Logo del Gobierno de Canarias

El Plan de Vivienda de Canarias cumple su primer año con la compra o construcción de 1.525 casas

El consejero Sebastián Franquis presenta un balance en el que ya se han comprometido 137 millones de euros en 14.600 actuaciones y la previsión de contar el próximo año con 500 viviendas que puedan ser entregadas a los demandantes de vivienda

“Con las dificultades que conlleva poner en marcha un Plan de esta envergadura, y por la experiencia de planes anteriores, y con la humildad debida, estamos cumpliendo las previsiones del Plan con solo un año de ejecución”, aseguró Franquis

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha presentado hoy el balance del primer año de ejecución del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, aprobado el 18 de diciembre del año pasado, y que en sus primeros 12 meses ya se ha puesto en marcha la compra o construcción de 1.525 nuevas viviendas protegidas, la rehabilitación de otras 7.420 casas, tanto del parque público como privado, y se ha iniciado la entrega este mismo mes de 369 ayudas a la compra de viviendas a las que se sumarán estos días las 4.972 ayudas al alquiler que se pagarán este año. En total, se han comprometido 137 millones de euros en 14.686 actuaciones realizadas en este primer año del Plan, actuaciones que se van a concretar en 2022 con la entrega de unas 500 casas protegidas a los demandantes de vivienda en Canarias. Estas actuaciones están siendo ejecutadas por los dos organismos dependientes de la Consejería en materia de vivienda, el Instituto Canario de Vivienda (Icavi) y la empresa pública (Visocan).

“He solicitado una comparecencia en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Parlamento de Canarias para informar a los diferentes grupos parlamentarios lo que hemos avanzado y se ha concretado en este primer año de gestión del Plan de Vivienda”, informó Sebastián Franquis, “con las dificultades que conlleva poner en marcha un Plan de esta envergadura, y por la experiencia de planes anteriores, y con la humildad debida, estamos cumpliendo las previsiones del Plan con solo un año de ejecución, y además, ya estamos cerrando fechas concretas de entrega de varias promociones”.

El Plan de Vivienda fue aprobado por el Gobierno el 18 de diciembre de 2020 con el objetivo de invertir más 664 millones de euros durante sus cinco años de vigencia y la puesta en el mercado de cerca de 6.000 viviendas nuevas en alquiler a precios asequibles para combatir la emergencia habitacional que padece la sociedad canaria. Precisamente en este campo, el de la construcción y adquisición de nuevas viviendas, el consejero Franquis destacó los 76,5 millones de euros que la Consejería ha destinado, en distintos programas para la construcción y adquisición de 1.525 nuevas viviendas destinadas al alquiler en este primer año. De esas, aproximadamente 500 viviendas ya estarán disponibles antes de que finalice 2022 para su entrega a las familias sin recursos para comprarse una casa.

“Todo el trabajo que conlleva el desarrollo del Plan de Vivienda lo hemos concretado este primer año en estas cifras, con un compromiso presupuestario de 137 millones de euros”, aseguró el consejero Franquis, “un año de ejecución de este Plan, aunque para algunos les parece que lleva en vigor 20 años por las exigencias que formulan en el Parlamento. Todo el mundo es consciente que para hacer vivienda nueva hay que hacer antes un proyecto, luego adjudicar una obra, por último, la construcción, un proceso que conlleva más de año y medio. Por eso estamos impulsando la vía de la compra, para adelantar cuanto antes la entrega de viviendas en nuestra Comunidad. Y con ese objetivo, tenemos la previsión de entregar las primeras 450 o 500 viviendas en el último trimestre del año que viene”.

Este medio millar de nuevas viviendas protegidas saldrá, en su mayoría, de la encomienda que la Consejería ha realizado a Visocan con un presupuesto de 44 millones de euros en diferentes programas para la compra y finalización de 510 viviendas en promociones que se quedaron a medio terminar por la crisis. Para adquirirlas se va a convocar un concurso público antes de final de este mes en el que se van a primar las promociones con más del 60% de las obras ejecutadas con el fin de que en marzo de 2022 esos edificios empiecen las obras para ser terminados y el grueso de ellos pueda estar habitable a finales de año.

Además, a través del Icavi se ha iniciado la licitación de construcción y actualización de proyectos de 140 viviendas con un presupuesto de 10,8 millones. Las primeras viviendas que se van a empezar a construir el primer trimestre del próximo año corresponden a una promoción de 16 nuevas casas en Ingenio y otra de 17 en Santiago del Teide, a los que seguirán varias promociones más en otros municipios en los que en, muchos casos, hace más de 20 años no se construye una vivienda protegida. también se han destinado 2,8 millones a la redacción de proyectos de otras 437 casas cuya construcción empezará en 2022. Además, también desde el Icavi se han dado ayudas por valor de 2,8 millones de euros a promotores para poner en el mercado el próximo año 208 nuevas viviendas en alquiler a precio asequible.

Otra línea por la que se han adquirido viviendas es por el programa Canarias Pro Hogar del Plan, un programa creado para atender las necesidades de las familias sin recursos que se enfrentan a un desahucio, por impago para acompañarlas y mediar en todo el proceso. Este programa se ha puesto en marcha con una dotación de 16,1 millones de euros (11,6 millones del Estado y 4,5 millones de la Comunidad Autónoma) para comprar unas 230 viviendas para alojar de forma provisional a las familias que han sido desahuciadas. Con cargo a este programa ya se han comprado ya 62 casas en este primer año de las que 40 ya están habitadas por familias que se vieron obligadas a dejar sus hogares por impago.

Otro aspecto fundamental del Canarias Pro Hogar es que se ha convertido en la herramienta del Icavi para evitar que muchos desahucios lleguen a producirse. De hecho, en el primer año del Plan se han evitado 538 desahucios en las dos provincias canarias.

Rehabilitación
El Plan de Vivienda 2020-2025 da un especial protagonismo a la rehabilitación de viviendas, tanto del parque público como las de propiedad privada, con el fin de reformar y adaptar las casas a los principales estándares de calidad y convertirlas en energéticamente eficientes. De ahí que en el primer año de ejecución del Plan se hayan iniciado actuaciones de rehabilitación en 7.420 viviendas en las que se han invertido 25,6 millones de euros.

El programa más ambicioso en este campo ha sido el de las Áreas de Regeneración y Renovación Urbanas (ARRU), que se han desarrollado en varias islas y gracias a las cuales se han puesto en marcha la reforma de 3.322 casas con una inversión de 16,5 millones de euros. También el Icavi ha invertido 1,6 millones en renovar 1.363 viviendas del parque público de la Comunidad Autónoma, lo mismo que Visocan, que ha invertido 7,5 millones en rehabilitar 2.735 casas de su parque de viviendas.

Ayudas
Otras actuaciones que destacó el consejero Franquis en este balance del primer año del Plan de Vivienda fueron las destinadas a dar ayudas tanto las del alquiler a aquellas familias con pocos recursos, como las de compra a la primera vivienda para los jóvenes. En total se han concedido 5.341 ayudas.

La convocatoria lanzada este mismo año para las ayudas al alquiler supondrán la concesión de ayudas por valor de 17,5 millones de euros a 4.972 familias. Precisamente esta semana se publica la primera lista de beneficiaros convocada para este 2021 que recibirán la ayuda de alquiler a partir de la semana que viene.

Otras ayudas que ha concedido la Consejería son las destinadas a que los jóvenes canarios con menos recursos puedan comprarse su primera vivienda. En el último año se han entregado 369 ayudas por valor de tres millones de euros, casi el triple de las que se entregaban hasta 2019 ya que la dotación presupuestaria se dobló en la actual legislatura.

Otro programa novedoso incluido dentro del Plan de Vivienda que se ha puesto en marcha este año es el de captación de viviendas particulares vacías para destinarla al alquiler a precios asequibles. Para ello se han destinado este primer año 760.000 euros con el fin de sacar al mercado 400 viviendas más en alquiler. Este programa pretende animar a los propietarios a poner en alquiler sus casas garantizándoles el cobre de las mensualidades o una reforma en el caso de que fuera necesaria la finalizar el contrato.

También se ha puesto en marcha en este primer año el programa para combatir la despoblación en el entorno rural. Para ello se ha firmado un convenio con la FECAM a la que se le transfieren 14,5 millones que se destinarán entre aquellos municipios de menos de 20.000 habitantes para promover actuaciones de rehabilitación o construcción y evitar que la población abandone la población. De este programa se benefician 54 municipios en toda la Comunidad.

Emergencia en La Palma
El consejero aprovechó la comparecencia de hoy para dar una última hora sobre las actuaciones que, de manera extraordinaria y urgente, se han activado desde la Consejería para destinar fondos y recursos a atender la emergencia habitacional que se ha producido en la isla de La Palma a consecuencia de la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El Gobierno de Canarias, en una primera fase de urgencia, dio alojamiento a más de 300 familias desalojadas de sus casas para darles un techo mientras se activa una segunda fase de transición en la que está ahora la Consejería mientras se inicia la tercera y definitiva fase de reconstrucción.

Una de las primeras actuaciones que puso en marcha la Consejería a los pocos días de la erupción fue la creación de un registro único de afectados y la activación de un equipo especial con 27 trabajadoras sociales que han realizado ya 984 fichas sociales a otras tantas familias damnificadas.

Para ayudar a estas familias se han activado varios programas de ayuda. El más urgente la compra de 97 viviendas vacías a través de Visocan en la zona del Valle de Aridane cuya entrega ya ha comenzado con 25 familias que ya han recibido las primeras casas. A estas se suman otras cuatro cedidas por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane. El Icavi también aportará en las próximas semanas otras 30 viviendas de su parque público y también se ha empezado el montaje en Los Llanos de Aridane de las primeras cinco de las 30 casas modulares que se han comprado para atender esta emergencia habitacional.

Una de las últimas medidas, activada a petición de los propios afectados que así lo manifestaron a las trabajadoras sociales que les entrevistaban, es la puesta en marcha de una línea de ayuda al alquiler para aquellas familias que perdieron sus casas y se encuentran de alquiler desde hace semanas. Esta ayuda cuanta con una dotación de 3,2 millones de euros y se prolongaría durante 36 meses, aunque el plazo es prorrogable, hasta que se culmine la fase de reconstrucción, con una aportación que alcanzaría un máximo de 594 euros mensuales por familia.

Todas estas intervenciones activadas por la Consejería en los últimos tres meses en la isla de La Palma suponen hasta ahora un desembolso de 13,9 millones de euros.

Etiquetas

Comienza el pago de las ayudas al alquiler por la crisis del COVID-19 tras volver a ampliar el presupuesto

El consejero Sebastián Franquis aumenta por tercera vez el crédito inicial, con otros 4,2 millones de euros de fondos propios, logrando triplicar los 5,3 millones aportados inicialmente por el Estado

La ampliación de recursos permitirá llegar a cerca de 6.000 familias del Archipiélago a las que se les pagará una ayuda que cubrirá seis meses de alquiler con una media por petición  de 500 euros al mes

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha rubricado la resolución que pone en marcha el pago de las prestaciones a las familias que solicitaron las ayudas extraordinarias y urgentes para pagar el alquiler de su vivienda habitual a las personas afectadas económicamente por la crisis sanitaria del COVID-19, a las que se destinan 16,2 millones de euros tras ampliar por tercera vez el crédito inicial de 5,3 millones. Esta tercera ampliación permitirá extender estas ayudas, que el Gobierno de Canarias convocó durante el estado de alarma, a cerca de 6.000 familias en las próximas semanas.

 

Para poner en marcha el pago de estas ayudas, el consejero Sebastián Franquis, consciente de la importancia que esta subvención supone para muchas familias afectadas por un ERTE o una reducción de sus ingresos debido a la crisis, ha ordenado que el crédito se amplíe en 4.200.000 euros más sacados de fondos propios del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI). De esta forma el Gobierno canario triplica el presupuesto inicialmente previsto por el Estado, que en mayo transfirió 5,3 millones a la Comunidad Autónoma para esta línea de subvenciones.

 

Con el fin de llegar al máximo número de beneficiarios posible, el consejero Franquis impulsó una primera ampliación del 51% del crédito estatal en la primera semana de la convocatoria alcanzando los 8 millones de euros. Un mes más tarde, en junio, y a la vista de la alta demanda de peticiones de estas ayudas que se recibieron en el ICAVI durante el estado de alarma, se decidió una segunda ampliación de cuatro millones para llegar a los 12 millones de euros para subvenciones, es decir, un 125% más de lo inicialmente presupuestado. Ahora, y para hacer frente a los primeros pagos, el Gobierno de Canarias vuelve a aumentar la partida con fondos propios en otros 4,2 millones de euros hasta alcanzar los 16,2 con el objetivo de triplicar el número de beneficiarios que estaban previstos en principio para esta línea de ayudas.

 

Las ayudas que empiezan a pagarse ahora se destinan a cubrir los gastos de la renta de alquiler durante un máximo de seis meses. Se abonarán una parte o el cien por cien de los costes de la renta de alquiler, y en el caso de que se haya suscrito un préstamo o microcrédito para el pago de la renta de la vivienda habitual, se abonará también el cien por cien del principal e intereses del préstamo. El primer lote de estas ayudas comenzó a pagarse hoy, un proceso que continuará en los días sucesivos con nuevos lotes según se van resolviendo los expedientes presentados por los peticionarios.

 

Tras baremar las peticiones que se empiezan a abonar hoy, se establece que la media de las ayudas será de unos 500 euros por inquilino y mes durante medio año, es decir, que se les ingresarán en total unos 3.000 euros de media a cada familia. Estas cantidades variarán si el solicitante se reincorporó a su puesto de trabajo antes de seis meses tras la declaración del estado de alarma.

 

Canarias, de esta forma, se sitúa entre las primeras comunidades autónomas del Estado que ya han puesto en marcha el pago de estas ayudas junto con otras seis regiones españolas. Esta subvención está destinada a hacer frente a los gastos de alquiler de su vivienda habitual, cuantías que en unos casos se abonarán a las familias solicitantes y en otros, directamente, a los propietarios de esos pisos que han dejado de ingresar las rentas por alquiler a causa de la crisis.

 

Este programa fue lanzado en pleno estado de alarma por el Gobierno de España con la finalidad de crear un escudo social que proteja a las familias ante los estragos económicos de la crisis económica generada por la alerta sanitaria. Se planificó este programa de ayudas para las personas físicas que, en su condición de arrendatarios de vivienda habitual, y como consecuencia de la crisis del coronavirus, haya pasado a estar en desempleo, sufrido un ERTE, o haya reducido su jornada por motivos de cuidados, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de sus ingresos. Además, la unidad familiar no debe ingresar más de 1.613 euros brutos al mes y el importe del alquiler más los gastos de los suministros básicos de la vivienda no podrá superar el 35% de los ingresos de la unidad familiar

Etiquetas

Vivienda amplía hasta los 12 millones de euros las ayudas al alquiler para personas afectadas por la covid-19

El Gobierno de Canarias incorpora con fondos propios otros cuatro millones a esta línea de ayudas con el objetivo de alcanzar al máximo posible de solicitantes y multiplica un 125% la aportación inicial del Estado que fue de 5,3 millones

Vivienda había recibido hasta este viernes 23.362 solicitudes para esta ayuda, por lo que a partir de este jueves se suspende temporalmente el plazo de recepción de peticiones hasta determinar la suficiencia del crédito disponible

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha aprobado hoy incrementar con fondos propios en otros cuatro millones de euros la partida destinada a pagar el programa de ayudas directas para sufragar el pago completo del alquiler a aquellas personas que han visto mermados sus ingresos de forma considerable debido a la crisis sanitaria del COVID-19. De esta manera se amplía hasta los 12 millones de euros esta partida, un fondo que el Gobierno canario ha ampliado un 125% con respecto a la aportación inicial del Estado que fue de 5,3 millones.

Este programa de ayudas contaba inicialmente con un presupuesto de 5,3 millones de euros aportados por el Gobierno de España, que la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda amplió con fondos propios en un 51%, 2,7 millones, alcanzando un monto total de ocho millones de euros, cuando se abrió el plazo de presentación de solicitudes el pasado 8 de mayo. Ahora, el Gobierno de Canarias vuelve a aumentar la partida con fondos propios en otros cuatro millones de euros hasta los 12 millones, con la finalidad de alcanzar al máximo de beneficiarios posibles de esta línea de ayudas.

Con este programa de ayudas puesto en marcha por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda se pretende solventar las situaciones de vulnerabilidad en el pago del alquiler por la expansión del COVID-19 y ayudar a personas con problemas transitorios causados por pérdida de empleos o reducción de jornadas y, por lo tanto, afectados por una disminución o desaparición de sus ingresos.

La respuesta de la ciudadanía ante la oferta de esta línea de ayudas por parte del Gobierno canario ha sido masiva como demuestran los datos de peticiones recibidas hasta el pasado viernes 5 de junio, con un total de 23.362 solicitudes. Estas cifras sitúan a Canarias como la comunidad autónoma con mayor número de solicitudes de esta línea de ayudas de todo el Estado, ya que otras regiones como Cataluña, acumulan unas 17.000 solicitudes.

Por este motivo, desde el Instituto Canario de Vivienda se ha decidido suspender temporalmente la recepción de solicitudes de la ayuda a partir de este jueves, 11 de junio, hasta determinar si el crédito consignado es suficiente para atender a esta amplia demanda registrada en el primer mes de funcionamiento. De esta forma, el último día válido para presentar solicitudes será el miércoles 10 de junio.

“Cuando presentamos esta ayuda éramos conscientes de que era una demanda muy ansiada por sectores de la población canaria que requieren la necesidad de pagar su alquiler”, agregó el consejero Franquis, “las cifras de este primer mes de entrada en funcionamiento no han hecho más que corroborar estas expectativas, por tanto, hemos decidido ampliar con recursos propios hasta en dos ocasiones los fondos de esta línea de ayudas al alquiler con la finalidad de apoyar a estas familias que atraviesan momentos complicados económicamente hablando, intentando mitigar lo más posible las consecuencias que está provocando la crisis del COVID-19 en las Islas”.

Esta ayuda se suma a otras medidas de carácter social promovidas y aprobadas por el Gobierno de España, como es la suspensión de los desahucios, prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler y la aprobación de líneas de avales para financiación de arrendatarios (inquilinos) en situación de vulnerabilidad, todas ellas tendentes a aminorar las cargas económicas de las familias que viven de alquiler.

Además, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno canario ha promovido también otras medidas de apoyo, como eximir a más de 17.200 familias que viven de alquiler en las VPO del parque público de viviendas del Gobierno regional, del pago del alquiler desde el 1 de abril y hasta la fecha.

Etiquetas

Vivienda comienza a abonar a más de 4.000 personas las ayudas al alquiler general del bienio 2018-2019

El Gobierno canario distribuirá los 13.750.000 euros destinados a esta línea de ayudas ordinarias, tras culminar la evaluación de los expedientes que tuvieron que ser revisados tras la resolución provisional de enero

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, a través del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) ha comenzado el proceso de pago para abonar las más de 4.000 solicitudes que han resultado beneficiarias en la lista definitiva de las ayudas al pago del alquiler del cupo general (mayores de 35 años) enmarcadas en el bienio 2018-2019. El ICAVI finaliza de esta forma el proceso de evaluación y subsanación de errores iniciado en enero con la publicación de la lista provisional, procediendo ya al abono entre las personas que han resultado beneficiarias en esta resolución definitiva, de la partida de 13.750.000 euros destinada por el Gobierno canario a estas ayudas.

En la lista definitiva de estas ayudas, que se publica hoy en la web del ICAVI (www.gobiernodecanarias.org/vivienda), han sido declaradas como favorables 4.077 solicitudes. De esa cantidad total, 1.953 expedientes se corresponden a personas o familias beneficiarias en la provincia de Las Palmas, y otras 2.124 en la provincia de Tenerife.

Estas ayudas subvencionarán el 40% de las mensualidades del alquiler de las viviendas durante el periodo bianual que va de enero de 2018 a diciembre de 2019, mientras que para personas mayores de 65 años la ayuda asciende hasta el 50% de las rentas mensuales anteriormente referidas. El Instituto Canario de la Vivienda financia estos pagos con un presupuesto de 13.750.000 euros, repartidos en dos anualidades de 6.875.000 euros por ejercicio. Esta financiación forma parte del Convenio Bilateral con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en el ámbito del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. El objetivo del ICAVI con la concesión de esta línea de ayudas es facilitar el acceso a una vivienda en régimen de alquiler para aquellas personas con escasos medios económicos.

Algunos de los expedientes declarados como beneficiarios en la lista publicada hoy en la web requieren verificar alguna documentación como paso previo al ingreso de la ayuda, por lo que los beneficiarios en esta situación tendrán que presentar de manera indispensable la documentación requerida en un plazo de diez días hábiles desde la publicación de la resolución definitiva, mañana 28 de mayo, en el Boletín Oficial de Canarias.

Con la publicación de esta lista y el inicio del proceso de pago de las bonificaciones se pone fin a la tramitación de las dos líneas de ayudas ordinarias para el pago del alquiler convocadas en agosto de 2018 para el bienio 2018-2019, la general y la ayuda para jóvenes menores de 35 años. En este sentido, el consejero Sebastián Franquis, consciente de que ya en julio de 2019, cuando empezó a trabajar el nuevo gobierno, se estaba acumulando un retraso considerable en estas tramitaciones, logró agilizar los procedimientos para dar un importante impulso a todas las ayudas al alquiler. De esta forma fue posible sacar la resolución definitiva de alquiler joven en marzo pasado, con la que pudo abonar al completo la partida de 3.750.000 euros destinada a sus beneficiarios.

A pesar del impulso dado en los últimos nueve meses, Franquis ha reconocido en sede parlamentaria que no está conforme con los actuales plazos y por ello anunció que se está trabajando para mejorar la nueva línea de subvenciones de ayudas al alquiler de 2020 con la finalidad de simplificar y agilizar la tramitación de las ayudas a las familias más vulnerables.

Para empezar con estas mejoras, el ICAVI va a modificar las bases para potenciar la presentación de la documentación por vía telemática a través de la web del Instituto, lo que reducirá los trámites al estar ya incorporada la información en una base de datos. También se va a incorporar la cita previa para las tramitaciones por la vía presencial.

A nivel estructural, a partir de este año se van a volver a unificar ambas líneas de subvenciones en una sola, lo que facilitará y agilizará enormemente la tramitación de las solicitudes. Desde el ICAVI se entiende que esa ayuda nunca debió separarse porque eso ha duplicado los trámites y el número de personal necesario para tramitarla, lo que ha doblado también los tiempos de evaluación y baremación de las solicitudes.

El ICAVI también está revisando los procedimientos administrativos con el objetivo de reducirlos para que las personas que pidan una ayuda puedan cobrar la subvención en el mismo año, pero en varios pagos periódicos.

Etiquetas

Canarias concederá ayudas al alquiler para personas afectadas por la crisis del coronavirus por 8 millones de euros

El Gobierno de Canarias ha aprobado un programa de ayudas para dar respuesta a las personas que residen en una vivienda en régimen y se han visto afectadas por la crisis provocada por el COVID-19.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda abre el plazo para solicitar las ayudas al pago del alquiler de la vivienda habitual, cuyas bases reguladoras se aprobaron mediante Resolución de 7 de mayo de 2020. Las solicitudes se pueden presentar desde el 8 de mayo hasta el 30 de septiembre, inclusive.

Con el objetivo de reducir el impacto económico y social que la pandemia está causando en arrendatarios de vivienda habitual, el Gobierno de Canarias ha aprobado un programa de ayudas para dar respuesta a estas personas. Gracias a este programa se concederán ayudas directas durante 6 meses que servirán para sufragar el pago completo del alquiler a aquellas personas que viven de alquiler y que han visto mermados sus ingresos de forma considerable debido a la crisis sanitaria.

Este programa de ayudas cuenta, inicialmente, con un presupuesto de 5,3 millones de euros, ampliado por el Gobierno de Canarias en un 51%, alcanzando finalmente un monto total de 8 millones de euros.

De este modo, con la resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial de Canarias, se pretende solventar las situaciones de vulnerabilidad en el pago del alquiler por la expansión del COVID-19 y ayudar a personas con problemas transitorios causados por pérdida de empleos o reducción de jornadas y, por lo tanto, afectados por una disminución o desaparición de sus ingresos.

“Este programa, junto con otras medidas, tratan de evitar que esta crisis por la pandemia del coronavirus pueda provocar más precariedad y desigualdad, por ello, las administraciones públicas deben volcar sus esfuerzos y recursos en evitar una grieta social y proteger a las familias”, señalo Franquis,

“Mañana, viernes, se abre el plazo para presentar la solicitud de estas ayudas al alquiler de la vivienda habitual, un importante apoyo para el que el Gobierno de España ha aportado en torno a 5,3 millones de euros, un fondo que el Gobierno de Canarias va a ampliar con una aportación extra de 2,7 millones de euros. Por tanto, a partir de mañana se pone a disposición de la ciudadanía un fondo de 8 millones de euros destinados a ayudar a las personas que se han visto más afectadas por el COVID-19”, explicó Franquis, “en este caso, y al ser una ayuda directa, los trámites van a ser mucho más sencillos y rápidos, y los solicitantes, una vez que se pasen los trámites y se confirmen sus datos económicos, podrán disponer de esa ayuda en plazos mucho mas reducido”.

“Somos conscientes que es una demanda muy ansiada por sectores de la población canaria que requieren la necesidad de pagar su alquiler”, agregó el consejero Franquis, “por tanto, vamos a colaborar y apoyar a estas familias que atraviesan momentos complicados económicamente hablando, intentando mitigar lo más posible las consecuencias que está provocando la crisis del COVID-19 en nuestra Comunidad Autónoma”.

Quién puede pedir ayuda

Podrán beneficiarse de las ayudas de este programa las personas físicas que, en su condición de arrendatarios de vivienda habitual que, como consecuencia de la crisis del coronavirus, haya pasado a estar en desempleo, sufrido un ERTE, o haya reducido su jornada por motivos de cuidados, en caso de ser empresario, u otras circunstancias similares que supongan una pérdida sustancial de sus ingresos.

Que la unidad familiar no debe ingresar más de 1.613 euros netos al mes y el importe del alquiler más los gastos de los suministros básicos de la vivienda será igual o superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar.

Solicitud

El Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) se encargará de gestionar esas ayudas de manera telemática, a través de la página web oficial del Instituto, y a través del servicio de información y atención al ciudadano el 012, que ofrecerá atención personalizada una vez se abra el plazo de presentación de solicitudes este 8 de mayo.

La solicitud de las ayudas se hará tanto por vía telemática a través de la web del ICAVI y, en caso de no disponer de recursos telemáticos, se realizará vía telefónica a través del 012, para los que no tengan acceso a las nuevas tecnologías. El personal de dicho Instituto atenderá a los peticionarios y harán efectiva la formalización de la solicitud en el aplicativo de gestión de expedientes.

A la solicitud deberán acompañar una copia completa del contrato de arrendamiento, con inclusión expresa del medio y forma de pago a la persona arrendadora, y la acreditación del pago de las tres últimas mensualidades de alquiler. Aquellas personas que hayan solicitado un crédito a través de su entidad bancaria y gestionado por el Instituto de Crédito Oficial, podrán acogerse a estas ayudas para la devolución de dicho crédito. Para ello, deberán presentar la copia del contrato y los procedimientos realizados con su entidad bancaria.

Cuantía y duración

La cuantía de esta ayuda será de hasta un máximo de 900 euros mensuales por familia. El máximo de las ayudas podrá ser hasta del cien por cien del total de la renta de alquiler durante seis meses. En el caso de que se haya suscrito un préstamo o microcrédito para el pago de la renta de la vivienda habitual, se abonará también el cien por cien del principal e intereses del préstamo siempre que éste no exceda de los 900 euros mensuales.

Esta ayuda se suma a otras medidas de carácter social promovidas y aprobadas por el Gobierno de España, como es la suspensión de los desahucios, prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler y la aprobación de líneas de avales para financiación de arrendatarios (inquilinos) en situación de vulnerabilidad, todas ellas tendentes a aminorar las cargas económicas de las familias que viven de alquiler.

Además, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno canario ha promovido también otras medidas de apoyo, como eximir a más de 17.200 familias que viven de alquiler en las VPO del parque público de viviendas del Gobierno regional, del pago del alquiler durante al menos dos meses y con posibilidad de prorrogarlo más tiempo.

Etiquetas

Vivienda finaliza el pago de las ayudas al alquiler para jóvenes menores de 35 años con el abono del segundo plazo

El Instituto Canario de la Vivienda publica la resolución por la que se destinan 309.408 euros a pagar las ayudas a los beneficiarios que han justificado los recibos de sus alquileres de los tres últimos meses del año 2019

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, a través del Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), publica este viernes, 27 de marzo, en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), la resolución para resolver y abonar el último trimestre del año pasado de las ayudas al alquiler para jóvenes menores de 35 años 2018-2019. Para pagar este último plazo de las ayudas el Ejecutivo regional destina 309.408,84 euros, dinero que forma parte de la partida incluida dentro del Convenio Bilateral firmado con el entonces Ministerio de Fomento en el ámbito del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

Con la resolución publicada hoy se finaliza, a falta de contestar a las posibles reclamaciones, el proceso de abono de la ayuda al alquiler para jóvenes del que resultaron beneficiados 1.067 residentes, a los que ya se les pagó el grueso de la ayuda (21 meses) entre enero y febrero pasados. Los beneficiarios que aparecen en esta nueva lista de aceptados del último trimestre comenzarán a recibir los ingresos en sus cuentas corrientes en los próximos días.

Esta línea de subvenciones, que cuenta con una partida total de 3.750.000 euros, está destinada a facilitar el disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler a los jóvenes con escasos medios económicos, mediante el otorgamiento de ayudas directas al inquilino, para cubrir el 50% del importe de los recibos presentados correspondientes a los años 2018 y 2019.

En esta nueva resolución se han quedado fuera varios solicitantes que sí estaban encuadrados como beneficiarios de los primeros 21 meses de la ayuda, por no presentar o justificar debidamente los recibos del alquiler de los tres últimos meses del pasado año.

Para aquellos beneficiarios que quieran hacer consultas exclusivamente sobre sus solicitudes para las ayudas al alquiler joven, el ICAVI ha habilitado un correo electrónico y varios teléfonos para poder atenderlos, ya que debido al actual estado de alarma, el Instituto ha paralizado la atención presencial al público así como la recepción de documentación física. La dirección de correo electrónica para estas gestiones es icv@gobiernodecanarias.org.

También se han habilitado dos teléfonos, uno por provincia, para atender exclusivamente a las consultas relacionadas con el segundo pago de estas ayudas. En la provincia de Las Palmas el teléfono es el 928 45 84 55, el correspondiente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife es el 822 171 165. El horario de atención telefónica para estas consultas sobre la ayuda al alquiler será de lunes a viernes de 09:00 a 14:00 de la tarde.

Ante esta excepcionalidad por el estado de alarma, el ICAVI recepcionará la documentación por la vía telemática desde hoy mismo, resolviéndose las reclamaciones una vez finalice este periodo de emergencia sanitaria decretado por el Gobierno de España y se agote el correspondiente mes de plazo contemplado en el BOC.

Por otra parte, y pese al estado de alarma, el personal del ICAVI se encuentra actualmente trabajando en la resolución definitiva de las ayudas al alquiler general, para poder publicarla a la mayor brevedad posible.

Etiquetas

Más de 4.000 personas resultan beneficiarias en las listas provisionales de las ayudas al alquiler de cupo general

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda destina 13.750.000 euros a estas ayudas y fija un plazo de 10 días hábiles para presentar toda la documentación necesaria para hacer efectiva la subvención

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de la Vivienda, ha publicado hoy, 16 de enero, en el Boletín Oficial de Canarias la resolución provisional de la convocatoria del programa de ayuda al alquiler de vivienda del cupo general – mayores de 35 años – por la que han resultado beneficiarias 4.060 personas residentes en el Archipiélago. Estas ayudas cuentan con un presupuesto de 13.750.000 euros, repartidos en dos anualidades de 6.875.000 euros por ejercicio, formando parte del Convenio Bilateral con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en el ámbito del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

El consejero Sebastián Franquis aseguró que las ayudas públicas a las familias con menos recursos seguirán siendo un elemento imprescindible tanto del Pacto por la Vivienda Digna en Canarias, como del Plan de Vivienda que se presentarán al parlamento en el plazo aproximado de un mes. “Desde la Consejería estamos comprometidos en revertir la situación de precariedad que atraviesan muchas familias a la hora de buscar vivienda, por eso nuestro objetivo es mantener estas ayudas para acceder al alquiler de una vivienda digna y agilizar al máximo los procesos de evaluación y concesión de las mismas”, señaló Franquis.

El Instituto Canario de la Vivienda (ICV) ha fijado un plazo improrrogable de diez días hábiles para que los beneficiarios presenten la documentación requerida para hacer efectiva la subvención, contados a partir de mañana viernes 17, al ser el día siguiente al de la publicación del presente anuncio en el Boletín Oficial de Canarias y en el tablón de anuncios del Instituto. Para ello, se deberá presentar el modelo de aceptación expresa de la subvención, que se alojará en la página web del ICV, la justificación del pago de las mensualidades del alquiler entre enero de 2018 y diciembre de 2019 y la autorización al Instituto para comprobar el cumplimiento de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social de las personas beneficiarias. Esta documentación es indispensable para proseguir con la subvención y de no ser entregada se dará por desistida la solicitud.

La cantidad de solicitudes presentadas para esta convocatoria asciende a 12.061, de las cuales se requiere a 4.060 solicitudes que presenten la citada documentación en un plazo improrrogable de diez días hábiles para proseguir con el proceso para hacer efectivas estas subvenciones. Las ayudas se han distribuido de la siguiente forma: en la provincia de Las Palmas a 1.748 personas y en la provincia de Tenerife a 2.312 personas. Se mantiene una lista de reserva para 2.953 solicitudes. Del monto total han resultado desistidas por requerimiento 3.980 solicitudes, mientras que fueron denegadas 1.063 durante el proceso. En total, la Consejería ha subvencionado 5.127 solicitudes entre el cupo general y las ayudas destinadas a jóvenes en esta última línea, mientras que en 2017 se realizó una subvención única para 3.200 personas.

Estas ayudas están destinadas a subvencionar el 40% de las mensualidades del alquiler de las viviendas, previamente justificado, durante el periodo bianual que recoge la convocatoria, siendo recogido este pago entre los periodos de enero de 2018 y diciembre de 2019. Para las personas mayores de 65 años la ayuda asciende hasta el 50% de las rentas mensuales anteriormente referidas. El objetivo del Instituto Canario de la Vivienda con la concesión de línea de ayuda es facilitar el acceso a una vivienda en régimen de alquiler para aquellas personas con escasos medios económicos que se puedan beneficiar de unas ayudas otorgadas directamente a los inquilinos.

Toda la información relativa a esta línea de subvención puede ser consultada a través de la publicación oficial hoy en el BOC y la plataforma web del Instituto Canario de la Vivienda en la dirección www.gobiernodecanarias.org/vivienda, así como redes sociales y el tablón de anuncios oficial del Instituto Canario de la Vivienda.

 

Etiquetas