Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno de Canarias reforzará la equidad educativa a través del desarrollo del PROA+ en 171 centros educativos

Foto de familia tras la firma de los acuerdos del PROA+

La iniciativa, dotada con casi seis millones de euros para el curso 2021-2022, tiene como objetivo apoyar al alumnado en situación de vulnerabilidad socioeducativa

La consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias pone en marcha el Programa de Cooperación Territorial para la Orientación, el Avance y el Enriquecimiento Educativo (PROA+) para el curso 2021/22. La finalidad de esta iniciativa, dotada con casi seis millones de euros para el curso 2021-2022, es reforzar la equidad educativa en 171 centros (cuatro en El Hierro, 16 en Fuerteventura, 51 en Gran Canaria, cuatro en La Gomera, 22 en La Palma, 22 en Lanzarote y 52 en Tenerife) financiados con fondos públicos, de Educación Infantil, Básica (Primaria, Secundaria Obligatoria, Ciclos formativos de FP Básica) y Bachillerato, y apoyar al alumnado en situación de vulnerabilidad socioeducativa.

Para ello, la consejera, Manuela Armas, suscribió hoy miércoles, 3 de noviembre, contratos-programa con los centros educativos participantes en esta acción, que recoge los compromisos que asumen tanto el departamento autonómico como los equipos directivos para su desarrollo. A la firma también acudió el director general de Ordenación, Innovación y Calidad, Gregorio Cabrera, cuyo centro directivo es el que ejecuta el programa. Por los centros asistieron el coordinador PROA + del CEIP Benito Méndez Tarajano (Lanzarote), David Sánchez; la directora del CEIP Ciudad del Campo (Gran Canaria), Patricia Rocío Álamo; la directora del IES Puerto del Rosario (Fuerteventura), María del Carmen Montelongo; el director del CEO en Vallehermoso (La Gomera), Miguel Ángel Hernández; el director del CEIP La Galga (La Palma), Jaime Martín Hernández; la coordinadora PROA+ del IES Roques de Salmor (El Hierro), Silmar Betsaida Álvarez, y la directora del IES San Matías (Tenerife), Narcisa de la Candelaria Padrón.

Para la ejecución e implementación de este programa, la Consejería asignará a los centros participantes (de acuerdo a las Actividades Palanca que estos hayan solicitado de entre el catálogo ofertado por la coordinación del mismo) 52 profesoras y profesores, 53 educadoras y educadores sociales, 35 técnicas y técnicos en Educación Infantil, y 185 monitoras y monitores en horario extraescolar, además de dotaciones económicas extraordinarias a los centros educativos.

Este año, el programa está cofinanciado entre la UE y el Ministerio de Educación y Formación Profesional. En concreto, Europa financia 3.887.159 euros, mientras que el Ministerio aporta 2.112.436 euros. Para los los cursos 22/23 y 23/24, toda la financiación de PROA+ procederá de fondos europeos, hasta alcanzar la financiación total para cada año (5.999.595 euros).

Manuela Armas destacó que se trata de un programa muy necesario para los centros docentes de Canarias. “Es de libre concurrencia, por lo que cada centro ha elegido libremente formar parte del mismo con las Actividades Palanca que han considerado oportunas para cada uno”, señaló. El PROA+, explicó, ofrece distintos recursos que ayudan a los centros, las familias y a las propias alumnas y alumnos.

Gregorio Cabrera resaltó que la iniciativa ha tenido una extraordinaria respuesta por parte de los centros educativos del Archipiélago, “de forma que no solo se cubrieron las plazas ofertadas, sino que la demanda fue muy superior, por lo que hubo que dar prioridad a los que, según los criterios de la propia convocatoria, más lo precisaban, e incluso se amplió el número inicial previsto hasta llegar a los 171 centros finalmente incluidos, para lo que fue necesario incorporar a 325 personas de apoyo para ponerlo en marcha este año”.

Narcisa de la Candelaria Padrón, que intervino en nombre de todos los equipos directivos participantes, apuntó la existencia de un número importante de alumnado vulnerable en todas sus dimensiones, y enfatizó que lo convierte a este programa en una acción tan ilusionante, es precisamente, que está dirigido a atender y resolver condicionantes educativos, sociales y económicos que afectan al estudiantado.

Esta iniciativa se fundamenta en cinco líneas estratégicas (asegurar las condiciones mínimas de educabilidad, apoyar al alumnado con dificultades de aprendizaje, desarrollar actitudes positivas en el centro, mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje en los aspectos relacionados con las competencias clave y aplicar nuevas formas de organización y gestión de los centros educativos orientadas a lograr el éxito educativo) de las que derivan los objetivos del PROA+, que incluyen la mejora de los resultados escolares de aprendizajes cognitivos y socioemocionales, la reducción de la tasa de repetición escolar, la disminución del número de alumnado que presenta dificultades para el aprendizaje y la aminoración de la tasa de absentismo escolar.

Actividades Palanca

Además, cuenta con las denominadas “Actividades Palanca”, nueve herramientas que contribuyen a lograr los objetivos del programa y que actúan en ámbitos como la atención temprana, el refuerzo educativo, la digitalización, la participación de las familias, etc. Cada una de estas actividades lleva aparejado un compromiso de participación y ejecución, así como una serie de recursos asociados de los que se beneficia a la comunidad educativa en su conjunto. Los centros han solicitado todos aquellos que han considerado adecuadas para atender a sus necesidades específicas.

En concreto, estas actividades abordan aspectos fundamentales para la eliminación de aquellas barreras que dificultan la consecución del éxito escolar del alumnado, tales como el fortalecimiento de los “Planes de formación de los centros educativos” (para mejorar la capacitación de sus profesionales) y los “Planes de acogida docente” (promoviendo el acompañamiento y facilitando la integración del profesorado de nueva incorporación).

Incluye también el fomento del uso de la “Tecnología, metodología y espacios para la educabilidad” (a través de la utilización de los espacios dotados con dispositivos tecnológicos y conectividad en los centros educativos con el fin de extender su uso fuera del horario lectivo y luchar así contra la brecha digital, y de transformar estas áreas en espacios inclusivos e inspiradores) y el desarrollo de una “Estrategia digital del centro” (para profundizar en la transformación digital de los centros educativos).

De la misma manera, recogen el desarrollo de la “Estimulación e inclusión temprana en la etapa de Educación Infantil” (con el objetivo de favorecer la adquisición de aprendizajes y la maduración del alumnado atendiendo a la diversidad desde un enfoque inclusivo y competencial); el “Plan de refuerzo educativo”, con especial atención al alumnado vulnerable (con el objetivo de lograr el éxito educativo del estudiantado mediante la supresión de las barreras que impiden la adquisición de los aprendizajes), y las “Tutorías individualizadas con el alumnado: Trabajando mano a mano para mejorar” (para que los alumnos y alumnas que se encuentran en riesgo de fracaso o en situación de vulnerabilidad cuenten con una figura de referencia que los oriente, asesore y actúe ante circunstancias que pudiesen condicionar su rendimiento).

Incluye también la actividad denominada “Centro participativo incluido en el entorno” (que busca promover espacios que favorezcan la apertura de los centros a su entorno social a través de la participación de las familias y el propio alumnado) y las “Redes PROA+” (con la finalidad de que los centros educativos o las AMPAS se integren en redes, que se coordinarán y compartirán experiencias de buenas prácticas).

Mediante este acuerdo, la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes adquiere el compromiso de acompañar y apoyar a los centros educativos participantes, de llevar a cabo una formación inicial sobre el programa y de hacer efectiva la dotación de recursos humanos y económicos para el desarrollo de las Actividades Palanca, mientras que los centros se comprometen a aplicar los principios pedagógicos del PROA+ y desarrollar los objetivos y líneas estratégicas a través de dichas Actividades.

Etiquetas

Justicia y la Cámara de Comercio de Las Palmas impulsan un proyecto piloto de mediación mercantil

Julio Pérez presenta proyecto de mediación en Cámara de Comercio de Las Palmas

La iniciativa está subvencionada con 18.232 euros aportados por la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad. Se prevé que se prolongue hasta el 30 de abril de 2021, periodo en el que se aspira a resolver de forma satisfactoria, al menos, 28 de 50 procesos. Si la valoración para entonces es positiva se podría prorrogar y extender al resto del Archipiélago

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, presentó ayer viernes la puesta en marcha de un proyecto piloto de mediación para la resolución amistosa de conflictos en el ámbito mercantil, acto celebrado en la sede de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Gran Canaria. También acudieron la viceconsejera de Justicia, Carla Vallejo, el presidente de esa institución, José Sánchez Tinoco, y el secretario general de la misma, Luis Padrón.

Pérez explicó que el proyecto está subvencionado con 18.232 euros aportados por la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, e incluye la realización de unas jornadas de formación y capacitación de los mediadores que se ha llevado a cabo recientemente, así como la designación y compensación económica que estos recibirán por sus servicios. Se prevé que se prolongue hasta el 30 de abril de 2021, tras lo cual se valorarán sus resultados que, si resultan positivos, permitirían su prórroga y extensión al resto del Archipiélago. La meta, explicó Vallejo, es alcanzar un resultado satisfactorio en, al menos, 28 de 50 procesos.

El consejero indicó que la Consejería apuesta, en consonancia con el mandato contemplado en el Estatuto de Autonomía de Canarias, por promover mecanismos extrajudiciales de resolución de conflictos con la puesta en marcha de esta iniciativa en uno de los ámbitos que, de forma más intensa, está viviendo las consecuencias de la crisis sanitaria.

Para Pérez, resulta llamativo que este tipo de medidas tiene más demanda en la resolución de conflictos de tipo familiar que los de otros tipo, como el mercantil, y explicó que su impulso contribuiría a aliviar la presión que reciben los órganos judiciales de la materia. Al respecto, Vallejo indicó que cada tribunal mercantil aborda, de media, unas 600 causas al año, lo que explica la importancia de este proyecto.

Además, aludió a un argumento de carácter político y moral en apoyo a la mediación: La mejor solución de los conflictos sociales no siempre es que se resuelvan mediante un combate a cuyo término haya un ganador y un perdedor, sino que es mejor, y más fácil de ejecutar, por un acuerdo entre las partes. También se sirve a la justicia, y a la seguridad, a través de la mediación, remarcó.

En este sentido, Pérez indicó que es necesario contar con una estructura ágil que dé respuesta a los conflictos existentes entre las partes. Por ello, la Consejería apuesta por impulsar los mecanismos extrajudiciales de resolución de conflicto mediante el recurso a la mediación, que es un instrumento que permite a las partes obtener una solución consensuada y no traumática a su conflicto, y de mucho más fácil ejecución. Señaló que se trata de una fórmula más rápida y barata que un proceso judicial que, además, concluye con una sentencia que requiere ser ejecutada, mientras que en la mediación no sucede lo mismo.

De esta manera, enfatizó, se permite aligerar la carga de los juzgados mercantiles, a lo que Vallejo añadió que, en el caso de la provincia de las Palmas, casi dobla la que se considera como carga máxima adecuada por el Consejo General del Poder Judicial

El proyecto, realizado en coordinación con los dos juzgados de lo mercantil de la provincia, prevé que estos órganos judiciales puedan derivar al servicio de mediación de la Cámara Oficial de Comercio Industria y Navegación de Gran Canaria procesos en el que ambas partes sean empresarios y tengan su domicilio en la Isla, así como aquellos procesos referidos a procedimientos de propiedad industrial en los que los juzgados de lo mercantil de las Palmas tienen competencia en toda la Comunidad Autónoma.

Serán los órganos judiciales quienes decidan qué procesos deben ser derivados a mediación, informando a las partes de la existencia de este proceso, que será totalmente gratuito para ellas.

Por su parte, la Cámara de Comercio será la encargada de designar a los mediadores y actuar como interlocutora con los órganos judiciales. De igual modo también podrá activar servicios de mediación extrajudicial, en los que las partes acudan directamente a la Cámara para resolver su conflicto cuando este no haya sido judicializado.

Etiquetas