Logo del Gobierno de Canarias

Patrimonio Cultural restaura la obra ‘San Juan de Dios’ del siglo XVII

El lienzo volverá a ser expuesto en el Museo de Arte Sacro de Lanzarote tras panelar debidamente el muro en el que se encontraba

La Dirección General de Patrimonio Cultural restaura una obra del siglo XVII de ‘San Juan de Dios’ custodiada por el Museo de Arte Sacro de Lanzarote, en la Villa de Teguise, que se encontraba en mal estado de conservación. Esta pintura sobria de autoría desconocida fue pintada en óleo sobre soporte de tela de lino y está enmarcada con una moldura antigua en ocre y negro.

La obra del patrón de la Enfermería presentaba un mal estado de conservación debido a las condiciones medioambientales que había venido soportando, con una elevada humedad relativa constante, y también por varias intervenciones incorrectas y otras innecesarias. De hecho, el cuadro había sido intervenido al menos en tres ocasiones dado el grado de polimerización de los materiales añadidos.

La restauradora y conservadora de bienes culturales, Beatriz Galán, pudo comprobar que la obra fue entelada y colocada en un nuevo bastidor, se repintaron zonas del hábito al óleo, también se había limpiado y barnizado, además de encontrar repintes oscuros al óleo.

Sin embargo, esta nueva intervención se ajustó a los principios básicos en materia de conservación que consisten en la compatibilidad con los materiales originales, el respeto por el original, la intervención mínima a nivel de conservación curativa, reversibilidad de la intervención y que el resultado sea discernible.

Antes de empezar la intervención, Galán realizó un estudio de flourescencia visible inducida con luz uva que consiste en la toma de fotografías con un foco de luz emisor de radiación ultravioleta, “con la finalidad de poder documentar exactamente la localización de los repintes, así como ver la densidad, antigüedad, el reparto de la capa de barniz presente, rastro de brocha, etc.”, especifica la restauradora.

La intervención en el soporte de tela consistió en la retirada del entelado, la limpieza del reverso que contenía restos del adhesivo para entelar, la consolidación de las fibras para devolver la elasticidad y resistencia mecánica al soporte y se colocaron parches, hilos e injertos. Además, la excesiva humedad sufrida por el soporte textil debido, sobre todo, a la retención permanente de agua en la cola del entelado que tenía, hizo necesario la colocación de un nuevo entelado o reentelado, pero mediante otros materiales y procedimiento para que fuese fácilmente reversible.

El bastidor tuvo que ser desinsectado, limpiado químicamente, consolidado y se rellenaron las grietas y agujeros para reforzar la estructura y mejorar su aspecto, entre otras acciones. En lo que se refiere al marco, lo más grave era el ataque de insectos xilófagos por lo que se optó por la eliminación de la madera porosa y degradada para hacer injertos de madera contrachapada que es mucho más flexible y resistente a nuevas infestaciones biológicas.

En cuanto a la capa pictórica, se llevó a cabo una limpieza superficial de restos de cola y suciedades, además de otra limpieza química de barniz y eliminación de repintes. Se realizó también una operación encaminada a rellenar con un estuco las lagunas existentes en el estrato pictórico “para devolver a la capa de preparación su continuidad y recibir posteriormente la reintegración cromática”, concreta Beatriz Galán.

Cabe destacar que la reubicación en pared no se realizará hasta que no se haya panelado debidamente el muro en el que se encontraba, de forma que la obra quede separada de él, una condición en la que ya se está trabajando desde el Museo de Arte Sacro de Lanzarote para que la pieza vuelva a ser expuesta lo más pronto posible.

Etiquetas

El patrimonio cultural de Canarias, cada vez más cerca de un desarrollo sostenible integral

Proyecto '3 miradas de mujer canaria'

Durante el año 2021, la Unidad de Patrimonio del ICDC ha impulsado varias acciones en relación con la Agenda Canaria 2030

La primera convocatoria pública de proyectos sobre el patrimonio cultural canario en clave de género ya ha sido resuelta

La Viceconsejería de Cultura y Patrimonio cultural, a través de la Unidad de Patrimonio del Instituto Canario de Desarrollo Cultural (ICDC), fomenta políticas y acciones vinculadas con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por las Naciones Unidas. Los proyectos desarrollados por este departamento en el año 2021 promueven varias de las metas dentro de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030 (ACDS 2030) relacionadas con la igualdad de género, la producción y el consumo responsables, las ciudades y las comunidades sostenibles, además de metas específicas con una dimensión cultural.

La Agenda Canaria 2030 es una estrategia conjunta entre el Gobierno regional y agentes económicos, sociales y culturales para el impulso de los ODS en el Archipiélago. Con un enfoque territorial, esta herramienta adapta los objetivos globales de la ONU a unas metas regionales en cuanto a desarrollo sostenible con las singularidades de cada una de las islas.

En lo que se refiere a patrimonio cultural, la ACDS 2030 reconoce el papel indispensable de este ámbito en la sociedad con una serie de metas culturales para garantizar el acceso y la conservación de los elementos patrimoniales, entre otros aspectos. En este sentido, la Unidad de Patrimonio del ICDC, la cual busca fomentar la conservación, la investigación y la difusión del patrimonio cultural de Canarias, se ocupa de desarrollar líneas de trabajo acordes a la nueva orientación estratégica marcada por la Agenda Canaria 2030 y los ODS.

Líneas de trabajo

En primer lugar, la publicación de la primera convocatoria pública centrada en la recuperación y la difusión del patrimonio cultural canario en clave de género promueve la Igualdad de género, objetivo número 5 de los ODS. De esta forma, se ha dado apoyo a 6 proyectos en los que se incluyen creaciones artísticas, investigaciones, jornadas, documentales y páginas webs desde la doble perspectiva de la mujer como sujeto activa y pasiva de la historia. La resolución definitiva con el listado de proyectos seleccionados puede ser consultada en la nueva página web del ICDC, además de la valoración técnica y la cuantía adjudicada.

Para la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, es “una responsabilidad del Gobierno eliminar el sesgo androcéntrico de la historia de Canarias, por eso es esencial continuar invirtiendo en estudios que visibilicen a la mujer”. Además, insistió en “reforzar la gestión del patrimonio cultural en las distintas instituciones” para cumplir con las metas culturales y salvaguardar nuestro pasado de cara al futuro ya que “el desarrollo humano y sostenible no puede entenderse sin la protección y difusión de nuestro legado”, concluyó.

La difusión del proyecto y libro ‘Argana cuenta. La cultura de un barrio en los márgenes’, escrito por José Luis Asencio García, tiene la intención de ahondar en la participación ciudadana para establecer alianzas y redes dentro de este barrio periférico de Lanzarote, fomentando así el objetivo 11 sobre Ciudades y comunidades sostenibles.

Otra publicación impulsada desde esta área del Gobierno nace del proyecto ‘Pastorear el viento, domar el agua, labrar el fuego. Un viaje por los insólitos ecosistemas agrarios de Lanzarote’ de SAT El Jable, con textos de la periodista María José Tabar y fotografías de Gerson Díaz, el cual potencia el conocimiento de la cultura local así como su consumo y también el desarrollo turístico sostenible en Canarias, ambas acciones referidas al objetivo 12 de los ODS, Producción y consumo responsables.

Por último, algunos de los proyectos dentro del ámbito específico del Patrimonio cultural y Cultura de los ODS de la Agenda canaria 2030 son la digitalización del archivo musical de la Catedral de Canarias, a través de un apoyo a la Asociación Taller Lírico de Canarias, la promoción de un estudio de las bandas de música del Archipiélago y el impulso de la Federación regional de folclore. De tal manera que se promueven metas culturales como la transformación digital del sector cultural, se protege y salvaguarda el patrimonio cultural material e inmaterial, y se visibiliza la función de la sociedad civil como agente histórico, entre otras acciones.

Etiquetas

Patrimonio Cultural cede al Museo de las Ciencias de Las Palmas de Gran Canaria un fósil de Mosasaurus

El fósil es una cría de Mosasaurus, un dinosaurio que vivió en el período Cretácico y que podía alcanzar los 18 metros de largo

El Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología cuenta en sus instalaciones con una nueva pieza de alto valor arqueológico gracias a la entrega por parte de Patrimonio Cultural de un fósil de dinosaurio. En el acto estuvieron presentes la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, María Antonia Perera y el director del Museo Elder, José Gilberto Moreno.

Este fósil data de hace entre 66 y 70 millones de años. En este sentido, Perera confirmó que el animal era una “cría de Mosasaurus, un antecesor del cocodrilo que vivió en el período Cretácico y que podía alcanzar los 18 metros de largo”. Además, destacó que es una de las “criaturas más icónicas que han poblado la Tierra”, por lo que posee valor el hecho de que, a partir de ahora “quienes visiten el museo pueden ver este fósil y tener más claves de comprender la evolución del planeta”.

Respecto a su procedencia, Perera señaló que se trata de “una donación realizada por un aficionado a los vestigios naturales que se dirigió a la Dirección General de Patrimonio Cultural con el ánimo de ceder su propiedad para el disfrute de la ciudadanía”. La directora general valoró positivamente la decisión de este ciudadano, pues “era una pena que el fósil estuviese en una colección particular en lugar de en un museo, con acceso público para que la ciudadanía pudiera contemplarlo”. Esta pieza contribuirá “a tener una visión más amplia de lo que ha sido la historia de la Tierra”.

Perera informó que “tras consolidar la pieza, debido a su gran tamaño y a que está insertada en material geológico fósil”, se procedió a cederla al Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología. Aquí compartirá espacio en la sección de arqueología con esqueletos de diversos animales, como un calderón tropical, un dromedario o una tortuga laúd, entre otras especies.

Etiquetas

Patrimonio Cultural quiere recuperar y poner en uso las antiguas maretas de Lanzarote

Visita a las Maretas de Teguise

El proyecto indaga en la historia y distribución de varias maretas del municipio de Teguise, a la vez que analiza su estado de conservación.

Es la primera vez que se realiza un trabajo monográfico de la Mareta de las Arenillas y la Mareta de las Mares.

Para comprender la historia de Canarias es muy importante tener en cuenta la cultura del agua pero más aún en Lanzarote, donde su desarrollo social, económico y cultural  se ha visto condicionado por la escasez de agua. Desde la época aborigen existen estrategias para conseguir este bien escaso en la Isla y una de ellas es a través de las maretas. Una mareta es una hondonada que almacena agua de lluvia, como una balsa o depósito artificial, y hasta finales del siglo XIX su agua filtrada se usaba para consumo humano, animal y de riego. Se trata de unos bienes comunales que eran mantenidos y conservados por la población pero que a día de hoy se han perdido.

Con la intención de recuperar su uso, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias desarrolla el proyecto de recuperación histórica de las antiguas maretas de Teguise, Lanzarote. El trabajo, que cuenta con el aval científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, pretende rescatar la historia de estas infraestructuras hidráulicas para ponerlas en valor de cara a futuras fases de este proyecto con la restauración, consolidación y difusión. Además, su estudio plantea novedosos interrogantes sobre la posible futura reutilización de las mismas, ya que la falta de agua sigue siendo un grave problema en la isla de Lanzarote.

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, se acercó a la mareta de las Mares junto al equipo de especialistas compuesto por Jesús Manuel Cáceres, arqueólogo; Julie Campagne, antropóloga, y Moisés Tejera, geógrafo, para comprobar su estado de conservación actual.

La sostenibilidad de Canarias es un tema que preocupa a esta área del Gobierno, por eso se le da importancia a “investigar cuestiones del pasado que nos sirven para vivir el presente, en este caso, de recopilar todo el conocimiento que atesoran las personas mayores que conocen y que han dependido del agua, por ejemplo, recogida en la maretas para vivir”, especifica Perera. “La finalidad última de la Dirección General es poner en uso las maretas que desde la época aborigen estuvieron vigentes” para cumplir con la agenda 2030, “ponemos en valor los recursos hídricos que se han cumplimentado a lo largo de los siglos, el conocimiento que hemos heredado y damos vida al campo en la medida en que podemos utilizar el agua de lluvia que capta y que almacenan las maretas para afrontar la aridez y la sequedad tan tradicional y que marca a Lanzarote”, concluye la directora general.

Al respecto, Jesús Cáceres, director del proyecto, considera que existe una “gran concienciación a la cultura del agua” en Lanzarote, y de hecho, hay numerosos trabajos sobre esta temática en la Isla “pero nunca se ha realizado un trabajo monográfico sobre las maretas que estuvieron por detrás de la Gran Mareta de Teguise, que son la Mareta de las Arenillas y la Mareta de las Mares”, como es el caso. Este estudio fue motivado por el deplorable estado de conservación de estas dos maretas, cubiertas por la tierra y el paso del tiempo, pero poco a poco se podrá ir visualizando toda la estructura que las conforman.

En cuanto a la metodología, se lleva a cabo una prospección arqueológica sin sondeo físico ni recogida de material, con objeto de determinar el contexto cultural sobre el terreno de las infraestructuras hidráulicas descritas, algunas de las cuales se tiene constancia de que han desaparecido y realizar los levantamientos topográficos de las que aún perduren.

Cabe recordar que “en casi toda la zona de influencia de las maretas encontramos restos y vestigios de cerámica y cultura material de época pre-europea”,  asegura Cáceres. Asimismo, la recopilación documental de material bibliográfico, archivístico, audiovisual acerca de estos elementos hidráulicos se hace fundamental, por lo que se trabaja en los fondos documentales del Servicio de Patrimonio de Lanzarote y de los Archivos históricos municipales: Archivo Histórico de Teguise y Archivo Histórico de Arrecife.

Finalmente, la parte más importante de todas es las entrevistas. “Estamos recogiendo las voces de muchas de las personas que vivieron en el entorno de estas maretas, ya que estamos recogiendo datos, señas y lugares que a día de hoy no está recogido ni ningún tipo de documento” porque «solo entrevistando a nuestros mayores y recuperando su memoria colectiva podemos recoger muchos de los elementos que están perdidos en el territorio”, hace hincapié el arqueólogo.

En definitiva, esta primera fase del proyecto etnográfico se centra sobre todo en la recopilación de información y documentación pero sin olvidar que el objetivo final de este trabajo es revivir este patrimonio en el futuro.

Etiquetas

Patrimonio Cultural encarga un proyecto de ingeniería para analizar el deterioro del Museo de Guayadeque

Hay una fracturación del terreno alrededor de las cuevas que se relaciona con el periodo de fuertes precipitaciones en noviembre de 2019. Se está a la espera de un informe que debe concluir si se está produciendo un deslizamiento del terreno.

 

La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias ha encargado un proyecto a una empresa de ingeniería para que analice la situación geológica y posible estabilización del Museo de Guayadeque que se encuentra ubicado en el Centro de Interpretación del Barranco de Guayadeque, en un edificio excavado en las laderas del propio barranco, siguiendo la arquitectura troglodita tradicional. El museo se encuentra en un entorno natural de alto valor arqueológico y ambiental. En él se muestran distintos espacios que existen en el Barranco de Guayadeque, mostrando los valores arqueológicos, geológicos, naturales, arquitectónicos y de tradiciones del patrimonio etnográfico.

En noviembre de 2019 se detectan una serie de grietas y deformaciones en la cueva, que producen incluso desprendimientos y caída de fragmentos geológicos. Ante el riesgo que supone esta situación para las personas visitantes del museo, se decidió su cierre temporal y la contratación de un proyecto de ingeniería para la estabilización y refuerzo del museo, que debe determinar su estabilidad y posibles soluciones.

No está claro cuál ha sido el principal mecanismo que ha propiciado la fracturación del terreno alrededor de las cuevas, aunque se relaciona con el periodo de fuertes precipitaciones en noviembre de 2019. El equipo de expertos estudian también una preocupante posibilidad. La morfología de la zona y los procesos de inestabilidad que se han dado pueden apuntar a un deslizamiento de terreno que implica una zona mucho más amplia de la ladera. Para confirmar o descartar esta hipótesis se está a la espera de la finalización del estudio geotécnico que analizará la situación de la ladera y si existe la posibilidad de deslizamiento del terreno.

En el caso de que el nuevo informe concluya que existe un riesgo potencial de deslizamiento de la ladera, debido a que las medidas necesarias para estabilizarla son extraordinariamente caras y complejas, habría que analizar el futuro del Museo.

Si se determina que no existe un riesgo potencial de deslizamiento, se proseguiría con las labores de estabilización del Museo. En este caso, se proponen una serie de medidas de tipo preventivo (limpiezas, rellenos de grietas, impermeabilizaciones, etc.) y otras de refuerzo estructural en zonas puntuales del interior.

 

El estado actual del museo requiere de una serie de actuaciones que garanticen la seguridad del mismo, existiendo un riesgo latente de desprendimiento, sobre todo en las salas 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Las obras han de efectuarse para eliminar los riesgos de seguridad existentes actualmente, así como para mejorar la estabilización del conjunto de cuevas que conforman el Museo de Guayadeque. La Dirección General está haciendo todo lo posible para salvar el inmueble en el que se canaliza la difusión de los valores culturales de este emblemático barranco.

 

 

Etiquetas

El Gobierno estudia cómo estabilizar el yacimiento Cendro que se encuentra en estado de suma fragilidad

En las cuevas se han encontrado recién nacidos dentro de vasijas “bien por un infanticidio femenino o por algún episodio grave de mortandad infantil”.

 

La directora general de Patrimonio Cultural, Maria Antonia Perera, anunció que su departamento ha iniciado los estudios para estabilizar el yacimiento de Cendro, en el municipio de Telde. “Se trata de un asentamiento troglodita que se encuentra en estado de suma fragilidad debido al avance de las escorrentías. Es necesario invertir en que no se siga produciendo un mayor deterioro”, señaló.

Perera destaca que es un yacimiento excepcional “ya que los materiales excavados evidencian que se trata de un habitat troglodita pero también, en ese ambiente doméstico, se llevaron a cabo enterramientos de personas recién nacidas dentro de vasijas. Es posible que sea una manifestación del infanticidio femenino del que hablan las crónicas que sucedía en Gran Canaria o bien alguna mortandad ocasionada por algún episodio que desconocemos”.

Por causas naturales, se produjo una caída de una capa geológica superior y las cuevas se derrumbaron debido a una avalancha de tierra y piedra poco consolidada que cayeron sobre las entradas de las cuevas y las enterraron. En dos ocasiones se han desarrollado excavaciones arqueológicas tendentes a valorar el interés que tenía ese yacimiento. “Queremos ver qué medidas se pueden tomar para evitar que la erosión siga afectando negativamente a las cuevas aborígenes. Por ese motivo hemos pedido al ingeniero especializado Israel Hernández que haga un plan para saber qué tiene que hacer el Gobierno de Canarias para evitar la pérdida de información y de materiales en ese yacimiento” explicó la directora general.

También expresó su intención de destinar una partida a estudiar el material excavado en la anterior intervención arqueológica para programar nuevas intervenciones con la mayor cantidad de información previa posible.

Etiquetas

Patrimonio Cultural recibe la donación de un fósil de mosasaurus que será exhibido en el Cabrera Pinto

Este antecesor del cocodrilo, que vivió en el Cretácico, podía alcanzar los 18 metros de largo y fue uno de los máximos depredadores marinos de su tiempo.

 

Un coleccionista particular ha donado un fósil de cría de mosasaurus a la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. Este antecesor del cocodrilo, que vivió en el Cretácico, podía alcanzar los 18 metros de largo. El mosasaurus ha sido una de las criaturas más icónicas de las que poblaron la Tierra. Ha tenido protagonismo en películas como “Jurassic World” y se debe a que fueron los máximos depredadores marinos de su tiempo. La robustez de su cuerpo, el tamaño masivo de su cabeza, dotado de unas mandíbulas largas, rectas y llena de dientes afilados, son inequívocos indicios de sus hábitos depredadores.

La directora general de Patrimonio Cultural, María Antonia Perera,  explicó que se trata de una donación realizada por un aficionado a los vestigios naturales que se dirigió a la Dirección General con el ánimo de ceder su propiedad para el disfrute de la ciudadanía.

Gregorio González, el coleccionista que ha donado el mosasaurus, explicó que su pretensión con esta acción es que “todos tengamos acceso a la cultura, porque esto es cultura”. Cree que “es una pena que esté en una colección particular en lugar de en un museo, con acceso público y que todos puedan contemplarlo. Es importante que los niños tengan una visión de lo que ha sido la historia de la Tierra”.

Un equipo especializado está consolidando la pieza, debido a su gran tamaño y a que está insertada en material geológico fósil. Una vez que esté preparado se trasladará al Instituto Cabrera Pinto en La Laguna, propiedad del Gobierno de Canarias, en la que este fósil pasará a engrosar la lista de bienes y será exhibido.

 

 

Etiquetas

Un libro recorre la historia y el legado material e inmaterial de la presencia de los franciscanos en La Orotava

‘Seraphicum splendor’, que se presentó este jueves en el consistorio villero, indaga en el patrimonio que ha dejado la orden religiosa tras 500 años desde su llegada a la Villa

El Ayuntamiento de La Orotava ha sido el escenario de la presentación de ‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’, un libro que recorre los cinco siglos transcurridos desde la llegada de la Orden Franciscana al municipio, con la fundación del convento de San Lorenzo en 1519, así como el importante legado patrimonial, tangible e intangible, que aún hoy se conserva en la Villa.

La publicación de ‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’ ha contado con el apoyo del Ayuntamiento orotavense y la financiación de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. La obra, de cuya coordinación se ha encargado Juan Luis Bardón, ha contado con la participación de más de una veintena de investigadores de Tenerife, La Palma, Sevilla y México.

Al acto asistió la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Antonia Perera Betancor; el alcalde de La Orotava Francisco Linares; el franciscano Fray Ramón Cobo, en representación del Sr. Ministro de la provincia franciscana de la Inmaculada Concepción de España; la concejala de Turismo y Museos, Delia Escobar, y el propio autor de esta publicación, Juan Luis Bardón González. Asimismo, se contó con miembros del Patrimonio Cultural del Obispado de Tenerife, representantes de hermandades y parroquias de la Villa, miembros de la corporación municipal y personas interesadas en la materia o que han participado en el proyecto. Al inicio del acto se guardó un minuto de silencio por el asesinato de la mujer vecina de Santa Úrsula (natural de Los Silos), asesinada, presuntamente, a manos de su expareja y culminó con un recital de algunos versos de la vida de San Francisco, del ilustre poeta villero Fray Andrés de Abreu, a cargo de José Javier Hernández, filólogo, poeta y verseador, y el acompañamiento musical de Joel Rodríguez Delgado, alumno de guitarra del Conservatorio Superior de Música de Canarias

Antonia Perera recordó la imprescindible colaboración entre estas instituciones que “desde cada ámbito respectivo, y siempre conscientes de la importancia de esta impronta histórica, hemos contribuido a este patrimonio franciscano, como en justicia le corresponde” y aseguró que el libro presentado es “un trabajo único, resultado de un esfuerzo tan meditado como excepcional. No son páginas copiadas, ni deducidas de lo ya narrado, sino inéditas y veraces por estar contrastadas”.

El alcalde Francisco Linares subrayó que “este trabajo bibliográfico constituye una de las publicaciones más completas de los últimos años en Tenerife, no solo por su calidad y extensión, sino también por difundir numerosas obras artísticas que han permanecido prácticamente ocultas hasta la fecha, además de poner al día una historia de 500 años que forma parte indisoluble del propio devenir de La Orotava”.

A través de siete capítulos e ilustrado con fotografías de gran calidad, el volumen recorre la historia de la Orden Franciscana en La Orotava y el legado que ha dejado a lo largo de los siglos. Un patrimonio que no únicamente se concreta en documentos y diversas obras de arte, sino que además abarca una rica herencia intangible que abarca tradiciones religiosas, culturales e incluso gastronómicas, como es el caso de la tradición repostera del monasterio de monjas clarisas de San José, un conjunto de recetas que pasaron a la población y se han preservado merced al buen hacer de las dulceras de la Villa de Arriba.

‘Seraphicum splendor: el legado franciscano en La Orotava’ es fruto de la exposición del mismo nombre que albergó el municipio entre octubre y noviembre del pasado año. Una muestra que contó con dos sedes, la sala San Roque, en la trasera de San Agustín, y la sacristía de la parroquia matriz de La Concepción. En ella, los asistentes pudieron contemplar el patrimonio más relevante del antiguo convento de San Lorenzo y del monasterio de monjas clarisas de San José: escultura, pintura, orfebrería, textiles y documentos, así como una selección de representaciones asociadas a la iconografía de San Francisco, procedentes de recintos religiosos y de colecciones privadas.

La conmemoración del 500 aniversario de la llegada de la orden religiosa al municipio ha sido un proyecto de la Franciscana Hermandad del Santísimo Cristo del Huerto y Nuestra Señora de la Soledad, en colaboración con el Museo de Arte Sacro El Tesoro de la Concepción, la parroquia matriz, el Ayuntamiento de La Orotava y el Obispado de Tenerife, además de contar con el apoyo de cofradías, parroquias, instituciones y particulares.

Etiquetas

La Cueva Pintada descubre nuevos grafismos en su cámara policromada al realizar una reproducción digital

Los motivos geométricos encontrados suponen el punto de partida de una nueva fase para el conocimiento de este excepcional espacio arqueológico de Gran Canaria

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar acaba de presentar la reproducción digital 3D del friso de su cámara policromada, un sofisticado proyecto que ha puesto al descubierto nuevos grafismos y concentraciones de pigmentos en algunas zonas de esta excepcional cavidad polícroma de la cultura canario-amazigh.

En el acto de presentación del citado calco digital 3D y la fotografía gigapixel acudieron María Antonia Perera Betancor, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina, la directora del Museo y Parque Arqueológico que gestiona el Cabildo, Carmen Gloria Rodríguez y los profesores de la Universidad de Castilla La Mancha, Jorge Onrubia Pintado y Juan Francisco Ruiz López, dieron a conocer los notables resultados obtenidos mediante la aplicación de esta novedosa tecnología.

Descubrimiento

Gracias a la reproducción digital 3D realizada a partir del levantamiento fotogramétrico de la cámara policromada, se han descubierto algunos grafismos que no se habían observado previamente. Destacan algunos círculos concéntricos blancos situados en la parte superior derecha del friso, círculos concéntricos rojos en el techo y, también, grandes concentraciones de pigmentos que, en algunos casos, sugieren la presencia grandes triángulos y, que sugieren que los motivos geométricos se extendían también a estas zonas de la cavidad.

El trabajo de campo, realizado por el profesor de Prehistoria, Juan Francisco Ruiz, junto a la especialista en comunicación gráfica en la Prehistoria, Cristina Oviedo, se llevó a cabo entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, año en el que se ha procesado la información obtenida.

El calco digital 3D se ha complementado con la fotografía gigapixel de la Cueva Pintada, que aporta una imagen continua de muy alta resolución. Esta técnica permite contemplar la totalidad del friso a una escala macro y tener una visión de conjunto y un elevadísimo nivel de detalle de las irregularidades del soporte, de la distribución de los pigmentos o de su nivel de conservación.

Se realizaron más de 5.000 imágenes para cubrir los tres planos del friso de la cámara decorada. El resultado es una imagen continua de más de 50 Gb con una longitud superior a 25 metros y más de 300.000 píxeles. Esta imagen se podrá visualizar a través de visores web en cualquier navegador. Los citados documentos gráficos posibilitan la transferencia científica, además de servir para acercar a la sociedad este excepcional friso polícromo de la cultura canario-amazigh.

La iniciativa, enmarcada dentro del Plan de Investigación del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, supone el punto de partida de una nueva fase para el conocimiento de este excepcional espacio arqueológico, que celebra ahora su XIV Aniversario (tras ser inaugurado en el año 2006) con el programa ‘Recalcando las miradas’.

Con este calco digital culmina el proyecto iniciado en 2015 gracias a los convenios y contratos de investigación suscritos con el Cabildo de Gran Canaria y la Universidad de Castilla La Mancha.

Antonia Perera Betancor, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, señaló que “si tomamos como referencia el primer dibujo cumplimentado de la Cueva Pintada realizado hace 133 años, podemos notar la extraordinaria diferencia que existe con el calco digital que hoy se presenta y el significativo avance que ha experimentado éste bien, que afecta tanto a su conocimiento como a su conservación”. Guacimara Medina advirtió que este proyecto “arroja nuevas informaciones y datos que ayudarán a seguir adelante en el conocimiento de este singular enclave. La iniciativa se conforma como una contribución al desarrollo de los procesos de documentación desde la innovación y la investigación que desarrolla este museo y parque arqueológico”. La directora del espacio, Carmen Gloria Rodríguez, subrayó que este proyecto forma parte “del plan de investigación fijado en el capítulo que no solo concierne a la conservación arqueológica, sino a la investigación, al público y a los modos de presentación y difusión. El resultado de este proyecto presenta nuevas preguntas e interrogantes sobre la cámara policromada que habrá que resolver”.

El profesor de la Universidad de Castilla La Mancha, Jorge Onrubia Pintado, avanzó que la Cueva Pintada “es el complejo decorado que menos conocíamos hasta ahora desde el punto de vista arqueológico.  Que su mural policromado sea excepcional y se haya convertido en un referente cultural explica que se haya conservado como se conoció hasta el siglo XVII, se fosilizó posteriormente y haya llegado hasta nosotros”. Por su parte, el responsable de la digitalización 3D, Juan Francisco Ruiz, destacó que este proyecto es “destacable a nivel mundial porque existen muy pocos lugares con arte rupestre en todo el planeta que puedan presumir de un trabajo continuado y unos niveles de inversión tan decididos como Cueva Pintada”.

Conferencia

El profesor y especialista en comunicación gráfica de sociedades ágrafas, Juan Francisco Ruiz López, impartirá una conferencia el día 17 de julio, a las 19:00 horas, en la que explicará cómo se ha llevado a cabo el calco mediante estas nuevas tecnologías y los resultados obtenidos en la cámara decorada de Cueva Pintada. La entrada es gratuita, con aforo limitado, aunque es necesaria la inscripción, en el teléfono 928 895 489 (ext.3), desde el lunes 12 de julio, de 9:00 a 14:00 horas.

Juan Francisco Ruiz López es profesor Ayudante Doctor en la Universidad de Castilla – La Mancha. Forma parte del Departamento de Historia, y está adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de Cuenca. En paralelo, ha dedicado una parte importante de su investigación al desarrollo de nuevas metodologías de documentación y restitución de los grafismos prehistóricos, y al estudio de sus problemáticas de conservación y su evolución a lo largo del tiempo, en colaboración con investigadores de multitud de universidades de diversos países.

ENLACE DESCARGA IMÁGENES DE RECURSO

https://we.tl/t-VV0sNSHNM9

 

 

Etiquetas

La exposición ‘El tiempo perdido’ recupera el relato arqueológico de la Tirajana indígena

Su inauguración este jueves ha coincidido con la reapertura del Centro de Interpretación de La Fortaleza de Santa Lucía

El Centro de Interpretación de La Fortaleza de Santa Lucía volvió a abrir sus puertas este jueves después de tres meses cerradas debido a la situación de estado de alarma. La reapertura se ha hecho con la presentación de la exposición, ‘El tiempo perdido. Un relato arqueológico de la Tirajana indígena’, que propone una aproximación evolutiva a la ocupación de la zona de La Caldera, apoyándose en los trabajos realizados en el yacimiento de esta zona arqueológica de la isla de Gran Canaria. El proyecto divulgativo se acompaña de una publicación que, en conjunto, revela el significado de espacios y geografías casi olvidadas como los “Riscos sagrados de Umiaya”, Udera o Ansite.

La estructura expositiva se vertebra en diez módulos temáticos que explican la ocupación histórica desde los primeros registros documentados entre los siglos III-IV,  a la conquista y colonización de la zona en el siglo XVI. Para ello, recupera el significado de espacios y geografías como los “Riscos sagrados de Umiaya”, Udera o Ansite. Estos módulos están conformados a partir de dibujos y fotografías, así como de infografías didácticas que permiten conocer de primera mano los trabajos arqueológicos realizados.

Además, la exposición reúne cincuenta piezas de materiales arqueológicos procedentes de los fondos de la colección Sánchez Araña, El Museo Canario, así como aquellos registros recuperados en las diferentes campañas. Muchos de estos materiales serán expuestos por primera vez al público.

Por otra parte, la publicación que acompaña a la muestra desarrolla los diferentes módulos temáticos que la componen  presentando, por primera vez, una narrativa sobre la evolución histórica y territorial de Tirajana que, por otro lado, permite entender el devenir del resto de la isla de Gran Canaria. Este volumen cuenta con la colaboración de diferentes profesionales de la arqueología como Javier Velasco, Verónica Alberto,  Rosa Fregel, Teresa Delgado,  Antonio Tejera,  Paloma Vidal, Jacob Morales,  Pedro Henríquez y Germán Santana.

Contiene en sus páginas un variado repertorio de opciones gráficas, algunas de ellas empleadas por primera vez en la difusión de la arqueología canaria como el renderizado 3D, el generar una imagen digital a partir de un modelo o escenario en tres dimensiones utilizando diversas profundidades, iluminación y texturas,  con el objetivo de disponer de una imagen realista desde cualquier perspectiva del modelo.

Al acto de inauguración acudieron el alcalde de Santa Lucía, Santiago Rodríguez, la Directora General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Nona Perera, el consejero de Presidencia y Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, Teodoro Sosa, la concejala de Cultura e Identidad de Santa Lucía, Yaiza Pérez, otros concejales de la Corporación santaluceña como el primer teniente de alcalde, Francisco García, el concejal de la Zona Alta, Sergio Vega y los ediles Julio Ojeda, Almudena Santana y Beatríz Mejías. También asistieron el primer teniente de alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Samuel Henríquez,  Marcos Moreno, coordinador de Tibicena, Arqueología y Patrimonio,  y Juan Sánchez, representante de la familia Sánchez Araña.

El conocimiento alcanzado con las intervenciones arqueológicas, dataciones, estudios documentales, análisis entomológicos, antracológicos y genéticos, entre otros, nos conecta con el pasado. En este sentido, la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, indica  que los “procedimientos de investigación como la prospección, la excavación, el análisis de materiales, el estudio documental y las dataciones aportan, cada vez más,  antecedentes de extrema relevancia”  y añade que,  “se ha progresado más en los últimos cuatro años de estudios sobre el pasado canario que a lo largo de un siglo. Los planteamientos, tanto del libro como los expuestos, permiten correlacionar una historia evolutiva de la que carecíamos. Esto va a facilitar la comprensión de nuestra historia”. El alcalde de Santa Lucía, Santiago Rodríguez, manifiesta que «en esta exposición se hace un repaso por 1.200 años de nuestra historia y de nuestra cultura. Esta exposición debe servir para poner en valor el importante trabajo que se hace desde la Arqueología para conocer mejor nuestra historia.» El consejero de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria, Teodoro Sosa,  destaca que “esta exposición es fruto de la colaboración de tres instituciones que estamos dando a nuestro patrimonio cultural la importancia que antes no se le daba”.

Las investigaciones realizadas, que han contado con el firme apoyo del Gobierno de Canarias,   han supuesto un salto en los conocimientos que se tenían, puesto que permiten relacionar elementos hasta ahora inconexos, reconstruir su modelo de sociedad e incluso extrapolarlo a otros núcleos. Tanto es así,  que reúne los elementos necesarios para considerarlo un lugar sagrado con estructuras que parecen configurar gran parte de los yacimientos de la Caldera de Tirajana, un gran vértice sobre el que pivotarían yacimientos vinculados al mundo de los rituales. Esto otorga mucho más peso a la hipótesis que habla de La Fortaleza como causa y efecto de un gran paisaje sagrado y ritualizado.

Varios proyectos de investigación impulsados por Patrimonio Cultural se han conectado para arrojar un primer conocimiento de su historia primitiva, entre ellos, la reconstrucción genética, la evolución cronológica del territorio de la Caldera de Tirajana con las dataciones de los yacimientos, además de la investigación en los archivos, documentando que la zona fue una de las de mayor densidad de ocupación de la isla, hace unos 1.500 años, situando  su largo desarrollo temporal hasta el siglo XVI. Estos datos transforman a La Fortaleza en una pieza clave para el estudio de la ocupación del territorio por la variabilidad de su registro, así como por el estado de conservación. Esta iniciativa, financiada por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias,   cuenta con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria, y los ayuntamientos de  Santa Lucía y San Bartolomé de Tirajana.

Etiquetas