Logo del Gobierno de Canarias

El SUC expone en congresos nacionales e internacionales su experiencia en la asistencia a pacientes COVID

Traslado de paciente COVID en helicóptero medicalizado del SUC

Los ponentes explicaron cómo se creó y organizó la línea 900 112 061 y la importancia del sistema de transporte aéreo medicalizado en la pandemia

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha expuesto en varias jornadas y congresos nacionales e internacionales su participación en la coordinación asistencial a pacientes COVID en las Islas durante la pandemia y su experiencia en los traslados aéreos.

Por un lado, la médico coordinadora del SUC, Nieves Santiago, explicó en la I Jornada Nacional COVID para Servicios de Emergencias la creación y puesta en marcha en Canarias de la línea 900 112 061 de información COVID, que ha permitido realizar el triaje telefónico del virus entre la población, en coordinación con los servicios de emergencias. Para Nieves Santiago, esta iniciativa ha puesto de manifiesto la rápida capacidad de respuesta y adaptabilidad del SUC ante una situación imprevisible.

En este sentido, la doctora Santiago destacó que la línea COVID 900 112 061, gestionada por enfermeros y médicos del Servicio de Urgencias Canario, fue la primera que se creó en España para este fin.

Este servicio trabaja con un sistema de clasificación telefónico a dos niveles: inicialmente la llamada es recibida por un operador que realiza una entrevista para discernir si sólo se desea información sobre el COVID o, por el contrario, es una persona que presenta síntomas compatibles con la enfermedad  o ha sido contacto estrecho de un COVID positivo confirmado, en cuyo caso se pasa la llamada a los sanitarios que realizan una entrevista más exhaustiva.

Por otra parte, Carmelo Duarte, médico asistencial de recursos aéreos del SUC, explicó en las Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES 20-21) la experiencia de este servicio en el traslado aéreo de pacientes COVID-19 durante la pandemia.

En esa línea, detalló los procedimientos existentes en el SUC para el traslado de estos pacientes desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, tanto a nivel de Canarias como del resto del Estado y describió los materiales que se usa en este tipo de asistencias para evitar los contagios.

Asimismo, Carmelo Duarte dio a conocer la tipología de los pacientes que el SUC ha trasladado durante el desarrollo de la pandemia distribuidos por edad, sexo, patologías y hospitales emisores entre otros aspectos, y la importancia de este servicio en un archipiélago durante el desarrollo de la pandemia.

Sistema de transporte aéreo medicalizado

En tercer lugar, la enfermera asistencial de recursos aéreos, Ana García, mostró en el I Congreso Internacional de Transporte Aéreo Medicalizado el funcionamiento de este tipo de transporte que se lleva a cabo en Canarias a través del Servicio de Urgencias Canario, el cual se presta mediante helicópteros y avión medicalizado que se utilizan en todas las islas para la realización de transportes primarios y secundarios.

García, destacó que para Canarias un sistema de transporte aéreo medicalizado como el que dispone esta comunidad autónoma es la solución idónea para dar respuesta a las necesidades de un territorio insular y especialmente a las islas periféricas con infraestructuras hospitalarias que han de complementar sus servicios asistenciales para atender determinadas patologías críticas con los recursos especializados ofertados  por los hospitales de tercer nivel situados en Gran Canaria y Tenerife.

La creciente demanda de este servicio en nuestro archipiélago, demuestra como el transporte aéreo medicalizado desempeña un papel primordial y básico en el sistema de salud insular  y regional, ya que permite, acortando distancias y tiempos de respuesta, dar a los pacientes el servicio especializado que en cada momento puedan precisar, sea cual sea la isla de su residencia.

Etiquetas

Puesta en marcha de las nuevas ambulancias del SUC y de Transporte Sanitario No Urgente en La Gomera

Visita La Gomera

Sanidad presenta una renovada flota de 11 ambulancias, con mejores prestaciones y equipamiento adaptado a la situación clínica del paciente. El consejero de Sanidad visitó el Hospital Nuestra Señora de Guadalupe y otras infraestructuras sanitarias de la Isla

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, ha presentado hoy las nuevas flotas de ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC) y de Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) que estarán en servicio en la isla de La Gomera. El consejero estuvo acompañado por el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, la directora del Área de Salud, Xiomara Hernández, y el gerente de GSC, Elías Castro, entre otras autoridades.

Estos nuevos recursos empezarán a operar a partir del próximo domingo 6 de junio, tras ser adjudicado el servicio en el último concurso a la empresa prestataria por 10,3 millones de euros, incluyendo también El Hierro, con un periodo de vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023 y posibilidad de prórroga.

El consejero de Sanidad dijo que “hoy se recepciona estos vehículos de transporte sanitario urgente y del no urgente que cuenta con el máximo nivel de tecnología. Se trata de un salto cualitativo no sólo por el equipamiento de electromedicina sino del servicio que se prestará con el aumento de las horas de funcionamiento, lo que refleja una apuesta clara y decidida por la mejora del sistema sanitario público del Archipiélago”. Asimismo destacó “la calidad de los profesionales que trabajan en estos recursos, especialmente en esta etapa de pandemia que ha sido más arriesgada”.

El presidente del Cabildo aseguró que estas nuevas ambulancias incrementan la capacidad de servicio y mejoran las prestaciones que reciben los pacientes de ambas modalidades de transporte sanitario, por lo que destacó la coordinación establecida entre el Área de Salud de La Gomera y el Gobierno de Canarias para avanzar en esta dirección. Además, Curbelo hizo hincapié en la necesidad de seguir trabajando en la optimización de los servicios sanitarios que se prestan en la isla, a partir de la incorporación de más especialistas y otras prestaciones médicas en el Hospital Ntra. Sra. de Guadalupe, así como las actuaciones pendientes en varios centros de salud. “A partir de ahora los gomeros y gomeras contarán con mejores servicios y la mejor tecnología que les proporciona la máxima calidad que se alcanza con la incorporación de estas nuevas ambulancias”, precisó.

Nuevas ambulancias

Las nuevas ambulancias de soporte vital básico del SUC incluyen mejores prestaciones y un equipamiento sanitario más completo que las actuales, dotadas de monitor de constantes, desfibrilador y respirador, lo que permite incorporar un médico y un enfermero al recurso, y operar como una unidad de soporte vital avanzado.

Elías Castro señaló que “en La Gomera, el SUC opera con un total de seis ambulancias. Cinco ambulancias son de soporte vital básico de 24 horas, lo que supone una mejora con la ampliación de 12 horas de servicio en el recurso que tiene base en la capital de la Isla”. En concreto, las unidades están ubicadas en Hermigua, Vallehermoso, Valle Gran Rey, Alajeró (Playa Santiago) y San Sebastián de la Gomera. Además, explicó que “La Gomera cuenta con una ambulancia medicalizada para la atención de las emergencias sanitarias extrahospitalarias con base en el hospital de la Isla, operativa todos los días del año”. Durante el año 2020, las ambulancias del SUC en la isla fueron activadas en 2.015 ocasiones.

En cuanto al Transporte Sanitario No Urgente (TSNU), que traslada a pacientes que por causas médicas no pueden desplazarse en un medio ordinario de transporte para acudir a una cita o tratamiento médico, dispondrá de cinco ambulancias del TSNU con una dotación profesional que está compuesta por técnicos de emergencias sanitarias y con una disponibilidad de 12 horas de horas diarias en la mayoría de ellas.

Además, uno de estos recursos estará operativo las 24 horas en cada Isla y será de tipo bariátrico, con el equipamiento necesario para el traslado de pacientes con obesidad mórbida de una manera más eficiente y también más confortable, no solo para los pacientes sino para la dotación profesional que lleva a cabo este servicio.

Elías Castro, precisó que en 2020, el TSNU realizó 13.452 servicios en La Gomera y trasladó a 6.941 pacientes.

Visita al Hospital

Además, el consejero de Sanidad se reunió con el presidente del Cabildo y los alcades de la Isla y seguidamente visitó las instalaciones del Hospital Nuestra Señora de Guadalupe donde pudo comprobar de primera mano el trabajo que está realizando precisamente el equipo que se ocupó del primer positivo COVID detectado en España. Entre las infraestructuras que visitó se encuentran el área de laboratorio y el equipo de alta tecnología de endoscopia.

Blas Trujillo destacó la labor realizada durante la pandemia e informó que “en la isla se ha administrado ya más de 13.190 dosis de las vacunas contra la COVID-19, lo que supone que el 46,6 por ciento de la población residente de la isla ha recibido una dosis de alguna de las vacunas autorizadas y el 22,6 por ciento está ya inmunizado”.

La Incidencia Acumulada a 7 días en la isla de La Gomera es la más baja del Archipiélago con 4,6 casos por 100.000 habitantes.

Etiquetas

Sanidad presenta en El Hierro las nuevas ambulancias del SUC y de Transporte Sanitario No Urgente

La nueva flota de recursos sanitarios cuenta con mejores prestaciones y un equipamiento adaptado a la situación clínica del paciente

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, ha presentado hoy la nueva flota de ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC) y de Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) que prestarán servicio en las islas de El Hierro. El consejero ha estado acompañado por el presidente del Cabildo, Alpidio Armas, el director del Área de Salud, Tomás Morales, y el gerente de la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias, Elías Castro, entre otras autoridades.

Autoridades durante la visita al Hospital Nuestra Señora de los Reyes.
Autoridades durante la visita al Hospital Nuestra Señora de los Reyes.

El consejero destacó que “el equipamiento de los nuevos servicios es de primer orden, lo que permitirá prestar un servicio adecuado a la población”. Estos nuevos recursos empezarán a operar a partir del próximo domingo 6 de junio, tras ser adjudicado el servicio en el último concurso a la empresa prestataria por 10,3 millones de euros -incluyendo también la flota de La Gomera-, con un periodo de vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023 y posibilidad de prórroga.

El consejero de Sanidad también visitó las instalaciones sanitarias de la isla empezando por el Hospital Nuestra Señora de Los Reyes donde pudo comprobar in situ el trabajo del equipo de rastreo y de vacunación destacando los logros de ambos servicios. Blas Trujillo felicitó a los sanitarios de la isla por la labor que están haciendo tanto la asistencial como la de control y rastreo de la COVID-19. En la actualidad, la Incidencia Acumulada a 7 días en la isla de El Hierro es de 0 casos por 100.000 habitantes. Con respecto a la vacunación, destaca que más del 53 por ciento de la población residente de la isla ha recibido una dosis de alguna de las vacunas autorizadas contra la COVID y uno de cada tres herreño ya tiene la pauta de inmunización completa. Asimismo, añadió que “la isla hoy ya no tiene casos activos, lo que supone que El Hierro queda libre de Covid-19, si bien advirtió que es importante no bajar la guardia y continuar manteniendo las medidas de seguridad”. Trujillo anunció también que “ante el avance de la vacunación en la isla, se ha previsto que este jueves se inicie la vacunación de menores de 40 años”.

El presidente del Cabildo, Alpidio Armas, destacó las mejoras que se están produciendo en el ámbito sanitario, “esto significa que estamos mejorando la atención sanitaria y la calidad asistencial que se presta a los herreños, lo que es doblemente gratificante al contar además con los nuevos recursos que estamos presentando hoy”.

Nuevas ambulancias

El gerente de Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), Elías Castro, agregó que “en El Hierro el SUC dispone de un total de tres ambulancias, de las que dos son recursos de soporte vital básico, que operan 24 horas y están ubicadas en Frontera y El Pinar”. En este sentido agregó que “las nuevas ambulancias de soporte vital básico del SUC incluyen mejores prestaciones y un equipamiento sanitario más completo que las actuales, dotadas de monitor de constantes, desfibrilador y respirador, lo que permite incorporar un médico y un enfermero al recurso, y operar como una unidad de soporte vital avanzado”.

Además, a través de este último concurso se ha consolidado la ambulancia medicalizada que se había incorporado al servicio de atención a las emergencias sanitarias extrahospitalarias con base en el hospital de la Isla, operativas todos los días del año.

El año pasado se gestionaron en El Hierro 1.477 intervenciones de las ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

En cuanto a los nuevos recursos del Transporte Sanitario No Urgente, en los que se traslada a pacientes que por causas médicas no pueden desplazarse en un medio ordinario de transporte para acudir a una cita o tratamiento médico, hay que sumar un nuevo recurso en la isla de El Hierro.

De esta manera, El Hierro dispondrá de cuatro ambulancias del TSNU, con una dotación profesional que está compuesta por técnicos de emergencias sanitarias y con una disponibilidad de 12 horas de horas diarias.

Además, uno de estos recursos estará operativo las 24 horas y será de tipo bariátrico, con el equipamiento necesario para el traslado de pacientes con obesidad mórbida de una manera más eficiente y también más confortable, no solo para los pacientes sino para la dotación profesional que lleva a cabo este servicio.

El año 2020, el TSNU en El Hierro realizó 8.015 servicios y trasladó a 3.906 pacientes.

Etiquetas

Una bebé es recuperada de una parada por sus familiares tras sufrir un ahogamiento en una bañera

El médico coordinador del SUC comprobó que la menor no respiraba y les indicó cómo realizar las maniobras de reanimación

La actuación del padre de un bebé permitió salvar la vida a su hija en parada cardiorrespiratoria tras sufrir un ahogamiento en su domicilio de la capital grancanaria, siguiendo las indicaciones de un médico coordinador del SUC.

En la llamada de alerta se indicaba que habían sacado de una bañera a una niña de un año que no respiraba. El médico coordinador del SUC, presente en la sala operativa del 1-1-2, indicó al alertante que debían comenzar a realizarle insuflaciones (introducir aire en los pulmones). Al comprobar que no reaccionaba a las mismas le explicó, mediante teleasistencia, la necesidad de practicar masaje cardiaco, detallando la forma en la que debía ser realizado (ya que presenta diferencias al que se realiza a un adulto) y el ritmo a seguir para que fueran efectivas.

Tras varios ciclos de compresiones, la menor comenzó a llorar y según los datos que le trasladaban en la conversación, la niña presentaba mejor color y se mantenía consciente.

El personal del SUC desplazado al domicilio comprobó que la niña se encontraba estable y procedió a trasladarla en ambulancia de soporte vital avanzado al Hospital Universitario Materno Infantil de Gran Canaria para valoración.

Los coordinadores sanitarios del SUC, tanto médicos como enfermeros atienden continuamente incidentes en los que la colaboración con los primeros intervinientes es fundamental para salvar la vida de un paciente o minimizar las secuelas, ya que prestan la primera asistencia hasta la llegada de los recursos sanitarios.

Etiquetas

Una médico coordinadora del SUC realiza teleasistencia a la Policía Local para atender un parto en vía pública

La médico coordinadora del SUC, Yoiset Vega, realizó la teleasistencia del parto en vía pública

La gestante se disponía a acudir de madrugada al hospital, desde su domicilio en Santa Lucía, cuando solicitaron ayuda porque el nacimiento era inminente

Una joven de 22 años dio a luz de madrugada a su primer hijo en la vía pública, en el municipio de Santa Lucía, en Gran Canaria, asistida por la Policía Local, siguiendo las indicaciones de una médico coordinadora del SUC mientras esperaban la llegada de las ambulancias movilizadas al lugar.

La gestante se disponía a acudir al hospital, pero el estado en la que se encontraba hacía necesario solicitar ayuda. El padre comenzó a explicar la situación de la gestante a la médico coordinadora del SUC, presente en la sala operativa del 1-1-2, pero los nervios le impedían continuar la conversación.

Agentes de la Policía Local del municipio que ya se encontraban en la zona, tomaron el control de la situación y continuaron hablando con la médico, que les explicó cómo proceder en el parto hasta que finalizó el proceso de expulsión. La coordinadora sanitaria comprobó que la recién nacida había comenzado a llorar y les indicó que le dieran calor inmediatamente tapándola con una manta.

Rápidamente la ambulancia de soporte vital avanzado del SUC activada llegó al lugar. Su personal valoró y asistió a la bebé y a su madre, constatando que ambas se encontraban en buen estado y llevando a cabo el traslado al Hospital.

La médico coordinadora del SUC destacó la total colaboración de los agentes a la hora de asistir a la gestante, siguiendo en todo momento las indicaciones facilitadas. “Se trata del primer parto que asisto por teléfono y ha sido una experiencia muy bonita”. Una buena forma de finalizar un turno de noche.

Etiquetas

Recuperado por el SUC de una parada tras sufrir un atragantamiento en un restaurante en Gran Canaria

La gran colaboración de los primeros intervinientes fue fundamental para que la labor posterior del personal sanitario fuera efectiva

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuperó ayer de una parada cardiorrespiratoria a un varón de 83 años que sufrió un atragantamiento, mientras se encontraba en un restaurante localizado en Las Palmas de Gran Canaria.

Una médico coordinadora del SUC, presente en la sala operativa del 1-1-2, realizó el correspondiente interrogatorio al alertante para saber cómo se encontraba el afectado, al que le estaban practicando la maniobra de Heimlich. Durante la conversación la médico comprobó que el afectado ya no respiraba, por lo que indicó inmediatamente a su interlocutor que era necesario comenzar a practicar maniobras de reanimación y les explicó, mediante teleasistencia, cómo debían realizarlas para que fueran efectivas.

El personal del SUC, desplazado al lugar en una ambulancia de soporte vital básico y una ambulancia de soporte vital avanzado, continuó practicando al afectado maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y avanzadas, logrando recuperar el pulso. Posteriormente, tras ser estabilizado, fue trasladado en estado crítico, en ambulancia de soporte vital avanzado, al Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.

La médico coordinadora del SUC destacó en este servicio que la rápida intervención de las personas que se encontraban en el lugar y su cooperación, siguiendo en todo momento las indicaciones que debían poner en práctica, fue fundamental para que el trabajo posterior del personal del SUC diera un resultado positivo.

 

Etiquetas

La respuesta medicalizada que acorta distancias

En 2020, el avión del SUC trasladó bajo supervisión médica a 829 pacientes entre hospitales de las Islas y centros de referencia de la Península

El avión medicalizado del Servicio de Urgencias Canario (SUC) es el único recurso que garantiza la supervisión médica en el traslado de pacientes graves desde los hospitales canarios a centros hospitalarios de referencia en el territorio peninsular.  Es el caso de los grandes quemados, neonatos y lactantes con patologías congénitas o para tratamiento específico de determinados tumores, pacientes con patología neurológica rara o cardiopatías congénitas muy complejas.

Esta aeronave realiza traslados a la Península principalmente a los hospitales madrileños 12 de Octubre, La Paz o Puerta del Hierro; al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y al Instituto Guttmann, en Barcelona.

Pero además de estos servicios peninsulares, el avión medicalizado también realiza el traslado en Canarias de pacientes ingresados en los hospitales ubicados en las islas periféricas y que por su patología tienen que ser derivados a los hospitales de mayor nivel asistencial en Gran Canaria o Tenerife para una determina intervención o para recibir un tratamiento específico.

Profesionales sanitarios en el avión medicalizado del SUC.
Profesionales sanitarios en el avión medicalizado del SUC.

En el año 2020, este servicio trasladó a 829 pacientes entre las Islas y al territorio Peninsular. El avión medicalizado es uno de los eslabones básicos en la actuación prehospitalaria en Canarias, que depende de factores como la singularidad insular, la distancia que hay entre un paciente y su hospital de referencia, o la patología que presenta para determinar la importancia e idoneidad de cada tipo de transporte.

Puesto en marcha en diciembre de 1994, tiene su base en el Aeropuerto de Gran Canaria donde permanece de guardia su tripulación compuesta por un comandante y un segundo piloto y el equipo sanitario, integrado por 7 médicos y 7 enfermeros, que rotan en turnos de 12 horas, todos con amplia experiencia en el sector de las urgencias sanitarias hospitalarias y prehospitalarias.

Lázaro Carrera, de 56 años, es uno de los médicos que desde hace diecisiete años trabaja en los recursos aéreos del Servicio de Urgencias Canario.  Consciente de las características geográficas de Canarias, territorio insular y alejado de la Península, destaca la importancia de este recurso medicalizado ya que permite dar respuesta a pacientes con patologías específicas y que requieren un tratamiento de primer nivel en centros hospitalarios peninsulares sin obviar la complejidad de estos traslados. “Cualquier paciente puede sufrir una complicación a bordo, desde una crisis de ansiedad hasta el agravamiento de su dolencia, bien por el movimiento, la altitud o la meteorología”, añade.

En cuanto a las inclemencias del tiempo Lázaro destaca que “en el mes de septiembre, durante el traslado de un paciente a Barcelona, nos sobrevino de forma inesperada una lluvia con abundante granizo, y la verdad, sentimos mucho miedo, pero gracias a la pericia de los pilotos todo quedó en un susto”. Complicaciones que se suman a diario a la labor de atención de los pacientes para que su traslado se realice en condiciones óptimas.

En otras ocasiones es la propia patología del paciente la que mantiene al equipo sanitario en alerta durante todo el vuelo. “Recuerdo el traslado de un paciente con enfermedad cardiovascular severa que pensábamos que se moría y sin embargo a los pocos meses nos enteramos de que se había recuperado y estaba de vuelta. Casos como éste nos alegran muchísimo y nos animan a continuar”.

Pablo José Hernández, de 55 años, con veinte años de experiencia como médico intensivista y de urgencias, forma parte desde hace dos años de la plantilla de profesionales que trabaja en los recursos aéreos del SUC.

Para Pablo, el avión medicalizado es un recurso fundamental de apoyo a la red de recursos móviles de urgencias. “Se trata de una herramienta de auxilio muy eficaz para resolver entre islas de manera rápida, con supervisión sanitaria, los problemas de salud de pacientes muy delicados”.

El transporte aéreo también ha tenido que adaptarse a la nueva situación sanitaria por Covid 19, ya que en muchas ocasiones hay que trasladar pacientes infectados por este virus. “Lo más complicado es la evacuación de pacientes infecciosos y/o con soportes vitales, ya que los equipos de protección individual, en un espacio tan reducido como la cabina del avión, dificultan la movilidad rápida ante situaciones emergentes”, añade.

Cuando Pablo habla del espacio reducido de la cabina sabe muy bien a lo que se refiere, ya que mide casi dos metros de altura y su complexión física es robusta. “Como soy muy corpulento, recuerdo que las turbulencias durante un vuelo Tenerife-Madrid provocaron que no parara de dar saltos en mi asiento contra la ventana y el techo del avión. Cuando aterrizamos en Sevilla para repostar, bajé del avión con mareos, náuseas y algunas contusiones en el brazo izquierdo, por lo que llegué a plantearme no continuar. Lógicamente fue algo que deseché enseguida ya que teníamos la responsabilidad de llegar cuanto antes a Madrid, donde el servicio de cirugía cardiovascular del hospital esperaba al paciente”.

Y es que la satisfacción que se siente al trasladar a un paciente delicado o grave y que cuando llega te da las gracias o abraza por haber llegado a su destino, son gestos que, según Pablo, te dan la fuerza para seguir ayudando a los que te necesitan.

La historia de Ana García, de 35 años, es bastante similar a la de Pablo.  Enfermera desde hace tres años en el avión medicalizado del SUC, su trayectoria profesional ha estado siempre ligada al sector de las urgencias y emergencias tanto hospitalaria como extrahospitalaria en ambulancias de soporte vital avanzado del SUC.

Para Ana, trabajar como enfermera en el avión medicalizado del SUC es muy gratificante a pesar de que en muchas ocasiones tenga que enfrentarse a desafíos o situaciones adversas ya que el espacio de trabajo, además de ser muy limitado, es en el aire. “Trabajar en un espacio tan limitado como una cabina de avión y estar sujeto a turbulencias no siempre es sencillo y sobre todo cuando tenemos que hacer todo lo posible para que al paciente le afecte lo menos posible”.

A este respecto, para Ana la comunicación con el paciente es fundamental. “Muchas veces estar en el aire provoca situaciones de ansiedad que hay que controlar para que el traslado se desarrolle con éxito y el paciente se mantenga estable”.

Ana resalta que para realizar este trabajo es importante desarrollar algunas habilidades, aunque por encima de todo siempre está “mantener la calma y trabajar en equipo”.

A lo largo de estos tres años de trabajo en el avión medicalizado, han sido muchos los vuelos en los que las condiciones meteorológicas no han sido favorables. “Recuerdo una guardia en la que hicimos un vuelo Gran Canaria-Tenerife, Tenerife-Sevilla y Sevilla-Barcelona con turbulencias en varios momentos del trayecto que cuando llegué a casa tenía la sensación de seguir dando saltos, aunque estuviera en tierra”.

Entre los servicios complicados con final feliz, Ana recuerda el traslado de una niña con una situación clínica muy complicada y con mal pronóstico. “Durante el vuelo, que se nos hizo larguísimo, tanto el médico como yo fuimos con la sensación de tener un nudo en la garganta”. Dos meses después, Ana intervino en el traslado de regreso de esa niña al hospital de su isla ya recuperada y con la perspectiva de recibir pronto el alta médica y, como ella indica, “estas situaciones nos dejan una sensación satisfactoria al sentirnos parte del proceso de recuperación de la paciente y que la historia haya tenido un final feliz”.

Características del avión medicalizado

El avión medicalizado del SUC es un BEECHCRAFT, modelo SUPER KING AIR 200, con una autonomía de seis horas y media y una velocidad de crucero de 260 nudos (480 Km/h). Tiene capacidad para trasladar a tres pacientes, uno en camilla y dos sentados, además de los cuatro integrantes de la tripulación, es decir, comandante, segundo piloto, médico y enfermero tanto en vuelos tanto interinsulares como a la península.

En cuanto al equipamiento sanitario, la aeronave dispone de equipos de electromedicina como monitor de desfibrilador para atender a aquellos pacientes que sufran una parada cardiorrespiratoria, bombas de perfusión para suministrar determinada medicación de manera gradual y un respirador para dar ventilación asistida a pacientes con insuficiencia respiratoria.

El avión medicalizado del SUC también cuenta con material de inmovilización (colchón de vacío, camilla cuchara, férulas, etc.), sistema de oxigenoterapia, fungibles y la medicación necesaria para garantizar una asistencia avanzada similar a la de cualquier unidad de cuidados intensivos hospitalaria.

Además, para el traslado de los recién nacidos prematuros, el avión medicalizado del SUC tiene una incubadora, que permite su asistencia y tratamiento durante el vuelo, y  un respirador pediátrico.

Etiquetas

Ambulancias del Transporte Sanitario No Urgente trasladaron en 2020 a casi 370.000 pacientes a centros sanitarios

Ambulancias del TSNU

Los traslados para recibir tratamiento por hemodiálisis fueron los más numerosos este año y representaron un 43% del total

La Mesa de Transporte Sanitario No Urgente (MTSNU) ha gestionado el traslado de casi 367.242 pacientes y coordinado un total de 677.102 servicios durante el pasado año. Esto incluye los traslados de los pacientes del domicilio a centros sanitarios y su regreso, tanto en el caso de tratamientos prolongados de rehabilitación, radioterapia, diálisis y desplazamientos a Hospital de Día, como para consultas médicas, pruebas diagnósticas puntuales y las altas de centros sanitarios. Este servicio de la Consejería de Sanidad se coordina a través de la empresa pública GSC.

La actividad de este servicio en 2020 se redujo en un 21% debido al impacto de la pandemia por el COVID-19 y el cumplimiento de las medidas de seguridad y protección establecidas, que obligaron a la reducción en el número de usuarios por vehículo y a la suspensión temporal de tratamientos no vitales durante el estado de alarma.

Esta priorización de los servicios también afectó a la tipología de pacientes trasladados, siendo los más numerosos los servicios para tratamiento de hemodiálisis, con un 43%. Ya en segundo lugar figuran los pacientes de rehabilitación, con casi el 40%, mientras que el 5,7% hizo uso del servicio para acudir a consultas programadas y el 5,5% necesitaron este transporte tras recibir el alta, tanto en planta hospitalaria como en los servicios de urgencias. En menor porcentaje se encuentran los traslados de pacientes a Hospitales de Día, o los que se llevan a cabo para la realización de pruebas diagnósticas y sesiones de radioterapia o quimioterapia, entre otros.

De los 677.102 servicios realizados en 2020, el 93% de ellos corresponden a traslados programados, que son aquellos que se solicitan a la Mesa de Transporte Sanitario No Urgente con al menos doce horas de antelación, mientras que el 7% restante son servicios diferidos, o lo que es lo mismo, traslados que se comunican para su realización según el margen de demora que establece la instrucción del SCS, como es el caso de las altas médicas.

En relación a la actividad por provincias, la Mesa del Transporte Sanitario No Urgente (MTSNU) gestionó en Santa Cruz de Tenerife 349.320 servicios, lo que supone el 52%, mientras que en Las Palmas se realizaron 327.782 servicios, el 48% del total.

Para gestionar estos servicios, la MTSNU cuenta con una flota de 258 recursos distribuidos por todo el Archipiélago que se hace cargo de los traslados solicitados por los facultativos del Servicio Canario de Salud (SCS), una vez valorada la situación clínica o a la imposibilidad física del paciente para hacer uso de medios ordinarios de transporte, según los criterios establecidos en la Instrucción 7/98 del Servicio Canario de la Salud. Estos recursos se coordinan de forma independiente a las urgencias o emergencias, que se solicitan directamente al Servicio de Urgencias Canario (SUC) mediante una llamada al 1-1-2.

Etiquetas

La línea 900 112 061 de asistencia al coronavirus en Canarias cumple su primer año

Línea atención Covid-19

Este servicio, coordinado por el SUC y pionero en España, ha atendido a más de 425.000 personas

La línea 900 112 061, puesta en marcha por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para hacer frente a la pandemia del COVID-19, ha cumplido su primer año de vida. Durante este periodo, este servicio ha atendido a 425.468 personas que demandaban asistencia, consulta o información relacionada con el virus, coincidiendo los mayores picos de actividad con las tres olas, registradas en los meses de marzo, agosto-septiembre y diciembre-enero de 2021.

Esta línea específica de información coronavirus, coordinada por el Servicio de Urgencias Canario (SUC), fue pionera en el territorio nacional. Comenzó a funcionar el 2 de febrero de 2020, tan sólo dos días después de detectarse el primer caso de COVID-19 en España, en la isla de La Gomera y, en un principio, además de ciudadanos residentes en Canarias, esta línea recibía llamadas desde el extranjero y otras comunidades autónomas.

La creciente demanda de consultas sobre el coronavirus ha obligado a un continuo redimensionamiento del servicio y al incremento del personal especializado en función de la situación epidemiológica, pasando de los dos enfermeros iniciales hasta llegar a 39 enfermeros y tres médicos en la Mesa COVID, organizados en diferentes turnos para garantizarle al usuario una correcta atención las 24 horas de los 365 días del año.

Además, con el objetivo de dar el mejor servicio posible al ciudadano y teniendo en cuenta el desarrollo de la pandemia, el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Modernización y Calidad de los Servicios, estableció en marzo un protocolo de atención integral para la línea 900 112 061 con diferentes niveles de asistencia en función del tipo de demanda, diferenciando lo que es solo información (nivel 1) de las consultas por situación clínica de pacientes positivos o que tengan sospecha de serlo (nivel 2) que pasan a Mesa COVID del SUC.

Este sistema permite también el registro de todas las llamadas, lo que garantiza el control de las que no puedan ser atendidas por el personal sanitario en el momento por una saturación puntual, siendo el servicio el que contacta con el usuario

A lo largo del 2020, la línea 900 112 061 tuvo el principal pico de actividad en el mes de marzo, al inicio de la primera ola, periodo en el que se registraron 71.630 llamadas. Le siguen los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021 (tercera ola) en los que se han recibido 62.550 y 60.236 llamadas, respectivamente. En medio se sitúan los meses de agosto y septiembre, coincidiendo con la segunda ola, con 43.202 y 45.029.

En el lado contrario se sitúan los meses de julio y junio del pasado año, en los que se produce la menor demanda de información por parte de los ciudadanos, ya que solo se registran 7.136 y 8.772 llamadas respectivamente.

Además de la gestión de estas demandas, la línea 900 112 061 se ha encargado, en colaboración con Atención Primaria, de la organización y realización de parte de las tomas de muestras (PCR) en colaboración con Atención Primaria, llegando a realizar un total de 35.601.

Línea 1-1-2

Mientras esto ocurría en la línea 900 112 061, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 seguía recibiendo incidencias sanitarias urgentes relacionadas con el COVID-19 que eran atendidas por coordinadores sanitarios del SUC. En el mismo periodo, el SUC resolvió 18.517 incidentes sanitarios relacionadas con el coronavirus por la línea 1-1-2.

Para evitar que estas emergencias pudieran ver afectadas por el volumen de llamadas, el Gobierno de Canarias reforzó el mensaje a la población para un uso responsable de los servicios, dada la importancia de diferenciar ambas líneas y solo llamar al 1-1-2 si se trata de una urgencia y los síntomas que presenta son graves y no puede demorarse la asistencia sanitaria del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

Etiquetas

El SUC incrementó su actividad en un 42,7% durante 2020

La consultoría médica creció un 224% debido a la aparición de la pandemia

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, atendió durante el año 2020 una media diaria de 1.244 peticiones de ayuda sanitaria urgente de ciudadanos de las Islas que se encontraban en una situación de urgencia o emergencia. El total anual de estas demandas sanitarias de los ciudadanos ascendió a 455.168, un 42,75% más que en el año anterior debido en gran parte al impacto de la pandemia de COVID-19, mientras que el número de personas atendidas superó las 471 mil.

Del total de demandas, el 46% se resolvió mediante la consultoría médica o el asesoramiento telefónico que realizan los coordinadores sanitarios del SUC desde las dos salas operativas del 1-1-2 del Gobierno de Canarias. Estas 209.123 demandas sin movilización de recursos suponen un crecimiento del 224,1% con respecto a 2019.

Por otra parte, la movilización de los recursos sanitarios fue necesaria en el 54% de los casos. Con 246.045 incidentes, el 2020 refleja un descenso del 3,2% con respecto al año anterior, debido principalmente a la disminución de los accidentes y tráficos en vía pública por el confinamiento y las restricciones horarias y de movilidad.

En relación con la movilización de la red de recursos sanitarios del SUC, a lo largo de 2020 el SUC realizó 255.288 activaciones, un 3,4% menos que los activados en 2019. Las ambulancias de soporte vital básico concentraron el mayor volumen de actividad, con la realización de 200.013 servicios, lo que representa al 78% de la actividad total. Le siguen las ambulancias de soporte vital avanzado, que fueron activadas en 18.445 ocasiones y las sanitarizadas, con 17.882 movilizaciones.

La actividad de los recursos aéreos, es decir, los dos helicópteros y el avión de soporte vital avanzado, que realizan el traslado de pacientes que necesitan una asistencia especializada en vuelo, entre islas, y hospitales de la península, como es el caso del avión, fueron activados en 1.739 ocasiones y también han experimentado un descenso con respecto a 2019 del 10,5%.

Por su parte, los vehículos de coordinación sanitaria, intervención rápida (VIR) y el de asistencia médica, así como el personal de Atención Primaria, fueron activados por el SUC en un 18,4% más de ocasiones, con un total de 14.646 servicios.

Toda esta red de recursos sanitarios del SUC atendió en un 84,8% situaciones de enfermedad que los usuarios sufrieron en domicilio o en lugares públicos y, en menor medida, con 37.336 incidentes, incidentes referidos a accidentes de tráfico, deportivos o escolares, entre otros que, en 2020, han descendido en un 19,6%

Una vez atendidos en el lugar del incidente, el destino de los afectados se realizó en su mayoría a hospitales públicos de las islas, en un 16,6% a centros de atención primaria y en un 7,7% de los casos a clínicas privadas.

Etiquetas