Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno de Canarias amplía los controles de temperatura al pasaje de las rutas interinsulares

      Cruz Roja efectúa estos nuevos controles, como ya se venían haciendo a los viajeros procedentes de la península, aunque en este caso se aplicarán antes de embarcar.

Los controles han comenzando en las Islas que están en la fase 1 de desconfinamiento (La Gomera, El Hierro y La Graciosa), así como La Palma

El Gobierno de Canarias, a propuesta conjunta de las Consejerías de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, y la de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, ha publicado hoy el decreto por el que se amplían los controles de temperatura para detectar casos de fiebre entre el pasaje de las rutas interinsulares tanto marítimas como aéreas, una medida que se está aplicando ya para reforzar los controles de prevención para evitar la propagación del COVID-19 o coronavirus entre las islas ahora que ha comenzado la fase de desescalada. Estos controles de temperatura ya se venían aplicando desde hace un mes a los pasajeros de los vuelos procedentes de la península con la misma finalidad.

Esta ampliación de los controles se toma en base a Orden TMA/246/2020, que autoriza a la Comunidad Autónoma de Canarias a adoptar las medidas de control necesarias que puedan ser realizadas por las autoridades sanitarias del Archipiélago. Por eso, a partir de hoy, y por designación de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, es el personal de Cruz Roja el que ya se encuentra desplegado en puertos y aeropuertos efectuando estas mediciones de temperatura al pasaje de las rutas de las Islas en fase 1 de desconfinamiento (La Gomera, El Hierro y La Graciosa), además de La Palma. En el caso de las rutas entre islas, y a diferencia de los vuelos procedentes de la península, la toma de temperatura se efectúa justo antes de embarcar en el barco o avión correspondiente.

El actual proceso de desescalada del confinamiento aconseja extender este control de temperatura a todas las personas que se desplacen por vía aérea o marítima en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, con independencia de su procedencia y medio de transporte utilizado, con la finalidad de aprovechar la protección natural que brinda el hecho insular, así como el diferente nivel de incidencia del contagio en las distintas islas. Por ello, en los últimos días también se ha extendido a todas las personas que han mostrado su conformidad.

En el caso de los viajes interinsulares, como se comentó anteriormente, se considera que lo más recomendable y prudente es tomar la temperatura en el lugar de salida, a efectos de evitar la movilidad de personas que pudieran haber contraído el COVID-19. Además, también se podrá hacer en el lugar de destino.

En caso de que se detecte alguna persona con fiebre u otro de los síntomas de COVID-19 se procederá de acuerdo con lo establecido por las autoridades sanitarias para ello y, previa identificación del pasajero, se comunicará a la autoridad sanitaria para que adopten las medidas oportunas, como la prohibición de embarcar de acuerdo con la normativa correspondiente.

Además, en los viajes aéreos procedentes de aeropuertos externos al ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias, se mantiene la toma de la temperatura se realizará en el puerto o aeropuerto de llegada antes del acceso a la zona de recogida de equipajes del aeropuerto, observándose el resto de los requisitos y condiciones previstos en el apartado resolutivo 3 del citado Decreto 28/2020, de 18 de marzo.

Etiquetas

Realizados unos 1.800 controles de temperatura a personas llegadas de la Península este fin de semana

Control de Cruz Roja en un aeropuerto canario

Los controles, que se activan media hora antes de la llegada de cada vuelo en seis aeropuertos de las Islas, los llevan a cabo cerca de 20 personas de Cruz Roja que colaboran con el Gobierno de Canarias en este dispositivo. En ningún caso fue necesario activar el protocolo de intervención previsto

El Gobierno de Canarias, a través de los recursos aportados por Cruz Roja Española, ha realizado desde el pasado jueves 19 de marzo y el domingo 22, un total de 1.791 controles de temperatura a otros tantos pasajeros llegados a las Islas por vía aérea en alguna de las 17 conexiones que se mantienen abiertas con el resto del territorio nacional mientras dure el estado de alarma decretado para hacer frente a la propagación del coronavirus o COVID-19.

La Isla en la que más controles se realizaron fue Tenerife, con 905 en sus dos aeropuertos, seguida de Gran Canaria, con 803, y, a gran distancia, Fuerteventura con 65. En ningún caso fue necesario activar el protocolo de intervención previsto.

Dispositivo de unas 20 personas

Una veintena de personas integra el dispositivo desplegado por Cruz Roja en los seis aeropuertos canarios que reciben vuelos de la península. Se trata de una acción coordinada con la Dirección General de Seguridad y Emergencias, dependiente de la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, que supervisa el funcionamiento del mismo.

El pasado viernes, el Boletín Oficial de Canarias publicó el Decreto 28/2020, de 18 de marzo, del presidente, por el que se establecen medidas para el control de las personas que se desplacen por vía aérea o marítima en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, con independencia de su procedencia y medio de transporte utilizado, en orden a la contención de la expansión del COVID-19.

El mismo incluye controles específicos destinados a quienes lleguen al Archipiélago por aire desde la península. Se trata de seis vuelos con destino a Gran Canaria (dos procedentes de Madrid; dos, de Barcelona; uno, de Bilbao, y uno, de Sevilla), otros seis con destino a Tenerife Norte (dos de Madrid, dos de Barcelona, uno de Bilbao, y uno de Sevilla), así como uno procedente de Madrid que llega a Tenerife Sur. También incluye uno que llega a Fuerteventura procedente de Madrid, otro en La Palma procedente de Madrid, y dos en Lanzarote (uno que llega de Madrid y otro de Barcelona).

Temperatura y declaración responsable

El decreto establece, entre otras cosas, que quienes viajen en esos vuelos deben justificar la necesidad de viajar a Canarias mediante una declaración responsable que deben cumplimentar antes de efectuar el desplazamiento aéreo.

El personal técnico encargado de tomar la temperatura al pasaje se sirve de termómetros de medición a distancia. Si alguna persona muestra síntomas de un cuadro febril, el personal de Cruz Roja comunica esta situación al Servicio de Urgencias Canario (SUC) a fin de que adopte las medidas que correspondan. También comunica a las autoridades policiales del aeropuerto la incidencia para que procedan, según su protocolo con la persona afectada, hasta la llegada del personal del SUC.

Etiquetas