Logo del Gobierno de Canarias

El Servicio de Urgencias Canario asiste a cerca de siete millones de personas en 28 años de servicio

El SUC cuenta con una renovada flota de recursos móviles compuesta por 120 ambulancias, dos helicópteros y un avión medicalizado, además de vehículos específicos para catástrofes, coordinación y logística

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cumple hoy, 1 de diciembre, 28 años de servicio con un balance que ronda los siete millones de personas atendidas. En estas casi tres décadas se ha prestado asistencia extrahospitalaria urgente a 6.745.944 personas por todo el archipiélago, a través de los recursos móviles y la teleasistencia de los coordinadores sanitarios desde las salas operativas.

En ese periodo se han gestionado casi 8,5 millones de demandas de ayuda. Para dar respuesta, los gestores de recursos del SUC han realizado un total de 5.915.785 activaciones de recursos sanitarios siguiendo las indicaciones de los coordinadores sanitarios, en función del tipo de incidente y su catalogación como emergencia, urgencia, transporte sanitario urgente, traslados interhospitalarios o atención domiciliaria.

El SUC cuenta en la actualidad con una renovada flota de recursos móviles compuesta por 120 ambulancias, dos helicópteros y un avión medicalizado, así como unidades con material específico para catástrofes, vehículos de intervención rápida, coordinación sanitaria y logística.

Asimismo, el SUC ha atendido casi tres millones de consultas sanitarias mediante consulta y teleasistencia, sin la necesidad de movilizar recursos. Para ello, las salas operativas cuentan con personal médico y de enfermería que realizan labores de coordinación sanitaria las 24 horas, todos los días del año.

Fue en diciembre de 1994 cuando el Gobierno de Canarias apostó por crear una red asistencial urgente prehospitalaria que diera cobertura a toda la geografía canaria, a través de recursos terrestres y aéreos. Así nació Urgencias Sanitarias 061, pasando a denominarse Servicio de Urgencias Canario (SUC) tras la puesta en marcha del teléfono único de emergencias 1-1-2, convirtiéndose en un referente para la ciudadanía que requiere una asistencia cualificada en caso de emergencia sanitaria.

 

La experiencia del SUC en la crisis volcánica y asistencia sanitaria a migrantes, en el Congreso SEMES-Canarias

El Servicio de Urgencias Canario participa en dos mesas redondas del encuentro, que se celebra en Lanzarote

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha participado este fin de semana en el XIII Congreso de la Sociedad Canaria de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES-Canarias), celebrado en Lanzarote, exponiendo su experiencia en la crisis volcánica y en la asistencia sanitaria a los migrantes que llegan a las costas canarias.

El SUC forma parte del grupo sanitario en los planes de emergencias de Canarias y dispone de un Plan de Contingencias (PLACON) para dar una respuesta rápida y adecuada a las situaciones de catástrofes.

La crisis volcánica centró la intervención de Marcela Posca, responsable de la Unidad de Coordinación Operativa y Mesa de Transporte del SUC en Santa Cruz de Tenerife, quien explicó cómo el SUC tuvo que reorganizar el servicio para hacer frente a esta situación extraordinaria y seguir atendiendo a los pacientes que requerían una asistencia urgente y traslado en ambulancia. En este sentido, Posca detalló que se reforzaron los recursos de la isla para disponer de tres ambulancias de soporte vital avanzado (ASVA) que pudieran  atender tanto los puntos de encuentro y albergues,  como el transporte de pacientes graves por vía marítima a la isla de Tenerife, además de poner en funcionamiento otra ambulancia de soporte vital básico (ASVB) en zona de Fuencaliente, que posteriormente cambió de ubicación al nuevo Consultorio Local de Las Manchas.

En lo que se refiere al transporte sanitario no urgente (TSNU), se asumió la evacuación de personas dependientes hacia el albergue y la reubicación de estas personas en otros centros o casas familiares. Además, el transporte no urgente tuvo que adaptar sus rutas de las ambulancias para poder trasladar a los pacientes que cambiaron de domicilio, con el fin de no interrumpir sus consultas o tratamientos.

Durante su intervención, Marcela Posca también hizo referencia al convenio de colaboración con el Colegio de Psicólogos de la provincia de S/C de Tenerife (COP), que permitió su activación desde el mismo día de la erupción. Al respecto señaló que, desde el día siguiente a la erupción, el COP puso a disposición de los afectados un teléfono gratuito donde participaron hasta 60 psicólogos.

La atención a los migrantes recayó en Carlos Quintana, enfermero coordinador del SUC en la provincia de Las Palmas, quien centró su exposición en el protocolo de actuación del Servicio de Urgencias Canario ante la llegada a las costas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote.

Este protocolo se pone en marcha cuando el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibe la alerta sobre la llegada de una patera a las islas y lo comunica al SUC.  A partir de ese momento, la gestión de este incidente la asume directamente el sector sanitario, en la figura del enfermero coordinador, que contacta con Cruz Roja Española y el Servicio Canario de Salud, para conocer su disponibilidad de recursos y personal sanitario, al objeto de dimensionar la respuesta del SUC.

La asignación de recursos se realiza en función del número de ocupantes que vienen en la embarcación y de su estado. Tras la primera valoración por el dispositivo sanitario en tierra y la información que se recibe en la sala de coordinación, el SUC puede ajustar la respuesta según las necesidades sanitarias reales del incidente.

Etiquetas

El SUC se une a la celebración del Día Mundial de los Primeros Auxilios

SUC - Día Mundial de los primeros auxilios

La campaña en redes sociales “Tu ayuda suma +” continúa enseñando cómo prevenir y actuar  ante los principales riesgos para la salud. Los profesionales sanitarios volverán a las aulas este nuevo curso escolar para explicar cómo reaccionar ante una emergencia

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se une este año a la celebración del Día Mundial de los Primeros Auxilios con el objetivo de concienciar a la población de la importancia de ser parte activa de la cadena de supervivencia.

Durante los meses de verano, el SUC ha reforzado la formación preventiva y de primeros auxilios ante los principales riesgos para la salud con la campaña “Tu ayuda suma+” en la que, a través de sencillos consejos en formato audiovisual y emitidos a través de su canal de YouTube, los coordinadores sanitarios del SUC muestran los pasos a seguir ante un ahogamiento en la piscina o en el mar, cómo evitar las intoxicaciones alimentarias, insolaciones o golpes de calor, qué hacer ante una reacción anafiláctica y cómo actuar ante un accidente de tráfico o una parada cardiorrespiratoria, entre otros.

Con estos videoconsejos, los profesionales insisten también en las medidas preventivas que se deben adoptar antes de realizar cualquier actividad al aire libre, con el fin de prevenir determinadas situaciones de peligro, especialmente en niños y personas mayores.

Esta labor formativa, que continúa cada inicio de curso en los centros educativos de las islas y que se viene realizando desde hace años, tiene como principal objetivo concienciar a los jóvenes de la importancia que tiene saber actuar de manera inmediata ante una emergencia, ya que una intervención eficaz puede ayudar a salvar una vida.

En este sentido, cerca de 250 personas, se beneficiaron el curso pasado de estas charlas formativas sobre técnicas de primeros auxilios, adaptadas a la edad de los estudiantes ya sean de Primaria, ESO o adultos, e impartidas tanto de forma presencial como telemática en diferentes centros educativos y asociaciones de vecinos.

En estos talleres, el personal del SUC también enseña a los asistentes cómo funciona este servicio, con qué recursos terrestres y aéreos cuenta para dar respuesta a todas las emergencias sanitarias que se producen en el Archipiélago, cuáles son sus características y cómo acceder al SUC a través de una llamada al 1-1-2 en caso de una urgencia o emergencia.

A continuación puedes consultar las recomendaciones de primeros auxilios que emite el SUC a través de su canal de YouTube succanarias:

Etiquetas

El Servicio de Urgencias Canario logra la certificación en la norma ISO 9001

Sector SUC en la Sala Operativa

Se destaca su alto nivel de profesionalidad y experiencia y la eficiencia en el desempeño de sus actividades. La inmediatez en la prestación del servicio y su operativa digital instantánea,  otros aspectos valorados positivamente

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha logrado certificar en la norma de  calidad  ISO 9001 el conjunto de actividades que desempeña en el ámbito de las urgencias y emergencias sanitarias extrahospitalarias.

En este proceso, el certificador OCA Global ha destacado el alto nivel de profesionalidad y experiencia del SUC; la eficiencia en el desempeño de sus actividades; la inmediatez en la prestación del servicio y su operativa digital inmediata, así como el alto de detalle de control de esta última.

La ISO 9001 se define como la norma reconocida a nivel internacional para Sistemas de Gestión de Calidad (SGC) que cuenta ya con más de 1 millón de certificados emitidos en más de 178 países.

El principal objetivo de esta norma es establecer un marco de trabajo y un conjunto de principios y procedimientos que aseguren un enfoque lógico de la gestión de la organización. Esta tarea se realiza con el fin de ofrecer un servicio eficaz y eficiente que satisfaga a todos los canarios y turistas que nos vistan y a las partes interesadas que, de una u otra forma, participan en el proceso de la gestión.

En concreto, el Servicio de Urgencias Canario ha logrado la certificación ISO 9001 en los siguientes ámbitos: atención a la urgencia y emergencia extrahospitalaria; consultoría médica; teleasistencia y servicios de telemedicina; Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) y Programado y transporte diferido; gestión del transporte sanitario terrestre entre centros de la Comunidad Autónoma y gestión del transporte sanitario aéreo entre hospitales de Canarias y la península, ambos en nombre del Servicio Canario de la Salud (SCS).

Proyecto de Certificación de Calidad de la SEMES

En esta línea de mejora, el SUC está participando también en el Proyecto de Certificación de Calidad auspiciado por la Sociedad Española de Medicina de Emergencia (SEMES) en el que confluyen la mayoría de los servicios de urgencias extrahospitalarias del Estado español.

Con este proyecto, que concluirá en el año 2023, se pretende unificar y certificar los procedimientos de actuación de todos los servicios de urgencias extrahospitalarias participantes, respetando, siempre, las lógicas diferencias autonómicas de cada uno de ellos. Para lograrlo, se están manteniendo reuniones mensuales en la que se analizan los procedimientos de actuación en diferentes ámbitos -asistencial, calidad, formación, prevención de riesgos laborales y funcionamiento de los centros coordinadores-.

 

Etiquetas

El SUC insiste en la gravedad de las reacciones anafilácticas y recuerda cómo actuar en esos casos

Las personas con riesgo de sufrir reacciones alérgicas graves deben llevar siempre consigo una jeringa autoinyectable precargada con adrenalina

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerda que las reacciones alérgicas son respuestas inadecuadas del sistema inmunitario a una sustancia que en condiciones normales es inofensiva. En ese sentido, los profesionales insisten en que es muy importante conocer si una persona es alérgica para prevenir o adoptar las medidas necesarias, en el caso de tener contacto con alguna de las posibles causas que provocan esta situación.

En algunos casos existen ciertas reacciones alérgicas, denominadas reacciones anafilácticas, que suponen un riesgo para la vida. Los síntomas que identifican estas alergias graves son el estrechamiento de las vías respiratorias, inflamación de las mucosas de la garganta y de las vías respiratorias, dilatación de los vasos sanguíneos lo que provoca un descenso de la presión sanguínea que dificulta el flujo al corazón pudiendo llegar a ser mortal.

En caso de que alguien sufra una reacción de este tipo, debe contactar inmediatamente con los coordinadores sanitarios del SUC, a través del teléfono de emergencias 1-1-2, y explicar lo que ha ocurrido para que valoren la gravedad del caso y puedan indicar las recomendaciones y pautas de actuación a través de la teleasistencia antes de acudir a un centro hospitalario para valoración médica y establecer el tratamiento adecuado.

Los médicos y enfermeros coordinadores del SUC insisten además en la vigilancia de estos síntomas desde edades tempranas en la población infantil y recuerdan que este tipo de reacciones alérgicas pueden ser mortales, lo que obliga a actuar con rapidez.

En ese sentido, recomiendan que las personas que tienen posibilidad de sufrir reacciones alérgicas graves o anafilácticas, deben llevar siempre consigo una jeringa autoinyectable precargada con adrenalina y medicamentos de tipo antihistamínicos, ya que esto mejoraría la reacción, disminuyendo los síntomas, al menos de forma temporal.

No obstante, la mayoría de las reacciones son leves y provocan picor de ojos, lagrimeo, goteo nasal, prurito en la piel, erupciones y estornudos. Según los profesionales del SUC, la mejor manera de tratar y de prevenir las alergias consiste en evitar el alérgeno. Ante la aparición de síntomas leves, el tratamiento consiste en tomar un antihistamínico y si no es suficiente se puede recurrir a otros fármacos como los corticoides, siempre por indicación médica.

Etiquetas

El SUC destaca la importancia de los primeros intervinientes en los accidentes de tráfico

Recomendaciones ante un accidente de tráfico

Deben poner en práctica la conducta PAS (proteger, alertar y socorrer) y seguir las indicaciones del coordinador sanitario

La intervención de las personas que presencian un accidente de tráfico puede ser de vital importancia para evitar que se produzcan más daños y prestar ayuda a los afectados hasta la llegada de los recursos de emergencias. Por este motivo el SUC, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerda que esta primera asistencia puede ser clave para la supervivencia de los heridos y para minimizar sus posibles secuelas.

Cuando presenciamos un accidente de tráfico debemos poner en práctica la conducta PAS (proteger, alertar y socorrer). En primer lugar tenemos que proteger la zona, por lo que debemos detenernos en un lugar seguro que nos permita valorar la situación y asegurarnos de no correr riesgos propios o ajenos a la hora de actuar, evitando que se generen situaciones de peligro añadidas. A continuación, es necesario alertar a los servicios de emergencia llamando al 1-1-2 y facilitar toda la información que ayude a la localización del incidente. Finalmente seguiremos las indicaciones del coordinador sanitario, un médico o un enfermero del SUC, sobre las acciones a seguir en cuanto a seguridad y a la primera asistencia a los afectados hasta la llegada de las ambulancias.

Cuando se alerta al 1-1-2 es imprescindible responder a las preguntas que se realizan con la mayor precisión posible. Durante la conversación se está activando la ayuda, no se pospone hasta que termine.  Además, es de especial importancia indicar de la forma más concreta posible el lugar donde se ha producido el accidente. Si ha tenido lugar en una autopista o autovía, es necesario señalar el sentido en el que circulan los vehículos, ya que ese dato es imprescindible para minimizar los tiempos de llegada de los recursos de emergencias.

En este sentido, se debe tener en cuenta que durante la llamada al teléfono único de emergencias el alertante siempre contará con la ayuda de un coordinador sanitario, que le facilitará mediante teleasistencia cómo proceder de forma adecuada y no empeorar la situación. En estos casos el ciudadano se convierte en “los ojos y las manos del SUC” hasta la llegada de los recursos de emergencia. Son precisamente los datos que se facilitan, prestando especial importancia al nivel de consciencia, su respiración y la movilidad del afectado, los que permiten al personal con el que habla, identificar el tipo y el número de recursos sanitarios más adecuado a la situación.

Cuando el herido se encuentra atrapado es recomendable, si no existe riesgo y siempre que sea posible, apagar el contacto del vehículo, contestar a todas las preguntas del coordinador sanitario del SUC y seguir sus indicaciones hasta la llegada de los diferentes recursos de seguridad y emergencias, ya que, especialmente en estas situaciones, actuar de forma incorrecta puede empeorar gravemente el alcance de las lesiones que en un primer momento ha podido sufrir la persona accidentada.

Tras el accidente es posible que el herido presente traumatismos o fracturas por lo que el SUC recomienda no moverlo, a no ser que sea absolutamente necesario por su seguridad, y en caso de tener que hacerlo, se deben seguir siempre las indicaciones del coordinador sanitario. Asimismo, mientras llegan los recursos de emergencia, es muy importante vigilar cualquier cambio en el nivel de conciencia o respiración del afectado, informando de los mismos inmediatamente, y nunca se le debe dar alimentos o bebidas.

Etiquetas

El Servicio de Urgencias Canario asiste a más de 190.000 personas en el primer semestre del año

De enero a junio, el SUC ha atendido 1.089 demandas sanitarias diarias. El 73% de las demandas necesitaron la activación de un recurso sanitario, principalmente ambulancias de soporte vital básico. Los helicópteros y el avión fueron movilizados en casi mil ocasiones, de enero a junio

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, prestó asistencia a 190.636 personas durante el primer semestre de 2022 y atendió una media de 1.089 demandas sanitarias al día.

En este periodo, de enero a junio, se han gestionado un total de 197.140 demandas sanitarias, de las cuales un 38,3% (75.562) estuvieron relacionadas con situaciones de emergencia sanitaria, o lo que es lo mismo, de peligro inminente para la vida de los afectados.

Del total de demandas, más de un 26% del total (52.439) fueron resueltas por los coordinadores sanitarios del SUC, médicos y enfermeros presentes en las salas operativas, sin que fuera necesario la movilización de recursos de emergencias sanitarias, principalmente como consulta médica de urgencias.

Por otra parte, el 73% de las demandas necesitaron que el SUC movilizara un recurso sanitario. En este sentido, entre enero y junio, la mayor parte de las activaciones correspondió a las ambulancias de soporte vital básico (con técnicos de emergencias sanitarias TES), en 119.484 ocasiones, seguidas de las ambulancias medicalizadas (con personal médico y de enfermería) con un total de 9.422 y las ambulancias sanitarizadas (con enfermería) en 8.773.

Otros recursos terrestres del SUC, como vehículos de asistencia médica, atención domiciliaria, vehículos de coordinación e intervención rápida, así como personal de Atención Primaria, fueron movilizados en 8.888 ocasiones en el primer semestre.

En lo que se refiere a los recursos aéreos medicalizados, los dos helicópteros y el avión, fueron activados 949 veces.

En cuanto a la tipología de asistencias por parte de los profesionales de los recursos, el 84,2% estuvo relacionada con algún tipo de enfermedad, ya fuera en domicilio o lugar público, mientras que los accidentes, que pueden ser de tráfico, laborales, en el hogar o de otro tipo, aglutinaron el 15,8% del total.

El destino de los afectados que precisaron traslado fue principalmente un hospital público, en un 62,5% de los casos, seguidos de los centros de Atención Primaria, con un 15% de los traslados y los centros privados, que alcanzaron el 7,6%. El resto, lo que supone casi el 15% de los afectados, fue dado de alta en el lugar de la asistencia.

Etiquetas

El aumento de las temperaturas en verano aumenta el riesgo de intoxicaciones alimentarias

El SUC insiste en prevenir la situación de riesgo con una correcta manipulación y manteniendo la cadena de frío

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerda que uno de los riesgos más comunes de esta época del año, con el aumento de las temperaturas y en algunos casos tras romper la cadena de frio en la conservación de los alimentos, son las intoxicaciones alimentarias o las gastroenteritis.

Si a pesar de haber tomado todas las precauciones, alguna persona presenta síntomas como náuseas, vómitos o diarreas debe acudir a su centro de salud o ponerse en contacto con el 1-1-2 para seguir las indicaciones del médico coordinador del SUC. En el caso de que el afectado comience con hinchazón de labios, párpados y/o sensación de aumento de volumen de la lengua, o sensación de falta de aire, podemos estar ante un cuadro de intoxicación grave.

Como en otros riesgos, la mejor vacuna es la prevención. El SUC recomienda llevar a cabo una alimentación rica en frutas, verduras y hortalizas, evitando las grasas y los alimentos enlatados.  Si manipulamos alimentos crudos, debemos tener en cuenta que no podemos reutilizar los utensilios usados con otro tipo de alimentos sin lavarlos previamente. Además, es importante mantener la cadena de frío de los alimentos y protegerlos de la exposición al sol.

En caso de realizar una comida al aire libre es imprescindible transportarla en neveras portátiles que garanticen el mantenimiento de una adecuada temperatura para conservar los alimentos en buen estado, así como evitar consumir platos que puedan descomponerse fácilmente en caso de altas temperaturas. La comida debe estar bien tapada para evitar la entrada de insectos o polvo, por ejemplo.

Etiquetas

El SUC recuerda la importancia de actuar ante los primeros síntomas de una insolación

Las señales más frecuentes son dolor de cabeza, sensación de fatiga, náuseas o vómitos, sed intensa y sudoración, pero en casos graves la piel está seca, caliente y enrojecida y se puede llegar a convulsionar

Con la llegada del verano y episodios de altas temperaturas aumenta el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el calor como la insolación y el golpe de calor, por lo que el Servicio de Urgencias Canario (SUC), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerda la importancia de actuar ante la aparición de los primeros síntomas, que varían en función de la gravedad del cuadro, para evitar situaciones de emergencia que hagan peligrar la vida de las personas.

Una insolación puede manifestarse de varias formas. En los casos de menor gravedad la persona puede presentar dolor de cabeza, cara congestionada, sensación de fatiga, náuseas o vómitos, sed intensa y sudoración abundante, mientras que en los casos graves no existe sudoración, sino que la piel está seca, caliente y enrojecida. Además, hay riesgo de convulsionar, sobre todo, en los niños menores de 3 años, y de provocar alteraciones de conciencia.

Para el SUC, ante la aparición de los primeros síntomas hay que colocar a la persona afectada a la sombra, en un lugar fresco y ventilado. A continuación, se recomienda poner paños húmedos en la frente y flexuras (muñecas, ingles…) y suministrar agua, pero bebiéndola a pequeños sorbos. Asimismo, se debe colocar a la persona en posición de antishock, es decir, tumbado boca arriba con las piernas ligeramente levantadas y la cabeza ladeada.

Sólo en el caso de que exista una alteración de la conciencia, no se debe suministrar ni comida ni agua. En ese caso, cuando los síntomas fueran más graves como tener la piel seca y caliente o presentar convulsiones, hay que alertar urgentemente al teléfono de emergencias 1-1-2 donde los médicos del SUC nos indicarán cómo actuar hasta la llegada de un recurso sanitario, ya que podemos estar ante una emergencia, llegando a ocasionar incluso la muerte, debido a un fallo generalizado de los mecanismos que regulan la temperatura corporal.

No obstante, al igual que ocurre en otras situaciones de emergencias, el SUC hace hincapié en la prevención. Por ello, hay que estar atentos a las alertas por altas temperaturas y seguir las recomendaciones preventivas que establece el Gobierno de Canarias como evitar la exposición al sol en horas de mayor intensidad -de 12:00 a 17:00 horas-, utilizar gorras, ropa fresca, no realizar ejercicio físico intenso bajo el sol o en las horas de más calor y tomar líquidos con frecuencia como el agua.

En este sentido, los grupos más susceptibles de sufrir una insolación o un golpe de calor son los niños y las personas mayores, ya que en estas edades el organismo tiene más dificultad para regular la temperatura del cuerpo. Igualmente, junto a otros factores de riesgo, también puede influir la toma de diferentes fármacos como, por ejemplo, diuréticos y antihistamínicos, o padecer ciertas enfermedades como la diabetes. Por todo ello, se debe extremar las precauciones con estas personas más propensas a sufrir dicha patología, aportándoles líquidos de forma periódica y procurando refrescar la habitación en la que se encuentran.

Etiquetas

El SUC recuerda que solo con tus manos y el masaje cardiaco puedes salvar una vida

El coordinador sanitario del SUC realizará la teleasistencia a través de la línea de emergencias para ayudarte a revertir una parada cardiorrespiratoria

Cualquier ciudadano puede ser testigo de una emergencia o un accidente, tanto en una vivienda como en la vía pública, y convertirse en el primer interviniente. La asistencia inicial al afectado puede ser vital para su supervivencia y podrá evitar graves secuelas, especialmente si se encuentra en parada cardiorrespiratoria, situación en la que la vida de la persona depende de una intervención inmediata. En este sentido, el Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, nos recuerda cómo poner en práctica la cadena de supervivencia hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Cuando observamos que una persona ha sufrido un desvanecimiento o se encuentra inmóvil sin saber la causa, debemos mantener la calma, observar qué ha pasado y las condiciones en las que se encuentra. Si no respira y está inconsciente, es decir, aparentemente parece que duerme y no responde, todo indica que se encuentra en parada cardiorrespiratoria y debemos actuar con rapidez comenzando a practicar maniobras de reanimación.

Es de vital importancia llamar inmediatamente al 1-1-2 para que un coordinador sanitario del SUC pueda valorar la situación y dar las indicaciones a seguir. Durante esta conversación telefónica es fundamental poner el móvil en manos libres y responder a las preguntas que se realizan sin perder tiempo mientras se activan los recursos. La duración de la llamada no retrasa el envío de las ambulancias al lugar que son movilizadas desde que se recibe la alerta.

Una vez confirmado que el paciente se encuentra en parada cardiorrespiratoria,  la persona que va a prestar la ayuda deberá seguir las indicaciones del SUC, colocar al afectado en el suelo, abrir la vía aérea inclinando la cabeza del paciente hacia atrás presionando sobre su frente, subiendo la barbilla y tirando de ella para abrir la boca, localizar el punto exacto donde se debe realizar el masaje cardiaco, en el medio de una línea imaginaria que une los dos pezones y comenzar a realizar las compresiones torácicas.

Otro eslabón fundamental de esta cadena, que junto a las maniobras de reanimación cardiopulmonar constituye la llave de la supervivencia, es la desfibrilación precoz puesto que un gran porcentaje de las paradas cardiorrespiratorias se producen por una fibrilación ventricular o una alteración del ritmo cardiaco que puede ser revertida con un desfibrilador. En la actualidad, gran cantidad de lugares de pública concurrencia, como instalaciones deportivas, estaciones de guaguas o centros comerciales disponen de uno de ellos. Estos lugares cuentan normalmente con personal formado para su utilización, aunque no hay que olvidar que su aplicación también puede ser teledirigida por un coordinador sanitario del SUC durante la llamada al 1-1-2.

Los eslabones de esta cadena continúan con la intervención del personal sanitario que se hace cargo de la asistencia del afectado, que una vez recuperado y estabilizado, es trasladado al hospital correspondiente.

Etiquetas