Logo del Gobierno de Canarias

Sanidad en Fuerteventura activa la interconsulta entre matronas de Atención Primaria y Endocrinología

Con esta nueva prestación se continúa potenciando la atención sanitaria que se presta en la Isla a las mujeres embarazadas

El Área de Salud de Fuerteventura, adscrita a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, puso en funcionamiento recientemente la interconsulta telemática directa entre las matronas de Atención Primaria y el servicio de Endocrinólogía del Hospital General de Fuerteventura para atender a las mujeres embarazadas ante determinados indicios durante el embarazo que requieran de una atención preferente por parte del servicio de Endocrinología.

De esta manera, las matronas en Atención Primaria pueden derivar a las mujeres embarazadas al servicio de Endocrinología de manera directa según los parámetros establecidos en el protocolo de derivación pactado, sin tener que pasar por su médico de familia, como se venía haciendo hasta ahora. Así, se derivan a pacientes con diabetes gestacional y con patologías tiroideas.

Esta iniciativa, demandada desde hace tiempo por parte de los profesionales, se implanta con el fin de prevenir riesgos, agilizar trámites y mejorar la accesibilidad de las mujeres gestantes residentes en Fuerteventura a este servicio.

La directora del Área de Salud, Sandra Celis, y el gerente de los Servicios Sanitarios de la Isla, José Luis Rodríguez, se muestran satisfechos con la incorporación de este servicio en la Isla, ya que “todas las mejoras que se consigan en pro de prevenir y mejorar la accesibilidad de las usuarias al sistema sanitario se refleja en un adecuado control y tratamiento que reducirá de forma significativa la aparición de complicaciones durante la gestación”.

Etiquetas

El Insular participa en un proyecto de investigación europeo para prevenir enfermedades de manera individualizada

El objetivo principal de este proyecto es diseñar una herramienta digital personalizada para la evaluación temprana de riesgos que se utilizará para ayudar en las medidas preventivas individuales

El Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular de Gran Canaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias; en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) participa en el proyecto WARIFA en el que se usará inteligencia artificial para ayudar a las personas con riesgo de padecer enfermedades crónicas a llevar unos hábitos de vida más saludables.

WARIFA – Watching the risk factors: Artificial Intelligence (AI) and the prevention of chronic conditions – es un proyecto de investigación financiado por el programa de investigación e innovación de la UE Horizonte 2020.

El objetivo principal es diseñar una herramienta digital personalizada para la evaluación temprana de riesgos que se utilizará para ayudar en las medidas preventivas individuales de enfermedades no transmisibles, como son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas o la diabetes.

Estas enfermedades son las principales causas de muerte en el mundo. Esta herramienta será accesible para ciudadanos y pacientes a través de la aplicación WARIFA instalada en su teléfono smartphone. La tecnología basada en inteligencia artificial (IA) desarrollada en el proyecto también podría integrarse en otro tipo de aplicaciones en un futuro próximo.

Gracias a esta herramienta de evaluación de riesgos, basada en el procesamiento automático tanto de datos generados por el usuario como de big data almacenados en un sistema central, se informará a los ciudadanos sobre el riesgo de desarrollar una determinada enfermedad de la que antes no tenían conocimiento, o sobre una ya conocida con el fin de que la enfermedad no empeore. Una característica especial de la herramienta WARIFA será la posibilidad de asesorar a los ciudadanos que están en riesgo de contraer varias enfermedades al mismo tiempo.

La aplicación WARIFA se diseñará con una interfaz gráfica fácil de usar que ayudará a evaluar la necesidad de medidas preventivas de forma individual y centrada en la persona.

Además, la aplicación proporcionará un conjunto personalizado de recomendaciones sobre el estilo de vida del individuo de acuerdo con su perfil de riesgo personalizado, desarrollado por la tecnología de IA. Los usuarios serán motivados para mejorar los hábitos poco saludables mediante recomendaciones sobre buenas elecciones de estilo de vida. En el caso de los usuarios con un riesgo muy elevado, se les recomendará que se pongan en contacto con su médico.

Las principales áreas de acción del proyecto son la prevención del cáncer de piel tipo melanoma, mediante la reducción de la exposición excesiva al sol, y la prevención de las complicaciones de la diabetes, mejorando los factores de riesgo del estilo de vida, como una dieta poco saludable y la inactividad física.

Etiquetas

El servicio de Endocrinología de La Candelaria realiza 50.000 cribados para detectar pacientes con desnutrición

El proyecto CIPA, implantado desde 2014 por la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital de La Candelaria, fue pionero en España

La Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado ya 50.000 tests para la detección de pacientes con desnutrición o riesgo de padecerla en el momento de ingresar en el centro y durante su estancia.

Estos test se enmarcan en el proyecto CIPA, un sistema de cribado nutricional puesto en marcha en 2014 en este hospital, con el objetivo de analizar el estado nutricional de los pacientes ingresados (incluyendo los de más riesgo, como pueden ser geriátricos, quirúrgicos y oncológicos), proporcionando ajuste de dieta y suplementos nutricionales a los pacientes con desnutrición o riesgo de desarrollarla, como otro tratamiento más.

Para el doctor Pablo Suárez Llanos, endocrino del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, coordinador del proyecto CIPA (Control de Ingestas, Proteínas y Antropometría) y responsable de calidad de la Unidad, “la desnutrición es un factor de mal pronóstico capaz de incrementar tanto el número como la gravedad de las complicaciones de casi cualquier patología que presente el paciente, aumentando su morbimortalidad y el riesgo de reingreso precoz.”

Añade que “sin el trabajo colectivo de los técnicos superiores en dietética, los auxiliares de enfermería, personal de enfermería y médicos responsables de los pacientes, sería imposible desarrollar el cribado y alcanzar esta cifra”.

Representación de diferentes miembros del equipo de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del servicio de Endocrinología del Hospital La Candelaria

En este sentido, el doctor Enrique Palacio, jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, detalla que “identificar a tiempo estos pacientes en el momento de su hospitalización permite a los especialistas realizar una adecuada intervención nutricional y mejorar o estabilizar su estado de salud”.

Este cribado nutricional diseñado, validado e implementado por la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética de Candelaria se lleva a cabo en aquellos pacientes cuya expectativa de ingreso hospitalario es superior a tres días y ha permitido a los profesionales buscar soluciones para aquellos pacientes en situación de riesgo de desnutrición por enfermedad, así como elaborar protocolos clínicos específicos.

Una unidad acreditada por Aenor

Precisamente el proyecto CIPA ha sido uno de los puntos fuertes que, junto a las buenas prácticas, han permitido que la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, haya obtenido el reconocimiento de gestión de la calidad con la norma ISO 9001:2015 de Aenor.

Se trata de una de las 7 unidades de esta especialidad hospitalaria en el sistema sanitario público español en contar con esta acreditación, obtenida este mismo año.

Estas certificaciones acreditan que el sistema de gestión desarrollado e implantado por los distintos servicios y unidades implicados se realiza conforme a unos requisitos de calidad, eficiencia, seguridad y mejora continua, tanto en lo que se refiere a procedimientos de trabajo, como a recursos humanos y materiales, a la satisfacción de los pacientes y al cumplimiento de las exigencias legales y reglamentarias aplicables, entre otros indicadores.

Etiquetas