Logo del Gobierno de Canarias

Sanidad recuerda la importancia de la Salud Mental en la salud global y el bienestar de la población

Desde el inicio de la pandemia el SCS ha desarrollado diversas actuaciones para proporcionar nuevas formas de asistencia a la población y para preservar la atención prestada en los ámbitos de Atención Primaria y de Salud Mental

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, que tiene lugar cada 10 de octubre, con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre la relevancia de la salud mental, los trastornos mentales y su repercusiones.

La Confederación Salud Mental España ha elegido como lema para el año 2020 “Salud mental y bienestar, una prioridad global”. Este lema pretende promover la toma de conciencia sobre la importancia crucial que tiene la salud mental en la salud global y el bienestar de la población.

La OMS define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. A la vista de ello, es evidente que sin Salud Mental no puede haber salud. Según los estudios epidemiológicos recientes sobre población general, se estima que una de cada cuatro personas experimenta un trastorno mental común y entre el 0,5 y el 1% un trastorno mental grave.

El Gobierno de Canarias ha establecido como una prioridad, dentro del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias, varios objetivos para mejorar la atención a la Salud Mental de la población canaria. Y desde una perspectiva más amplia, en el Plan de Salud Mental de Canarias se recoge la prevención, tratamiento y rehabilitación de los trastornos mentales en todos los grupos por edad.

La situación actual de pandemia supone un reto para las instituciones sanitarias. En lo relativo a la Salud Mental, resulta plausible que los diversos factores negativos que concurren actualmente puedan producir un empeoramiento en la Salud Mental de la población, sea mediante un aumento en la prevalencia de trastornos mentales, mediante un agravamiento de los trastornos ya existentes, o ambos.

Sin embargo, no hay que olvidar que las personas poseen una gran capacidad de adaptación, afrontamiento y resiliencia ante las situaciones vitales adversas, aspectos que contrarrestarían los efectos nocivos. En la actualidad se desarrollan en España estudios epidemiológicos que tratan de dilucidar el posible efecto negativo de la pandemia, su magnitud, y sus características. Tales estudios orientarán en la adopción de medidas preventivas y terapéuticas adaptadas a las necesidades y características detectadas.

Desde el inicio de la pandemia el Servicio Canario de la Salud ha desarrollado diversas actuaciones con el fin de proporcionar nuevas formas de asistencia a la población, y para preservar la atención prestada en los ámbitos de Atención Primaria y de Salud Mental. Entre las nuevas acciones cabe mencionar la creación de una de una línea telefónica para la atención a las trastornos emocionales derivados de la situación generada por la pandemia de la COVID-19 durante la situación de confinamiento; o el desarrollo de programas de apoyo psicológico dirigidos a los profesionales; y de programas de atención a pacientes y familiares afectos por la COVID-19, incluyendo recomendaciones y criterios y formas de derivación a Salud Mental.

Por su parte, desde el inicio de la pandemia hasta la actualidad, la Red de Salud Mental ha mantenido la atención a las personas con trastornos mentales, siempre de forma acorde y adaptada a las disposiciones legales e instrucciones en nuestra Comunidad, y a las medidas de seguridad necesarias.

Etiquetas