Logo del Gobierno de Canarias

Castilla advierte de un cero turístico si Madrid no rectifica la exclusividad de los PCR para viajar

La consejera de Turismo lamenta en el Parlamento de Canarias que la recuperación turística haya estado tan llena de obstáculos y prevé acabar la actual temporada de invierno con 2,7 millones de turistas, un 62% menos que la pasada.

La consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, insistió este viernes en el Parlamento de Canarias en que el Estado debe ampliar la lista de pruebas diagnósticas para viajar e incluir los test rápidos de antígenos para dinamizar la demanda y salvar lo que queda del invierno en las Islas.

Castilla afirmó que “de seguir adelante el Estado con la exigencia de sólo PCR, se cancelarán el grueso de operaciones, puesto que los operadores lo ven del todo inviable, por logística, por coste y por dificultades de acceso a estas pruebas en algunas regiones”.

Castilla lamentó que la recuperación turística esté siendo tan complicada y llena de obstáculos “como la última piedra en el camino” que ha venido de la mano de la Resolución del Ministerio de Sanidad en el que establece que todo pasajero procedente de una zona de riesgo, ahora mismo casi toda Europa, que pretenda entrar en España, deberá disponer de una prueba diagnóstica de infección activa de Covid-19 con resultado negativo, realizada en las 72 horas previas a la llegada de España, y para lo que solo se admite de momento la prueba PCR.

Esta medida entrará en vigor el próximo lunes, y de no flexibilizarse y armonizar con el decreto ley de Canarias para el acceso a alojamientos turísticos reglados y para lo que se aceptan test de antígenos, supondrá para las islas prácticamente un nuevo cero turístico.

La consejera añadió que “si logramos salvar este nuevo escollo, es posible aún alcanzar los 5 millones de turistas en 2020, ya que hemos recibido 4 millones hasta septiembre, y en este ultimo trimestre no es descabellado aspirar a recibir el 25% de la demanda de los mismos últimos tres meses del año de 2019”.

Asimismo, ciñéndonos a la temporada de invierno, “y siendo prudentes pues la situación es muy cambiante”, la previsión con la que trabaja Turismo de Canarias es acabarla con 2,7 millones de turistas, frente a los casi 7 millones del pasado invierno. Ello implica una caída del 62%.

La consejera relató los aspectos en los que ha trabajado intensamente su Departamento preparando al destino para la recepción de turistas de la manera más segura posible como son el diseño e implantación de protocolos; implicación de toda la sociedad canaria en la reducción de las cifras de contagios; contratación de un seguro que cubra una eventual infección de turistas; y elaboración de un decreto que obliga a los turistas a presentar un test covid negativo cuando acudan a un establecimiento turístico.

Campaña turística internacional

Yaiza Castilla se refirió a la campaña de promoción internacional, activada desde el pasado mes de septiembre, con el objetivo de estimular la demanda para los viajes de invierno, colocándonos como único destino europeo abierto, en un contexto crítico para la actividad turística y con grandes restricciones a los viajes.

Afirmó que con esta campaña, y en un momento tan complicado para el turismo como el que vivimos, buscamos notoriedad de la marca Islas Canarias en base a elementos diferenciales del destino, haciendo valer nuestros bajos índices epidemiológicos y transmitiendo un mensaje de destino plenamente reactivado con todas las garantías de seguridad sanitarias en los procesos de toda la cadena de valor de la actividad turística.

En este sentido, indicó que la promoción se lanzó para estimular la reapertura del mercado europeo coincidiendo con el levantamiento del veto del Reino Unido y de Alemania para acompañar la programación de las compañías aéreas con una acción de marketing que impulsara el deseo de volver a Canarias.

“Y aunque ahora han vuelto las restricciones en esos países, nos mantenemos presentes en la mente de nuestros potenciales turistas aumentando su deseo de viajar a Canarias cuando se pueda”, confirmó.

El foco creativo de la campaña es dar la bienvenida más cálida que nunca a un refugio europeo, paraíso natural para relajarse de verdad y donde todo está preparado.

“En estos momentos tan críticos y donde aún la demanda esta muy débil, es importante estimularla para que vengan en invierno a las Islas”, señaló Yaiza Castilla.

Los mensajes se centran en destacar las ventajas del destino que ahora mismo suponen un diferencial, entre los que destacan las garantías sanitarias y jurídicas que conlleva la aplicación de la normativa europea, además de contar con unas infraestructuras sanitarias y alojativas propias de un destino consolidado, preparadas para responder ante cualquier complicación y, además, refugio de las bajas temperaturas del duro invierno europeo, posicionándonos como el único lugar al que escapar para disfrutar de buen clima durante estos meses de manera segura.

Así, junto a atributos naturales del destino como las amplias distancias que ofrecen las playas y el aire puro de los abundantes espacios protegidos, se ofrecen otros argumentos más contextualizados, como la baja tasa epidemiológica de las islas o el trabajo del Laboratorio de Seguridad Turística, todo ello siempre bajo el paraguas del buen clima y las singularidades identitarias del archipiélago.

Paralelamente, y con posibilidad de actualización continua, se enlaza con la información sobre las medidas requeridas en las islas en relación a la COVID-19 que está disponible en la web Hola Islas Canarias.

La campaña, con un enfoque 100% digital, está muy ligada a la evolución de la pandemia en los países de origen, por lo que la incorporación de mercados y la modulación de la inversión esta yendo en función de las circunstancias de cada momento, con el objetivo de rentabilizar al máximo la inversión y lograr la mayor receptividad posible en el usuario.

La campaña se ha lanzado en Alemania, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Italia, Francia y Austria, y se prepara la ampliación a otros mercados también importantes emisores para la temporada de invierno hacia Canarias.

Etiquetas

Transporte y Sanidad cierran el protocolo sanitario que garantizará el inicio de una nueva temporada de cruceros

Los consejeros Sebastián Franquis y Blas Trujillo trasladan a los presidentes de las autoridades portuarias canarias las exigencias sanitarias del Gobierno de Canarias antes de solicitar al Estado la autorización para realizar cruceros dentro del Archipiélago

El Gobierno regional exigirá a las navieras de cruceros que realicen pruebas PCR o test serológicos a todos los viajeros antes de llegar al Archipiélago

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, han trasladado hoy a los presidentes de las dos autoridades portuarias de las islas el protocolo sanitario que se ha fijado finalmente por parte del Gobierno de Canarias para autorizar los viajes de crucero entre las islas con todas las garantías sanitarias. Varias navieras especializadas en este tipo de turismo se han interesado por realizar cruceros exclusivamente en el circuito insular canario durante la temporada de invierno que se prevé pueda ponerse en marcha a finales de octubre o principios de noviembre.

Los presidentes de las autoridades portuarias de Las Palmas, Luis Ibarra, y Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, por su parte, se comprometieron a trasladar a las navieras interesadas este protocolo del Gobierno canario para que lo pongan en práctica en sus cruceros. Una vez dichas empresas confirmen a los puertos canarios que asumen dichas exigencias sanitarias, la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda pedirá al Gobierno central que autorice este tipo de actividad económica en las islas, por lo que Canarias sería la primera comunidad autónoma de España en disponer de una oferta turística de cruceros tras el cese de esta actividad decretado en marzo a causa de la crisis sanitaria del COVID-19.

“Para el Gobierno de Canarias es fundamental recuperar este tipo de turismo porque es una actividad económica muy necesaria en estos momentos para el Archipiélago, y queremos recuperarla con todas las exigencias sanitarias”, explicó el consejero Franquis, “no hay muchos mercados en la temporada de invierno de cruceros en Europa y para el gobierno es imprescindible recuperar el turismo de invierno, no sólo en el transporte aéreo, sino también en el marítimo e ir recuperando poco a poco la planta hotelera. Por tanto, estamos haciendo todos los esfuerzos para conseguir que entre octubre y noviembre se empiece a recuperar el turismo de cruceros con toda normalidad dentro de lo que estamos viviendo y no perder la temporada turística de invierno”.

Entre las medidas que recoge el protocolo sanitario del Gobierno de Canarias se recoge la exigencia a las compañías de cruceros de suscribir un seguro que cubra todos los gastos de los cruceristas que puedan resultar contagiados por el COVID-19 con la finalidad de garantizar tanto la seguridad de los residentes en las Islas como la de los ocupantes de estos barcos. Este seguro cubriría todos los gastos derivados de una incidencia por coronavirus entre los viajeros, como la repatriación, gastos médicos y estancias en cuarentena.

Otra de las medidas de control fijadas por el Gobierno de Canarias es la de exigir a las navieras a hacer a todos los viajeros antes de llegar a Canarias, una prueba de diagnóstico (PCR o test serológico) que demuestren que son negativos en coronavirus. Además, los cruceristas deberán rellenar un formulario en el que figuren todos sus movimientos de los últimos 15 días antes de llegar a Canarias para hacerles un seguimiento en caso de incidencia, y confirmar si han tenido algún contacto con personas positivas por coronavirus o si ellos mismos han dado positivo en algún test de diagnóstico reciente.

Por su parte, las empresas de cruceros se comprometen a que sus barcos no superen el 60 o 70% de su capacidad, que amplíen sus plantillas sanitarias a bordo, la limpieza y desinfección de los barcos después de cada viaje, a establecer un protocolo de seguimiento de las naves cada vez que atraquen en un puerto de las Islas.

El Gobierno canario también ha trasladado a las autoridades portuarias que sólo se permitirá esta actividad turística a empresas europeas, ya que los protocolos sanitarios que ha establecido la UE son de los más exigentes del mundo. En este sentido, unas cinco empresas europeas de turismo de cruceros se han interesado ya por el circuito canario de invierno.

La compañía TUI es la primera que ya ha mostrado su interés por iniciar los cruceros a finales de octubre desde que el Estado autorice de nuevo esta actividad. Sólo con esta compañía operativa, los puertos canarios estarían recibiendo una media de 1.300 turistas cada semana, cantidad que se incrementará considerablemente una vez se sumen el resto de navieras que ya han mostrado su interés en realizar el circuito canario.

Etiquetas

Turismo de Canarias y los cabildos acuerdan ir de la mano para establecer y financiar con el sector los test Covid

Castilla reúne a los consejeros de Turismo de las Islas con el objetivo de estudiar medidas para hacer frente a la temporada turística de invierno 2020- 2021 y poder establecer corredores seguros.

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, convocó este viernes, 4 de septiembre, a los representantes del área turística de los siete cabildos insulares con el objetivo de estudiar medidas para hacer frente a la temporada turística de invierno 2020-2021, recuperando la consideración de destino seguro, para lo que será necesario bajar la cifra de incidencia de la Covid-19 en las islas y, en paralelo, establecer mecanismos que ayuden a generar confianza en la demanda como es el establecimiento de test. Todos los representantes acordaron una unidad de acción para afrontar ambos objetivos y salvar la temporada.

La consejera estuvo acompañada por la viceconsejera de Turismo, Teresa Berástegui y la directora del proyecto Canarias Fortaleza, Cristina del Río, mientras que por los cabildos asistieron al encuentro el presidente de Fuerteventura, Blas Acosta; el consejero de Turismo de La Palma, Raúl Camacho; la consejera de Turismo de La Gomera, María Isabel Méndez; la consejera de Turismo de El Hierro, Lucía Fuentes Mesa; el consejero de Turismo de Lanzarote, Ángel Vázquez; el gerente del Patronato de Turismo de Gran Canaria Pablo Llinares y el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez.

Yaiza Castilla puso de manifiesto en la reunión la necesidad urgente de revertir la situación de la incidencia de la pandemia de aquí a octubre para garantizar que los países emisores levanten sus advertencias a los viajes a las Islas y las exigencias de cuarentenas al regreso, y poder aprovechar la oportunidad histórica que se le presenta a Canarias de ser el único destino de sol de invierno con capacidad y con estándares sanitarios confiables para los europeos. Para ello, la consejera regional solicitó a los cabildos redoblar esfuerzos para, desde las respectivas competencias y capacidad de alcance, incidir en la bajada de los ratios de coronavirus, compromiso compartido por todos los representantes insulares.

Paralelamente, en la reunión los representantes de las instituciones públicas mostraron su disponibilidad a colaborar y asumir de forma compartida con el sector privado (turoperadores y empresas alojativas) el establecimiento de las pruebas para la detección y diagnóstico de la Covid-19 a través de PCR u otro tipo de mecanismos de testeo que empiezan a aparecer en el mercado internacional que den la misma fiabilidad, pero mejorando los tiempos de obtención de resultados y el coste por prueba y para lo que se está en fase de obtener información de los distintos fabricantes de cara a valorar su adquisición.

La idea que se contempla es poder empezar a realizarlos desde octubre, al menos, con acuerdos a nivel privado con operadores turísticos, dado que no se cuenta con las competencias para establecerlo como obligación a toda persona que entre en las islas.

Según expuso Castilla, el Gobierno de Canarias continúa las negociaciones con el Estado para el establecimiento de estas pruebas a los viajeros y para lo que considera fundamental, por un lado, la implicación de AENA para que ponga a disposición el espacio en los aeropuertos para realizar estos testeos, y, por otro, los acuerdos entre Estados para que se practiquen los mismos en origen, mientras que las islas asumirían las pruebas en destino a la salida de los viajeros de forma que se mutualice el riesgo.

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias mostró su confianza en lograr dichos objetivos, “pero la inminencia de la temporada alta canaria requiere que nos adelantemos con un plan B coordinado con los cabildos que nos ayude a generar confianza en la demanda y frente a los distintos gobiernos de países emisores”.

Etiquetas