Logo del Gobierno de Canarias

Canarias ofrece suelo al Estado para construir 997 viviendas en régimen de alquiler dentro del Plan 20.000

El consejero regional Sebastián Franquis asegura que esta medida pretende impulsar el mercado del alquiler social en Canarias para garantizar el derecho de acceso a la vivienda de familias con menos ingresos

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha comunicado hoy al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana la disponibilidad de terrenos en distintos municipios de las islas, dando así inicio al procedimiento de cesión de suelo para la construcción de 997 nuevas viviendas en régimen de alquiler a precios asequibles a familias y trabajadores que, por sus ingresos, se ven imposibilitado a pagar rentas elevadas. De esta forma, “se pretende paliar y corregir los desajustes del mercado del alquiler en determinadas zonas urbanas y turísticas de Canarias, en los que hay una enorme dificultad para el acceso a la vivienda en régimen de alquiler por la escasez de oferta y el incremento de los precios” señaló Franquis.

 

La relación de suelos enviada al Ministerio por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, suma un total de 92.897,25 metros cuadrados distribuidos entre las islas de Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, que registran zonas especialmente tensionadas por los precios del alquiler. Los municipios que se han sumado a este Plan tras la petición hecha por el Gobierno de Canarias han sido: Santa Cruz de Tenerife, Candelaria, Guía de Isora y San Miguel de Abona, en la isla de Tenerife; Arucas, Las Palmas de Gran Canaria y Mogán, en la isla de Gran Canaria; Arrecife y Yaiza en Lanzarote; y Puerto del Rosario y La Oliva en Fuerteventura.

 

Con este Plan, el Estado promueve la construcción de viviendas en toda España en aquellos municipios o comarcas con precios de alquiler tensionadas por la baja oferta y la alta demanda de casas en alquiler. Es el caso de las ciudades grandes y medianas o los municipios turísticos, en los que los precios de los alquileres suelen ser muy elevados a los que las familias y los trabajadores con menos recursos no pueden hacer frente, provocando un desplazamiento de los mismos fuera de sus barrios o alejados de sus puestos de trabajo.

 

El Plan 20.000 prevé contar con suelo público suficiente para ceder el derecho a la superficie para que las empresas privadas interesadas construyan las viviendas previstas con sus propios recursos a cambio de cobrar los alquileres durante un tiempo determinado. Sin embargo, al tener consideración de viviendas protegidas, esos alquileres estarán tasados y controlados en todo momento por la Administración, lo que garantiza que los alquileres se ofrezcan a precios asequibles para las familias con menos rentas.

 

“Para Canarias, es primordial formar parte del Plan 20.000 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, de ahí el enorme esfuerzo que hemos realizado poniendo suelo a disposición para la construcción de 997 viviendas e impulsar el mercado del alquiler social en Canarias”, explicó Franquis, “es un mercado clave para garantizar el derecho de acceso a la vivienda de las familias con menos ingresos, de los jóvenes y de personas en situaciones de vulnerabilidad. Además, Canarias necesita contar con un parque suficiente de vivienda asequible en régimen de alquiler”.

 

Atendiendo a los criterios establecidos para formar parte del Plan 20.000, este millar de nuevas viviendas se edificarán principalmente en las ciudades más grandes que, además, son capitales insulares, y en los municipios turísticos de las islas, núcleos urbanos que sus ayuntamientos han identificado como tensionados en cuanto a los precios del alquiler. De esta forma, se incluyen en el Plan 20.000 localidades turísticas como Corralejo (La Oliva), Playa Blanca (Yaiza), Puerto Rico (Mogán), San Miguel de Abona, Guía de Isora o Candelaria.

Etiquetas

El Plan de Viviendas inicia el trámite parlamentario para combatir la emergencia habitacional

Franquis: “Acudimos a este parlamento con un Plan de vivienda dotado de 664 millones con más de 5.900 nuevas viviendas protegidas, 10.200 acciones en rehabilitación y ayudas al alquiler a cerca de 72.000 beneficiarios”

El consejero regional ha explicado ante la comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Parlamento que se va a crear una oficina técnica con personal público para coordinar la gestión, ejecución y seguimiento del Plan

“La mejor política para controlar los precios del alquiler de la vivienda es aumentar el parque de vivienda y para eso es necesario un plan ambicioso y coherente como el que presentamos”, aseguró Franquis

El responsable regional de Vivienda afirmó que en la situación actual la colaboración público-privada, más que necesaria, es esencial, de ahí que este Plan ofrezca seguridad jurídica para que el sector se implique con garantías

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha iniciado hoy en el Parlamento regional el trámite que va a permitir poner en marcha en el mes de septiembre el nuevo Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, un ambicioso Plan que se promueve con el objetivo de combatir la emergencia habitacional que sufre el Archipiélago e impulsar la reactivación económica de Canarias. “Acudimos a este parlamento con un Plan de vivienda dotado de 664 millones con más de 5.900 nuevas viviendas protegidas, 10.200 acciones en rehabilitación y ayudas al alquiler a cerca de 72.000 beneficiarios”, explicó Franquis.

Este Plan prevé acometer en los próximos seis años un total de 88.195 actuaciones de fomento de la vivienda en todas las islas, tanto en construcción de nuevas viviendas protegidas, como en rehabilitación o en ayudas al alquiler a familias con pocos recursos.

El consejero Franquis presentó hoy el nuevo Plan a los diputados que forman parte de la comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Parlamento regional tras entregarlo a la Presidencia de la cámara para su tramitación la semana pasada. A la finalización de esta comisión, la presidenta de la misma, la diputada Nira Fierro, procederá a designar una Ponencia entre los mismos diputados para que redacte un informe sobre el mismo.

La tarea de este nuevo Plan de Vivienda es promover el crecimiento del parque público de viviendas en alquiler en el Archipiélago, con la finalidad de garantizar una vivienda digna y atender las necesidades de los colectivos más sensibles y vulnerables, aseguró Franquis. “Vamos a dar un enorme impulso a la construcción de viviendas para el alquiler porque estamos convencidos de que la mejor política para controlar los precios del alquiler es aumentar el parque de vivienda en las islas, y para eso es necesario un plan ambicioso y coherente como el que presentamos hoy aquí”.

En este sentido, el concejal anunció también que su Consejería creará una oficina técnica para evaluar la implementación del Plan como programa estratégico de políticas públicas en materia de vivienda en la Comunidad Autónoma de Canarias, con personal público para coordinar la gestión, ejecución y seguimiento del Plan.

El Plan presentado hoy, aseveró Franquis, recoge los objetivos fundamentales del Pacto por la Vivienda Digna en Canarias, impulsado por el consejero y suscrito por más de 30 colectivos sociales, empresariales, profesionales, institucionales y partidos políticos de las Islas el pasado mes de marzo. Antes de llegar a ese día, el consejero trazó el itinerario que ha seguido este Plan de Vivienda hasta llegar a la comisión celebrada hoy. Franquis recordó que el documento empezó a realizarse en abril de 2018 por el anterior Gobierno regional, que un año después presentó ya como proyecto al Consejo Económico y Social. Este organismo, sin embargo, tachó ese proyecto del mandato anterior de “poco riguroso” y falto de objetivos concretos, por lo que el consejero Franquis, con el nuevo Gobierno ya instalado, promovió la realización de un gran Pacto por la Vivienda Digna que incluyera a toda la sociedad de las Islas implicada en los asuntos de vivienda. Ese pacto, que finalmente se suscribió el 12 de marzo de este mismo año, sirvió para impulsar la redacción de un proyecto nuevo de Plan de Viviendas es que el que ahora se debate en el Parlamento regional.

El consejero aseguró ante los diputados que forman parte de la comisión, que el Plan de Vivienda cumple con una doble función: la social, al dar respuesta a la emergencia sanitaria del Archipiélago; y una importante función económica, ya que la inversión prevista servirá para estimular a varios sectores productivos de la comunidad autónoma y además contribuye decididamente a la reactivación económica y social que promueve el Gobierno canario para superar la crisis generada por la alerta sanitaria del COVID-19. En este sentido, explicó, el Plan de Vivienda supondrá un importante estímulo principalmente para el sector de la construcción, uno de los motores de la reactivación económica y social que promueve el Ejecutivo, ya que se calcula que con todas las viviendas de nueva construcción que se van a edificar con cargo al Plan se van a crear en el Archipiélago más de 28.000 empleos directos e indirectos relacionados con este sector.

El Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 prevé en el horizonte del mismo incrementar el parque de viviendas protegidas del Archipiélago en 5.971 viviendas durante sus seis años de vigencia. Con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma el Plan recoge la construcción de 3.634 nuevas viviendas protegidas en esos seis años, el 63,70% en régimen de alquiler público (2.315 viviendas), y el 36,30% en régimen de alquiler privado (1.319 viviendas).

Por otro lado, y con el fin de incrementar el parque de alquiler protegido de la Comunidad Autónoma de Canarias, el Plan Vivienda cifra en 2.337 el número de viviendas obtenidas a través de los diferentes programas. En concreto, con cargo al Plan 20.000 del Estado, se construirán 894 nuevas viviendas en Canarias, y con el Programa al fomento de la promoción de VPO de promoción privada en régimen de arrendamiento otras 450 nuevas viviendas. Asimismo, con el Programa de Viviendas Vacías se pretende alcanzar la cifra de otras 600 viviendas, en este caso ya construidas, en el horizonte del Plan.

Las viviendas de nueva construcción en régimen de alquiler promovidas tanto por el ICAVI, como por VISOCAN como por el Plan 20.000 se repartirán territorialmente de la siguiente forma: 1.735 viviendas en la isla de Gran Canaria; 1.440 en la isla de Tenerife; 622, en Lanzarote; 298, en Fuerteventura; 157, en La Palma, 68, en La Gomera; y 58, en El Hierro. Además, se reserva una bolsa de 150 viviendas más para aquellos municipios que aún no han concluido sus procesos internos para ceder el suelo al Gobierno canario para la construcción de las viviendas protegidas.

El consejero Franquis también especificó que esta territorialización busca dar respuesta a las mayores bolsas de demandantes de vivienda de las Islas, principalmente localizados en los grandes núcleos urbanos. De esta forma, las cuatro grandes ciudades de Canarias, las de más de 1000.000 habitantes, concentran el 51% de los demandantes de vivienda de las islas, por eso en estas ciudades se levantará el 44% de las nuevas casas previstas en el Plan. En las poblaciones de entre 20.000 y 100.000 habitantes, que concentran el 39% de los solicitantes, se construirá otro 44% de nuevas viviendas. Y por último, en los municipios de menos de 20.000 habitantes, con un 10% del total de solicitantes, se construirá el 12% restante de las nuevas viviendas.

La empresa pública VISOCAN comenzará la construcción de las primeras 180 viviendas del Plan a finales de este mismo año para los que ya hay consignados 84 millones en el presupuesto del Plan para este 2020.

Sebastián Franquis afirmó también que este Plan va a implicar de forma activa a las empresas del sector con la finalidad de aumentar el parque de viviendas y dar respuesta ala emergencia habitacional que sufre el Archipiélago. “En la situación actual la colaboración público-privada, más que necesaria, es esencial, de ahí que ofreceremos seguridad jurídica para que el sector se implique con garantías”, añadió.

Además, el Plan contempla otras actuaciones novedosas en el Archipiélago, como la cesión de 50 viviendas en régimen de cooperativa de cesión de uso o cohousing, también se van a adquirir 343 viviendas destinadas al programa Canarias Prohogar y otras 45 en ayuda a la autoconstrucción.

En el apartado de rehabilitación se establece como objetivo el apoyo a actuaciones que beneficiarían a 10.227 viviendas en todo el Archipiélago a través de los diferentes programas existentes ya sea en entornos urbanos como rurales. Dentro de estas actuaciones se incluyen programas como el de las áreas de renovación y regeneración (ARRU) que se van a continuar o iniciar en las islas en los próximos seis años.

En el ámbito rural, el Plan confiere un tratamiento especial a los municipios de menos de 20.000 habitantes en los que se prevé la construcción de 614 nuevas viviendas para combatir la despoblación.

También adquieren una importancia fundamental dentro del Plan los diferentes programas de ayudas al alquiler de vivienda que se pondrán en marcha en los próximos seis años para ayudar a los hogares con menos recursos y con los que se pretende llegar a los 71.984 beneficiarios.

La ficha financiera del Plan de Vivienda recoge una primera partida de 84 millones de euros a invertir este mismo año, al que seguirán 110 millones en el año 2021, otros 110 millones en el año 2022 y desde 2023 y hasta 2025, 120 millones cada año hasta sumar los 664 millones del total.

Etiquetas

El Gobierno de Canarias cierra con el Estado la construcción en las islas de 800 viviendas para el alquiler

La Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda busca suelo en las localidades más tensionadas por el precio de la vivienda de alquiler, como son las capitales, las ciudades más pobladas o los municipios turísticos de las Islas, para incorporarlas al Plan 20.000

Franquis logra además que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se comprometa a incrementar los recursos para el nuevo Plan de Vivienda de Canarias

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, han acordado hoy la construcción de cerca de 800 viviendas más -no contabilizadas en las previsiones del futuro Plan de Vivienda- para promover los alquileres a precios asequibles en aquellos municipios de las islas en los que las familias tienen problemas para encontrar alojamiento por los elevados precios de los alquileres.

 

La construcción de estas nuevas viviendas se enmarca dentro del Plan 20.000 que promueve el Estado para construir vivienda de alquiler en zonas tensionadas de España por los elevados precios de los alquileres, y al que se ha sumado ya el Gobierno de Canarias. Para incorporarse plenamente a este Plan, el Ejecutivo regional ofrecerá al Ministerio suelo en diferentes islas para construir en los próximos años entre 600 y 800 nuevos pisos con precios asequibles y regulados por las administraciones públicas.

 

“Hemos cerrado con el Ministerio nuestra incorporación al nuevo Plan 20.000 para dar respuesta a las zonas del país con más problemas a la hora de encontrar vivienda en alquiler a precios asequibles, como es el caso de muchas localidades canarias”, explicó el consejero, “por eso nos estamos reuniendo con los municipios más afectados por sufrir unos precios tensionados en el alquiler para tener suelo suficiente que posibilite que Canarias se incorpore a este Plan 20.000 para edificar en pocos años una cifra aproximada de 600 a 800 viviendas en régimen de alquiler”.

 

El consejero Franquis enmarcó la reunión que mantuvo ayer con los alcaldes de las cuatro ciudades más pobladas de Canarias en esta petición de suelo, una solicitud que extenderá el próximo lunes al resto de municipios en una reunión con la FECAM.

 

Franquis considera que el Plan 20.000 supondrá un importante alivio para aquellos municipios de las islas en los que el precio del alquiler se ha incrementado de forma destacada haciendo que muchas familias tengan que mudarse de localidad. Es el caso la mayor parte de las capitales insulares, de las ciudades más pobladas y también, especialmente, en los grandes municipios turísticos de las Islas en los que los trabajadores del sector difícilmente pueden encontrar acomodo.

 

El Ministerio también confirmó al consejero Franquis que se incrementarán los recursos estatales para otros programas de vivienda que se incorporarán al nuevo Plan de Vivienda de Canarias con nuevos recursos, incluyendo la posibilidad, incluso, de aportar parte de los fondos que llegarán a España desde la UE para la reactivación económica tras la crisis sanitaria.

 

“El Gobierno nos ha confirmado que va a aumentar los recursos tanto para rehabilitación como para edificación para el nuevo Plan de Vivienda de Canarias”, añadió Franquis, “estamos en la fase de concretar con los ayuntamientos el paquete de suelo del que disponemos en el Archipiélago, y una vez lo tengamos definido llevaremos el nuevo Plan al Parlamento en el mes de julio y, a diferencia del borrador con que nos encontramos al acceder al Gobierno hace un año, este nuevo Plan contará ya con una ficha financiera concreta, con el número de viviendas que vamos a construir o rehabilitar y, sobre todo, en dónde vamos a construir vivienda en los próximos años”.

 

El consejero y los representantes del Ministerio coincidieron en que hay que apostar por la rehabilitación tanto en el sector público de la vivienda como en el privado en Canarias, que cuenta con un parque de viviendas muy anticuado, con una media de 40 años, y que tiene “una imperiosa necesidad de reforma”. Por eso el Ministerio confirmó que Canarias podrá acceder a más recursos a través del nuevo Plan Estatal de Rehabilitación que va a lanzar el Estado próximamente.

 

El Gobierno canario, en el nuevo Plan de Vivienda, promoverá por primera vez de forma destacada la rehabilitación con una doble vertiente: impulsar la eficiencia energética de los edificios y fomentar y ampliar la accesibilidad en las edificaciones más antiguas. Esta iniciativa coincide con la del propio Ministerio cuyos representantes indicaron hoy al consejero Franquis que se quiere multiplicar por cuatro las rehabilitaciones en España y generar con ello más de 200.000 puestos de trabajo en los próximos meses en todo el país.

Etiquetas

Franquis pide la implicación de los cuatro ayuntamientos más poblados de Canarias para impulsar el Plan de Vivienda

El consejero regional se reúne con los alcaldes y alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Telde y La Laguna para solicitar también su colaboración para sumarse al Plan 20.000 que promueve el Estado para construir vivienda para alquiler

En las próximas semanas la Consejería firmará con estos municipios y el de Arrecife varios protocolos de actuación para la cesión de suelo y para la edificación de viviendas públicas

Franquis trasladará a la FECAM el próximo lunes los objetivos del nuevo Plan de Vivienda de Canarias para involucrar a todos los alcaldes de las Islas y concretar el plan de actuaciones en esta materia para los próximos cuatro años

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha pedido hoy a los alcaldes de los cuatro municipios más poblados de Canarias que se impliquen con el Ejecutivo regional para dar un último impulso al nuevo Plan de Vivienda y concretar cesiones de suelo en sus municipios para la edificación de viviendas públicas, además de programar actuaciones de rehabilitación en las viviendas de protección oficial que ya presentan algún deterioro por su antigüedad.

Durante la reunión celebrada por videoconferencia con los alcaldes de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo; la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández; el de Telde, Héctor Suárez; y el de San Cristóbal de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, el consejero Franquis también planteó la necesidad de poner suelo a disposición del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para poder desarrollar en el Archipiélago el nuevo Plan 20.000. Con este Plan el estado quiere ampliar de forma considerable el parque de viviendas de alquiler a precios asequibles en toda España y colaborar de esta forma a controlar los precios en aquellas localidades que más problemas están sufriendo al contar con unos precios demasiado altos en su oferta de alquileres.

El consejero hizo un llamamiento a los cuatro municipios más poblados de las Islas a sumarse a ambos objetivos ya que es en estas cuatro ciudades, las más pobladas de Canarias, donde se concentra el 80% de la demanda social del Archipiélago. En el caso concreto del Plan de Viviendas de Canarias, Franquis adelantó a los alcaldes que en las próximas semanas se firmará con Santa Cruz de Tenerife, Telde y La Laguna protocolos de actuación similares al que se firmó el pasado viernes con Las Palmas de Gran Canaria para la cesión de suelo para edificar nuevas viviendas públicas. A estas cuatro ciudades se unirá también este viernes el municipio de Arrecife, que firmará con el Gobierno de Canarias el protocolo para la cesión de suelo en la zona de Maneje.

“Estamos culminando la presentación definitiva del Plan de Vivienda de Canarias para los próximos cuatro años con el objetivo de ir concretando el número de viviendas que vamos a plantear en el mismo y para eso es imprescindible saber el suelo del que podemos disponer”, explicó el consejero Franquis, “es fundamental realizar este último esfuerzo que hoy hemos hecho con las grandes ciudades, pero que la semana que viene trasladaremos también al resto de alcaldes a través de la FECAM para cerrar de una forma definitiva la propuesta de Plan de Vivienda”.

El consejero anunció a los alcaldes y alcaldesa que tiene previsto presentar el nuevo Plan de Vivienda el próximo mes en el Parlamento y para eso es imprescindible concretar con los ayuntamientos cuál es el suelo disponible y cuántas son las viviendas que se pueden edificar en cada municipio de las Islas. Con ese análisis completado se podrá ajustar la financiación definitiva del Plan cuya ficha financiera se va a negociar a partir de mañana con el Ministerio.

“Es fundamental que llevemos al Parlamento una propuesta que consista en responder a tres preguntas concretas: la primera, la ficha financiera y los recursos económicos que vamos a destinar al Plan de Vivienda en los próximos cuatro años; segundo, cuántas viviendas vamos a construir en Canarias a partir de este momento; y tercera, en dónde las vamos a construir. Por eso vamos a estar trabajando en estas próximas semanas con el objetivo de presentar en el mes de julio un Plan de Vivienda de Canarias concreto y transparente que irá acompañado con un potente plan de rehabilitación en nuestra Comunidad”, añadió Franquis.

El consejero canario adelantó a los alcaldes que el nuevo Plan de Vivienda de Canarias promoverá por primera vez de forma destacada la rehabilitación tanto de las viviendas del parque público de la Comunidad Autónoma como de las privadas, con una doble vertiente. Por un lado, se quiere impulsar la eficiencia energética de los edificios y por el otro, se busca fomentar y ampliar la accesibilidad en las edificaciones más antiguas. Esta apuesta por la rehabilitación se hace especialmente necesaria en Canarias, en donde hay censadas 1.045.000 viviendas en todo el Archipiélago con una antigüedad media de 40 años, lo que convierte al parque de viviendas público-privadas de las islas en uno de los más anticuados de España.

Además, el consejero Franquis expuso a los alcaldes que el Gobierno de Canarias está muy interesado en que la comunidad autónoma se implique de lleno en el nuevo Plan 20.000 con el que el Gobierno de España, en colaboración con la iniciativa privada, quiere edificar miles de viviendas a precios asequibles en todo el país. Este Plan 20.000 está pensado para aplicar en territorios en los que el precio de la vivienda de alquiler está especialmente tensionado como ocurre en Canarias y especialmente en las cuatro grandes ciudades del Archipiélago.

El consejero ha pedido la colaboración de las cuatro grandes ciudades para poner a disposición del ministerio, ya sea a través de cesión o venta, suelo suficiente para la construcción de nuevas viviendas. Con este Plan 20.000 se logra un doble objetivo: se amplía el número de viviendas en alquiler a precios asequibles en municipios con los precios muy tensionados y además, con la colaboración de la iniciativa privada, se impulsa al sector de la construcción en las islas, un sector que está llamado a ser uno de los motores de la recuperación económica tal y como figura en el Pacto por la Reactivación Social y Económica de Canarias para superar la crisis sanitaria.

Etiquetas