de un Curso de Extensión Universitaria que cuenta con la participación de la Universidad de La Laguna (ULL) en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), el Cabildo de Fuerteventura, el Ayuntamiento de La Oliva y la Asociación Cultural Raíz del Pueblo, así como con la financiación del Programa EnSeñas Patrimonio.

Campus Arqueología Cueva Villaverde

Durante dos semanas, el alumnado del Grado de Antropología de la ULL y la UNED, y del Grado de Historia de la ULPGC participa en una experiencia de trabajo de campo e investigación con el equipo multidisciplinar del Proyecto de Recuperación Cueva de Villaverde.

De esta forma, el programa adscrito a la Dirección General de Patrimonio Cultural, retoma su compromiso con la formación interuniversitaria de manera presencial con charlas, visitas guiadas, seminarios y talleres impartidos por profesionales especializados en las diversas áreas implicadas. Estas actividades están abiertas al público y la programación puede consultarse en el siguiente enlace: https://sede.fg.ull.es/es/curso/detalle/a22020214/campus-de-antropologia-y-arqueologia-cueva-de-villaverde-2022

El campus de verano de antropología/etnografía y arqueología crea intercambios de conocimientos muy necesarios entre dos disciplinas que estudian la historia desde diferentes puntos de vista. Al fin y al cabo, el objetivo de este encuentro es promover el estudio de la historia de forma multidisciplinar y fomentar el interés estudiantil por el patrimonio de Fuerteventura.

 

Etiquetas

Finalizan las excavaciones arqueológicas en la Cueva del Tendal en San Andrés y Sauces

El Gobierno de Canarias, el Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento visitan el yacimiento aborigen

Es la segunda campaña de excavaciones que se realiza dentro del proyecto IsoCAN, becado por el Consejo de Investigación Europeo

La potencia estratigráfica, que ya era la mayor del archipiélago, pasa de siete a nueve metros

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Nona Perera, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo insular, Jovita Monterrey, y la concejala de Deportes del Ayuntamiento de San Andrés y Sauces, Yasmina Curbelo, visitaron el yacimiento de la Cueva del Tendal, en San Andrés y Sauces, acompañadas por el equipo de la segunda campaña de excavaciones para conocer los resultados preliminares de la intervención arqueológica que acaba de finalizar tras un mes de intenso trabajo de campo.

Esta investigación arqueológica forma parte de IsoCAN (‘Isolation and Evolution in Oceanic Islands: the human colonisation of the Canary Islands’), un proyecto de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en colaboración con la Universidad de La Laguna, que ha sido becado por el Consejo de Investigación Europeo para estudiar la evolución y colonización de las Islas Canarias. Además, este trabajo también cuenta con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural y la Consejería de Patrimonio Histórico del Cabildo insular de La Palma.

Durante el recorrido, Nona Perera destacó que su departamento ha firmado un convenio de colaboración con las dos universidades públicas de Canarias para “garantizar la profundidad y continuidad en el tiempo de estas investigaciones”. Es necesario que los yacimientos más potentes del archipiélago se “trabajen globalmente”, como es el caso de la Cueva del Tendal, “para podernos beneficiar de toda la documentación que contiene sobre la población benahoarita”.

Desde el Cabildo de La Palma se han programado visitas guiadas al yacimiento arqueológico mientras la excavación estaba en curso, así lo notificó Jovita Monterrey, quien consideró que “estamos en la obligación de proteger nuestro legado cultural, ponerlo en valor y enseñarlo para que sea conocido por toda la población”. Sin lugar a dudas, “la experiencia ha sido muy positiva” para la difusión de los valores patrimoniales del enclave arqueológico.

Cueva del Tendal, La Palma

Por su parte, Yasmina Curbelo insistió en la importancia de llevar a cabo este tipo de actuaciones arqueológicas en la Cueva del Tendal porque “promueven la dinamización del municipio» pero sobre todo, amplían el conocimiento sobre nuestro pasado aborigen.

Resultados «prometedores”

En 2021, el equipo de IsoCAN retomó las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de El Tendal después de más de treinta años de la última intervención, suponiendo un hito para la arqueología de La Palma. En esta primera campaña se excavó en el área C, donde se preserva la estratigrafía más grande del yacimiento y la más importante del archipiélago, que ha permitido obtener unos resultados preliminares que sitúan esta zona entre el siglo IV d.C y el siglo XI d.C.

Ahora bien, las excavaciones de este año “han sido más ambiciosas”, adelantó Jonathan Santana, director del proyecto, porque también se ha excavado en el área B que ya fue intervenida en los años ochenta del siglo pasado y es donde se encuentra una de las dataciones más antiguas que hay sobre la población aborigen de las Islas Canarias. Sin embargo, esta zona “está muy erosionada y afectada debido a la acción de los expoliadores”.

Respecto al área C, se han identificado nuevos niveles de depósito que han supuesto “una auténtica revolución” porque permite afirmar que “los aborígenes continuaron viviendo en el Tendal más tiempo del que creíamos, algo que rompe un paradigma que se había mantenido desde los años ochenta”, aseguró Santana.

Con este nuevo descubrimiento, la potencia estratigráfica de este yacimiento, que ya era la mayor de Canarias, pasa de siete a nueve metros. En ella se ha encontrado una gran cantidad de restos arqueológicos “que tienen un estado de conservación excepcional”, explicó el arqueólogo. Ahora, con la aplicación de métodos y técnicas de vanguardia en laboratorio se esperan unos “resultados prometedores”.

El equipo multidisciplinar ha estado conformado por especialistas en diferentes áreas de la arqueología como Jonathan Santana, Juan Francisco Mederos, Amelia Rodríguez, Jorge Pais, Jacob Morales, Elías Sánchez, Aitor Brito, Idaira Brito, Enrique Fernández, Sandra Cancel y Simón Pierre.

 

Etiquetas

Patrimonio Cultural lanza un programa de voluntariado para participar en actividades arqueológicas

Las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País de Gran Canaria y Tenerife son las entidades encargadas de la implementación del programa

Esta iniciativa está dirigida a la comunidad local del lugar en el que se realicen las actuaciones patrimoniales

El objetivo es aumentar la responsabilidad social por la protección y conservación de los bienes del patrimonio cultural

La Dirección General de Patrimonio Cultural impulsa el primer ‘Programa de Voluntariado de Canarias’ para actividades patrimoniales a través de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País de Gran Canaria y Tenerife. Se trata de una iniciativa dirigida a la comunidad local de las distintas islas del archipiélago para que participen en proyectos de investigación en curso que se desarrollen en su municipio, como excavaciones arqueológicas o restauraciones, con el ánimo de fomentar la conservación, custodia y difusión de los bienes del patrimonio cultural desde la colaboración social.

El desarrollo de este programa constituye una oportunidad, ante la creciente demanda ciudadana, de disponer de servicios orientados a promover el conocimiento del legado cultural como elemento de cohesión social. En este sentido, una mayor accesibilidad a las actividades patrimoniales, impulsa la participación activa de la ciudadanía en la protección de su entorno más inmediato.

Esta mañana se han presentado los objetivos y las líneas de actuación de este proyecto a los medios de comunicación en la sede de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria con Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, y Jose Joaquín Díaz, presidente de asociación.

Presentación programa voluntariado Patrimonio Cultural

En su intervención, Nona Perera, explicó que con esta iniciativa se busca “promover la participación ciudadana para incrementar el aprecio y el respeto al patrimonio cultural, posibilitando la participación activa en las actividades arqueológicas de Canarias”. Al fin y al cabo, “el conocimiento, la salvaguarda y la defensa son también responsabilidad de las personas, por lo que tendemos a que la gestión del patrimonio sea pública, cercana y participativa”, declaró.

Por su parte, Jose Joaquín Díaz, explicó que esta colaboración «cumple nuestros fines de impulsar el progreso de la educación pública y de la cultura, así como la promoción y difusión de las actividades culturales, tal y como desarrollamos desde hace mucho tiempo». Las Reales Sociedades Económicas de Canarias cuentan con el apoyo de sus directivos y socios para llevar a cabo esta inicitiva, «necesaria para la promoción del voluntariado en la cultura, y para contribuir a la mejor preservación, conservación y conocimiento de nuestro patrimonio histórico y cultural», concluyó.

Colaboración social y local

Con este proyecto se pretende formalizar la participación de personas en régimen de voluntariado dentro de las actividades patrimoniales autorizadas por esta área del Gobierno de Canarias. De esta forma, el voluntariado podrá intervenir en actuaciones arqueológicas en curso, referidas a excavaciones, sondeos, prospecciones, reproducción de manifestaciones rupestres, consolidación y restauración, control arqueológico, análisis estratigráficos y estudios de materiales, pero también en actuaciones sobre bienes etnográficos, industriales, documentales, inmateriales, museográficos, etc.

El Programa de Voluntariado en Patrimonio Cultural está orientado principalmente a aquellas personas que vivan cerca de donde se desarrolla la actividad arqueológica o patrimonial puesto que la finalidad de este proyecto es que la comunidad local aumente su grado de responsabilidad con los bienes del patrimonio cultural ubicados en su ámbito geográfico.

Desde esta perspectiva, el voluntariado conocerá in situ los valores del bien sobre el que se actúa, los riesgos o amenazas que puede sufrir y la importancia de la investigación que se desarrolla, fomentando así que sean los propios vecinos y vecinas del municipio quienes se comprometan con la custodia y difusión del elemento patrimonial.

Las personas que participen en este programa, que se lleva a cabo sin contraprestación económica o material, contarán con el reconocimiento que establece la Ley 4/1998, de 15 de mayo, de Voluntariado de Canarias, además de tener un seguro específico que cubre toda la práctica de la actividad, un plan de formación general, seguimiento, tutorización y evaluación.

En las próximas semanas, las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País de Gran Canaria y Tenerife lanzarán varias convocatorias con las ofertas formativas en curso. Para formar parte de la bolsa del Programa de Voluntariado en Patrimonio Cultural, simplemente habrá que registrarse en la actividad en la que se quiera participar desde las respectivas páginas web de las entidades.

 

 

Etiquetas

La muestra de fotografía ‘Arqueología canaria en Egipto’ se inaugura en las salas del Museo de San Isidro en Madrid

Desde el 8 de julio y hasta noviembre de 2022, se puede visitar esta exposición que reúne imágenes de José Miguel Barrios en la tumba tebana 209, en Luxor

Arqueología canaria en Egipto cuenta el desarrollo de la investigación en la tumba tebana (TT) 209 durante diez años de campañas en Luxor. Pero no lo hace solamente desde el enfoque académico, sino a través de la mirada sensitiva del fotógrafo de la misión, José Miguel Barrios (Londres, 1966) especializado en fotografía deportiva, de naturaleza y arqueológica que, desde 2013, forma parte del proyecto dos cero nueve. Su trabajo no se limita solo a las labores de documentación gráfica de la excavación y de los materiales recuperados, propias de un fotógrafo de misión, sino que también ha captado los numerosos momentos cotidianos en los que están presentes objetos, personajes, lugares y grupos humanos.

A lo largo de un recorrido por cincuenta imágenes, se invita al visitante a conocer las personas, las actividades y el entorno en el que se desarrollan los trabajos arqueológicos de esta misión. Las fotografías captan desde los objetos inanimados a las gentes que los recuperan o que los estudian, desde sus rutinas y procesos técnicos a sus emociones por el hallazgo, desde las incomodidades y estrecheces de la excavación al impresionante escenario natural que constituyen el desierto y la montaña tebana, introduciéndonos en el ámbito más cotidiano de una misión arqueológica en Egipto.

El proyecto dos cero nueve, auspiciado por la Universidad de La Laguna, nació en 2012 con los objetivos de documentar, estudiar y conservar la TT 209. Esta tumba se construyó en la ladera de un wadi o rambla de la orilla occidental del Nilo, cercana al Rameseum, frente a la actual ciudad de Luxor. Estas campañas han contado con el apoyo del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural.

Hasta esa fecha, la TT 209 estaba escasamente estudiada. Durante los diez años de trabajo transcurridos se ha documentado la práctica totalidad de la tumba, descubriéndose sus monumentales estructuras exteriores, así como un ala lateral subterránea con varias cámaras funerarias que han proporcionado una gran cantidad de materiales, todo ello desconocido hasta la intervención del equipo canario. Como colofón, se ha identificado al propietario, un poderoso personaje de origen nubio que ocupó el cargo de responsable de los recursos económicos egipcios, y se ha podido establecer su datación, a comienzos de la Dinastía XXV, un periodo de dominio nubio sobre Egipto, en las postrimerías del siglo VIII antes de la era común.

La exposición, que ya ha itinerado en varias islas, ha sido organizada en Madrid por el Museo de San Isidro en colaboración con la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias y la Universidad de La Laguna. La muestra, además, forma parte de los actos con los que el Ayuntamiento de Madrid quiere celebrar el cincuentenario de la inauguración del Templo de Debod en la ciudad.

Etiquetas

Hallados materiales de gran relevancia en el yacimiento anexo al nuevo instituto de Gáldar

Manuela Armas y Nona Perera visitaron la zona arqueológica para conocer los avances de la investigación

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deporte, Manuela Armas y la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera; acompañadas por el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, visitaron el yacimiento arqueológico integrado en la construcción del nuevo instituto del municipio este viernes 1 de julio.

El propósito de la visita ha sido comprobar el avance de los trabajos de investigación en este enclave con el equipo de Arqueocanaria, zona en la que se ha encontrado importante material arqueológico tras las intervenciones realizadas, además de observar sobre el terreno las soluciones planteadas para su conservación y disfrute público. El proyecto del centro educativo incluye la integración del yacimiento arqueológico para su protección y musealización con fines divulgativos.

Manuela Armas destacó la buena marcha de las obras del nuevo instituto de Gáldar y mostró su satisfacción “por el respeto que se ha logrado con la zona arqueológica”. Indicó que “va a ser el único centro educativo en España en el que se encuentre tan próxima la historia, siendo una oportunidad para que las nuevas generaciones aprendan a cuidar y respetar su legado”.

Por su parte, Nona Perera hizo hincapié en la importancia del resultado de las diferentes campañas arqueológicas en la zona “que han determinado que es un espacio habitacional, fundamentalmente de vertedero, donde la población durante siglos ha depositado material de desecho”. Perera puso de relieve que las intervenciones arqueológicas “han posibilitado un amplio registro de materiales significativos, siendo los más importantes los que pertenecen al periodo aborigen, dándonos una idea de cual era el volumen de producción, de uso y desecho de una época y un lugar preciso”.

Teodoro Sosa, recordó que “cuando empezamos este proyecto hace veinte años siempre se nos indicó como algo negativo que aparecieran vestigios arqueológicos. Pero de la debilidad hemos hecho una fortaleza para que el yacimiento se pudiera integrar en el proyecto”. Sosa subrayó que “Gáldar va a ser ejemplo de como una comunidad educativa puede convivir con un yacimiento, que es diferente y posee una riqueza excepcional. Siempre hemos defendido con orgullo ser una ciudad superpuesta, donde la comunidad educativa pueda aprender lo que fuimos y valorar todo lo que alberga este barranco histórico”.

Resultado de las diversas campañas arqueológicas

La parcela en la que se construye el nuevo instituto está situada en el barrio del Hospital, en el contexto de un importante enclave arqueológico, donde se encuentran restos del poblado aborigen de Agáldar, formado por conjuntos artificiales de habitación y estructuras de superficie.

Tras las prospecciones encargadas por el Ayuntamiento de Gáldar y el Gobierno de Canarias, se concluyó el hallazgo de restos de la antigua calzada de acceso a la acrópolis aborigen de Agáldar, de la que forma parte también el poblado prehispánico y el conjunto de Cueva Pintada. El primer estudio realizado en el año 2005, ya evidencia la presencia de importantes acumulaciones de materiales arqueológicos de época aborigen, así como restos de estructuras.

En el año 2014 se realiza una segunda intervención arqueológica. En esta campaña se amplía la extensión excavada, apuntando que algunos de los restos de muros conservados puedan ser de factura aborigen, además de los acondicionamientos agrícolas históricos. Entre los materiales arqueológicos correspondientes a depósitos secundarios se constata la presencia de elementos de factura indígena y colonial.

En 2015 tiene lugar una nueva intervención. En esta ocasión, con la ampliación del área de excavación, se pudo tener una visión más completa de las estructuras (muros) descubiertas. Se identifica, además, una macro estructura consistente en dos muros paralelos que conforman un pasillo que se interpreta como una senda o camino que debía formar parte del poblado del Gáldar prehispánico.

En 2018 se realiza un proyecto de consolidación de los restos y su integración en el proyecto de construcción del instituto. Finalmente, el Gobierno de Canarias encarga a la empresa especializada Arqueocanaria una serie de intervenciones para compatibilizar la integración de los restos arqueológicos con el desarrollo del proyecto arquitectónico.

Como resultado de todas estas campañas afloran materiales arqueológicos documentados, entre los que se encuentran piezas de carácter indígena y colonial de gran relevancia, tanto por su cantidad como por su calidad, constituyendo un magnífico exponente del repertorio de la cultura material de los antiguos habitantes de Gran Canaria. Son relevantes los restos cerámicos, con una gran diversidad de recipientes, además de los sellos-pintaderas, las industrias sobre hueso y conchas, en las que destacan los punzones y anzuelos, así como las industrias líticas con un variado repertorio.

Por otra parte, los muros y estructuras de piedra, de diversa cronología, son testigo de los cambios sufridos por este espacio como núcleo habitacional indígena, adaptado en época colonial y transformado por posteriores acondicionamientos agrícolas. Los restos de muros y estructuras se han podido integrar en el proyecto del nuevo instituto, que se ha adaptado para mantener estas evidencias en su emplazamiento original.

 

Etiquetas

Comienzan los sondeos arqueológicos en la Cueva Carías en Santa Cruz de La Palma

La intervención pretende verificar la existencia o ausencia de vestigios arqueológicos

Es la primera vez que se realiza una actuación arqueológica en profundidad en esta emblemática cavidad

El Gobierno de Canarias, en colaboración con el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y el Cabildo de La Palma, realiza el primer sondeo arqueológico en la Cueva Carías, ubicada en la capital palmera, para verificar la existencia o ausencia de vestigios en el subsuelo. A través de catas, se pretende recuperar la historia de esta cavidad que se cree que fue la residencia de los últimos capitanes del cantón de Tedote, los hermanos Tinisuaga, Agacensie y Ventacayce, y sede de la primera administración insular, el Concejo de La Palma, tras la conquista.

La Cueva Carías lleva reutilizándose durante más de quinientos años, de tal forma que la mayor parte de su estratigrafía prehispánica ha desaparecido o se encuentra revuelta, al menos en los estratos superficiales. En el estado actual de la investigación arqueológica es imposible saber si la cavidad cuenta aún con algún tipo de relleno aborigen por lo que la única forma de conocerlo es mediante una intervención arqueológica en diferentes puntos del yacimiento.

El equipo de trabajo está conformado por el arqueólogo Jorge Pais y la arqueóloga Nuria Álvarez, quienes no descartan encontrar vestigios aborígenes, pero son conscientes de que “es complicado que pueda existir una potencia estratigráfica de cierta relevancia”, aclara Pais. Al fin y al cabo, el objetivo principal de esta primera intervención es “contextualizar este yacimiento, verificar que aquí estuvieron los aborígenes y que también fue utilizada en época histórica”, insiste Álvarez.

Con los datos que ofrecen las crónicas, el personal experto sitúa la cueva Carías en la parte alta de la margen izquierda del Barranco del Río porque “no hay otra cavidad que reúna unas condiciones de habitabilidad tan perfectas como esta en todo el cantón de Tedote, además de que está emplazada en un lugar estratégico, muy cerca del mar, de las zonas de pasto principales situadas en medianías y con agua permanente”, asegura Pais.

En Canarias existe un conjunto de lugares con unas condiciones naturales que permite, desde la época aborigen hasta la actualidad, haber desarrollado en ella cualquier tipo de actividad sea de carácter habitacional, cultual, funeraria y económica”, explica Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. En este sentido, la Dirección General de Patrimonio Cultural entiende “la necesidad de sondear esta cueva para conocer toda su historia, que está escrita en el subsuelo, y hacer compatible el proyecto expositivo del ayuntamiento”.

Manuel Garrido, concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, declara que “a raíz de la intervención que va a realizar el ayuntamiento para poner en valor la cueva de Carías, se ha solicitado al Gobierno de Canarias que haga una intervención arqueológica previamente” por si hay vestigios que se puedan ver afectados. En el caso de que se localicen restos materiales, “habría que integrarlo en la actuación que se va a hacer de alguna manera para que sea visible y visitable”, sostiene.

Catas arqueológicas

En el yacimiento se van a hacer cinco sondeos en diferentes puntos de la cueva, tanto en la zona de entrada, en el centro y en el fondo para tratar comprobar si se conserva algo de los sedimentos arqueológicos. Si es así, «habría que realizar una excavación en extensión para intentar extraer toda la información posible de la población benahoarita que vivió en esta cavidad”, adelanta el codirector de la intervención.

Las catas se darán por finalizadas una vez que se compruebe la existencia de relleno arqueológico intacto o bien se encuentren con la roca madre. La metodología empleada será la usual en cualquier tipo de trabajo arqueológico por lo que en caso de que se deban continuar las excavaciones, se podrá tomar como punto de partida los resultados de estos sondeos.

Ahora bien, todo el material será tamizado para recoger los posibles restos arqueológicos, que serán trasladados al Museo Arqueológico Benahoarita (Los Llanos de Aridane) para su estudio y conservación. De hecho, se plantea también la posibilidad de realizar dataciones de carbono 14 para fechar los elementos más interesantes.

Cabe recordar que la Cueva Carías tiene un con gran valor patrimonial desde el punto de vista arqueológico e histórico puesto que en ella vivieron los últimos señores del cantón de Tedote (actual Santa Cruz de La Palma, Breña Alta y Breña Baja), los hermanos Tinisuaga, Agacensie y Ventacayce. Además, finalizada la conquista en 1493 por Alonso Fernández de Lugo, en esta cavidad se reunió el primer cabildo de la isla donde se dictaron las primeras leyes para el régimen de La Palma.

 

Etiquetas

El Gobierno organiza el primer taller sobre arqueología con perspectiva de género del archipiélago

TallerMujeresArqueología_CartelDigital

‘Las mujeres en la investigación arqueológica, histórica y la gestión del patrimonio de Canarias’ dará comienzo el 8 de julio, a las 10:30 horas en Casa África

La inscripción incluye una visita a los sitios arqueológicos de Cueva Pintada y Cenobio de Valerón el 9 de julio

Un grupo de arqueólogas con amplios estudios a nivel regional, nacional e internacional se darán cita en el primer taller ‘Las mujeres en la investigación arqueológica, histórica y la gestión del patrimonio de Canarias’ que se desarrollará los días 8 y 9 de julio en Casa África (Las Palmas de Gran Canaria) con la financiación de la Dirección General de Patrimonio Cultural. Se trata de unas jornadas para exponer y debatir los recientes estudios arqueológicos con énfasis en el papel que desempeñaron las mujeres en este tipo de investigaciones.

Para asistir al taller del día 8 de julio, de 10:30 a 19:30 horas, tanto de manera presencial como en línea hay que inscribirse en el formulario web ya que el aforo es limitado. Al día siguiente, el 9 de julio, se programa una visita guiada y gratuita al Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada y al Cenobio de Valerón que requiere de reserva previa en la misma página web del evento.

En las últimas décadas, los estudios sobre la mujer en el pasado a través de la arqueología y de la historia han aumentado, pero también las mujeres están cada vez más presentes en la gestión de las investigaciones desde diferentes perspectivas y puestos.

A finales del siglo XX, los estudios arqueológicos comenzaron a centrarse en el papel de la mujer en las sociedades del pasado. Desde ese momento, la arqueología con esta mirada no solo estudia el registro arqueológico, sino que también pretende visibilizar a las arqueólogas profesionales y trabajar en la divulgación del patrimonio arqueológico desde este punto de vista.

En el ámbito regional, esta realidad se presenta aun limitada, por lo que el taller ‘Las mujeres en la investigación arqueológica, histórica y la gestión del patrimonio de Canarias’ pretende dar un impulso a la arqueología con perspectiva de género en el archipiélago, al objeto de plantear y resolver cuestiones que permitan trazar un futuro en femenino sobre el conocimiento de las antiguas poblaciones aborígenes de Canarias.

La Dirección General de Patrimonio Cultural pretende con este taller establecer un punto de partida para convocar reuniones científicas que promuevan la investigación y la divulgación de este tipo de investigaciones en las islas. Con las ponencias de las expertas invitadas, se exponen sus últimas investigaciones para analizar y evaluar lo realizado hasta ahora, detectar los vacíos y proponer las acciones necesarias para visibilizar la impronta cultural de las mujeres en la historia y arqueología, así como su papel como profesionales en este ámbito.

Jornada de mañana

El encuentro se inaugurará a las 10:30 horas del 8 de julio con las intervenciones de Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias y Elena María Pérez González, profesora titular de la Universidad Europea de Canarias y coordinadora de la jornada.

La doctora en Prehistoria por la Universidad de Granada Eva Alarcón abrirá el debate con la ponencia ‘Las mujeres en el centro del acaecer histórico. Pasado, presente y futuro en la investigación arqueológica’ sobre las relaciones de género en las sociedades de la Prehistoria Reciente desde una perspectiva feminista.

A continuación, Teresa Delgado, doctora en Historia por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y técnica del Museo Canario, explicará la importancia de sexar el pasado para reconstruir una historia alejada de sesgos y parcialidades. De esta forma se conoce cómo fueron las formas y condiciones de vida de mujeres y hombres, también cómo se configuraron las relaciones de género y las desigualdades gestadas en torno a esta categoría, así como los contextos que las originaron y reprodujeron.

Para cerrar la sesión matinal, el público podrá participar con preguntas a las ponentes pero antes, Sirio Canós, investigadora postdoctoral del Instituto de Ciencias del Patrimonio, impartirá la charla ’Mujeres y Arqueología en Senegal’.

Jornada de tarde

A partir de las 16:00 horas, la profesora del área de Genética de la Universidad de La Laguna Rosa Fregel explorará cómo la comparación de distintas regiones del ADN humano permite investigar la demografía de las poblaciones antiguas desde un punto de vista femenino, con la ponencia ‘La paleogenómica como herramienta para los estudios de género en Arqueología’.

Marta Cintas, profesora del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, expondrá los principales aspectos del ‘Proyecto WOMAN, Acciones Marie Sklodowska Curie. Una experiencia europea de investigación en arqueología de género’ con la intención de proponer una serie de puntos y estrategias a desarrollar de forma colectiva que podrían servir para impulsar la investigación en arqueología del género en las Islas Canarias.

Como experiencia insular, Carmen Gloria Rodríguez, directora del Museo y Parque Arqueológico de Cueva Pintada, dará una charla centrada en ‘El desafío de contribuir a un futuro en igualdad desde la gestión del patrimonio arqueológico: el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada’ sobre las líneas de trabajo que desarrollan desde este espacio para contribuir a un futuro en igualdad.

Por último, la doctora por la Universidad Complutense de Madrid, profesora en Tufts University Spain y diputada en la Asamblea de Madrid, Alicia Torija, cierra este primer encuentro con la charla ‘Mujereando que es gerundio: sobre gafas moradas y arqueología’. Se trata de una ponencia sobre la recuperación de la memoria de las mujeres, pero sobre todo pretende transformar la manera de mirar los objetos e interpretarlos para conocer objetivamente el pasado, reconocer a las mujeres en el presente y construir un futuro más igualitario.

El taller finalizará con un apartado para preguntas y debate abierto al público esa misma tarde. Sin embargo, las jornadas concluirán el sábado 9 de julio con la visita guiada a los sitios arqueológicos de Cueva Pintada y Cenobio de Valerón. La actividad es completamente gratuita, pero requiere de inscripción previa para reservar plaza en la guagua que saldrá a las 9:00 horas de Casa África y regresará a las 14:00 horas a Las Palmas de Gran Canaria.

La inscripción al taller es gratuita y debe reservar plaza en el siguiente enlace:

https://tribunaevents.com/inscripciones/eventos/taller-mujeres-investigacion-arqueologica-historica-gestion-del-patrimonio-de-canarias/

Etiquetas

Identificadas las monedas más antiguas dentro de un contexto arqueológico en Lanzarote

Cultura_220602

Se estudian nueve monedas que fueron halladas en la última campaña de excavaciones en el yacimiento de San Marcial de Rubicón

El estudio numismático todavía se encuentra en fase de discusión

Esta tarde a las 18:00 horas se estrena un corto-documental sobre la investigación arqueológica en la Casa de la Cultura de Yaiza

La segunda campaña de excavaciones arqueológicas en el yacimiento de San Marcial de Rubicón (Yaiza, Lanzarote) está aportando información material realmente novedosa sobre los primeros años de la conquista de las Islas Canarias. Con este proyecto, adscrito al convenio de colaboración entre el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Yaiza, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la Universidad de La Laguna, se han podido localizar, entre otros hallazgos de interés, las monedas más antiguas del archipiélago dentro de un contexto arqueológico, a excepción del dinero de vellón de Jaime II exhumado en la Cueva Pintada de Gáldar.

Esta mañana se han presentado en rueda de prensa los resultados de la última campaña de excavaciones en esta zona del sur de la isla con la participación de Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, Óscar Noda, alcalde del Ayuntamiento de Yaiza, Esther Chávez y María del Cristo González, codirectoras del proyecto de investigación y profesoras de la ULL y de la ULPGC, respectivamente.

En su intervención ante los medios de comunicación, Nona Perera, anunció que en estos momentos «se está tramitando un nuevo convenio, que con una vigencia de 2 años garantizará la continuidad de las investigaciones en san Marcial de Rubicón». La titular del área del Gobierno explicó que «la segunda campaña desarrollada está resultando muy fructífera y extraordinaria por la cantidad de información novedosa que se aporta al conocimiento sobre los primeros momentos de la conquista y del sometimiento de la población nativa de la isla.

Por su parte, Óscar Noda afirmó que «los resultados de la actual intervención arqueológica en San Marcial de Rubicón es un gran paso hacia el objetivo de crear un parque visitable que ayude a la divulgación de la historia de Canarias, permitiendo a la vez la conservación del yacimiento. Yaiza apuesta por la firma de un nuevo convenio con Patrimonio Cultural y las dos universidades públicas canarias para seguir avanzando en esta apasionante investigación».

Dentro de las piezas que se han exhumado, destaca la gran cantidad de cerámica tanto aborigen como colonial ya que permite fechar ciertas zonas del yacimiento pero sin duda, el descubrimiento más excepcional de esta última campaña ha sido el conjunto de monedas hallado en dos de las áreas excavadas, las denominadas zona fabril y zona de hábitat europeo.

«Ocho de las nueve monedas han sido atribuidas a las acuñaciones de Enrique II o Enrique III, denominadas como “dineros coronados” o “cornados» porque representan el busto coronado del rey de perfil y mirando a la izquierda, aunque el estudio numismático todavía se encuentra en fase de discusión por Manuel Mozo y Ana Serrano. Aun así, se trata del hallazgo inédito al tratarse de los elementos monetarios más antiguos descubiertos en un contexto arqueológico en la isla» explica María del Cristo González .

Ahora bien, lo que realmente convierte este hallazgo en un descubrimiento singular es que todas las monedas llevan una contramarca que representa una letra “B” gótica. Es de sobra conocido, así aparece en la crónica Le Canarien y lo ratifica la documentación administrativa, que el rey otorgó a Jean de Bethencourt la facultad de acuñar monedas y también que la ausencia de metales en las islas impidió al primer conquistador y señor de Canarias hacer realidad esta prerrogativa, reservada siempre a la realeza.

El equipo conformado por las dos universidades públicas canarias se plantea si no será este sello la prueba de que Jean de Bethencourt logró hacer realidad esa regalía, haciendo imprimir la inicial de su apellido en las monedas en curso. Tal y como explica María del Cristo González, “estamos ante un hallazgo monetario que, a día de hoy, es único y relevante, no solo para las islas, sino también para la numismática peninsular, en donde no parece haber ejemplos tan antiguos de esta práctica”, todo ello si se llegase a confirmar esta teoría.

Las piezas rescatadas en los meses de septiembre y octubre de 2021 han sido estudiadas por personal investigador y alumnado en el Laboratorio de Arqueología y Prehistoria de la ULL. En el caso de las monedas, debido a su frágil estado de conservación, tuvieron que ser limpiadas y consolidadas por una restauradora especializada antes de su estudio, Patricia Prieto, restauradora de la Cueva Pintada de Gáldar, fue la encargada de realizar estas intervenciones.

Otros hallazgos

El trabajo de campo también permitió documentar los vestigios de recintos domésticos asociados a las personas que formaron parte de las huestes comandadas por los conquistadores franco-normandos, Gadifer de la Salle y Jean de Bethancourt, así como por algunas mujeres que los acompañaron.

En este sentido, la actividad arqueológica constató el uso del tapial, una técnica consistente en el levantamiento de muros mediante el uso de un encofrado de madera dentro del cual se vertía tierra arcillosa húmeda que era compactada a golpes con un pisón. «Esta técnica, usada con profusión según la documentación administrativa durante el período de transición colonial y de conquista definitiva de las islas Canarias, no había sido registrada arqueológicamente hasta el momento», afirma la arqueóloga Esther Chávez .

El interior de estos muros albergaba esa convivencia de cerámicas indígenas y coloniales, estas últimas datadas en la segunda mitad del siglo XIV y primera mitad del siglo XV en la península. Estos hallazgos ayudan a definir espacios, ya que hay algunas zonas donde la presencia de cerámicas de procedencia aborigen es del 95% mientras que en otras, es mayoritario el porcentaje de cerámica colonial, lo que quiere decir que hay zonas donde vive la sociedad aborigen y otras donde vive la sociedad europea de manera casi independiente.

Estreno del corto-documental

Uno de los objetivos del proyecto es la difusión, por lo esta misma tarde, 2 de junio, a las 18:00 horas se proyectará en la Casa de la Cultura Benito Pérez Armas, en Yaiza, un corto-documental sobre el trabajo de campo con entrevistas a personal especializado e implicado en las últimas campañas de excavación.

Tras la proyección del audiovisual, habrá un coloquio con las codirectoras del proyecto de investigación arqueológica junto al director del film, Pablo Rodríguez, de la productora Desenfoque Producciones. Además, la Dirección General de Patrimonio Cultural publicará el corto-documental en su canal de YouTube próximamente para todas aquellas personas interesadas en los trabajos que se están realizando en el yacimiento de San Marcial de Rubicón.

 

 

Etiquetas

Presentación de la serie de investigación ‘Amaziges de Canarias, historia de una cultura’ de Luis Socorro

Cultura_220518

Mañana jueves, 19 de mayo, a las 12:00 horas, en el Centro de Arte La Regenta

Un viaje de quince siglos hilvanado a través de las últimas investigaciones arqueológicas, genéticas y antropológicas, realizadas desde el ámbito académico de las dos universidades públicas de Canarias

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera y el periodista Luis Socorro presentarán mañana jueves 19, a las 12:00 horas, en el Centro de Arte La Regenta en Las Palmas de Gran Canaria, Amaziges de Canarias, historia de una cultura, resultado de una investigación periodística, realizada por Luis Enrique Socorro a lo largo de los últimos dos años, una serie multimedia que se difundirá en tres formatos: prensa, radio y televisión.

Por primera vez, se analiza el poblamiento de Canarias, entendido como la colonización de un territorio y posterior creación de una sociedad, desde su contexto histórico -la romanización del norte de África- hasta la Conquista del archipiélago.

Amaziges de Canarias, historia de una cultura es un viaje de quince siglos que el autor ha hilvanado a través de las últimas investigaciones arqueológicas, genéticas y antropológicas, realizadas desde el ámbito académico de las dos universidades públicas de Canarias, en laboratorios científicos multidisciplinares, desde los museos de las islas y el trabajo de campo de arqueólogos y empresas especializadas, con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, de los cabildos insulares y de fundaciones privadas.

La principal conclusión de este trabajo es que el retrato de la sociedad prehispánica del archipiélago no es una foto fija. La cultura indígena evolucionó desde que estas personas arribaran a las islas, a principios de la Era común, hasta la llegada de los europeos. Esta diacronía, además, fue diferente en cada una de las islas.

La segunda conclusión, aunque no hay unanimidad en la comunidad científica, es que la colonización del archipiélago fue organizada y promovida por la potencia que dominaba la región hace 2.000 años, pero hubo contactos previos antes de la Era común, como prueba la factoría de púrpura de Lobos, y también eventos migratorios autónomos, en torno a los siglos X y XI, como certifican investigaciones genéticas en curso.

La tercera conclusión importante es la estratificación social de la cultura prehispánica, salpicada por episodios de violencia entre las diversas comunidades insulares. Las crónicas indican ambos aspectos, pero la arqueología ha encontrado pruebas de esa desigualdad social y del origen de algunos conflictos.

El periodista Luis E. Socorro ha entrevistado a más de medio centenar de profesionales de diversos campos de la ciencia, ha visitado el patrimonio arqueológico a lo largo de una quincena de viajes, de la mano de los arqueólogos de cada una de las islas, y ha leído una veintena de tesis doctorales y decenas de artículos de revistas científicas.

 

Etiquetas