Logo del Gobierno de Canarias

Los centros educativos mantienen la obligatoriedad de las mascarillas en interior, higiene de manos y ventilación

Alumno se higieniza las manos con gel hidroalcohólico

En cambio, se eliminan las cuarentenas y los aislamientos en los casos asintomáticos no vulnerables, y se recomienda que las personas con síntomas no acudan al centro educativo

Se trata de una serie de aclaraciones remitidas a los equipos directivos ante la nueva estrategia actualizada por el Ministerio de Sanidad el 23 de marzo de 2022

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias ha informado a los centros educativos de las islas de las medidas incluidas en la nueva estrategia de vigilancia y control frente al COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia. Si bien se contemplan cambios, se mantiene la obligatoriedad del uso de las mascarillas en el interior de los edificios, la higiene de manos y la ventilación en los mismos al tratarse de medidas “que han dado muy buenos resultados en la contención de la propagación del virus”.

Por el contrario, se eliminan las cuarentenas y los aislamientos en los casos asintomáticos no vulnerables, y se recomienda que las personas con síntomas no acudan al centro educativo. Se considera población vulnerable a las personas mayores de 60 años, embarazadas e inmunodeprimidas con patologías claras y bien definidas por el Ministerio de Sanidad.

Solo se seguirán considerando entornos vulnerables los Centros de Educación Especial (CEE) que cuenten con residencia escolar, los cuáles serán considerados como centros sociosanitarios y respecto de los cuales se seguirá enviando la información a Salud Pública. En el archipiélago reciben esta calificación los CEE “Siete Palmas” y “Hermano Pedro” y sus residencias escolares.

Por otra parte, los casos confirmados deben extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales, además de utilizar de forma constante la mascarilla y mantener una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas. Se evitará especialmente el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios.

Las personas que trabajan en ámbitos vulnerables y los trabajadores y trabajadoras que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables, no acudirán a su centro de trabajo durante los primeros cinco días desde el inicio de síntomas o desde la fecha de diagnóstico en el caso de personas asintomáticas. Siempre que sea posible, y en caso de que no sea susceptible de una incapacidad temporal, se recomienda el teletrabajo.

Pasado este tiempo, y siempre que hayan transcurrido 24 horas tras la desaparición de la fiebre o presente mejoría de los síntomas, se realizará una prueba de antígeno y si el resultado es negativo la persona podrá volver a incorporarse a su lugar de trabajo. Si el resultado es positivo, podrá repetirse la realización de la misma cada 24 horas hasta obtener un resultado negativo para poder incorporarse a su lugar de trabajo.

Además, no se realizarán pruebas diagnósticas de infección activa en pacientes sintomáticos, salvo las excepciones contempladas de los entornos o pacientes vulnerables o gravedad del cuadro clínico y no se recomienda la asistencia al centro educativo cuando el alumnado presente síntomas compatibles con COVID-19 o enfermedades infecciosas agudas.

El documento advierte de que es previsible que la variante Ómicron no sea la última del SARSCoV-2 que pueda generar preocupación, por lo que durante esta fase transitoria se deben conservar las estructuras extraordinarias de vigilancia y control desarrolladas durante la pandemia y garantizar que se podrían reactivar en caso necesario, por lo que resulta importante tener presente la reversibilidad de la estrategia en caso de que se dé una peor evolución de los indicadores o por la aparición de nuevas variantes.

También se especifica que no está contemplado el cierre de ningún centro educativo, y en consecuencia, ya no es necesario el control sobre los casos ni el envío de estos datos a Salud Pública ni al servicio de estadística de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, así como tampoco los datos de brotes identificados con más de cinco casos o el 20% en un grupo-aula.

Por último, se advierte de que en el ámbito educativo no se establecerá ninguna actuación ni medidas específicas dirigidas a casos o contactos diferentes a las definidas en la “Estrategia de vigilancia y control frente al COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia” elaborada por el Ministerio de Sanidad, el cual también deberá actualizar los aspectos organizativos de los centros educativos descritos en el “Documento sobre medidas de prevención e higiene de los centros educativos”.

Etiquetas

El CGPC y las policías locales inspeccionan a diario más de 300 centros de mayores, menores y discapacitados

El CGPC y las policías locales inspeccionan a diario más de 300 centros de mayores, menores y personas con discapacidad

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, intervino la semana pasada de forma telemática junto al jefe del Cuerpo General de la Policía Canaria, Luis Santos, en una reunión con el rey Felipe VI y representantes de País Vasco, Cataluña y Navarra -las comunidades que cuentan con cuerpos policiales de ámbito autonómico- para repasar sus capacidades e informar de las actuaciones desarrolladas desde el inicio del estado de alarma

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, informó la semana pasada el rey Felipe VI, y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como al resto de participantes de un encuentro con los consejeros responsables de las policías autonómicas de País Vasco, Cataluña y Navarra, que el Cuerpo General de la Policía Canaria (CGPC) viene inspeccionando desde el inicio del estado de alarma más de 300 centros de mayores, menores y de personas con discapacidad en las Islas. En la reunión también participó el jefe de la Policía Autonómica, Luis Santos.

Pérez indicó que estas actuaciones proporcionan a las autoridades competentes una información directa, complementaria de las que se reciben de las propias inspecciones, y con una enorme rapidez de transmisión.

De forma simultánea, y con el concurso de las policías locales –que cuentan con casi 3.500 efectivos en las Islas-, se han efectuado intervenciones de control de la movilidad. En este marco, el CGPC ha llevado a cabo más de 3.500 intervenciones y ha formulado unas 400 denuncias.

Otras actuaciones

Por otra parte, la Policía Autonómica también ha intervenido en un conjunto de incidencias muy variadas a ruego de las instituciones sanitarias.

Así, la actuación del CGPC ha servido para obtener de inmediato información de establecimientos donde se ha producido alguna incidencia; para recibir equipos y materiales, para distribuirlo con los medios aéreos de la Dirección General de Seguridad y Emergencia a fin de auxiliar a esos propios medios aéreos, y para cooperar con los sistemas de tomas de muestra para las pruebas de análisis que han sido necesarios. Además, ha mantenido una comunicación continua con el Ministerio Fiscal.

Capacidades del CGPC

Pérez puntualizó que, debido a que el CGPC está aún en fase de despliegue y crecimiento, es todo un desafío para la Comunidad Autónoma acercarse a los niveles de actuación alcanzados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de las otras comunidades con policías autonómicas.

Explicó que se trata de un cuerpo especializado que cuenta en la actualidad con 106 efectivos, a los que pronto se sumaran 60 que ahora completan a distancia el curso selectivo de formación. Adelantó que la previsión es que, si la crisis originada por el Covid-19 lo permite, que a finales de este año cuente con cerca de 200 efectivos, para alcanzar los 300 al finalizar  la legislatura.

Está estructurado en cuatro unidades: la Unidad de Menores y Familia, que según apuntó Pérez, una es una competencia de la comunidad autónoma a la que se presta especial atención; la Unidad de Policía Administrativa y Régimen Interior, que realiza funciones en todos los departamentos de la Administración velando por el cumplimiento de los actos y disposiciones de la comunidad autónoma e inspeccionar que se cumplan de forma efectiva., y la Unidad Operativa Móvil, que tiene las funciones de colaboración en grandes manifestaciones, eventos.

Sin incidencias

Pérez remarcó que, hasta la fecha, no se han registrado incidencias entre los 100 efectivos del CGPC, que ninguno se ha detectado como positivo del coronavirus y que no se ha producido ninguna baja, por lo que el 100%, salvo incidencias circunstanciales, está prestando servicio.

Insistió en que, para Canarias, está siendo un desafío tratar de estar a la altura de los restantes cuerpos de seguridad y añadió que cree se está consiguiendo, sin perjuicio de que la Comunidad Autónoma de Canarias se propone mejorar en lo que reste de esta situación, y contribuir junto con todos los demás al esfuerzo enorme que está haciendo la ciudadanía de España, los gobiernos y las administraciones para combatir el coronavirus.

Mensaje del rey

Por su parte, el rey compartió su dolor y tristeza con las familias que han perdido miembros, amigos o compañeros porque no se han podido despedir como hubieran querido de quienes han fallecido.

Asimismo, lamentó que “estamos perdiendo a tantos que tanto dieron al país”, y que ahora sufren el ensañamiento del Covid-19, motivo por el cual trasladó palabras de felicitación, gratitud y ánimo a quienes garantizan la seguridad en el país.

Etiquetas