Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Dr. Negrín incorpora un radiofármaco innovador para tratar patologías oncológicas intestinales

Se trata de una innovación terapéutica para los pacientes con tumores neuroendocrinos enteropancreáticos, situados principalmente en la zona intestinal, que permite un mejor control de dicha patología

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, a través del servicio de Oncología Médica, ha incorporado a su cartera de tratamientos el radiofármaco Lutecio Oxodotreotida. Se trata de una innovación terapéutica para los pacientes con tumores neuroendocrinos enteropancreáticos, situados principalmente en la zona intestinal, que permite un mejor control de dicha patología que lidera y coordina en el centro hospitalario la doctora Carla Antonilli.

El servicio de Oncología Médica ha comenzado a ofrecer este tratamiento en coordinación con el servicio de Medicina Nuclear del Hospital Dr. Negrín. Los tumores neuroendocrinos (TNE) son un grupo muy heterogéneo de tumores de amplia distribución anatómica que comparten origen en las células neuroendocrinas. Aunque pueden originarse en cualquier órgano, la mayoría son de origen gastrointestinal o pancreático (65%), en cuyo caso se denominan gastro-entero-pancreáticos (TNE-GEP). Las localizaciones más comunes son el páncreas (30-40%), el intestino delgado (15-20%) y el recto (5-15%).

A pesar de que se trata de un tipo de tumor todavía poco frecuente, su incidencia está aumentando en los últimos años. Su prevalencia es relativamente alta debido a la larga supervivencia en aquellos pacientes diagnosticados en etapas tempranas y con grado de diferenciación bajo, siendo los segundos tumores de mayor prevalencia derivados del tracto digestivo tras el carcinoma colorrectal. El Hospital Dr. Negrín incorpora este nuevo tratamiento que permite destruir las células tumorales con un efecto limitado en el resto de células, por lo que presenta un buen perfil de toxicidad, sin daño en el tejido sano.

Etiquetas

Sanidad prorrogará por seis meses los planes de tratamiento caducados, emitidos antes del 10 de septiembre

Sede de la Consejería de Sanidad en Tenerife.

De esta manera, los usuarios no tendrán que pedir cita con Atención Primaria para la renovación de la medicación crónica, que podrán retirar directamente de las farmacias presentando su tarjeta sanitaria

El Servicio Canario de la Salud (SCS) prorrogará los planes de tratamiento crónico caducados que hayan sido emitidos con anterioridad al 10 de septiembre para descongestionar la demanda de consultas médicas en Atención Primaria, preferentemente telefónicas, cuando su único motivo sea la renovación de la medicación.

Desde el pasado mes de marzo, tras la declaración del estado de alarma a través del RD 463/2020 de 14 de marzo, el Servicio Canario de la Salud implementó una serie de medidas acordes a la situación de emergencia sanitaria que evitaran desplazamientos de los pacientes a los centros sanitarios y facilitaran la asistencia.

Finalizado el periodo de alarma y dada la nueva situación epidemiológica detectada por el incremento de casos de infección por la COVID-19, los tratamientos crónicos caducados de los pacientes se prorrogarán en la Receta Electrónica Continua del SCS por un periodo de 6 meses desde su fecha de validez, siempre que hayan sido emitidos con anterioridad al 10 de septiembre de 2020.

Esta medida entrará en vigor el próximo jueves y tiene por finalidad evitar el desplazamiento de pacientes a los centros sanitarios que no tendrán que solicitar consulta médica, preferentemente telefónica, para para la renovación de los planes de tratamiento caducados.

De esta manera, los usuarios podrán retirar sus tratamientos crónicos en las oficinas de farmacia presentando la tarjeta sanitaria individual

Quedan exceptuados de esta medida los tratamientos agudos y los planes de tratamiento que incluyan medicamentos de visado y estupefacientes, que mantendrán su validez inicial y que precisan ser revisados y/o actualizados por el médico por motivos de seguridad, preferentemente por cita telefónica.

Etiquetas

La Candelaria organiza un foro sobre buenas prácticas para mejorar la adherencia de los pacientes a sus tratamiento

La falta de adherencia terapéutica puede poner en riesgo la salud de las personas con patologías crónicas, además de suponer un importante impacto económico

Un centenar de profesionales abordan estrategias que ayuden a minimizar el abandono de las indicaciones pautadas por los especialistas y empoderar al paciente en su proceso de salud. El papel de las nuevas tecnologías en salud digital es una de las cuestiones analizadas en esta jornada multiprofesional

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria organiza el primer Foro de Adherencia Terapéutica en el Paciente Crónico, una jornada en la que un centenar de profesionales sanitarios debaten sobre las mejores estrategias para fomentar que las personas con enfermedades crónicas sean partícipes de su proceso de salud y no abandonen los tratamientos pautados.

Con esta iniciativa multiprofesional y multidisciplinar se abre un nuevo espacio para estudiar este aspecto tan importante en la salud de la población. En este sentido, las nuevas tecnologías en el ámbito de la salud y la figura del paciente experto para motivar a las personas con patologías crónicas, fueron algunos de los temas abordados en este encuentro en el que participaron más de un centenar de profesionales sanitarios.

La directora Gerente del centro hospitalario, Natacha Sujanani; el director Médico, Roberto Gómez, y la directora de Enfermería, Mª Cristo González, presentaron esta jornada como un espacio abierto para la reflexión en la que animaron a los asistentes, tanto de Atención Primaria como de Especializada, a intercambiar aquellas iniciativas con las que empoderar al paciente y hacerle partícipe de una mejor calidad de vida.

La apertura de las Jornadas contó con la presencia de la directora gerente del Hospital de La Candelaria, Natacha Sujanani

Según la Organización Mundial de la Salud, se entiende como adhesión terapéutica el grado en la conducta de un paciente en relación con la toma de medicación, el seguimiento de una dieta o la modificación en los hábitos de vida, se ajusta a las recomendaciones acordadas con el profesional sanitario y el paciente.

Sin embargo, la falta de adherencia terapéutica constituye, según los profesionales, un problema sanitario de primer nivel y de alta complejidad, puesto que el abandono de los tratamientos o el cumplimiento parcial de las indicaciones pautadas en patologías crónicas pueden poner en riesgo la salud de las personas con y suponen, además, un importante impacto económico.

Según David Díaz-Pérez, enfermero del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y uno de los coordinadores de este foro multidisciplinar, “ el 50% de los pacientes con enfermedades crónicas no cumplen con el tratamiento prescrito, incrementándose estos datos en patologías como el asma o enfermedades mentales.

Un centenar de profesionales sanitarios se dan cita en el Hospital de La Candelaria

De ahí la necesidad de trabajar de forma transversal entre especialidades y áreas para conseguir mejorar la adherencia, especialmente en pacientes polimedicados”.

En este sentido, los profesionales sanitarios incidieron en el Hospital de La Candelaria en que esta situación debe abordarse desde la perspectiva educacional, conductual y motivacional y con apoyo tecnológico. Como ejemplo de caso de éxito se encuentran las escuelas de pacientes y la figura del paciente experto o activo, que con su vivencia y asesoramiento por parte de los profesionales sanitarios, puede motivar a otras personas con su misma patología.

Instante de una de las ponencias en el Hospital de La Candelaria

Nuevas tecnologías y salud digital

El Primer Foro de Adherencia Terapéutica en el Paciente Crónico organizado por el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria debatió también sobre las las herramientas más novedosas que disponen los profesionales sanitarios y los propios usuarios para adherirse a los tratamientos pautados, las alternativas y soluciones para afrontar malos resultados y el uso de nuevas tecnologías para lograr la adherencia terapéutica.

En este sentido, la denominada salud digital se presenta como una alternativa más debido a su potencial para mejorar la accesibilidad a la asistencia sanitaria, la comunicación entre profesionales y pacientes, así como el autocuidado de los mismos, entre otros motivos.

Alfredo Montero, farmacéutico hospitalario de La Candelaria, apunta que “los dispositivos móviles inteligentes e internet han hecho posible que se fomente una comunicación bidireccional y sin barreras, mediante el uso de aplicaciones móviles. Si bien existen en abundancia, éstas deben desarrollarse siguiendo estrictos criterios de calidad y seguridad, ya que son herramientas que conectan con los pacientes, cada vez más demandantes de información”.

Etiquetas