Logo del Gobierno de Canarias

Obras Públicas ha completado esta mañana el calado de los dos túneles que atraviesan el macizo de Faneque

Ya se han calado al completo tres de los ocho túneles de este tramo, incluyendo las dos bocas de la galería que atraviesa el macizo de Faneque, donde se van a agilizar los trabajos de acondicionamiento para poner este túnel en servicio en 2022 y evitar el tramo más peligroso de la actual GC-200

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha completado esta mañana el calado de los dos túneles que atraviesan el macizo de Faneque, los más largos, con más de 2.100 metros por cada tubo, de los ocho proyectados en las obras de la segunda fase de la Carretera de La Aldea. Con esta maniobra, se sigue impulsando una obra trascendental para las comunicaciones del noroeste de la isla de Gran Canaria ya que la Consejería ha calado ya tres de los ocho túneles previstos en esta obra.

El calado que se ha culminado hoy permitirá agilizar los trabajos de acondicionamiento y finalización de la doble galería que atraviesa el macizo de Faneque con el objetivo de poner en servicio y abrir al tráfico este paso subterráneo durante el año 2022. Se quiere evitar de esta forma, el tramo más peligroso de la actual GC-200, una vía que rodea el macizo y que sufre desprendimientos de tierra y piedras con cierta frecuencia, lo que obliga a cerrar la carretera de La Aldea y obliga a sus habitantes a usar la carretera del sur para desplazarse al resto de la isla.

Los dos tubos de Faneque, denominados en la obra como túnel 4, tienen una longitud de 2.020 metros el del lado mar (que se caló hace 20 días) y acogerá la vía que en el futuro tendrá sentido Agaete-La Aldea, y 2.100 metros el del lado tierra, que se caló hoy, y albergará en el futuro la vía con sentido La Aldea-Agaete.

Como ha ocurrido en todos los calados anteriores, comienza ahora una fase de excavación en mina en esta boca del túnel de Faneque que se prolongará varios días y que conllevará trabajos de sostenimiento del terreno a base de gunitado, es decir, la proyección de hormigón sobre las paredes de roca para conseguir una superficie uniforme y resistente sobre la que poder operar posteriormente. Finalizadas estas tareas, se procederá a ampliar la excavación del suelo del túnel hasta alcanzar los 8 metros de alto que tendrá definitivamente cuando entre en servicio.

Actualmente la UTE formada por las empresas Ferrovial-Agromán-Acciona Construcción-Lopesan y Bitumex, mantiene en esta obra un despliegue de trabajadores y maquinaria que trabaja las 24 horas del día en diferentes turnos y que en estos momentos se encuentran realizando, en su mayoría, tareas de perforación en los túneles 6 y 9. Al cale hoy de las dos bocas del túnel de Faneque le han precedido el túnel 3, llamado de Guguillo con 604 metros, que fue el primero que se caló en mayo de este mismo año; la galería del lado mar de faneque hace 20 días; y el 7, junto al barranco de Guayedra que se terminó de calar hace 10 días. Para perforar estos túneles la UTE está empleando voladuras con un novedoso explosivo a base de emulsión y medios mecánicos.

Las obras de esta II Fase de la Carretera de La Aldea se adjudicaron con un presupuesto de 152.361.708 euros y un plazo de ejecución de 65 meses. El nuevo tramo que sustituirá a la actual GC-200 tiene un trazado de 8,5 kilómetros, una nueva vía rápida con velocidad específica de 80 kilómetros por hora y que será una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la I fase de la carretera, el tramo El Risco-La Aldea, ya terminado y en uso desde 2017. Debido a la accidentada orografía de esta zona de la isla de Gran Canaria, la obra es de una gran complejidad ya que implica la construcción de ocho túneles, dos viaductos y tres enlaces. La necesidad de estos túneles hace que el 70% del recorrido de este nuevo tramo de la carretera de La aldea sea subterráneo, minimizando por tanto el impacto medioambiental en el entorno que atraviesa.

Etiquetas

Las obras de la segunda fase de la carretera de La Aldea alcanzan los 2.000 metros de túneles excavados

Segunda fase de la carretera de La Aldea

El presidente de Canarias y el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda supervisaron este viernes las obras que se están desarrollando en la zona de El Risco

Se prevé abrir al tráfico el primer tramo de esta vía en el primer semestre de 2022

Ángel Víctor Torres se mostró satisfecho con el desarrollo de las obras y recordó que una de las peticiones del Gobierno de Canarias y del Foro Roque Aldeano fue que se pudiera ir abriendo por tramos como previsiblemente va a ocurrir

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, han supervisado hoy las obras de la II Fase de la Carretera de La Aldea, entre Agaete y El Risco, una actuación que afronta ya 19 meses de trabajos y en la que se ha logrado excavar a día de hoy 2.000 metros lineales de túneles. El presidente y el consejero, acompañados por el alcalde de La Aldea, Tomás Pérez, y el primer teniente de alcalde de Agaete, Sebastián Suárez, pudieron asistir este mediodía a una operación de voladura controlada dentro de uno de los túneles en los que se está usando explosivo para agilizar las tareas de excavación de los ocho túneles que contempla esta obra.

Los trabajos en los dos tubos del túnel de Faneque son los más avanzados ya que entre sus dos bocas se han excavado ya 1.500 metros en total. La más adelantada es la boca norte (la más cercana a Agaete) de estos dos tubos, donde ya se llevan excavados cerca de 700 metros en cada uno de ellos. Se espera que a finales de este año se puedan unir las bocas norte y sur de ambos tubos, y a partir de ahí comenzarán los trabajos para revestir y adecuar el túnel para permitir la circulación por el mismo y abrirlo al tráfico en el primer semestre de 2022.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo se mostró satisfecho con el desarrollo de las obras y recordó que una de las peticiones del Gobierno de Canarias y del Foro Roque Aldeano fue que se pudiera ir abriendo por tramos, como previsiblemente ocurrirá. “Cuando llegó el 14 de marzo y el confinamiento, se mantuvo abierto todo lo que era esencial, y salvo que se tuvo que parar por un brote durante dos semanas, esta carretera no se paró, y se trabaja las 24 horas del día”, añadió.

Resaltó que esta es una de las obras de infraestructuras viarias esenciales en Canarias “porque une el municipio de La Aldea y Agaete con el resto de municipios de Gran Canaria y porque es una obra de carácter social absolutamente imprescindible, que ha tenido la unanimidad del Parlamento, se consiguieron los fondos con el Gobierno central y por fin dentro de muy poco, en el año 2025 según la previsión, tanto los vecinos de Agaete como los de La Aldea van a estar mucho mejor conectados”.

Segunda fase de la carretera de La Aldea
El presidente Ángel Víctor Torres y el consejero de Obras Públicas Sebastián Franquis.

Sebastián Franquis destacó que la obra tiene “un ritmo inmejorable” y que las previsiones en cuanto a ejecución y certificaciones anuales se están cumpliendo. Se trata, añadió, de la segunda obra de mayor importe que tiene Canarias y una de las más importantes que se adjudicaron en su momento en España, con todo lo que conlleva una inversión importante y de generación de empleo, en este caso con 200 trabajadores. “Los problemas que hubo en la primera fase que alargaron muchísimo la obra afortunadamente no van a ocurrir en esta segunda parte”, agregó.

La UTE que ejecuta estos trabajos, formada por las empresas Ferrovial-Agromán-Acciona Construcción-Lopesan y Bitumex, está centrando sus trabajos actualmente en los túneles de Guguillo (de 608 metros) y el que atraviesa el macizo de Faneque, el más largo y complejo ya que implica la construcción de dos tubos paralelos de 2.100 metros cada uno. En las tareas de perforación de los túneles se están empleando cuadrillas especiales de trabajadores repartidos en varios turnos para trabajar las 24 horas del día con la finalidad de agilizar esta obra.

En el túnel de Guguillo, de 608 metros y el más cercano a la Fase I de la carretera de La Aldea ya en uso, se está excavando por las dos bocas del túnel a la vez, a un ritmo aproximado de 10 metros por semana. Este ritmo permitirá unir ambas bocas (este túnel es de un solo tubo) a finales del mes de mayo.

Para agilizar las excavaciones de los 8 túneles de esta segunda fase de la nueva carretera se prevé utilizar un millón de kilos de explosivos en 2.000 voladuras distintas. Para la obra de este tramo entre El Risco y Agaete se utilizó por primera vez en España un modelo de explosivos totalmente distintos a los habituales compuestos por una emulsión en base a nitrato amónico, que se activa en el mismo lugar en que se va a explotar, mezclada con otros materiales detonantes. El empleo de este tipo de explosivo, usado ya en otros países europeos, facilita la logística, en especial su transporte y almacenamiento, ya que no se precisa el desplazamiento de explosivos por carretera las 24 horas del día y un único polvorín es capaz de almacenar los 5.000 kilos de esa emulsión especial, que luego se mezclan con otros materiales explosivos, que se necesitan para toda la obra.

Trazado de 8,5 kilómetros

El nuevo tramo que sustituirá a la actual GC-200 tiene un trazado de 8,5 kilómetros, una nueva vía rápida con velocidad específica de 80 kilómetros por hora y que será una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la I fase de la carretera, el tramo El Risco-La Aldea, ya terminado y en uso desde 2017. Debido a la accidentada orografía de esta zona de la isla de Gran Canaria, la obra es de una gran complejidad ya que implica la construcción de ocho túneles, dos viaductos y tres enlaces. La necesidad de estos túneles hace que el 70% del recorrido de este nuevo tramo de la carretera de La aldea sea subterráneo, minimizando por tanto el impacto medioambiental en el entorno que atraviesa.

Las obras de esta II Fase de la Carretera de La Aldea se adjudicaron con un presupuesto de 152.361.708 euros y un plazo de ejecución de 65 meses. Actualmente se llevan certificados más de 20 millones de euros en las obras que ya se han ejecutado por parte de la UTE.

Etiquetas