Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno de Canarias precinta y levanta acta de infracción a un local de apuestas externas en Gran Canaria

Precinto de máquinas en local de apuesta de Gran Canaria

El establecimiento, que se encontraba funcionando sin autorización en la zona de Playa del Inglés (San Bartolomé de Tirajana), contaba con nueve terminales para realizar apuestas

El Servicio de Inspección del Juego del Gobierno de Canarias, acompañado por agentes del Cuerpo General de la Policía Canaria, precintó ayer y levantó acta de infracción a un local de apuestas externas en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana al carecer de autorización, y desalojó a las seis personas que en este momento se encontraban apostando.

Al no tener autorización, el local no contaba con el servicio obligatorio de admisión para controlar e impedir la entrada de menores y personas prohibidas y tampoco disponía de carteles referidos al juego responsable o al aforo. Los hechos reflejados en el acta de infracción se consideran como constitutivos de una presunta infracción muy grave, lo que podría sancionarse con una multa desde 10.001 euros hasta los 450.000 euros.

La actuación se desarrolló sobre las 12:00 horas de ayer cuando dos inspectores del Juego, acompañados por seis miembros de la Policía Canaria, se personaron en la planta baja de un centro comercial de Playa del Inglés, donde estaba instalado el local de apuestas externas ilegal.

Tras desalojar a las personas que se encontraban en el mismo, se levantó acta de infracción, se incautaron boletos de apuestas realizadas y se llevó a cabo el precinto cautelar del establecimiento, que contaba con nueve terminales para realizar apuestas externas y con seis pantallas de televisión para seguir los eventos deportivos.

El Gobierno de Canarias, a través del Servicio de Inspección del Juego, realiza actuaciones de investigación y prevención de posibles irregularidades de este tipo de actividades, y la incorporación de nuevos efectivos a la Policía Canaria redundará en una mayor operatividad de las actuaciones de control.

Etiquetas

La Caldera de Tirajana el núcleo religioso más antiguo de Gran Canaria

191120_Cultura

Esta es la principal conclusión de la investigación promovida por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. Los trabajos realizados por el equipo de arqueólogos de Tibicena recuperan nuevos yacimientos, destacando varias estaciones de cazoletas y canalillos

Las conclusiones del proyecto de investigación sobre la Caldera de Tirajana, promovido por la Dirección General de Patrimonio Cultural, lo revelan como un enclave excepcional, tanto por el estado de conservación que mantiene, como por la variabilidad de su registro arqueológico. Todo ello, sumado a su longevidad, lo convierten en el núcleo religioso más antiguo de la isla y en uno de los mayores paradigmas para estudiar la arqueología de Gran Canaria.

Esta es la principal conclusión del equipo de arqueólogos de la empresa Tibicena, tras las dataciones y prospecciones realizadas para recuperar la memoria indígena de la Caldera de Tirajana. Los trabajos de campo han aflorado nuevos yacimientos, destacando varias estaciones de cazoletas y canalillos que jalonan los bordes de la Caldera. Además, los sondeos arqueológicos realizados en la “Fortaleza de Amurga”,  junto el almogarén del mismo nombre, apuntan a juicio del director de Tibicena, Marco Antonio Moreno, a lo que consideran como “el posible epicentro de lo que creemos fue uno de los riscos sagrados de los aborígenes canarios, Umiaya”.

El proyecto ha permitido generar una nueva valoración de este enclave y justificar una posible ubicación y delimitación, gracias a la documentación textual y arqueológica recuperada, constatando que este espacio ya estaba utilizado y visitado en una fecha tan temprana como el siglo VIII, y que pudo mantener su uso hasta los momentos previos a la conquista.

Los resultados de la investigación se difundirán a través de una exposición temporal promovida por Patrimonio Cultural de Canarias, en el Centro-Museo de La Fortaleza, con el título, “El Tiempo Perdido. Un relato arqueológico de la Tirajana indígena”, donde se expondrá la información recuperada desde finales del siglo V-VI d.C, hasta el siglo XVI, mil años continuados de la historia de Tirajana. Así mismo, se editará un libro de carácter divulgativo.

Ansite en Umiaya

La ubicación del lugar y el estudio de la documentación etnohistórica concluye “con rotundidad que el yacimiento de La Fortaleza no fue nunca Ansite. Por otro lado, creemos que la última defensa de los aborigenes  se encuentra en Amurga, en el lugar conocido como la “Fortaleza de Amurga” que, a su vez, se encontraba comprendido dentro del territorio consagrado de Umiaya. Así, los aborígenes buscaron no solo una defensa física de las tropas castellanas, sino también un cobijo espiritual, acogiéndose a sagrado” apunta Marco Antonio Moreno.

Las dataciones realizadas muestran, por primera vez, la evolución histórica del poblamiento insular de Gran Canaria a partir de los estudios realizados en la Caldera. “En este sentido, están sirviendo a modo de espejo para el resto de la isla. Estas dataciones dejan patente la antigüedad de la ocupación de la Caldera de Tirajana. De igual forma, ponen de manifiesto las actividades cultuales y religiosas dentro de este espacio en un momento tan temprano como el siglo VIII-IX que, en relación a los trabajos arqueológicos realizados en La Fortaleza de una antigüedad similar, nos permite confirmar que estamos ante el núcleo religioso más antiguo de Gran Canaria”, afirma el director de Tibicena.

Etiquetas

Patrimonio Cultural recupera la historia aborigen de la Caldera de Tirajana

Presentación Caldera Tirajana

Este emblemático yacimiento se ha revelado como excepcional por el estado de conservación y por la variabilidad de su registro arqueológico. El proyecto global en torno a la conservación de la zona se ha presentado hoy martes 18 de junio.

Se ha podido localizar de forma fehaciente Umiaya, uno de los grandes riscos sagrados de los aborígenes canarios. La documentación permite creer que el Ansite histórico, el lugar donde se pactó la rendición indígena, pudo ser el enclave conocido en la actualidad como la Fortaleza de Amurga.

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes en funciones, Isaac Castellano, junto al director general de Patrimonio Cultural en funciones, Miguel Ángel Clavijo; el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Santiago Rodríguez; la conservadora de El Museo Canario, Teresa Delgado; y el arqueólogo, director de Tibicena, Marco Antonio Moreno dieron a conocer los resultados de un proyecto global de investigación sobre la Caldera de Tirajana, Gran Canaria, que ha permitido recuperar buena parte de la historia aborigen de este yacimiento, asociado al Centro-Museo de La Fortaleza.

Este yacimiento se ha revelado como excepcional, tanto por el estado de conservación que mantiene, como por la variabilidad de su registro arqueológico, lo que sumado a su antigüedad -desde el siglo V hasta principios del XVI-, lo convierten en uno de los mayores referentes para estudiar la arqueología de la isla de Gran Canaria.

patrmionio, la fortaleza, gran canaria, humiaga
Un instante de la presentación del proyecto arqueológico en la Caldera de Tirajana.

Isaac Castellano explicó que “la investigación en conservación de patrimonio cultural se convirtió en un objetivo prioritario al comenzar la legislatura que ha quedado reflejado en lo más de 300 proyectos de investigación que se han impulsado en los últimos tres años, con una inversión de más de un millón de euros”. Además, Castellano hizo hincapié en los beneficios de estas iniciativas: “No sólo nos permiten conocer mejor nuestro pasado y conservar así nuestro legado, sino que al mismo tiempo impulsan la generación de empleo en el terreno científico, la optimización de los recursos y la mejora de nuestra competitividad en este campo, además de aportar importantes avances con la aplicación de tecnología actual que nos están proporcionando datos muy novedosos y reveladores, como es el caso de los proyectos de la Caldera de Tirajana”.​

Varios proyectos de investigación impulsados por el Gobierno de Canarias se han conectado para arrojar un primer conocimiento de su historia primitiva, entre ellos, la reconstrucción genética, la evolución cronológica del territorio de la Caldera de Tirajana con las dataciones de los yacimientos, además de la investigación en los archivos, fundamental en los trabajos arqueológicos de campo, al permitir documentar que la zona fue una de las de mayor densidad de ocupación de la isla.

Al respecto, Santiago Rodríguez, en su primer acto público como alcalde de Santa Lucía, reafirmó el compromiso del Consistorio para continuar colaborando con el Centro-Museo de La Fortaleza, “con la aspiración de que pueda convertirse en Parque Arqueológico”. Asimismo, agradeció el interés del Gobierno durante estos tres años a favor de la labor investigadora en torno a un proyecto “que deseamos sea también un nexo educativo en torno al patrimonio y para el mejor conocimiento de la historia de la isla de Gran Canaria”.

Proyecto Tirajana

El proyecto Tirajana quiere recuperar la historia indígena de este lugar, tomando como epicentro a La Fortaleza desde dos objetivos básicos: acercamiento a la temporalidad y ocupación de diferentes lugares arqueológicos de La Caldera, así como la creación de un inventario detallado de ocupación.

Para este fin, se han llevado a cabo 28 dataciones en La Fortaleza y algunos yacimientos cercanos, consolidando a este espacio arqueológico como el de más dataciones de ciclo corto, -las más fiables-, de toda Canarias. Su antigüedad data del siglo V-VI, hace unos 1.500 años y su largo desarrollo temporal se sitúa hasta el siglo XVI. Estos datos transforman a La Fortaleza en una pieza clave para el estudio de la ocupación del territorio por la variabilidad de su registro, así como por el estado de conservación como se pudo comprobar con la recuperación de las cerámicas presentadas recientemente.

Prospección arqueológica

La prospección arqueológica del inventario de yacimientos de la Caldera de Tirajana se centra en sus bordes geográficos. Esta prospección también ha conllevado el trabajo de búsqueda documental en el archivo de San Bartolomé con gratos y sorprendentes resultados. Además, se han realizado trabajos de documentación arqueológica en la conocida como Fortaleza de Amurga, que los expertos interpretan como la Ansite histórica.

La investigación en los archivos ha sido fundamental en los trabajos arqueológicos de campo, al permitir documentar que la zona es una de las de mayor densidad de ocupación de la isla. En esta línea, “se ha podido localizar de forma fehaciente la esquiva Umiaya, uno de los grandes riscos sagrados de los aborígenes canarios, al que le fue negada su existencia, dándolo como una errata por insignes investigadores como Alvarez Delgado, Celso Martín de Guzmán o Morales Padrón, o que incluso, algunos la ubicaron en la Caldera de Tirajana, primero en Risco Blanco, en lo alto del Campanario o en la propia Montaña de los Huesos”, explica el arqueólogo responsable de Tibicena.

La investigación arqueológica y documental permite concretar la geografía vertical Este de los riscos actuales de Amurga, teniendo como epicentro, posiblemente, lo que se conoce como el almogaren de Amurga, y la propia Fortaleza de Amurga. Los investigadores apuntan que este espacio es muy semejante al santuario existente en lo alto de La Fortaleza Grande, al que lo vinvulan directamente. “Estamos a la espera de las dataciones radiocarbónicas para conocer las fechas de utilización de este lugar. Lo que no sabemos todavía es el papel de La Fortaleza con respecto a Umiaya, sí sería parte o un complemento, o sí nos encontramos ante el Tamogante en Acoran (la casa de dios) de la que hablan las crónicas. En cualquier caso, sabemos que Umiaya no es un lugar, sino un paisaje sagrado, un territorio, que vendría configurado por diferentes yacimientos que lo delimitarían (cazoletas, grabados, torretas, etc.) y que también hemos podido documentar”, explica Marco Antonio Moreno.

Por otro lado, la documentación histórica permite creer que el Ansite histórico, el lugar donde se pacto la rendición indígena el 29 de abril de 1483, pudo ser el enclave conocido en la actualidad como la Fortaleza de Amurga, ubicándose por tanto en el interior de Umiaya.

Proyecto HUMIAGA 977

patrimonio, la fortaleza, humiaga
Busto hiperrealista de Humiaga

El proyecto HUMIAGA 977 (Human Investigations and Genetic Analysys 977) recuperó, por primera vez, la fisonomía de forma digital de una posible pobladora del yacimiento de La Fortaleza. Esta persona, a la que se bautizo como “La Maguada de Umiaya” murió entre finales del siglo V y principios del VI, lo que la transforma en uno de los enterramientos más antiguos de Gran Canaria.

Los trabajos combinados de varias disciplinas (genética, bioantropología, arqueología, reconstrucción virtual) permitió la obtención de un primer boceto digital de la cara de esta joven. Posteriormente, se ha realizado un primer moldeado con impresoras 3D, creando un busto hiperrealista, siendo el primero de estas características en Canarias. Este busto se expondrá en octubre en el Centro de Interpretación de La Fortaleza, en la nueva exposición temporal que se está preparando en este momento, con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias.

 

Etiquetas