Logo del Gobierno de Canarias

Los centros educativos mantienen la obligatoriedad de las mascarillas en interior, higiene de manos y ventilación

Alumno se higieniza las manos con gel hidroalcohólico

En cambio, se eliminan las cuarentenas y los aislamientos en los casos asintomáticos no vulnerables, y se recomienda que las personas con síntomas no acudan al centro educativo

Se trata de una serie de aclaraciones remitidas a los equipos directivos ante la nueva estrategia actualizada por el Ministerio de Sanidad el 23 de marzo de 2022

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias ha informado a los centros educativos de las islas de las medidas incluidas en la nueva estrategia de vigilancia y control frente al COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia. Si bien se contemplan cambios, se mantiene la obligatoriedad del uso de las mascarillas en el interior de los edificios, la higiene de manos y la ventilación en los mismos al tratarse de medidas “que han dado muy buenos resultados en la contención de la propagación del virus”.

Por el contrario, se eliminan las cuarentenas y los aislamientos en los casos asintomáticos no vulnerables, y se recomienda que las personas con síntomas no acudan al centro educativo. Se considera población vulnerable a las personas mayores de 60 años, embarazadas e inmunodeprimidas con patologías claras y bien definidas por el Ministerio de Sanidad.

Solo se seguirán considerando entornos vulnerables los Centros de Educación Especial (CEE) que cuenten con residencia escolar, los cuáles serán considerados como centros sociosanitarios y respecto de los cuales se seguirá enviando la información a Salud Pública. En el archipiélago reciben esta calificación los CEE “Siete Palmas” y “Hermano Pedro” y sus residencias escolares.

Por otra parte, los casos confirmados deben extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales, además de utilizar de forma constante la mascarilla y mantener una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas. Se evitará especialmente el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios.

Las personas que trabajan en ámbitos vulnerables y los trabajadores y trabajadoras que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables, no acudirán a su centro de trabajo durante los primeros cinco días desde el inicio de síntomas o desde la fecha de diagnóstico en el caso de personas asintomáticas. Siempre que sea posible, y en caso de que no sea susceptible de una incapacidad temporal, se recomienda el teletrabajo.

Pasado este tiempo, y siempre que hayan transcurrido 24 horas tras la desaparición de la fiebre o presente mejoría de los síntomas, se realizará una prueba de antígeno y si el resultado es negativo la persona podrá volver a incorporarse a su lugar de trabajo. Si el resultado es positivo, podrá repetirse la realización de la misma cada 24 horas hasta obtener un resultado negativo para poder incorporarse a su lugar de trabajo.

Además, no se realizarán pruebas diagnósticas de infección activa en pacientes sintomáticos, salvo las excepciones contempladas de los entornos o pacientes vulnerables o gravedad del cuadro clínico y no se recomienda la asistencia al centro educativo cuando el alumnado presente síntomas compatibles con COVID-19 o enfermedades infecciosas agudas.

El documento advierte de que es previsible que la variante Ómicron no sea la última del SARSCoV-2 que pueda generar preocupación, por lo que durante esta fase transitoria se deben conservar las estructuras extraordinarias de vigilancia y control desarrolladas durante la pandemia y garantizar que se podrían reactivar en caso necesario, por lo que resulta importante tener presente la reversibilidad de la estrategia en caso de que se dé una peor evolución de los indicadores o por la aparición de nuevas variantes.

También se especifica que no está contemplado el cierre de ningún centro educativo, y en consecuencia, ya no es necesario el control sobre los casos ni el envío de estos datos a Salud Pública ni al servicio de estadística de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, así como tampoco los datos de brotes identificados con más de cinco casos o el 20% en un grupo-aula.

Por último, se advierte de que en el ámbito educativo no se establecerá ninguna actuación ni medidas específicas dirigidas a casos o contactos diferentes a las definidas en la “Estrategia de vigilancia y control frente al COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia” elaborada por el Ministerio de Sanidad, el cual también deberá actualizar los aspectos organizativos de los centros educativos descritos en el “Documento sobre medidas de prevención e higiene de los centros educativos”.

Etiquetas

La actualización del Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias recoge 1.439 obras y un valor de 676 millones

La consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, presenta el nuevo PITCAN, que cuenta con una aplicación móvil para que la ciudadanía acceda a la información de las distintas actuaciones.

Por cada millón de euros gastado en cada intervención se generarán de media 28,9 empleos anuales a tiempo completo.

La actualización del Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias (PITCAN) recoge la realización de 1.439 obras valoradas, de momento, en 676 millones de euros, pues no todas tienen cuantificación presupuestaria. La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, presentó esta mañana los cambios introducidos en este proyecto, que incluyen, además del nuevo proceso de inventario, sistematización y coordinación, su digitalización, la creación de una aplicación móvil para que residentes y turistas sepan en qué estado se encuentran las obras y un análisis sobre el impacto socioeconómico que tendrá cada una de ellas.

Castilla estuvo acompañada durante la presentación, que se realizó en el Hotel Escuela Santa Cruz, por el redactor del PITCAN y subdirector de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel de la Universidad de La Laguna (ULL), Moisés Simancas; el doctor del Departamento de Economía, Contabilidad y Finanzas de la ULL, Juan José Díaz Hernández; y el director general de Infraestructura Turística del Gobierno de Canarias, Fernando Miñarro.

“El objetivo de este trabajo es el de otorgar una mayor dimensión estratégica a las inversiones en infraestructuras en nuestras ocho islas, adaptándolas a las necesidades reales de nuestros destinos o áreas turísticas y al desarrollo de nuevos productos, lo que optimizará a su vez la inversión pública”, aseguró la consejera, que destacó además la implicación activa de las diversas instituciones en la actualización del plan.

Para dotar al PITCAN de una mayor dimensión, la Consejería de Turismo, Industria y Comercio ha llevado a cabo tres medidas. La primera de ellas consiste en la actualización del inventario de obras a acometer, previa sistematización, planificación y coordinación con el resto de las administraciones públicas. En segundo lugar, se ha procedido a la digitalización de este inventario, a través de una plataforma online de trabajo de uso técnico y de una aplicación móvil abierta a la ciudadanía. “Queremos ejercer un auténtico ejercicio de transparencia y difusión desde lo público de la información de todas las obras y actuaciones”, afirmó Castilla.

La última novedad se centra en una medición del impacto económico que genera la ejecución de las infraestructuras turísticas en Canarias y que ha sido realizado por Juan José Díaz Hernández. “Este análisis pone de manifiesto que la construcción, acondicionamiento y puesta en funcionamiento de las infraestructuras turísticas pueden convertirse en un importante motor para arrastrar el conjunto de la actividad productiva canaria, con una notable creación de empleo”, aseguró la consejera.

En este sentido y de acuerdo con el estudio realizado, por cada millón de euros gastado en actuaciones incluidas en el PITCAN se generarían de media 28,9 puestos de trabajo anuales a tiempo completo. Asimismo, se estima que por cada euro gastado en la construcción y puesta en funcionamiento de las infraestructuras turística tendrá lugar un incremento en la actividad productiva canaria valorado en 1,83 euros.

Este nivel de actividad productiva, una vez descontado el pago de consumos intermedios, lleva, además, a que por cada euro gastado se generaría un incremento en el valor añadido bruto de la economía canaria estimado en 0,91 euros.

El doctor del Departamento de Economía, Contabilidad y Finanzas de la ULL también hizo hincapié en que se producirá un importante retorno de recursos a las administraciones públicas por la vía del cobro de diferentes impuestos relacionados con las rentas y el consumo, así como por el pago de cotizaciones sociales de la mano de obra contratada. Como media, se estima que por cada euro gastado, las administraciones tributarias recibirán 0,17 euros procedentes del pago de impuestos sobre la renta, el consumo y licencia y tasas municipales, además de otros 0,17 euros en concepto de pago de cotizaciones a la Tesorería General de la Seguridad Social.

El director general de Infraestructura Turística del Gobierno de Canarias, Fernando Miñarro, hizo hincapié en los beneficios que generará el PITCAN para el conjunto del Archipiélago: “Además de la relevancia en la modernización de las infraestructuras para mejorar la oferta y calidad de los servicios turísticos, la ejecución de este plan supondrá un destacado efecto tractor del conjunto de la actividad económica de Canarias”, aseguró.

El nuevo PITCAN

El PITCAN constituye una base de datos abierta de infraestructuras turística que la Consejería ha impulsado a través de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel de la Universidad de La Laguna. Tras la actualización del censo, el plan recoge 1.439 obras entre actuaciones, proyectos, programas y planes.

Actualmente, ya se puede descargar la aplicación de móvil, disponible para Android e iOS, con la que la Consejería pretende difundir con transparencia el PITCAN entre la ciudadanía a través de una serie de funcionalidades. Los usuarios de esta app podrán acceder a un listado con todas las infraestructuras, conocer los datos de su ficha, realizar búsquedas concretas, valorar las obras y también acceder a ellas a través de Gogle Maps o visualizarlas sobre Google Street View desde la posición donde la obra está ubicada.

En cuanto a la digitalización del plan, se ha desarrollado un Sistema de Información Geográfica, una plataforma de gestión de las bases de datos georreferenciados del PITCAN. Esta herramienta permitirá a los técnicos de la Dirección General de Infraestructura Turística centralizar y unificar las diversas bases de datos de obras para visualizar y clasificar de manera sistémica la información, lo que supondrá un avance a la hora de tomar decisiones.

Etiquetas