Logo del Gobierno de Canarias

Consumo pone en marcha una campaña de control e inspección del etiquetado de las mascarillas higiénicas

Yaiza Castilla explica que el objetivo es garantizar que el consumidor dispone de información veraz, eficaz y suficiente sobre la composición o características de las mascarillas y evitar que pongan en riesgo su salud

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio ha puesto en marcha, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, una campaña de control e inspección del etiquetado para garantizar que las mascarillas higiénicas que venden los establecimientos comerciales minoristas cumplen con lo dispuesto en la normativa y no induce a error al consumidor.

Yaiza Castilla explica que el objetivo de esta iniciativa es asegurar que, en el momento de compra, el consumidor dispone de información veraz, eficaz y suficiente sobre la composición o características de las mascarillas. “A día de hoy existen numerosos productos de este tipo en el mercado, aunque no todos tienen las mismas características ni se ajustan a lo exigido por la normativa” asegura la consejera que recala que con la campaña “no solo queremos defender los derechos de los consumidores sino evitar que pongan en juego su salud, al no tener acceso de forma clara  y trasparente las características del producto”.

La titular de Comercio y Consumo recuerda que la mascarilla higiénica no es un producto sanitario  y que, en la actualidad, hay tres tipos permitidos: las que cumplen las especificaciones UNE 0064 (de un solo uso) y 0065 (reutilizables)  y las que no llegan a  cumplir  el estándar de calidad de la UNE, pero  que se ha sometido a pruebas y puede mostrar los resultados obtenidos.

La campaña, que comenzó el pasado mes de agosto, se prolongará hasta mediados del mes de noviembre y afecta a todos los comercios minoristas que vendan mascarillas. En ella, se solicita al vendedor que aporte la documentación en la que se acredite las especificidades técnicas (UNE-0064, UNE-0065, etc.) o características de calidad (hidrófugo, antibacteriano, viricida, número máximo de lavados manteniendo las propiedades..) que se detallan en la etiqueta del producto.

En el caso de que el inspector de consumo detecte alguna irregularidad, lo pone en conocimiento del vendedor y del responsable del producto para que, en el plazo establecido, proceda a su subsanación. Además, si dicha irregularidad afecta a la seguridad del producto, se procede a su retirada del mercado hasta la oportuna subsanación.  Todas las actuaciones en las que se detecte incumplimiento por parte del vendedor se trasladarán, a su vez, a la Administración para decidir si se abre expediente sancionador.

Información obligatoria

A la hora de adquirir mascarillas higiénicas, la Dirección General de Comercio y Consumo asegura que se debe comprobar que su etiquetado está en castellano y ofrece información acerca de datos de la empresa (nombre, razón social y domicilio); contenido del envase: número de unidades;  composición; periodo recomendado de uso; características esenciales del producto, incluyendo la talla y si es reutilizable; lote de fabricación y advertencias.

En este sentido, se recuerda que las mascarillas higiénicas no son un material de protección individual o producto sanitario, por tanto, no pueden ni deben llevar marcado CE -ni siquiera el logotipo CE, ni su etiquetado puede hacer referencia a los tipos de mascarillas categorías de un EPI (FPP1, FPP2 ni FPP3) ni a una equivalencia de estos productos.

Asimismo, el etiquetado debe indicar si la mascarilla cumple las especificaciones técnicas UNE 0064-1:2020, UNE 0064-2:2020 o UNE 0065:2020, que establecen los requisitos mínimos que deben cumplir las mascarillas higiénicas, no reutilizables y reutilizables, así como los datos testados relativos a su eficacia y el precio completo del producto.

Etiquetas

Comienza el reparto de las mascarillas para transportistas adquiridas por el Estado y solicitadas por la Consejería

Las empresas y autónomos del sector recogen ya en las oficinas de Correos los primeros dispositivos de protección de los 34.000 solicitados por el Gobierno regional al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

Trabajadores autónomos y representantes de empresas del sector del transporte terrestre en Canarias han comenzado a recoger desde hoy las mascarillas del primer lote de 34.000 de estos dispositivos de protección adquiridos por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y solicitados por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, para garantizar la seguridad de estos profesionales en el Archipiélago que, al ser considerados un servicio esencial, se pueden ver más expuestos a un posible contagio del coronavirus o COVID-19.

El Ministerio ha organizado la distribución de este primer lote a través de las distintas oficinas de Correos de las Islas, a donde deben acudir aquellos autónomos o representantes de las empresas que se encuentran inscritos en el registro nacional de transporte terrestre para recogerlas tras identificarse. El reparto de estas primeras mascarillas en las oficinas de Correos, que mientras dure el decreto de alarma abren en horario restringido de 9.30 a 12.30 horas, se prolongará hasta el próximo viernes 17 de abril.

Las mascarillas que se están repartiendo en Canarias, adquiridas por el Gobierno de España para ser repartidas entre los transportistas de todo el Estado, cumplen con las más altas medidas de calidad ya que están encuadradas en la categoría FFP2 y están indicadas por los expertos sanitarios para altos niveles de protección ya que filtran el aire que se inhala desde el exterior.

A este primer lote de mascarillas le seguirá otro también solicitado por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda en colaboración con los cabildos insulares, para garantizar que se quedan cubiertos todos los trabajadores del sector en las islas ya que hay muchos autónomos y empresas que operan en Canarias que no están inscritos en el registro nacional que maneja el Ministerio.

Este segundo lote de mascarillas también será enviado por el Ministerio a través de Correos, pero para su reparto se cuenta con la intermediación de los cabildos insulares. En este caso, las cajas llegarán a las oficinas centrales de Correos en cada isla, y serán los cabildos quiénes las recojan y las repartan entre los profesionales del sector inscritos en los registros insulares de transporte terrestre.

Esta iniciativa de la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, en colaboración con el Gobierno de España, está destinada a dar respuesta con la mayor celeridad a la prevención ante el coronavirus o COVID-19, para cientos de trabajadores de empresas tanto públicas como privadas, que forman parte de un sector esencial durante la pandemia para garantizar la movilidad de otros trabajadores y el abastecimiento de mercancías a la población.

Según los datos facilitados por los cabildos a la Consejería, el sector que más mascarillas ha demandado es el de los transportistas de mercancías pesadas, con una petición de 14.094 mascarillas para todas las islas. Les siguen las peticiones para los transportistas de mercancías ligeras, con 7.128 mascarillas, y los taxistas, 7.090. Por su parte, para los conductores de guaguas de transporte público urbano e interurbano de toda Canarias, y para los del tranvía de Tenerife, se solicitan 3.078 mascarillas.

Etiquetas

La Consejería coordina con los cabildos el reparto de más de 34.000 mascarillas para los transportistas

El Ministerio enviará a través de las oficinas de Correos las mascarillas solicitadas tanto por los cabildos como directamente por las empresas, para ser repartidas entre los trabajadores de guaguas, tranvía, camiones de transporte pesado, furgones, taxistas y los operarios del transporte sanitario

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, acordó la pasada semana con los siete cabildos insulares el reparto de 34.050 mascarillas de las adquiridas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para ser repartidas entre los trabajadores del transporte de toda España como forma de prevención ante el coronavirus o COVID-19, ya que estos profesionales están considerados como un sector esencial durante la pandemia y continúan su labor para garantizar la movilidad de otros trabajadores y el abastecimiento de mercancías a la población.

“Con este reparto de mascarillas lo que pretende el Gobierno de Canarias es contribuir a que los colectivos del sector de transporte realicen con seguridad el trabajo que desarrollan para garantizar el abastecimiento de productos y los movimientos de ciudadanos que tengan que viajar por causas de fuerza mayor durante el estado de alarma”, aseguró Franquis.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias remitió el pasado sábado a la Dirección General de Transportes Terrestre del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, una solicitud para 34.000 peticiones atendiendo a las necesidades de las cientos de empresas, tanto públicas como privadas, que figuran en los registros insulares, para de esta forma cubrir las demandas de todos los trabajadores del sector en Canarias.

Una vez aprobada la petición cursada por el Gobierno regional, el Ministerio enviará las mascarillas solicitadas a las oficinas centrales de Correos de cada isla, donde deberán ser retiradas por un representante de la consejería insular de transporte correspondiente. De esta forma, los cabildos serán los responsables de la retirada de las mascarillas de las oficinas de Correos y de su posterior distribución entre los profesionales y empresas del transporte de cada isla.

Los trabajadores del sector que recibirán mascarillas serán los empleados de empresas públicas y privadas de transporte regular urbano e interurbano de pasajeros como las guaguas o el tranvía, así como para los de las guaguas de servicio discrecional, además, para los conductores de transporte pesado (camiones) y ligero (furgones) de mercancías, taxistas y operarios de vehículos de transporte con conductor (VTC). También se reserva un cupo de estos elementos de protección para los conductores y auxiliares del transporte sanitario.

El sector que más mascarillas ha demandado, según los datos facilitados por los cabildos, es el de los transportistas de mercancías pesadas, con una petición de 14.094 mascarillas para todas las islas. Les siguen las peticiones para los transportistas de mercancías ligeras, con 7.128 mascarillas, y los taxistas, 7.090. Por su parte, para los conductores de guaguas de transporte público urbano e interurbano de toda Canarias, y para los del tranvía de Tenerife, se solicitan 3.078 mascarillas.

Por su parte, el Ministerio también enviará un cupo de mascarillas directamente a nombre de las empresas canarias que están inscritas en el registro estatal del transporte por carretera. Estas mascarillas serán enviadas a las oficinas de Correos más cercanas a la dirección de cada empresa para que un representante de la misma, previa identificación, las retire de la sede postal y las distribuya entre sus empleados.

Etiquetas