Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Dr. Negrín fomenta la detección precoz del melanoma con una herramienta para controlar los lunares

Esta actividad de autoexamen facilita a la Unidad de Melanoma del servicio de Dermatología del centro hospitalario detectar aquellas lesiones que pudieran tener mala evolución si no se realizara un control de las mismas

El servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín fomenta la detección precoz del melanoma a través de una herramienta que permite realizar un seguimiento de los diferentes lunares que pueden ir apareciendo a lo largo de los años denominada Lunarmap. Desarrollada por el servicio de Ilustración y el servicio de Dermatología del centro hospitalario, esta sencilla herramienta permite a pacientes y familiares vigilar la evolución de sus lunares, registrando las lesiones pigmentarias que vayan cambiando o modificándose en el tiempo.

Exterior del díptico para la detección precoz del melanoma

Esta actividad de autoexamen facilita a la Unidad de Melanoma del servicio de Dermatología del Hospital Dr. Negrín el seguimiento y la detección precoz de aquellas lesiones que pudieran tener mala evolución si no se realizara un control de las mismas. La Unidad de Melanoma ha tratado a más de 800 pacientes con esta patología oncológica. Los especialistas del centro hospitalario insisten en que la labor de prevención y detección precoz del melanoma es fundamental. Por este motivo, en esta Unidad se integran y protocolizan tanto el diagnóstico precoz, mediante el uso de instrumental para el análisis digital de “lunares”, como el manejo y tratamiento de los casos que progresan.

Interior del díptico para la detección precoz del melanoma

El servicio de Dermatología dispone además de una Unidad de Análisis de Imagen donde se incluyen, para seguimiento a largo plazo, a aquellos pacientes con riesgo de desarrollar melanoma o que presentan nevus (“lunares”) sospechosos. El desarrollo de esta patología está relacionada con ciertos condicionantes genéticos, así como con la exposición solar. El autoexamen o la observación entre miembros convivientes es fundamental también para la detección precoz de algún lunar que se esté empezando a malignizar.

El horizonte terapéutico del cáncer cutáneo (carcinomas, linfomas, sarcomas y melanoma) se ha desarrollado en gran medida en los últimos años, de modo que hoy día se dispone de varios y diversos fármacos con los que los dermatólogos tienen la posibilidad, combinada con su actividad quirúrgica, de detener y/o incluso curar el cáncer cutáneo. Los especialistas insisten en que las acciones fundamentales para controlar el melanoma siguen siendo la prevención primaria, centrada en la protección solar y en la educación, así como la prevención secundaria que incluye el diagnóstico precoz.

Etiquetas