Logo del Gobierno de Canarias

Canarias decide elevar un recurso de casación al Supremo por el rechazo del TSJC al toque de queda

Canarias decide elevar un recurso de casación al Supremo por el rechazo del TSJC al toque de queda frente a la nueva ola de la COVID

En línea con un informe de los servicios jurídicos de la Comunidad, el Consejo de Gobierno cree que existen argumentos “contundentes” para recurrir el auto del TSJC en su totalidad con el fin de restringir la movilidad de 0:30 a 6:00 en islas en nivel 3 y 4

El Ejecutivo estudiará la opción de vincular la movilidad en el interior de espacios públicos, como restaurantes o bares, a la presentación del certificado de vacunación, descargado ya por medio millón de residentes, un test rápido o una PCR negativa

El Consejo de Gobierno de Canarias, reunido esta tarde en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran Canaria, ha decidido elevar un recurso de casación ante la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que rechazó (este miércoles 14 de julio) la petición del Ejecutivo regional de que se permitiera un toque de queda de las 00:30 a las 6:00 horas en islas en niveles 3 y 4 por la pandemia de la COVID-19.

Tras la reunión del Consejo, el portavoz del Gobierno, Julio Pérez explicó que el recurso se presentará en el plazo de 3 días que estipula la ley y que los servicios jurídicos de la Comunidad han elaborado un informe que concluye que existen argumentos “contundentes” para ese recurso respecto al auto del TSJC en su conjunto.

Pérez subrayó que, entre otras razones, los servicios jurídicos consideran que, frente a la tesis del TSJC, sí existe proporcionalidad entre la situación sanitaria de Canarias y esa limitación de la movilidad nocturna que propone el Ejecutivo. “A diferencia de lo que señala el Tribunal Superior, creemos que sí hay un peligro grave e inminente para la población de las Islas. El TSJC cree que eso no se ha acreditado atendiendo a la presión asistencial y hospitalaria, pero el Gobierno considera que eso se puede discutir y que el toque de queda puede ser defendido ante el Supremo”, indicó el portavoz.

El recurso también se fundamentará en que, si bien es cierto que medidas de legislación ordinaria sobre actividades clasificadas y de intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad ofrecen resultados para disolver concentraciones como la de los botellones, uno de los principales focos de los contagios ahora, el Ejecutivo cree que es mucho más efectivo evitar que esas situaciones se den si no se permite transitar entre las 0:30 y las 6:00 horas. Una franja horaria en la que, además, tampoco hay excesiva actividad social porque la restauración y los bares deben cerrar antes y porque, en islas en nivel 3 y 4, no se permite el acceso a sitios como las playas o parques públicos. “Es mucho más fácil evitarlo si no se puede salir de casa –indicó Pérez- que si se espera a que actúen las fuerzas de seguridad, levanten acta y se tramiten los procedimientos”.

El recurso también cuestionará la tesis del TSJC de que habría que tener confianza en que la mayor parte de la población cumple las normas y, por eso, no se debe restringir la movilidad. “Eso puede compartirse, pero los epidemiólogos nos dicen que comportamientos que pueden ser excepcionales, como los botellones, sí tienen incidencia sobre el conjunto de la población”, explicó Pérez.

Tanto el portavoz como el consejero de Sanidad advirtieron del aumento en las incidencias acumuladas de la COVID en la última semana en islas como Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura o La Palma. Por esta mala evolución, el Gobierno considera que está justificado el toque de queda en islas en niveles 3 y 4 o, en su defecto, en los municipios con mayor afección. Como el TSJC no respaldó ninguna de esas dos opciones, el Ejecutivo recurrirá su auto en su integridad.

Vincular la entrada en espacios públicos al certificado COVID, los PCR o los test rápidos

El Consejo de Gobierno también decidió hoy estudiar, la próxima semana y junto a la mesa sectorial de restauración, la posibilidad de que se vincule el acceso al interior de establecimientos en los que haya relación social, como los restaurantes y bares, a que se porte el certificado de vacunación de la COVID, una PCR negativa o un test rápido que demuestre estar libre del virus. Pérez recalcó que esto ya se ha hecho durante gran parte de la pandemia, con gran éxito, en los establecimientos alojativos de las Islas y considera que puede servir para frenar el aumento de contagios. El consejero de Sanidad, además, indicó que esto se reforzará con la decisión del Consejo de Ministros del próximo martes de que se puedan adquirir test rápidos en las farmacias a un precio de entre 10 y 12 euros.

Esa posible vinculación se adoptaría en el próximo Consejo de Gobierno y, previamente, se abordaría con los integrantes de la mesa sectorial de la restauración y el comercio. Según señaló Pérez, otros territorios ya han adoptado esta medida y el certificado de vacunación ha sido descargado por medio millón de residentes en las Islas con pauta completa, lo que demuestra la facilidad de su obtención en el sitio web de la consejería de Sanidad. Además, recordó que se han extendido prácticas de seguridad como la toma de temperatura en ciertos lugares, por lo que considera que puede ser muy bien aceptada por la población y los sectores afectados.

Pérez anunció también que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, volverá a dirigirse mañana (viernes 16 de julio) al delegado del Gobierno en las Islas, Anselmo Pestana, y a los alcaldes de los 88 municipios isleños para intensificar aún más los controles policiales, sobre todo teniendo en cuenta que llega un fin de semana que, además, incluye un viernes festivo en ciudades como Santa Cruz de Tenerife.

Etiquetas

Canarias prevé recurrir ante el Supremo el rechazo del TSJC al toque de queda por la pandemia de la COVID

Torres pide un esfuerzo a todas las Administraciones para incrementar la vigilancia y frenar los contagios

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, deja claro que el Ejecutivo acata el auto, pero que no lo comparte; tras analizarlo en el Consejo de Gobierno de mañana, se prevé presentar un recurso de casación dentro de los tres días hábiles de plazo

Torres recuerda que la restricción de la movilidad nocturna ha sido una de las herramientas más efectivas para doblegar la curva de contagios y lamenta que este miércoles se haya producido la mayor cifra de positivos de la pandemia en las Islas

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció hoy, tras conocerse el auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que rechaza el toque de queda desde las 00.30 a las 6.00 horas solicitado por el Gobierno regional para islas en nivel 3 y 4, que su Ejecutivo analizará jurídicamente esa decisión en el Consejo de Gobierno de mañana (jueves 15 de julio) y que la previsión y lo que él mismo pedirá es que se presente un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, para lo que hay un plazo de tres días hábiles. 

En declaraciones ante los medios mientras aún se desarrollaba el pleno del Parlamento de Canarias, Torres insistió en que el Gobierno respeta todas las decisiones judiciales, aunque, en este caso, “no la compartimos”.

El presidente recuerda que la medida planteada por su Ejecutivo fue avalada ayer (martes 13 de julio) por la Fiscalía del TSJC, “que representa los intereses de los ciudadanos, con un informe muy contundente a favor” de esa restricción de la movilidad nocturna. Según recalcó, este toque de queda “es una herramienta eficaz” para la lucha contra la quinta ola de la pandemia, que está dejándose notar con fuerza en islas como Tenerife y afectando cada vez más al resto. En este sentido, recordó que se trata de una medida adoptada en otras olas y que ha dado los resultados buscados para revertir la situación en los contagios.

El titular del Gobierno canario considera imprescindible que la Administración regional siga disponiendo de herramientas eficaces para contener el número de contagios y aludió al resto de iniciativas adoptadas en las últimas semanas para lograr ese mismo fin, como el cierre nocturno de playas y otros recintos públicos donde se pudieran celebrar botellones y aglomeraciones, o bien la reducción de los aforos.

Torres adelantó el número de contagios en las últimas 24 horas (notificado al Gobierno de Canarias por Salud Pública durante esta mañana del miércoles 14 de julio) y advirtió de que, con un total de 634, se trata de la cifra más elevada de toda la pandemia en las Islas para una jornada. “El día con más contagios, el TSJC se manifiesta en contra de una medida que hemos tomado en otras ocasiones en islas con nivel de alerta 3 y que han dado buenos resultados”, lamentó el presidente.

A su juicio, la postura del Gobierno regional “es compartida por la mayoría de la ciudadanía canaria, los organismos y los grupos parlamentarios. Lo que pretendemos es que no haya movilidad en esas horas y evitar las aglomeraciones de muchísima población que está disfrutando de vacaciones, especialmente los jóvenes, al ser los que están siendo más afectados por esta ola y al tratarse del último sector previsto para vacunarse”.

El presidente recordó también que el Tribunal Superior de la Comunidad valenciana sí ha avalado este toque de queda para diversos municipios a propuesta de la Generalitat valenciana. “La petición que hemos hecho a la Fiscalía y al TSJC se refería a islas en niveles 3 o 4 o, en su defecto, a los municipios con la mayor afección, pero el Tribunal Superior no ha avalado ninguna de esas dos opciones. Nos consta que, aparte de Valencia, Cantabria también va a pedir este aval a su Tribunal Superior y que Cataluña lo sopesa, por lo que, en el Consejo de Gobierno de mañana, manifestaré mi voluntad de recurrir al Constitucional”, explicó.

Máxima responsabilidad ciudadana

El jefe del Ejecutivo también señaló que el cierre de los interiores de bares y restaurantes, que tampoco fue avalado por el TSJC, sí se ha aplicado y ha demostrado, también en otras regiones y países, “su efectividad. Estas medidas han funcionado en islas que han subido a los niveles 3 y 4, pero, en esta quinta olea y tras perder ese tipo de herramientas, estamos observando cada día un aumento de contagios. Es verdad que es superior en otras comunidades, pero no conseguimos parar esta curva y, por tanto, aún menos doblegarla. El TSJC nos deja con un instrumento menos para bajar los contagios y, a falta de ese recurso, nos queda apelar a la responsabilidad ciudadana individual y colectiva, tal y como hemos hecho en esta etapa de la pandemia”.

 

Etiquetas

Canarias recurrirá ante el Supremo la prohibición de cierre perimetral en islas con niveles 3 y 4

Canarias recurrirá ante el Supremo la prohibición de cierre perimetral en islas con niveles 3 y 4

El Gobierno decide ampliar el horario de la restauración de las 23.00 a las 00.00 horas en islas con nivel 2, que ahora son Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro

El portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, insta a la responsabilidad cívica para continuar con el descenso de contagios y advierte de que se intensificarán los controles policiales

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, explicó esta tarde, tras la reunión del Consejo de Gobierno celebrada en la sede de Presidencia de Santa Cruz de Tenerife, que el Ejecutivo limitará su recurso de casación ante el Tribunal Supremo sobre las medidas de control de la COVID anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) a la referida a la prohibición del cierre perimetral para la entrada y salida de islas en niveles 3 y 4, según el sistema de semáforos instaurado en el Archipiélago.

El Gobierno confirma así que no recurrirá el toque de queda porque, atendiendo a los informes de los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma y de la Dirección General de Salud, se considera el cierre perimetral la medida que tiene más opciones de ser aceptada por el Supremo, debido a que, a diferencia del toque de queda, no tiene alternativas adecuadas que lo sustituyan o compensen lo suficiente.

Pérez recordó que, de los seis magistrados del TSJC que se pronunciaron el pasado domingo sobre el acuerdo de Gobierno aprobado el jueves 6 de mayo ante el levantamiento del estado de alarma y para continuar con el máximo control de la pandemia, dos emitieron un voto particular a favor de ese cierre perimetral. Además, el Ministerio Fiscal también lo respalda, postura que no adoptó respecto al toque de queda y que, según el Ejecutivo, refuerza las opciones de que prospere su recurso de casación.

El informe de Salud Pública recalca que el toque de queda puede ser paliado en gran parte por medidas como el control de horarios y actividades, o por el número máximo de personas que pueden concurrir en reuniones públicas o familiares. En cambio, esto no ocurre con el cierre perimetral, si bien las islas mantienen otras iniciativas para limitar los contagios, como la obligación de que los viajeros llegados de fuera del Archipiélago presenten una prueba PCR para alojarse en un establecimiento hotelero.

El portavoz gubernamental subrayó que el deseo del Gobierno es que esos cierres perimetrales no vuelvan a ser necesarios porque las islas, que ahora están todas en niveles 1 o 2, no pasen al 3 o 4. Lo mismo ocurre con el resto de limitaciones, aunque hasta que no se alcance la inmunidad de grupo (70% de la población canaria) seguirán siendo necesarias.

El Ejecutivo considera que ha llegado el momento de poner mayor acento en la responsabilidad ciudadana para seguir cumpliendo con las normas y descendiendo los contagios, que es la línea actual en las Islas. “A partir de ahora -indicó Pérez-, el control de la pandemia va a descansar mucho más en el comportamiento individual que en la imposición por parte de las administraciones”.

No obstante, advirtió de que, durante la Junta de Seguridad que tendrá lugar en la tarde de mañana (jueves 13 de mayo), en la que estará presente el presidente regional, el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, y representantes de la Fecai, la Fecam y las fuerzas del orden público, se tomarán medias para intensificar los controles y el cumplimiento de las normas “hasta la victoria sobre el virus”. Pérez hizo un llamamiento especial a los jóvenes por ser el sector poblacional que ha demostrado una mayor propensión al incumplimiento de las normas en otras regiones desde el levantamiento del estado de alarma el pasado día 9.

El Gobierno también ha decidido ampliar el horario de la restauración en las islas en nivel 2 (que ahora son Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro), al entender que, en recintos cerrados o controlados por empresas, es más fácil controlar la propagación del virus, ahora que no habrá toque de queda. Para perfilar esto, el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, se reunirá con los representantes de ese subsector, mientras que el cambio se prevé publicar en el Boletín Oficial de Canarias este viernes.

Datos “esperanzadores” de incidencia acumulada y vacunación

Julio Pérez resaltó que “la pandemia retrocede y que la vacunación avanza”. Según los datos, la incidencia acumulada a 7 días ronda los 40 casos por 100.000 habitantes y entre 83 y 86 en las últimas jornadas a 14. Además, subrayó que ya hay 250.000 residentes en las islas con la pauta completa de vacunación y que más de 500.000 tienen, al menos, una dosis, “lo que ya produce un porcentaje alto de inmunización”.

Asimismo, recordó que los mayores de 60 años que aún no se hayan vacunado en Gran Canaria y Tenerife y no hayan sido avisados o detectados por el sistema podrán hacerlo este fin de semana en los centros de vacunación masiva sin cita previa.

Etiquetas

El Gobierno levanta el toque de queda, mantiene el resto de medidas y trabaja en el recurso ante el Supremo

El Gobierno levanta el toque de queda, mantiene el resto de medidas contra la COVID y trabaja en el recurso de casación ante el Supremo

La restauración y los lugares de ocio, entre otras actividades, continuarán con sus restricciones de horario y aforo para el mejor control de la pandemia, en virtud de las restricciones aplicadas según los informe de Salud Pública

El Ejecutivo autonómico, que tiene tres días de plazo para presentar el recurso de casación ante el Supremo, hace un llamamiento a la responsabilidad personal y cívica para evitar repuntes y seguir cumpliendo con las normas en vigor

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, presidió en la tarde de este lunes un Consejo de Gobierno extraordinario, convocado de forma urgente tras notificarse la aclaración del auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). Según anunció el portavoz gubernamental, Julio Pérez, tras ese Consejo, el Gobierno asume la decisión del TSJC de este domingo y deja sin efecto desde esta misma noche el toque de queda, la prohibición de entrar o salir de islas en nivel 3 o 4 de alerta (según el sistema de semáforos establecido en el Archipiélago, pero que en la actualidad no tiene aplicación efectiva al estar todas las islas en niveles 1 y 2) y las limitaciones de eventos de culto en el exterior.

Pérez insistió en que el resto de restricciones, sobre el número máximo de personas en reuniones públicas y privadas, distancia social, ocio nocturno y otras medidas, continúan vigentes. Esta decisión del Consejo de Gobierno se produce tras la petición que en el día de hoy realizaron tanto el Ejecutivo canario como el Ministerio Fiscal en la línea de aclarar el alcance del auto de ayer, domingo.

El portavoz también confirmó que el Gobierno trabaja ya en la elaboración de un recurso de casación bajo los argumentos del interés general y la salud pública esgrimidos en el informe en que se fundamentó el acuerdo de Gobierno del pasado jueves, texto elaborado por los técnicos de Salud Pública y respaldado además por los miembros del comité asesor sanitario del Ejecutivo regional.

El Gobierno levanta el toque de queda, mantiene el resto de medidas contra la COVID y trabaja en el recurso de casación ante el Supremo
El Gobierno levanta el toque de queda, mantiene el resto de medidas contra la COVID y trabaja en el recurso de casación ante el Supremo

Pérez hizo un llamamiento a la responsabilidad y conciencia ciudadana para que, aunque en estos días no haya toque de queda, se sigan cumpliendo todas las normas y se tenga claro que, desde el cierre de la restauración y de lugares de ocio público (como los parques), por la noche y la madrugada “no habrá nada que hacer en la calle: no queremos ver en las Islas las imágenes que se han dado en otras regiones”, recalcó. Aunque no existirá esa limitación para deambular o circular por las vías y espacios públicos, el Ejecutivo insiste en que Salud Pública considera que el mejor medio para seguir bajando los contagios y la incidencia de la pandemia son las medidas adoptadas el pasado jueves. Por eso, este será el argumento central en el que se fundamentará su recurso ante el Supremo.

En la actualidad, ninguna isla se encuentra en el nivel 3 o 4, por lo que no se había establecido ningún cierre perimetral en Canarias. El Gobierno regional subraya que siguen totalmente plenas las medidas sobre aforos, uso de mascarillas, distancia social, limitación de horarios de algunas actividades, las pruebas PCR para alojarse en hoteles de las Islas, el uso limitado de gimnasios, sobre el ejercicio físico en público o las actividades deportivas.

Etiquetas