Logo del Gobierno de Canarias

Agentes del Servicio de Inspección Pesquera denuncian a dos pescadores furtivos con 148 kilos de pescado

La Guardia Civil colaboró en la localización de los pescadores furtivos

Agentes del Servicio de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias denunciaron el pasado viernes a dos pescadores furtivos en la isla de El Hierro con 148 kilos de pescado, de los cuales fueron decomisados 138 kilos y dos fusiles de pesca submarina.

Meros, corvina negra, pejeperros, jureles y gallos azules fueron las principales capturas, especies de frágil equilibrio ecológico que se ven afectadas por una pesca furtiva que ha provocado graves daños en las islas.

Así, el pasado viernes 19 de noviembre, un grupo de agentes del Servicio de Inspección Pesquera observaron a primera hora de la mañana una embarcación neumática, la cual daba apoyo a dos pescadores submarinos que ejercían la actividad ilegal, tanto dentro de los espacios autorizados para la práctica de la pesca submarina como fuera de dichas zonas. En el marco del convenio de colaboración existente entre el Servicio de Inspección Pesquera y la Guardia Civil, se solicitó la participación de este cuerpo de seguridad dadas las dificultades para ubicar a estos pescadores furtivos, siendo localizados sobre las 20.00 horas en el muelle de Los Gigantes, en Santa Cruz de Tenerife.

Los agentes comprobaron que las capturas superaban los 5 kilos autorizados por persona, por lo que se procedió a la identificación de la embarcación.

Cada una de las infracciones observadas están tipificadas como graves en la Ley 17/2003 de 10 de abril de Pesca de Canarias y pueden conllevar multas de entre 301 a 60.000 euros.

Asimismo, los infractores se pueden enfrentar a sanciones accesorias como la retirada de la licencia de pesca o el decomiso de las artes empleadas, entre otras.

Etiquetas

Inspección Pesquera se incauta de más de 480 kilos de marisco y pescado ilegal durante la Semana Santa

Los agentes levantaron las correspondientes actas de denuncia por las infracciones cometidas y se incautaron el total de los productos objeto de infracción

El Servicio de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias se incautó durante la Semana Santa de más de 480 kilos de marisco y pescado ilegal, entre mejillones, lapas, pulpo, erizos y viejas, en los controles realizados durante los días festivos en Gran Canaria, Fuerteventura y El Hierro.

En el marco de las operaciones realizadas en el mar, en la costa y en establecimientos dedicados a la comercialización de productos de la pesca, se han localizado numerosos ejemplares de estas especies, capturados de forma irregular, fruto de actividades furtivas de pesca y marisqueo. En consecuencia, este servicio dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, levantó las correspondientes actas de denuncia por las infracciones cometidas y se incautaron el total de los productos objeto de infracción.

Se recuerda que, en el ejercicio de las diferentes modalidades de pesca recreativa y marisqueo, deben respetarse los preceptos legales en cuanto a tallas mínimas reglamentarias, especies prohibidas, cantidades máximas permitidas, zonas habilitadas y periodos de veda.

Asimismo, durante la comercialización de pescado y marisco, todos los lotes de productos de la pesca y la acuicultura deberán ser trazables en cada una de las fases de las cadenas de producción, transformación y distribución, desde la captura o la cosecha hasta la venta al consumidor final, prohibiéndose de forma expresa la comercialización de cualquier tipo de producto procedente de la pesca furtiva.

Etiquetas

El Gobierno canario actualizará los protocolos de detección inmediata del pescado susceptible de provocar ciguatera

El Gobierno Canario y el IUSA valoraron la inclusión de una gestión integral de estos protocolos que contengan la detección de ejemplares susceptibles de provocar ciguatera, y la recepción y análisis de las muestras

La Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias y el IUSA (Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria) mantuvieron en la mañana de ayer (día 26) una reunión en Las Palmas de Gran Canaria para mejorar y actualizar los protocolos existentes de detección inmediata del pescado susceptible de provocar ciguatera.

El director general de Pesca, Carmelo Dorta, el presidente del IUSA, Antonio Fernández, y el jefe de sección encargado de la investigación de la ciguatera, Fernando Valcárcel, valoraron la inclusión de una gestión integral de estos protocolos que contengan la detección de ejemplares susceptibles de provocar ciguatera, y la recepción y análisis de las muestras. Además, pusieron sobre la mesa la necesidad de incluir un procedimiento que valide de forma ágil la comunicación del resultado obtenido y la destrucción inmediata del pescado con ciguatoxinas.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, destacó “la importancia de los protocolos de seguridad en los productos alimentarios, que garantizan, desde la pesca hasta el consumo, las condiciones sanitarias que se requieren”.

El director general de Pesca indicó que, “a demanda de  los pescadores profesionales, completaremos los protocolos existentes; nos congratulamos al constatar que ningún pescado que haya pasado por estos protocolos del Gobierno de Canarias ha provocado esta enfermedad, dado que los conocidos han sido consecuencia de pescado que no fue registrado en los puntos de primera venta”.

Etiquetas

Agentes de Inspección Pesquera incautan 290 kilos de pescado salado comercializados irregularmente en Gran Canaria

La infracción más destacada de las detectadas por los inspectores del Gobierno de Canarias ha sido la venta fraudulenta de 250 kilos de perca del Nilo, que se presentaba como cherne

Agentes de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias han incautado en Gran Canaria 290 kilos de pescado salado comercializados irregularmente. De las infracciones detectadas la más destacada fue la venta fraudulenta de 70 filetes de perca del Nilo, un total de 250 kilos, ofrecidos como cherne.

Algunos de estos productos se exponían en los mostradores de las pescaderías sin las tablillas informativas obligatorias que definen sus características principales -denominación comercial y científica, origen, forma de obtención o forma de presentación-. En otros casos, si bien los productos estaban acompañados de las correspondientes etiquetas identificativas, la información incluida no era clara o estaba incompleta, induciendo a confusión o a engaño al consumidor.

Las inspecciones se han venido realizando desde el mes de marzo a diferentes operadores dedicados a la venta de productos pesqueros en salazón con el objetivo principal de incidir en la comercialización fraudulenta de pescado salado con motivo del auge en las ventas de este producto durante estas fechas.

La Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias recuerda que cada producto ofrecido a granel en los mostradores de pescaderías debe estar acompañado de su correspondiente tablilla informativa. Esta información debe ser clara y concisa, sin que dé lugar a ninguna duda sobre las características de la producción ofrecida. Asimismo, el pescadero o pescadera tiene la obligación de mostrar al cliente la etiqueta de trazabilidad correspondiente en caso de que éste la solicite.

 

Etiquetas