Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Insular utiliza placas de carbono en el tratamiento de fracturas de alta complejidad en el tobillo

Esta técnica se realiza de manera pionera a nivel nacional en el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil

El jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, centro dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Arnaldo Rodríguez, y el médico especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología , Juan Pedro Rodríguez, han informado, esta mañana, sobre el uso de placas de carbono en el tratamiento de fracturas de alta complejidad en el tobillo.

La Unidad del pie y tobillo del Complejo Hospitalario, integrada por los médicos especialistas en Cirugía Ortopédica y Traumatología, Juan Pedro Rodríguez, Julio Nuez y Alejandro Vega, ya han intervenido quirúrgicamente a tres pacientes con esta novedosa técnica que permite un mejor control de la evolución de la consolidación de la fractura y una mayor detección de posibles desplazamientos y complicaciones.

Este tipo de placas que están formadas de fibra de carbono permiten una perfecta visualización de las articulaciones a través de una radiografía, únicamente tienen un marcado metálico que permite ver su silueta mediante radiografías.

Con el uso de placas de carbono el tiempo quirúrgico es menor, se evitan los controles con escáner (habituales con las placas metálicas), evita o disminuye el número de cirugías posteriores y no incrementa el coste de la intervención.

Además el uso de este tipo de placas, en el tratamiento de fracturas de alta complejidad en el tobillo que impliquen a la cara articular principal de la tibia, es una técnica que se realiza de manera pionera a nivel nacional en el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín constata una reducción de las fracturas por fragilidad del 40% durante el COVID-19

Imagen del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

El objetivo de este análisis realizado concretamente desde la Unidad de Prevención de Fracturas, ha sido analizar la incidencia de fracturas ‘major’ (vertebral clínica, cadera, húmero y muñeca) durante el período de confinamiento

Un estudio realizado por profesionales del servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, constata una reducción de todas las fracturas por fragilidad del 40%, aproximadamente, durante la crisis sanitaria generada por el COVID-19 que ha obligado a la población al aislamiento en sus domicilios. El objetivo de este estudio, realizado concretamente desde la Unidad de Prevención de Fracturas del servicio de Reumatología, ha sido analizar la incidencia de fracturas ‘major’ (vertebral clínica, cadera, húmero y muñeca) durante el período de confinamiento.

La fractura por fragilidad representa un problema de salud pública en el mundo occidental debido al rápido envejecimiento de la población. Aunque la fractura de cadera se puede producir con la misma frecuencia dentro o fuera del domicilio, otras fracturas por fragilidad se desarrollan con mayor frecuencia fuera del domicilio. Los profesionales del centro hospitalario analizaron, en el marco de este estudio, los registros del servicio de Urgencias durante los meses de enero a abril del período comprendido entre los años 2017 y 2020, ambos inclusive. El criterio de inclusión fue el de pacientes de edad igual o superior a 50 años con fractura ‘major’ por fragilidad.

En los meses de marzo y abril de 2020 se registraron un total de 118 fracturas ‘major’ (47 cadera, 32 antebrazo, 32 húmero, 7 vértebra), mientras que en el mismo período de 2019 fueron 206 las fracturas identificadas en el registro de Urgencias, lo que supone una reducción de un 42,7%. Entre los datos del estudio destaca que la reducción en marzo y abril de este año en comparación con el período que abarca del año 2017 al 2019 fue del 38,6%. Por fracturas, y comparado con los tres años previos, la reducción alcanzó el 44,7% para fractura de vértebra, 47% para fractura de muñeca, 34,6% para fractura de húmero y 33,1% para fractura de cadera.

La Unidad de Prevención de Fracturas por Fragilidad del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín se constituyó en el año 2012, coordinada por el servicio de Reumatología del centro hospitalario. Además, cuenta con la colaboración de Atención Primaria y de otras áreas determinantes para el desarrollo de su actividad asistencial como Rehabilitación, Geriatría, Análisis Clínicos, Traumatología y Radiodiagnóstico. Los profesionales de la Unidad de Prevención recuerdan que los pacientes con fractura mayores de 50 años tienen una alta probabilidad de sufrir nuevas lesiones, especialmente, en los primeros años después de un traumatismo de baja intensidad, como son las caídas en el domicilio o en la calle.

Etiquetas

La Unidad de Prevención de Fracturas del Hospital Dr. Negrín atiende a 2.600 nuevos pacientes desde 2012

Los pacientes con fractura mayores de 50 años tienen una alta probabilidad de sufrir nuevas fracturas, especialmente en los primeros años después de una rotura por un traumatismo de baja intensidad, como son las caídas en el domicilio o en la calle

La Unidad de Prevención de Fracturas por fragilidad del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha atendido a 2.600 nuevos pacientes desde su creación en el año 2012. Un alto porcentaje de las personas atendidas en esta Unidad son mujeres que han sufrido en su mayoría una fractura de muñeca o de cadera y con una media de edad que supera los 70 años.

Los profesionales de la Unidad de Prevención de Fracturas, coordinada por el servicio de Reumatología del centro hospitalario con la colaboración de Atención Primaria, Rehabilitación, Geriatría, Análisis Clínicos, Traumatología y Radiodiagnóstico, recuerdan que los pacientes con fractura mayores de 50 años tienen una alta probabilidad de sufrir nuevas fracturas, especialmente en los primeros años después de una rotura por un traumatismo de baja intensidad, como son las caídas en el domicilio o en la calle.

Por este motivo realizan un seguimiento a los pacientes con posibilidades de sufrir una segunda fractura, con el objetivo de potenciar la educación del paciente en cuanto a hábitos de vida saludables como dieta y realización de ejercicio físico, puesto que estas indicaciones son fundamentales para evitar fracturas en el futuro. Además, la colaboración con Atención Primaria resulta fundamental para la buena marcha de la Unidad, contribuyendo a consolidar el proyecto y ofrecer resultados muy positivos, como el incremento importante y mantenido en el tiempo de los pacientes tratados con fármacos que pueden prevenir fracturas.

Este trabajo conjunto le ha permitido obtener en 2014 la medalla de plata por su modelo organizativo en la campaña de la International Osteoporosis Foundation. Por otra parte, la Unidad de Prevención de Fracturas del Hospital Dr. Negrín es un referente en España para la Sociedad de Osteoporosis SEIOMM, tanto por ser la primera instaurada en España con este modelo como por los resultados obtenidos. Razón por la que organiza estancias de médicos españoles que plantean implementar una unidad de similares características en sus hospitales.

En la convocatoria 2019 de los premios BIC (Best in Class), el Hospital Dr. Negrín quedó finalista a nivel estatal en la modalidad de fractura por fragilidad. El objetivo de estos premios es reconocer el trabajo de los centros hospitalarios en la búsqueda de la excelencia en la atención que prestan a sus pacientes. Por otra parte, actualmente, la Unidad de Fracturas está tramitando la certificación ISO en colaboración con la Unidad de Calidad del Hospital.

Etiquetas