Logo del Gobierno de Canarias

Sanidad, Educación y Derechos Sociales avanzan en el abordaje de la Atención Temprana en Canarias

fachada sanidad LPGC

La Comisión, formada por representantes de las tres consejerías, y por profesionales de las Unidades de Atención Temprana, acordó mejorar los circuitos asistenciales y de intervención así como la formación específica para el abordaje de la Atención Temprana

Las Consejerías de Sanidad, Educación y Universidades y la de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, se reunieron ayer en Comisión Técnica de la Atención Temprana que es el órgano técnico adscrito a la consejería con competencia en materia de sanidad, de ámbito autonómico.

A esta reunión asistieron los directores generales de Programas Asistenciales, Educación e Innovación Educativa, y de Dependencia y Discapacidad, Elizabeth Hernández, Gregorio Cabrera y Miguel Montero, respectivamente; además de la coordinadora autonómica de Pediatría del SCS y técnicos de las distintas consejerías. Acudieron también los coordinadores de las Unidades de Atención Temprana (UAT) de Gran Canaria y Tenerife.

La Comisión Técnica está presidida por la directora general de Programas Asistenciales, y formada por dos representantes de cada consejería, además de dos en representación de las Unidades de Atención Temprana y tres miembros de los equipos de orientación educativa y psicopedagógicos (dos en representación de los equipos específicos y una de los equipos de zona).

Durante el transcurso de la misma se acordó ir avanzando en determinados aspectos relativos a la asistencia en Atención Temprana como es la actualización de circuitos asistenciales y de intervención, propuestas de coordinación inter e intra-institucional, y potenciar la formación específica de los equipos de las Unidades de Atención Temprana, entre otras cuestiones que irá abordando una subcomisión técnica específica que se creó ayer para tal efecto.

Además se debatió sobre la experiencia de inicio de las dos Unidades de Atención Primaria en funcionamiento en ambas provincias, que está siendo muy positiva, y se planteó que se está potenciando la interrelación entre todos los recursos existentes que trabajan en la actualidad en el abordaje de la Atención Temprana con el objetivo de constituir la red de Atención Temprana que haga posible cumplir los principios rectores que recoge la Ley 12/2019, de 25 de abril, en Canarias.

Etiquetas

Comienzan a funcionar las dos primeras Unidades de Atención Temprana de Canarias

Blas Trujillo, en la comisión de sanidad

Están ubicadas en ambas islas capitalinas y disponen de un equipo de profesionales multidisciplinar, de las Consejerías de Sanidad, Educación y de Derechos Sociales

Las dos primeras Unidades de Atención Temprana de Canarias, puestas en marcha en coordinación entre las Consejerías de Sanidad, Educación y de Derechos Sociales, iniciaron su funcionamiento en Gran Canaria y Tenerife el día 1 de julio y han citado ya a los primeros 36 pacientes, niños y niñas de hasta seis años de edad que precisan de intervención especializada por presentar algún tipo de trastorno en su desarrollo.

La puesta en marcha de estas unidades se ha realizado en cumplimiento de la Ley 12/2019, de 25 de abril, por la que se regula la Atención Temprana en Canarias, y del compromiso adquirido por el Gobierno de Canarias al inicio de la presente legislatura para dotar a las Islas de una red de 11 unidades en las que atender a la población infantil con problemas en su desarrollo o con riesgo de padecerlos, tal y como informó hoy en sede parlamentaria el consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

Las primeras unidades están ubicadas en el Hospital Juan Carlos I, en Las Palmas de Gran Canarias, y en el Hospital de Día Infanto-Juvenil, en Santa Cruz de Tenerife, a las que se ha dotado de profesionales terapia ocupacional, psicología, orientación escolar y logopedia.

La atención temprana abarca un conjunto de intervenciones dirigidas a la población con edades comprendidas entre los cero y seis años, a la familia y al entorno con el objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades y trastornos que presentan en su desarrollo.

Los trámites para la puesta en marcha de estas primeras unidades en ambas islas capitalinas, en las que se concentra el mayor volumen de población infantil, se iniciaron en el último trimestre de 2019.

Si bien la recepción de pacientes estaba prevista para el mes de marzo, la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19 no lo hizo posible, período que los profesionales dedicaron a labores de organización y coordinación del trabajo a realizar, sí como a la conformación de los listados de pacientes.

Tras el inicio de la “nueva normalidad”, se fijo el 1 de julio para poner en marcha la actividad asistencial, fecha desde la que se ha citado a 36 niñas y niños siguiendo criterios de edad y gravedad clínica de las islas de Gran Canaria (18) y Tenerife (18). Asimismo, se ha iniciado la derivación a estas unidades de pacientes nuevos desde pediatría de Atención Primaria y de los servicios hospitalarios.

Plan en tramitación administrativa

Respecto al Plan de Atención Temprana, el consejero de Sanidad informó durante su intervención parlamentaria que está en fase administrativa para su aprobación y recoge, entre otros aspectos, la constitución y puesta en marcha de forma progresiva de un total de 11 Unidades de Atención Temprana en Canarias, de las que 4 estarán ubicadas en ambas islas capitalinas (de las que dos han entrado en funcionamiento este mes) y las 5 restantes en las islas no capitalinas.

Los profesionales previstos de contratar a lo largo de la implantación del Plan por parte de la Consejería de Sanidad para el funcionamiento de estas unidades consta de 1 médico rehabilitador, 9 psicólogos clínicos, 3 foniatras, 17 fisioterapeutas, 18 logopedas, 12 terapeutas ocupacionales, 8 auxiliares de enfermería y 6 auxiliares administrativos.

Etiquetas

Sanidad avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en Canarias

Teresa Cruz

En el Archipiélago se estima que alrededor de 9.000 menores requieren atención temprana

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en el Archipiélago. El pasado 5 de diciembre comenzó a funcionar la Unidad de Atención Temprana de Tenerife, situada en el Hospital de Día Infanto-Juvenil (Hospital Doctor Guigou).

Durante estas primeras semanas, el personal está llevando a cabo un período formativo y analizando los diferentes protocolos de actuación. Esta formación está siendo impartida por personal del Aula de Psicomotricidad de la Universidad de La Laguna y se prevé que comience a recibir pacientes a partir del mes de enero.

Con respecto a la isla de Gran Canaria, esa puesta en marcha se ha visto demorada debido a la falta de disponibilidad de psicólogos clínicos, una de las especialidades que deben integrar cada Unidad de Atención Temprana (UAT). En este momento se están recibiendo solicitudes de profesionales procedentes desde la Península que se están valorando.

Cada UAT debe contar, según el Plan Integral de Atención Temprana, con al menos un psicólogo clínico, un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un logopeda, un auxiliar de enfermería y un auxiliar administrativo. Dentro de esta relación de profesionales no se incluyen psicomotricistas, una demanda que han manifestado las familias durante las últimas semanas. Se da la circunstancia de que a esta formación, que no está incluida en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, se accede a través de un máster vinculado a las titulaciones de Magisterio y Pedagogía, titulaciones que no forman parte de la Relación de Puestos de Trabajo del Servicio Canario de la Salud.

Desde Sanidad se estudia alcanzar acuerdos con la Consejería de Derechos Sociales para poder contratar a estos profesionales. Hasta que ese convenio se materialice, el SCS seguirá realizando contrataciones regulares dentro de su Relación de Puestos de Trabajo con el objetivo de garantizar la atención.

Actualmente en Canarias se estiman en 9.000 los niños y niñas que requieren atención temprana. El coste de cada UAT se calcula en 265.000 euros anuales, previendo dar respuesta a 25.386 pacientes potenciales en Tenerife y a 18.706 en Gran Canaria. A la apertura de estas dos primeras unidades, y en consonancia con lo previsto en el Plan Integral de Atención Temprana, se contempla también la creación progresiva en los cuatro años de hasta nueve unidades, estableciendo una red que incluya a todas las islas del Archipiélago.

Etiquetas