Logo del Gobierno de Canarias

Yosi Negrín muestra en el Espacio Cultural El Tanque ‘Zona Cero, Cenotafio Digital’

Obra de Yosi Negrín

La instalación inmersiva e interactiva se podrá visitar desde el sábado 23 de enero al 27 de marzo.

En Zona Cero, la idea del cenotafio dialoga con el edificio que un día fue depósito de petróleo, huella del patrimonio histórico industrial de la ciudad. Incluye la instalación sonora creada por Pedro D. Sáiz, una pieza atmosférica inédita que enfatiza el carácter post apocalíptico de este paisaje.

Yosi Negrín (Santa Cruz de Tenerife, 1994) es un artista, arquitecto y comisario cuyo trabajo se centra en la relación existente entre lo virtual y lo real, investigando sobre la construcción de la realidad física en relación con la tecnología y lo digital. En su propuesta artística inmersiva e interactiva, Zona Cero, Cenotafio Digital, que se podrá ver en el Espacio Cultural El Tanque a partir de este sábado 23, construye una arquitectura de excepción por medio de la búsqueda y conmemoración de la muerte digital de la imagen y del paisaje.

El artista señala que, “la construcción de la Zona Cero surge de la idea de conmemorar a los desaparecidos virtuales: las imágenes pasadas, aquellas dejadas atrás, enterradas y olvidadas en el e-archivo. Con este monumento de muerte, este cenotafio, se conmemora y honra la ausencia de la imagen digital. Una ausencia generada por su propia superproducción y abundancia. El “cenotafio” es una tipología arquitectónica simbólica de voto o promesa en honor de ilustres difuntos, cuyos cadáveres están demasiado lejos como para enterrarlos o, directamente, se han perdido. En este caso, los cuerpos muertos son aquellas imágenes de infinidad de paisajes que se han desmaterializado en internet y que se almacenan físicamente en desiertos o glaciares, bajo arquitecturas robotizadas, oscuras y refrigeradas”, indica.

En Zona Cero, la idea del cenotafio conversa directamente con el edificio, que un día fue depósito de petróleo. El Tanque es una huella del patrimonio histórico industrial de la ciudad, un esqueleto superviviente y reconvertido, de lo que sería un espacio estriado y degradado de la costa de la capital tinerfeña. La Zona Cero nos ofrece la posibilidad de repensar la relación que tienen los espacios dedicados al arte con los restos de nuestro pasado, así como con los restos que generamos para el futuro, ya sean digitales o físicos. “El museo, los espacios que consagramos al recuerdo mediante el afán de recolección, se convierten en una especie de cementerio mediante la acumulación. Las piezas del pasado son pequeños gestos, ya muertos, que se conservan con la esperanza de obtener un recuerdo de lo que fue en el futuro”, a juicio de Negrín.

La estructura principal de Zona Cero es una gran esfera a la que pueden acceder los espectadores, colocada encima de un coche en ruinas. En esta esfera, una cámara 360º graba su imagen en tiempo real para incluirla dentro de la proyección presente en la enorme pantalla de la sala. Esta proyección es el otro gran elemento de la instalación, en la que vemos canteras de piedra, embalses, tanques; naturalezas que surgen de la propia conversión geológica del territorio canario hecha por el humano. Es en este gran panorama donde se almacenarán, de manera secuencial y continuada, el rastro de todos los visitantes que entren en el cenotafio digital. Así, la imagen de cada persona habitará estos paisajes deshumanizados, haciendo que la instalación varíe a lo largo de las semanas, fluctuando y registrando en la pantalla todos los visitantes que pasen por allí.

Además, toda la Zona Cero se encuentra acompañada por la instalación sonora creada por Pedro D. Sáiz, una pieza atmosférica inédita que enfatiza el carácter post apocalíptico de este paisaje. Como adición a esta experiencia inmersiva instalativa, el día de la apertura, la instalación se activará con una performance continuada, a través de varios cuerpos anónimos y foráneos que pasean desorientados por el espacio. La exposición será también visitable en red a través de la plataforma Twitch, ofreciendo la oportunidad de seguir el camino que tome el proyecto hasta su clausura, ampliando la manera de entender la experiencia artística más allá del espacio expositivo.

En Zona Cero, Cenotafio Digital, naturalezas vivas y muertas conviven con maquinarias, automóviles, pantallas, restos agrícolas e imágenes producidas por inteligencia artificial tratando de recrear nuestras ruinas del futuro. El Tanque se convierte así en un cementerio cuyo recorrido inmersivo e interactivo a través de arquitecturas de carácter funerario y mitológico pretende despertar estas mismas sensaciones desoladoras: un paisaje abandonado del futuro, un archivo físico y digital de lo muerto. Mediante los distintos elementos que componen la instalación, vegetales y maquinarios, se reconstruye este paisaje apocalíptico del futuro.

DJI_0010_Moment7b
DJI_0010_Moment7b

Yosi Negrín (Santa Cruz de Tenerife, 1994) es un artista, arquitecto y comisario cuyo trabajo se centra en la relación existente entre lo virtual y lo real. Su obra investiga la construcción de la realidad física mediante nuestra relación con la tecnología y lo digital. Ya sea mediante el vídeo, la instalación o la creación de imágenes artificiales generadas por él mismo, Negrín emplea diversos medios artísticos para construir paisajes que ponen en cuestión lo real. Su trabajo se centra en el estudio del mapa digital y físico, así como en las meta-narraciones creadas por los mismos que damos por válidas en nuestro día a día. En su trabajo más reciente, el artista pone en cuestión cómo la tecnología moldea no solo nuestra visión de lo real en el presente sino también de lo que creemos posible en el futuro. Entre las exposiciones más recientes en las que ha participado destacan Aragon Park, Madrid (2020); 10 segundos, 20 artistas, Madrid (2020) o Swatch Cities Madrid, Madrid (2018). Asimismo, Negrín es uno de los creadores del proyecto de exposición itinerante Casa Antillón, entre cuyas exposiciones cabe resaltar Casa Antillón, Madrid (2018) y Solo show. casaantillón x casabanchel, Madrid (2019).

 

Etiquetas

El Espacio Cultural El Tanque presenta la monumental instalación Viaje a Saturno de Amparo Sard

Amparo Sard

La obra de la reconocida artista mallorquina puede visitarse hasta el próximo 29 de septiembre

La artista Amparo Sard (Mallorca, 1976) expone desde hoy, viernes 26, en el Espacio Cultural El Tanque, una instalación que responde al dilema de la mirada contemporánea que aúna memoria y reflexión. La propuesta expositiva, Viaje a Saturno, no utiliza la memoria vinculada a la imagen sino a la materia. Y esa materia es la pantalla sobre la que vemos proyectadas las imágenes que cuestionan nuestra forma de mirar.

El trabajo de Amparo Sard es multidisciplinar y habla de cómo la sociedad es incapaz de reaccionar ante las desgracias que vemos día a día en las pantallas, utilizando como soportes esculturas a gran escala en poliuretano, fotografías, vídeos y dibujos. Sard, “deforma imágenes aparentemente superficiales con el fin de hacer reaccionar al espectador y que sienta la angustia, o tensión, que debería tener”, según explica la comisaria del proyecto, Susana Sanz. A su juicio, las tragedias -niños que mueren de hambre, exilios y familias rotas-, son percibidas como si se tratara de una película de ciencia ficción”.

Obra de Amparo Sard
Obra de Amparo Sard

En Viaje a Saturno, Sard proyecta las imágenes del rescate de una patera intencionadamente deformada. “Ahora la pantalla es un órgano monstruoso, una gran mancha luminosa anaranjada que captura la mirada del espectador como un salvavidas lanzado al océano. Es la siniestra arruga en la que se ha convertido la pantalla, el horror de la deformación transferida a las imágenes que vemos proyectadas sobre sus cráteres y las voces desgarradoras que resuenan en el espacio expositivo, lo que nos quiebra el alma”, apunta la comisaria. Esta fractura matérica conecta con nuestra parte más primitiva y humana para hacernos sentir y reflexionar sobre la imagen.

Las palabras del músico de jazz estadounidense Sun Ra sirven de inspiración a la artista para interrogarse sobre la imagen y su percepción. “Las imágenes son instrumentos de poder. Ese poder de crear lo que ahora llamaríamos fake news se hace más patente si cabe con la “democratización” de las imágenes. Cortar y pegar con photoshop, aplicar filtros al hacernos un selfie o subir una storie retocada indica las múltiples posibilidades de manipulación de la imagen en nuestra vida cotidiana”, argumenta la artista.

Amparo Sard ha mostrado en su trayectoria intereses muy diversos: matemáticas, física, música, filosofía. Su obra es multidisciplinar, delicada, obsesiva, a veces inquietante. La continua experimentación con materiales le permiten la expansión de su propuesta artística a gran escala.

Licenciada, doctorada y profesora de Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, Master of Art in Media Studies por la New School University de Nueva York. Ha sido galardonada, entre otros reconocimientos, con el Deutsche Bank Internacional y la Medalla de Oro del Gobierno Italiano a su carrera y seleccionada como una de las mejores artistas del mundo del año 2018 para la LXRY list de Holanda. Vive y trabaja entre Barcelona y Mallorca.

Ha expuesto de manera individual en museos como el MACRO Museo de Arte Contemporáneo de Roma, TEA Tenerife Espacio de las Artes, Es Baluard de Palma, Museo ABC de Madrid: o colectivas como el Irish Museum of Modern Art, White Box de Nueva York, BOZAR Palacio de las Bellas Artes de Bruselas, MMCA Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Korea, Royal Ontario Museum, entre otros. Su obra se encuentra en colecciones públicas y privadas como el MOMA de Nueva York, Guggenheim de Nueva York, la West Collection de Nueva York, el MACRO de Roma, el Taylers Museum (Haarlem, Holanda), Artium de Vitoria, Deutsche Bank de Berlín y Nueva York, colección Patricia Phelps de Cisneros, entre otros.

Etiquetas

Jorge Martín y Pei-Fen Lee presentan An Archeology of the Sun en el Espacio Cultural El Tanque

Imagen de la instalación An Archeology of the Sun

La propuesta específica para este singular contenedor artístico se abre al público este viernes, 11 de abril, a las 20:30 horas.  Comisariada por M. Lohrum, se inscribe en el programa de residencias Mind the Gap que une a creadores londinenses y tinerfeños

El Espacio Cultural El Tanque abre al público este viernes, 11 de abril, a las 20:30 horas y hasta el 11 de mayo, el proyecto artístico site-specific, An Aecheology of the Sun, firmado por los creadores Jorge Martín y Pei-Fen Lee. Una iniciativa expositiva que se enmarca en el programa de residencias Mind the Gap, creado y comisariado por M. Lohrum con el propósito de unir a una de las capitales del arte contemporáneo más relevantes del mundo, Londres, y la isla de Tenerife.

Cada año dos artistas londinenses son invitados a elaborar un proyecto colaborativo site-specific en respuesta al entorno de la isla. An Archeology of the Sun, realizado por los artistas Jorge Martín y Pei-Fen Lee, es el primer proyecto creado dentro del marco de este programa.

Sirviéndose del carácter singular que presenta el Espacio Cultural el Tanque y de su atmósfera “sacralizada”, Pei-Fen y Jorge Martín desarrollan una propuesta artística que reflexiona, desde el punto de vista antropológico y sociológico, sobre uno de los reclamos turísticos primordiales en Canarias: el sol.

Los artistas se interrogan sobre qué impulsos seguimos los seres humanos en nuestra búsqueda del sol; sobre el valor y carácter de nuestra experiencia con el astro en relación a las narrativas que existen detrás de este deseo. Siguiendo estas cuestiones, los artistas se embarcan en un intento utópico y de tintes arqueológicos que implica un ejercicio de autoconciencia y de relaciones sociales, incluyendo innumerables niveles de discursos y actores.

An Archeology of the Sun
An Archeology of the Sun

El Espacio Cultural el Tanque sirve como elemento clave para esta experiencia por su doble carácter como lugar de reflexión y de reunión. Su arquitectura y su dimensión espacial son el anclaje de un diagrama que crecerá tanto de forma física como en una web. Para ello, construyen una vídeo-instalación en la que utilizan material videográfico grabado por ellos mismos, relacionado con su propia experiencia solar en Tenerife,  nutrido por actividades y entrevistas que realizan mano a mano con residentes locales y turistas en la isla. A ello se unen mapas de tráfico aéreo, migraciones, artículos de prensa, movimientos solares, etc, obtenidos en la web, invitando a la colaboración y la participación del público a través de la página: www.archeologyofthesun.com

Etiquetas