Logo del Gobierno de Canarias

El Plan de Viviendas inicia el trámite parlamentario para combatir la emergencia habitacional

Franquis: “Acudimos a este parlamento con un Plan de vivienda dotado de 664 millones con más de 5.900 nuevas viviendas protegidas, 10.200 acciones en rehabilitación y ayudas al alquiler a cerca de 72.000 beneficiarios”

El consejero regional ha explicado ante la comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Parlamento que se va a crear una oficina técnica con personal público para coordinar la gestión, ejecución y seguimiento del Plan

“La mejor política para controlar los precios del alquiler de la vivienda es aumentar el parque de vivienda y para eso es necesario un plan ambicioso y coherente como el que presentamos”, aseguró Franquis

El responsable regional de Vivienda afirmó que en la situación actual la colaboración público-privada, más que necesaria, es esencial, de ahí que este Plan ofrezca seguridad jurídica para que el sector se implique con garantías

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha iniciado hoy en el Parlamento regional el trámite que va a permitir poner en marcha en el mes de septiembre el nuevo Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, un ambicioso Plan que se promueve con el objetivo de combatir la emergencia habitacional que sufre el Archipiélago e impulsar la reactivación económica de Canarias. “Acudimos a este parlamento con un Plan de vivienda dotado de 664 millones con más de 5.900 nuevas viviendas protegidas, 10.200 acciones en rehabilitación y ayudas al alquiler a cerca de 72.000 beneficiarios”, explicó Franquis.

Este Plan prevé acometer en los próximos seis años un total de 88.195 actuaciones de fomento de la vivienda en todas las islas, tanto en construcción de nuevas viviendas protegidas, como en rehabilitación o en ayudas al alquiler a familias con pocos recursos.

El consejero Franquis presentó hoy el nuevo Plan a los diputados que forman parte de la comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Parlamento regional tras entregarlo a la Presidencia de la cámara para su tramitación la semana pasada. A la finalización de esta comisión, la presidenta de la misma, la diputada Nira Fierro, procederá a designar una Ponencia entre los mismos diputados para que redacte un informe sobre el mismo.

La tarea de este nuevo Plan de Vivienda es promover el crecimiento del parque público de viviendas en alquiler en el Archipiélago, con la finalidad de garantizar una vivienda digna y atender las necesidades de los colectivos más sensibles y vulnerables, aseguró Franquis. “Vamos a dar un enorme impulso a la construcción de viviendas para el alquiler porque estamos convencidos de que la mejor política para controlar los precios del alquiler es aumentar el parque de vivienda en las islas, y para eso es necesario un plan ambicioso y coherente como el que presentamos hoy aquí”.

En este sentido, el concejal anunció también que su Consejería creará una oficina técnica para evaluar la implementación del Plan como programa estratégico de políticas públicas en materia de vivienda en la Comunidad Autónoma de Canarias, con personal público para coordinar la gestión, ejecución y seguimiento del Plan.

El Plan presentado hoy, aseveró Franquis, recoge los objetivos fundamentales del Pacto por la Vivienda Digna en Canarias, impulsado por el consejero y suscrito por más de 30 colectivos sociales, empresariales, profesionales, institucionales y partidos políticos de las Islas el pasado mes de marzo. Antes de llegar a ese día, el consejero trazó el itinerario que ha seguido este Plan de Vivienda hasta llegar a la comisión celebrada hoy. Franquis recordó que el documento empezó a realizarse en abril de 2018 por el anterior Gobierno regional, que un año después presentó ya como proyecto al Consejo Económico y Social. Este organismo, sin embargo, tachó ese proyecto del mandato anterior de “poco riguroso” y falto de objetivos concretos, por lo que el consejero Franquis, con el nuevo Gobierno ya instalado, promovió la realización de un gran Pacto por la Vivienda Digna que incluyera a toda la sociedad de las Islas implicada en los asuntos de vivienda. Ese pacto, que finalmente se suscribió el 12 de marzo de este mismo año, sirvió para impulsar la redacción de un proyecto nuevo de Plan de Viviendas es que el que ahora se debate en el Parlamento regional.

El consejero aseguró ante los diputados que forman parte de la comisión, que el Plan de Vivienda cumple con una doble función: la social, al dar respuesta a la emergencia sanitaria del Archipiélago; y una importante función económica, ya que la inversión prevista servirá para estimular a varios sectores productivos de la comunidad autónoma y además contribuye decididamente a la reactivación económica y social que promueve el Gobierno canario para superar la crisis generada por la alerta sanitaria del COVID-19. En este sentido, explicó, el Plan de Vivienda supondrá un importante estímulo principalmente para el sector de la construcción, uno de los motores de la reactivación económica y social que promueve el Ejecutivo, ya que se calcula que con todas las viviendas de nueva construcción que se van a edificar con cargo al Plan se van a crear en el Archipiélago más de 28.000 empleos directos e indirectos relacionados con este sector.

El Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 prevé en el horizonte del mismo incrementar el parque de viviendas protegidas del Archipiélago en 5.971 viviendas durante sus seis años de vigencia. Con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma el Plan recoge la construcción de 3.634 nuevas viviendas protegidas en esos seis años, el 63,70% en régimen de alquiler público (2.315 viviendas), y el 36,30% en régimen de alquiler privado (1.319 viviendas).

Por otro lado, y con el fin de incrementar el parque de alquiler protegido de la Comunidad Autónoma de Canarias, el Plan Vivienda cifra en 2.337 el número de viviendas obtenidas a través de los diferentes programas. En concreto, con cargo al Plan 20.000 del Estado, se construirán 894 nuevas viviendas en Canarias, y con el Programa al fomento de la promoción de VPO de promoción privada en régimen de arrendamiento otras 450 nuevas viviendas. Asimismo, con el Programa de Viviendas Vacías se pretende alcanzar la cifra de otras 600 viviendas, en este caso ya construidas, en el horizonte del Plan.

Las viviendas de nueva construcción en régimen de alquiler promovidas tanto por el ICAVI, como por VISOCAN como por el Plan 20.000 se repartirán territorialmente de la siguiente forma: 1.735 viviendas en la isla de Gran Canaria; 1.440 en la isla de Tenerife; 622, en Lanzarote; 298, en Fuerteventura; 157, en La Palma, 68, en La Gomera; y 58, en El Hierro. Además, se reserva una bolsa de 150 viviendas más para aquellos municipios que aún no han concluido sus procesos internos para ceder el suelo al Gobierno canario para la construcción de las viviendas protegidas.

El consejero Franquis también especificó que esta territorialización busca dar respuesta a las mayores bolsas de demandantes de vivienda de las Islas, principalmente localizados en los grandes núcleos urbanos. De esta forma, las cuatro grandes ciudades de Canarias, las de más de 1000.000 habitantes, concentran el 51% de los demandantes de vivienda de las islas, por eso en estas ciudades se levantará el 44% de las nuevas casas previstas en el Plan. En las poblaciones de entre 20.000 y 100.000 habitantes, que concentran el 39% de los solicitantes, se construirá otro 44% de nuevas viviendas. Y por último, en los municipios de menos de 20.000 habitantes, con un 10% del total de solicitantes, se construirá el 12% restante de las nuevas viviendas.

La empresa pública VISOCAN comenzará la construcción de las primeras 180 viviendas del Plan a finales de este mismo año para los que ya hay consignados 84 millones en el presupuesto del Plan para este 2020.

Sebastián Franquis afirmó también que este Plan va a implicar de forma activa a las empresas del sector con la finalidad de aumentar el parque de viviendas y dar respuesta ala emergencia habitacional que sufre el Archipiélago. “En la situación actual la colaboración público-privada, más que necesaria, es esencial, de ahí que ofreceremos seguridad jurídica para que el sector se implique con garantías”, añadió.

Además, el Plan contempla otras actuaciones novedosas en el Archipiélago, como la cesión de 50 viviendas en régimen de cooperativa de cesión de uso o cohousing, también se van a adquirir 343 viviendas destinadas al programa Canarias Prohogar y otras 45 en ayuda a la autoconstrucción.

En el apartado de rehabilitación se establece como objetivo el apoyo a actuaciones que beneficiarían a 10.227 viviendas en todo el Archipiélago a través de los diferentes programas existentes ya sea en entornos urbanos como rurales. Dentro de estas actuaciones se incluyen programas como el de las áreas de renovación y regeneración (ARRU) que se van a continuar o iniciar en las islas en los próximos seis años.

En el ámbito rural, el Plan confiere un tratamiento especial a los municipios de menos de 20.000 habitantes en los que se prevé la construcción de 614 nuevas viviendas para combatir la despoblación.

También adquieren una importancia fundamental dentro del Plan los diferentes programas de ayudas al alquiler de vivienda que se pondrán en marcha en los próximos seis años para ayudar a los hogares con menos recursos y con los que se pretende llegar a los 71.984 beneficiarios.

La ficha financiera del Plan de Vivienda recoge una primera partida de 84 millones de euros a invertir este mismo año, al que seguirán 110 millones en el año 2021, otros 110 millones en el año 2022 y desde 2023 y hasta 2025, 120 millones cada año hasta sumar los 664 millones del total.

Etiquetas

Franquis presenta un ambicioso Plan de Vivienda con 88.195 actuaciones en seis años y una inversión de 664 millones

El consejero regional ha hecho entrega del documento al presidente del Parlamento de Canarias para poner en marcha su tramitación para que entre en vigor en septiembre

El nuevo Plan de Vivienda contempla la puesta a disposición de la ciudadanía de más de 5.900 nuevas viviendas protegidas en régimen de alquiler, y la rehabilitación de otras 10.200

La construcción de las nuevas VPO previstas en el Plan supondrán la creación de más de 28.000 empleos directos e indirectos en el sector de la construcción en los próximos seis años

Cerca de 72.000 canarios se beneficiarán en los próximos seis años de las ayudas al alquiler que incorpora este Plan

La empresa pública VISOCAN comenzará la construcción de las primeras 180 viviendas del Plan a finales de este mismo año

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha hecho entrega hoy al Parlamento de Canarias del nuevo Plan de Vivienda de Canarias para el periodo 2020-2025, un ambicioso Plan que prevé una inversión de 664 millones de euros en los próximos seis años y con el que se van a acometer un total de 88.195 actuaciones de fomento de la vivienda en todas las islas, tanto en construcción de nuevas viviendas protegidas, como en rehabilitación o en ayudas al alquiler a familias con pocos recursos.

“Estamos sin duda ante uno de los planes de vivienda más ambiciosos de los últimos años en Canarias tanto por su financiación como por la cantidad de viviendas a construir o rehabilitar con el fin de hacer frente a la emergencia habitacional que se vive en el Archipiélago y dar respuesta a los demandantes de vivienda”, señaló el consejero Franquis, “con este Plan ponemos en marcha uno de los principales objetivos sociales de este Gobierno que es dotar de vivienda digna a las familias sin recursos de las Islas”.

El consejero Franquis hizo entrega del documento al presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, para que la cámara regional comience ahora un trámite parlamentario previo a la entrada en vigor del Plan, prevista para el próximo mes de octubre. El Plan presentado hoy, recordó Franquis, recoge los objetivos fundamentales del Pacto por la Vivienda Digna en Canarias, impulsado por el consejero y suscrito por más de 30 colectivos sociales, empresariales, profesionales, institucionales y partidos políticos de las Islas.

Sebastián Franquis aseguró en su presentación que el Plan de Vivienda, que amplía su vigencia a los seis años en lugar de los cuatro previstos inicialmente, se ha planificado con el objetivo de dar una respuesta “eficaz y objetiva” a los retos actuales de la vivienda en Canarias. “A diferencia del anteproyecto que dejó el anterior Gobierno, que nos encontramos al llegar a la Consejería, y que  fue cuestionado por el Consejo Económico y Social, este Plan de Vivienda se ha estado trabajando durante un año con los ayuntamientos, y representantes sociales, empresariales y profesionales de las Islas, además, la cuantía económica del nuevo Plan que hemos presentado hoy es muy superior al del mandato anterior, que preveía una inversión de 169 millones de euros”, añadió Franquis.

El consejero aseguró que el Plan de Vivienda cumple con una doble función: la social, al dar respuesta a la emergencia sanitaria del Archipiélago; y una importante función económica, ya que la inversión prevista servirá para estimular a varios sectores productivos de la comunidad autónoma y contribuye decididamente a la reactivación económica y social que promueve el Gobierno canario para superar la crisis generada por la alerta sanitaria del COVID-19.

Objetivo cuantitativo

El Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 prevé en el horizonte del mismo incrementar el parque de viviendas protegidas del Archipiélago en 5.971 viviendas durante sus seis años de vigencia. Con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma el Plan recoge la construcción de 3.634 nuevas viviendas protegidas en esos seis años, el 63,70% en régimen de alquiler público (2.315 viviendas), y el 36,30% en régimen de alquiler privado (1.319 viviendas).

Por otro lado, y con el fin de incrementar el parque de alquiler protegido de la Comunidad Autónoma de Canarias, el Plan Vivienda cifra en 2.337 el número de viviendas obtenidas a través de los diferentes programas. En concreto, con cargo al Plan 20.000 del Estado, se construirán 894 nuevas viviendas en Canarias, y con el Programa al fomento de la promoción de VPO de promoción privada en régimen de arrendamiento otras 450 nuevas viviendas. Asimismo, con el Programa de Viviendas Vacías se pretende alcanzar la cifra de otras 600 viviendas, en este caso ya construidas, en el horizonte del Plan.

La empresa pública VISOCAN comenzará la construcción de las primeras 180 viviendas del Plan a finales de este mismo año para los que ya hay consignados 84 millones en el presupuesto del Plan para este 2020.

Además, el Plan de Vivienda supondrá un importante estímulo económico en general para todo el Archipiélago, y más concretamente para el sector de la construcción, uno de los motores de la reactivación económica y social de las islas tras la crisis sanitaria del COVID-19. En este sentido, se calcula que con todas las viviendas de nueva construcción que se van a edificar con cargo al Plan en los próximos seis años, se van a crear en el Archipiélago más de 28.000 empleos directos e indirectos relacionados con el sector de la construcción.

Adicionalmente, el Plan contempla otras actuaciones con unos objetivos numéricos más modestos pero no por ello menos importantes. Entre ellos cabe citar la cesión de 50 viviendas en régimen de cooperativa de cesión de uso o cohousing, 343 viviendas destinadas al programa Canarias Prohogar y otras 45 en ayuda a la autoconstrucción.

En el apartado de rehabilitación se establece como objetivo el apoyo a actuaciones que beneficiarían a 10.227 viviendas en todo el Archipiélago a través de los diferentes programas existentes ya sea en entornos urbanos como rurales. Dentro de estas actuaciones se incluyen programas como el de las áreas de renovación y regeneración (ARRU) que se van a continuar o iniciar en las islas en los próximos seis años.

En el ámbito rural, el Plan confiere un tratamiento especial a los municipios de menos de 20.000 habitantes en los que se prevé la construcción de 614 nuevas viviendas para combatir la despoblación.

También adquieren una importancia fundamental dentro del Plan los diferentes programas de ayudas al alquiler de vivienda que se pondrán en marcha en los próximos seis años para ayudar a los hogares con menos recursos y con los que se pretende llegar a los 71.984 beneficiarios.

Etiquetas

Canarias concederá ayudas al alquiler para personas afectadas por la crisis del coronavirus por 8 millones de euros

El Gobierno de Canarias ha aprobado un programa de ayudas para dar respuesta a las personas que residen en una vivienda en régimen y se han visto afectadas por la crisis provocada por el COVID-19.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda abre el plazo para solicitar las ayudas al pago del alquiler de la vivienda habitual, cuyas bases reguladoras se aprobaron mediante Resolución de 7 de mayo de 2020. Las solicitudes se pueden presentar desde el 8 de mayo hasta el 30 de septiembre, inclusive.

Con el objetivo de reducir el impacto económico y social que la pandemia está causando en arrendatarios de vivienda habitual, el Gobierno de Canarias ha aprobado un programa de ayudas para dar respuesta a estas personas. Gracias a este programa se concederán ayudas directas durante 6 meses que servirán para sufragar el pago completo del alquiler a aquellas personas que viven de alquiler y que han visto mermados sus ingresos de forma considerable debido a la crisis sanitaria.

Este programa de ayudas cuenta, inicialmente, con un presupuesto de 5,3 millones de euros, ampliado por el Gobierno de Canarias en un 51%, alcanzando finalmente un monto total de 8 millones de euros.

De este modo, con la resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial de Canarias, se pretende solventar las situaciones de vulnerabilidad en el pago del alquiler por la expansión del COVID-19 y ayudar a personas con problemas transitorios causados por pérdida de empleos o reducción de jornadas y, por lo tanto, afectados por una disminución o desaparición de sus ingresos.

“Este programa, junto con otras medidas, tratan de evitar que esta crisis por la pandemia del coronavirus pueda provocar más precariedad y desigualdad, por ello, las administraciones públicas deben volcar sus esfuerzos y recursos en evitar una grieta social y proteger a las familias”, señalo Franquis,

“Mañana, viernes, se abre el plazo para presentar la solicitud de estas ayudas al alquiler de la vivienda habitual, un importante apoyo para el que el Gobierno de España ha aportado en torno a 5,3 millones de euros, un fondo que el Gobierno de Canarias va a ampliar con una aportación extra de 2,7 millones de euros. Por tanto, a partir de mañana se pone a disposición de la ciudadanía un fondo de 8 millones de euros destinados a ayudar a las personas que se han visto más afectadas por el COVID-19”, explicó Franquis, “en este caso, y al ser una ayuda directa, los trámites van a ser mucho más sencillos y rápidos, y los solicitantes, una vez que se pasen los trámites y se confirmen sus datos económicos, podrán disponer de esa ayuda en plazos mucho mas reducido”.

“Somos conscientes que es una demanda muy ansiada por sectores de la población canaria que requieren la necesidad de pagar su alquiler”, agregó el consejero Franquis, “por tanto, vamos a colaborar y apoyar a estas familias que atraviesan momentos complicados económicamente hablando, intentando mitigar lo más posible las consecuencias que está provocando la crisis del COVID-19 en nuestra Comunidad Autónoma”.

Quién puede pedir ayuda

Podrán beneficiarse de las ayudas de este programa las personas físicas que, en su condición de arrendatarios de vivienda habitual que, como consecuencia de la crisis del coronavirus, haya pasado a estar en desempleo, sufrido un ERTE, o haya reducido su jornada por motivos de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de sus ingresos.

Que la unidad familiar no debe ingresar más de 1.613 euros netos al mes y el importe del alquiler más los gastos de los suministros básicos de la vivienda será igual o superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar.

Solicitud

El Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) se encargará de gestionar esas ayudas de manera telemática, a través de la página web oficial del Instituto, y a través del servicio de información y atención al ciudadano el 012, que ofrecerá atención personalizada una vez se abra el plazo de presentación de solicitudes este 8 de mayo.

La solicitud de las ayudas se hará tanto por vía telemática a través de la web del ICAVI y, en caso de no disponer de recursos telemáticos, se realizará vía telefónica a través del 012, para los que no tengan acceso a las nuevas tecnologías. El personal de dicho Instituto atenderá a los peticionarios y harán efectiva la formalización de la solicitud en el aplicativo de gestión de expedientes.

A la solicitud deberán acompañar una copia completa del contrato de arrendamiento, con inclusión expresa del medio y forma de pago a la persona arrendadora, y la acreditación del pago de las tres últimas mensualidades de alquiler. Aquellas personas que hayan solicitado un crédito a través de su entidad bancaria y gestionado por el Instituto de Crédito Oficial, podrán acogerse a estas ayudas para la devolución de dicho crédito. Para ello, deberán presentar la copia del contrato y los procedimientos realizados con su entidad bancaria.

Cuantía y duración

La cuantía de esta ayuda será de hasta un máximo de 900 euros mensuales por familia. El máximo de las ayudas podrá ser hasta del cien por cien del total de la renta de alquiler durante seis meses. En el caso de que se haya suscrito un préstamo o microcrédito para el pago de la renta de la vivienda habitual, se abonará también el cien por cien del principal e intereses del préstamo siempre que éste no exceda de los 900 euros mensuales.

Esta ayuda se suma a otras medidas de carácter social promovidas y aprobadas por el Gobierno de España, como es la suspensión de los desahucios, prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler y la aprobación de líneas de avales para financiación de arrendatarios (inquilinos) en situación de vulnerabilidad, todas ellas tendentes a aminorar las cargas económicas de las familias que viven de alquiler.

Además, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno canario ha promovido también otras medidas de apoyo, como eximir a más de 17.200 familias que viven de alquiler en las VPO del parque público de viviendas del Gobierno regional, del pago del alquiler durante al menos dos meses y con posibilidad de prorrogarlo más tiempo.

Etiquetas

Vivienda distribuirá 5,3 millones de euros para ayudar a las familias afectadas por el COVID-19 a pagar el alquiler

El Instituto Canario de Vivienda se encargará de gestionar esas ayudas de manera telemática una vez se abra el plazo de presentación de solicitudes en los próximos días

El consejero Sebastián Franquis informará en el próximo consejo de Gobierno de las bases que regularán estas ayudas

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, presentará en el próximo consejo de Gobierno, las bases que regularán la tramitación y concesión en las islas, de las ayudas aprobadas por el Gobierno de España para apoyar a las familias afectadas económicamente por el coronavirus o COVID-19 a la hora de pagar el alquiler de su vivienda habitual, unas ayudas para las que el Ejecutivo canario dispondrá de 5,3 millones de euros.

El Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) se encargará de gestionar esas ayudas de manera telemática y a través del servicio de información y atención al ciudadano el 012, que ofrecerá atención personalizada una vez se abra el plazo de presentación de solicitudes en los próximos días.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha repartido para estas ayudas al alquiler de vivienda habitual 100 millones de euros del fondo de contigencia entre las 17 comunidades autónomas y dos ciudades autónomas, con un criterio de reparto idéntico al de la actual distribución territorial del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. De esta forma, a Canarias le han correspondido los 5,3 millones ya reseñados.

La Consejería está preparando una resolución que se publicará en los próximos días donde se especificarán las bases de la solicitud, plazos de presentación de las mismas y procedimientos.

Esta inicativa tendrá por objeto la concesión de ayudas al alquiler, mediante adjudicación directa, a las personas arrendatarias de vivienda habitual que como consecuencia del impacto económico y social del COVID-19 tengan problemas transitorios para atender al pago parcial o total del alquiler y encajen en los supuestos de vulnerabilidad económica sobrevenida. Se trata de dar cobertura de forma urgente a aquellas situaciones que requieran una respuesta inmediata para estabilizar el pago mensual, así como el uso y mantenimiento de la vivienda habitual en arrendamiento. En particular, se contempla el pago de recibos de alquiler con los límites máximos establecidos en estas bases.

Esta ayuda se suma a las medidas ya aprobadas por el Gobierno de suspensión de los desahucios, prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler y la aprobación de líneas de avales para financiación de arrendatarios (inquilinos) en situación de vulnerabilidad, todas ellas tendentes a aminorar las cargas económicas de los arrendatarios en situación de vulnerabilidad.

Documentación y presentación

Las familias que tramiten una solicitud deberán acompañarlas, como mínimo, de una copia completa del contrato de arrendamiento en vigor, con inclusión expresa del medio y forma de pago a la persona arrendadora, y de la acreditación del pago de las últimas tres mensualidades, salvo que el contrato tuviera una vigencia de menor plazo, en cuyo caso se acreditará el pago desde el inicio del contrato.

Los solicitantes de esta ayuda podrán pedirla una vez se abra el plazo de presentación en los próximos días, aportando tanto por vía telemática como por vía telefónica, para los que no tengan acceso a las nuevas tecnologías, los modelos de solicitud que para tal fin encontrarán en la web del Instituto Canario de la Vivienda. El personal de dicho Instituto atenderá a los peticionarios y harán efectiva la formalización de la solicitud en el aplicativo de gestión de expedientes.

Cuantía y duración

La cuantía de esta ayuda será de hasta un máximo de 900 euros mensuales por familia. El máximo de las ayudas podrá ser hasta del cien por cien del total de la renta de alquiler durante seis meses. En el caso de que se haya suscrito un préstamo o microcrédito para el pago de la renta de la vivienda habitual, se abonará también el cien por cien del principal e intereses del préstamo siempre que éste no exceda de los 900 euros mensuales.

Etiquetas

Vivienda exime a 17.000 familias del Archipiélago del pago del alquiler de sus viviendas sociales

Esta iniciativa impulsada por el consejero Sebastián Franquis formará parte del Decreto Ley de medidas sociales extraordinarias que prepara el Gobierno de Canarias para apoyar a los a los colectivos más vulnerables de la población a soportar la crisis provocada por el COVID-19

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, exime ya a 17.253 familias inquilinas de una vivienda social en las islas del pago del alquiler mensual desde este mes y hasta que acabe el estado de alarma para apoyar y colaborar en la recuperación económica de los sectores más vulnerables de la población como son los adjudicatarios de viviendas protegidas. Esta disposición de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda formará parte del conjunto de medidas que el Gobierno de Canarias reunirá en el Decreto Ley de Medidas Extraordinarias de carácter social para Afrontar la Crisis Provocada por el COVID-19 que será aprobado la semana que viene con la finalidad de ayudar a las familias más vulnerables de las islas.

La medida propuesta por el consejero Sebastián Franquis para este Decreto Ley se aplicará a las 12.725 viviendas protegidas de promoción pública en régimen de alquiler dependientes de Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), y a las viviendas titularidad de la sociedad pública VISOCAN que mantienen un convenio con el ICAVI, que ascienden a un total de 4.528 viviendas.

“Con esta medida lo que pretendemos es proteger a las familias socialmente más vulnerables de nuestro Archipiélago que se han visto afectadas por las situaciones de cierre de actividad económica a las que obliga la crisis sanitaria y contribuir a aliviar las necesidades de liquidez de miles de hogares del parque público de viviendas en régimen de alquiler de nuestra comunidad cuyos inquilinos puedan encontrarse en una situación precaria mientras dure el estado de alarma”, aseguró el consejero Sebastián Franquis.

Las familias que sean inquilinas de estas viviendas protegidas del parque público regional se beneficiarán automáticamente, y sin tener que hacer ninguna gestión, de la suspensión de estos pagos, una medida que se empezó a aplicar desde el pasado miércoles, 1 de abril, ya que el ICAVI ha paralizado el cobro de las mensualidades a estos más de 17.000 inquilinos. Esta medida se prolongará hasta el final del mes en el que se levante el estado de alarma, con lo que se compensará también las dos semanas de marzo que sí se vieron afectadas por esta crisis sanitaria. También se impide durante ese mismo periodo resolver el contrato de arrendamiento, declarar la pérdida de derecho a la adjudicación de la vivienda o sufrir intereses por causa de impago.

Esta derogación del pago está dirigida a asegurar la protección de las personas arrendatarias de una vivienda protegida y sus familias, ya que se consideran uno de los sectores de la población más vulnerables ante las consecuencias económicas colaterales derivadas por la actual crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

La duración de esta medida se podrá ampliar por acuerdo del Gobierno del Canarias en función del impacto y evolución de la crisis económica que se genere como consecuencia del estado de alarma y de las circunstancias que lo han originado, así como de su repercusión en las familias beneficiarias de la medida.

El ICAVI estima en cerca de 900.000 euros mensuales el impacto económico que supone la aplicación de esta medida que beneficiará a más de 17.000 familias vulnerables del Archipiélago.

Etiquetas

La Bolsa de Vivienda Vacía, con cuatro millones de euros, pondrá en el mercado más de 400 pisos asequibles

Franquis explica en sede parlamentaria los detalles de esta iniciativa novedosa que se incluye en el Pacto por la Vivienda Digna en Canarias, para incentivar a los propietarios privados de pisos vacíos a cambio de garantías de cobro y ayudas para la rehabilitación

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy en el Parlamento de Canarias la puesta en marcha de un nuevo programa de Bolsa de Vivienda Vacía al que la Consejería destinará cuatro millones de euros para sacar este mismo año al mercado de alquiler, y a precios asequibles, más de 400 pisos de particulares que se encuentran vacíos en el Archipiélago.  

“El objetivo del programa de viviendas vacías de propiedad privada es conseguir que los inmuebles desocupados se destinen al alquiler a precio reducido a cambio de una serie de incentivos”, aseguró Franquis, “el acceso a la vivienda es un problema histórico en Canarias, por eso para este Gobierno garantizar este derecho es una prioridad con mayúsculas y aparece en la agenda política, económica y social de este Ejecutivo”.

El consejero recordó que en Canarias no se construye vivienda pública desde 2009 y que hay más de 17.000 solicitantes de viviendas, por eso anunció que, además de iniciar la construcción de 2.000 nuevas viviendas públicas en esta legislatura, se busca sacar al mercado parte de las más de 138.000 viviendas vacías que según el ISTAC se reparten por todas las islas.

“El proyecto de la Bolsa de Vivienda forma parte del Pacto Social y Político por el acceso a una vivienda Digna en Canarias, documento con el que pretendemos lograr un acuerdo que nos permita desarrollar una estrategia común en materia de vivienda, y que está enfocado a resolver el problema al que se enfrentan miles de ciudadanos cada día con una política integral en este sentido que sea sistemática, coherente y sostenible”.

Para activar esta Bolsa de Vivienda Vacía, se dota al programa de cuatro millones de euros que serán gestionados a través del Instituto Canario de la Vivienda (ICV) para aflorar esas viviendas de particulares que ahora mismo permanecen vacías. El programa de Vivienda Vacía destina dos de estos millones a abonar incentivos a los propietarios para que saquen al mercado sus casas, y otros dos millones de euros a pagar las rehabilitaciones (con un tope de 4.000 euros por propiedad) de esas viviendas vacías que estén en mal estado.

Entre los incentivos que contempla esta Bolsa de Vivienda se incluye una ayuda de 3.000 euros al propietario por cederla al programa durante cinco años. Además se ofrecen una serie de garantías que cubriría el ICV tales como una garantía de cobro de rentas, la contratación de un seguro multirriesgo de hogar, garantía de devolución de la vivienda en el mismo estado de conservación, tramitación del Certificado de Eficiencia Energética (a voluntad del propietario), tramitación de la fianza, asesoría jurídica y contratación de un seguro de impagos de alquiler.

“El objetivo del gobierno en el primer año de la puesta en marcha del programa es incorporar 400 viviendas privadas en el mercado destinadas a ciudadanos que no pueden acceder a los actuales precios de alquiler en el mercado libre”, explicó Franquis, “es una iniciativa que ya se ha probado con éxito en otras comunidades autónomas y que queremos probar también en Canarias para dar mayores oportunidades a las familias a acceder a una vivienda digna y a un precio asequible”.

El consejero recordó que se buscará también la complicidad de los ayuntamientos a través de convenios en los que los mismos podrán participar ofreciendo información de la bolsa a sus vecinos, mediante partidas económicas o con recursos habitacionales. También indicó Franquis que esta será una bolsa mixta compuesta de viviendas públicas y privadas ya que la misma se nutrirá además con las casas que va a adquirir la empresa pública Visocan a grandes propietarios para ponerlas a disposición de las familias sin recursos, para lo que cuenta con una partida de 4,5 millones de euros.

Etiquetas

Vivienda abona el 87% de las ayudas al alquiler para jóvenes canarios

El consejero Sebastián Franquis anuncia en el Parlamento que el Instituto Canario de la Vivienda modificará las bases de las próximas convocatorias de las ayudas al alquiler para reducir los trámites y agilizar los pagos

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy en la sede del Parlamento de Canarias que desde el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI) ya se ha abonado el 87% de las ayudas al alquiler a 1.067 jóvenes canarios beneficiarios, tras el impulso realizado para acortar los plazos, lo que supone que se han ingresado ya 3.267.000 euros del presupuesto destinado.

El consejero Sebastián Franquis aseguró que se está trabajando para mejorar el procedimiento en próximas convocatorias de líneas de subvención, “porque hay que plantearse de cara al futuro que hay que modificar las bases, hay que digitalizar el ICAVI y hay que incrementar el personal, que ya ha hecho un esfuerzo considerable en los últimos tiempos, situando a la administración pública en el siglo XXI, para que pueda atender a una demanda social que es urgente”. Para ello, el Instituto Canario de la Vivienda estudia modificar las bases para poder presentar toda la documentación con carácter telemático para reducir los trámites, así como unificar las dos líneas de ayuda al alquiler- cupo general y menores de 35 años- en una única partida para evitar duplicar los procedimientos administrativos, así como el número de personal.

“Nos falta aún la lista definitiva de las ayudas al alquiler general, debido al alto volumen de las solicitudes, pero esperamos que en las próximas semanas ya podamos entregar las 4.000 ayudas que resultaron beneficiarias”. Esta línea de subvención recibió un elevado número de solicitudes, más de 12.000, motivando el refuerzo del servicio de Atención al Ciudadano con personal eventual entre las dos sedes capitalinas para agilizar la recepción de los documentos de las 4.000 personas que resultaron beneficiarias de la lista provisional y de las 2.000 que quedaron en lista de reserva.

Estas líneas de subvención impulsan uno de los objetivos del Pacto por la Vivienda Digna en Canarias garantizando el acceso a una vivienda para aquellas personas con más dificultades y en el que se compromete a la administración a mejorar los cauces de para poder optar a las diferentes subvenciones y líneas de desarrollo.

Etiquetas