Logo del Gobierno de Canarias

Agentes de Inspección Pesquera realizan más de 180 controles desde la autorización de la pesca recreativa

Se ha detectado la captura de especies de talla inferior a la reglamentaria, como bocinegros, brecas o sargos, especies más propensas a ser capturadas por debajo de su talla

Agentes de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias han llevado a cabo en tan solo dos días más de 180 controles desde la autorización de la pesca recreativa en las islas el lunes 18 de mayo. El servicio, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, ha constatado la práctica de actividades de pesca ilícitas, principalmente por el exceso de capturas, levantando las correspondientes sanciones.

Asimismo, también se ha detectado la captura de especies de talla inferior a la reglamentaria, como bocinegros, brecas o sargos, especies más propensas a ser capturadas por debajo de su talla. La normativa establece un máximo de capturas de cinco kilos por persona y día de acuerdo con el artículo 38.3 del Reglamento 182 del 2004 de 21 de diciembre por el que se aprueba el reglamento de la Ley de Pesca de Canarias.

La Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias recuerda que se han de respetar las tallas mínimas establecidas para determinadas especies, ya que de este modo se asegura su reproducción al menos una vez a lo largo de su vida.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, apela a la “responsabilidad individual y colectiva” y destaca “el trabajo eficiente de los agentes que han intensificado su actividad tras la autorización de la pesca recreativa”.

Control del marisqueo

Por otra parte, desde el 1 de mayo y tras un periodo de veda de cinco meses se autorizó la vuelta al marisqueo, fuera de las zonas de veda permanente, los sábados, domingos y festivos.

Como resultado, el servicio ha observado un exceso de capturas en el marisqueo de lapas, teniendo como referencia la cantidad de 3 kilos como máxima autorizada por persona y día de acuerdo con el anexo II de la orden de 2 de mayo de 2011, por la que se fijan determinados aspectos del marisqueo a pie para la recolección de algunas especies de mariscos de Canarias.

Etiquetas

El Ministerio atiende la petición de la Consejería y habilita al patrón local de pesca para navegar entre islas

Las nuevas atribuciones permiten a partir de ahora al patrón local de pesca a tripular, también como capitán o patrón y jefe de máquinas, embarcaciones pesqueras de hasta 16 metros de eslora y 140 kW

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España, a petición de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ejecutivo regional, amplía las atribuciones profesionales del título de patrón local de pesca para la navegación entre las islas. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy, lunes 11 de mayo, el Real Decreto 449/2020, de 10 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 36/2014 que regula los títulos profesionales del sector pesquero, con el fin de modernizar sus requisitos y efectos.

Esta revisión amplía las atribuciones del título de patrón local de pesca, que hasta ahora le habilitaban a tripular, como capitán o patrón y jefe de máquinas, embarcaciones pesqueras de hasta 12 metros de eslora y 100 kilovatios (kW) de potencia propulsora, a una distancia máxima de 12 millas de la costa de las islas. Las nuevas atribuciones permiten a partir de ahora al patrón local de pesca a tripular, también como capitán o patrón y jefe de máquinas, embarcaciones pesqueras de hasta 16 metros de eslora y 140 kW de potencia propulsora, a una distancia máxima de 30 millas de la costa en el caso de desplazamientos entre islas de la Comunidad Autónoma de Canarias.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, explica que, “tras esta modificación importante para la pesca artesanal en el Archipiélago, el título profesional ya no será un impedimento para la persecución de los bancos de peces cuando estos transiten entre las diferentes islas”.

Etiquetas

La Consejería incrementa las subvenciones a las cofradías de pescadores para mitigar los efectos de la Covid-19

La cuantía de las subvenciones se ha incrementado en 370.000 euros con la finalidad de garantizar el funcionamiento básico de las entidades asociativas que sustentan los servicios de la actividad pesquera

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha incrementado en 370.000 euros las ayudas destinadas a gastos corrientes de las cofradías de pescadores, sus federaciones y cooperativas del mar para mitigar los efectos de la Covid-19 en el sector. Por lo tanto, estas ayudas, cuya convocatoria se publicó ayer, jueves 7 de mayo en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), número 89, pasan de 495.000 euros a un total de 865.000 euros para el mantenimiento y funcionamiento de las entidades asociativas pesqueras.

El BOC ha publicado también la convocatoria de las ayudas para 2020 destinadas a inversiones en equipamiento, previstas en las bases reguladoras de la concesión de subvenciones a las cofradías de pescadores, sus federaciones y cooperativas del mar. Se trata de una cuantía de 241.000 euros dedicada a la adecuación de las instalaciones para realización de primera venta; al equipamiento ofimático e informático y material de oficina; a los elementos de transporte de productos pesqueros; maquinaria industrial; y a la mejora de los equipamientos sociales de las entidades.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, apunta que “hemos considerado necesario, conscientes del perjuicio que las limitaciones del estado de alarma están causando al sector de la pesca artesanal, incrementar el crédito aprobado en la convocatoria de estas subvenciones para gastos corrientes en 370.000 euros más, con la finalidad de garantizar el funcionamiento básico de las entidades asociativas que sustentan los servicios de esta actividad extractiva”.

Etiquetas

Encontrada en aguas de La Gomera una Nasa ilegal con casi 300 kilogramos de pescado procedente de la pesca furtiva

Gracias a la labor ciudadana en general, y en particular al sector profesional de la pesca en La Gomera, el pasado martes 18 de febrero fue encontrada una nasa ilegal en cuyo interior habían 288 kg de pescado

La nasa fue encontrada entre la playa de La Rajita y La Dama, al sur de la isla de La Gomera a unos 100 metros de profundidad por pescadores profesionales. La nasa disponía de una boya de localización sin identificación.

Para proceder al traslado de la misma, la embarcación que la descubrió trató de reflotarla con un dispositivo de elevación situado a bordo (molinillo), pero al ser de unas dimensiones tan grandes, y al estar a una profundidad tan elevada, no pudo elevarse con dicho dispositivo, y hubo que remolcarla hasta el muelle de Valle Gran Rey, invirtiendo para ello 4 horas de travesía.

Una vez en el Puerto de Valle Gran Rey fue avisado el Servicio de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias para la incautación de la nasa y del pescado obtenido de forma ilegal.

La utilización de nasas para peces en las aguas colindantes de La Gomera está prohibida según el artículo 13 de la Orden AAA/2536/2015, de 30 de noviembre, por la que se regulan las artes y modalidades de pesca marítima y se establece un plan de gestión para los buques de los censos del Caladero Nacional Canario, siendo una infracción tipificada como grave en la Ley de Pesca Marítima del Estado, y pudiendo conllevar multas que van desde los 601 a 60.000 euros.

Desde la Dirección General de Pesca se agradece la colaboración ciudadana y del sector pesquero profesional de La Gomera en la lucha contra la pesca furtiva. Con esta actuación se ha conseguido una doble acción, por un lado una lucha contra la pesca furtiva e ilegal, y por otro lado se ha evitado que una cantidad ingente de pescado haya entrado en la cadena alimentaria sin pasar los respectivos controles de seguridad.

 

Etiquetas

Comienza la campaña de pesca de atún rojo para 249 embarcaciones en las islas

El próximo jueves 20 de febrero comienza la pesquería para un total de 249 embarcaciones con base en las islas Canarias cuya cuota asignada es de 571,4 toneladas de atún rojo

Por Resolución de la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, publicada en el BOE el día de hoy, lunes 17 de febrero, quedan establecidas las condiciones específicas de la pesquería de atún rojo en el caladero de Canarias, aplicables a la campaña de pesca de 2020.

La Resolución asigna 571,4 toneladas a un total de 249 embarcaciones con base en la Comunidad Autónoma de Canarias, que componen parte del censo específico de la flota autorizada para el ejercicio de la pesca de atún rojo en España. 484,1 toneladas corresponde a la cuota nacional y 87,3 a cuota directa de la UE.

La campaña de pesca comenzará a las 00:00 horas del próximo jueves 20 de febrero y se extenderá, sin interrupciones, hasta el 31 de diciembre, o hasta el agotamiento de la cuota, lo que en sí constituye la mayor temporada de pesca abierta de atún rojo en el archipiélago desde el establecimiento del primer plan de pesca nacional en el año 2008.

Para asegurar el agotamiento total de la cuota asignada a los pescadores canarios, la campaña se dividirá en dos periodos sin interrupción: el primero se extenderá desde las 00:00 horas del 20 de febrero hasta las 23:59h del 14 de junio, mientras que el segundo desde las 00:00h del 15 de junio hasta las 23:59h del 31 de diciembre. Si bien durante el primer periodo se aplicarán límites individuales de capturas por buque, el segundo periodo no tendrá restricciones individuales, con el fin de propiciar el consumo íntegro de la cuota.

Desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca se seguirá reivindicando una cuota más amplia y más justa para nuestra flota artesanal, aunque se valora positivamente la interlocución actual con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Etiquetas

Incautado en La Gomera un mero de 25 kg que iba a ser comercializado sin pasar los controles de la ciguatera

Incautado en la Gomera un mero de 25 kilogramos procedente de la Pesca furtiva que iba a ser comercializado en un establecimiento de restauración sin pasar los controles de ciguatera

El pasado viernes 07 de febrero, en una actuación conjunta del Servicio de Inspección Pesquera de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, se incautó un mero de 25 kilogramos que carecía de la correspondiente documentación que acreditara su procedencia legal, tratándose también de un ejemplar al que no se le había sometido el correspondiente control previo de la ciguatera antes de su comercialización.

El ejemplar fue obtenido tras una inspección a un establecimiento de restauración en San Sebastián de la Gomera. Los agentes procedieron a levantar acta por las infracciones cometidas y a decomisar el ejemplar, retirándolo de la comercialización y depositándolo posteriormente en la Cofradía de Pescadores de Valle Gran Rey, donde se le practicó el protocolo de la prueba de la ciguatera, estando a la espera de los resultados. Con esta actuación se ha evitado un grave peligro para la salud pública.

En el año 2013 se produjo una intoxicación de 14 personas en Lanzarote por la ingesta de un mero que no había pasado los controles previos de ausencia de ciguatoxina. Por dicha intoxicación fueron condenados respectivamente por un delito contra la salud pública, a tres años y medio y dos años y nueve meses de cárcel, el dueño de la pescadería y un empleado. Los afectados tuvieron que ser tratados de urgencia, necesitando algunos de ellos un tratamiento médico de tres meses y quedándole a la mayoría secuelas en forma de parestesias.

Desde la Dirección General de Pesca se recuerda que todos los productos de la Pesca que se comercialicen deben pasar por los puntos de Primera venta que son los únicos que garantizan los controles sanitarios oportunos, entre los que se incluye un control obligatorio para ciertas especies de la ausencia de la ciguatoxina antes de su comercialización, como es el caso del mero. Además animamos a que los clientes soliciten a los restaurantes, la etiqueta de primera venta de los productos que van a consumir.

Etiquetas