Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno actualiza el inventario etnográfico y arqueológico de El Hierro

Cultura_210701

El documento recoge el conjunto de bienes del patrimonio cultural herreño susceptibles de ser incluidos en el futuro catálogo insular

El Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y en coordinación con el Cabildo Insular de El Hierro, impulsa la actualización del inventario etnográfico y arqueológico de la isla para tener documentados y estudiados aquellos bienes del patrimonio cultural susceptibles de ser incluidos en el futuro Catálogo Insular de El Hierro. Se trata de un trabajo que además de dar cumplimiento a la legislación vigente, profundiza en el conocimiento sobre el legado patrimonial herreño y plantea nuevas medidas para su protección, conservación y gestión.

El proyecto, financiado por el Ejecutivo regional, se ha contratado a la empresa especializada Arqueocanaria mediante un procedimiento abierto de adjudicación y tramitación ordinaria por un importe de 65.775,40 euros. La duración del contrato está prevista por un plazo de 9 meses, por lo que a finales de 2021 contaremos con las primeras memorias.

Cabe recordar, que este trabajo supone la creación de un documento único, completo y sobre todo, actualizado en el que se recoge toda la riqueza patrimonial que posee El Hierro con el objetivo de que el Cabildo integre esta información en el catálogo insular definitivo, tal y como establece la actual Ley de Patrimonio Cultural de Canarias (2019).

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, la inspectora regional de Patrimonio, Aránzazu Gutiérrez, la consejera de Patrimonio del Cabildo Insular, Tatiana Brito, y la arqueóloga y codirectora del proyecto, Consuelo Marrero, presentaron en el día de hoy, 30 de julio, en El Hierro los avances de este proyecto.

Nona Perera detalló que “la Dirección General de Patrimonio Cultural financia este inventario etnográfico y arqueológico en toda la isla, al ser una herramienta fundamental para que los cabildos y ayuntamientos tengan actualizada una base de datos en estas materias, que derive en la redacción de su Catálogo Insular, tal y como recoge la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias”.

Tatiana Brito, consejera de Patrimonio del Cabildo Insular, manifestó que su área “está de enhorabuena por el impulso de este trabajo de campo que nos servirá para conformar el Catálogo Insular y con la nueva información regularizar esos valores etnográficos y arqueológicos que posee El Hierro”

Por su parte, la arqueóloga y codirectora del proyecto, Consuelo Marrero, hizo hincapié en que un “inventario actualizado es fundamental para el conocimiento y conservación del patrimonio. Estamos peinando la isla para localizar, describir y evaluar el estado de conservación de estos bienes y con esos datos implementar medidas de gestión para su protección. El inventario es realmente el instrumento vital para conocer el patrimonio de un territorio”.

El Hierro cuenta con un patrimonio arqueológico singular y diverso, compuesto principalmente por yacimientos arqueológicos relacionados con la población prehispánica denominada bimbache o bimbape. En cuanto al patrimonio etnográfico, los espacios domésticos relacionados con las tradiciones, creencias, valores, costumbres, entre otros, son el conjunto de bienes más característi

El equipo multidisciplinar está compuesto por 10 profesionales formados en arqueología, historia, geografía, restauración, arquitectura, topografía, informática y también por personal experto en la gestión del Patrimonio Histórico y el dibujo técnico.

En cuanto a la metodología, las primeras fases del proyecto se centraron en la búsqueda, recopilación y tratamiento de toda la documentación preexistente en las administraciones como inventarios insulares, municipales, bibliografía de referencia, documentación administrativa, etc. Por consiguiente, la compilación de bibliografía, datos cartográficos y recogida de información oral ha sido clave para completar este inventario.

Actualmente, se está realizando el trabajo de campo a través de prospecciones superficiales para localizar los vestigios arqueológicos y etnográficos en el terreno. Además, las labores de gabinete continúan con la digitalización de la documentación obtenida, de manera que se pueda observar su fotografía y descripción, así como se determina su localización, estado, época, uso, grado de protección, entre otros datos de interés.

 

Etiquetas

Presentación del Inventario del Patrimonio Industrial de Fuerteventura

210309_Cultura

Mañana miércoles 10 de marzo, a las 18:00 horas, en la Casa de los Coroneles

El balance del  inventario ha superado las expectativas iniciales por la cantidad de vestigios recogidos

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera y la doctora en Historia del Arte, Amara Florido presentan en la Casa de los Coroneles mañana, miércoles 10, a las 18:00 horas, el Inventario del Patrimonio Industrial de Fuerteventura, una publicación que reúne estos bienes identificando, describiendo y valorando los testimonios registrados para su protección, difusión y puesta en valor.

El documento permite conocer cuantitativa y cualitativamente el mapa patrimonial del legado de la industrialización majorera, actualizando los registros realizados hasta ahora. Por lo tanto, se convierte en un curso de acción que se apoya en fuentes bibliográficas, material de archivo y trabajo de campo sobre las construcciones y equipamientos mecánicos, generados por la actividad industrial a lo largo del tiempo en la isla.

Los trabajos de catalogación del Patrimonio Histórico Industrial en Canarias se han acometido de manera ininterrumpida desde el año 2009, financiados por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. “El Inventario surge de la necesidad de salvaguardar la memoria histórica de la industrialización de la isla, en consonancia con otros proyectos y realidades que se han venido acometiendo con éxito en el resto del territorio. Por otra parte, al tratarse de un patrimonio en rápida transformación y deterioro y por lo tanto en grave peligro de desaparición, se hace necesaria una rápida y efectiva catalogación de lo que hasta la fecha se conserva”, precisa la directora general del área Nona Perera.

Patrimonio industrial de Fuerteventura

Los sectores de actividad industrial más importantes en esta isla, a tenor de los vestigios materiales inventariados, se sustentan en 3 pilares: la industria agroalimentaria, derivada de la molturación del trigo; los molinos de viento, molinas, molinos de gofio de fuego (accionados por un motor eléctrico o de combustión) llamados “máquinas” (Tetir o Tiscamanita, entre otras) y tahonas. La industria de otros productos minerales no metálicos, como los hornos de cal. Por último, las instalaciones asociadas a la captación, depuración y distribución de agua, integradas por pozos, norias, aeromotores (metálicos y molinos de palo o del país). Todo esto en lo que se refiere a bienes inmuebles. En cuanto a los muebles, merece resaltar la preeminencia de elementos relacionados con las explotaciones agrícolas: trituradoras de hierbas, empacadoras de paja, desgranadoras de millo, centrifugadora de miel, etc. Lo que no significa que de igual modo hayan llegado hasta nuestros días máquinas y herramientas de otros oficios tradicionales como carpinteros, herreros, zapateros, etc.

El balance final de la realización del Inventario del Patrimonio Histórico Industrial Fuerteventura (1900-1960) ha superado las expectativas iniciales, especialmente en cuanto a la cantidad de vestigios recogidos. La investigación ha supuesto un trabajo riguroso y complicado que, más allá de ser una herramienta de gestión para la Administración, es un documento de referencia para profundizar en el conocimiento de nuestra historia más reciente y desde el cual se plantean múltiples iniciativas de difusión y puesta en valor de este relevante patrimonio.

Las cifras totales que recogen las páginas de la publicación catalogan 286 bienes inventariados, de los cuales, 214 corresponden a bienes inmuebles y 72 restantes a bienes muebles. Por municipios, destacan en los primeros puestos, por razones obvias, la capital de la isla, Puerto del Rosario (67 elementos), seguida por Tuineje (62) y Antigua con 52 bienes inventariados. En los últimos escalones, La Oliva (46), Pájara (34) y la localidad de Betancuria (25).

Con todo ello, se ha podido demostrar y reafirmar la dimensión que los bienes industriales ofrecen como parte indisoluble de nuestro patrimonio histórico cultural, en relación directa con la importancia creciente que ha adquirido en el contexto internacional la protección y rehabilitación de antiguos elementos industriales.

La experta, Amara Florido, alerta sobre la fragilidad del patrimonio industrial: “es vulnerable, infravalorado, incomprendido y, por tanto, amenazado. Esta situación ha dado lugar a la destrucción y el abandono de estructuras, máquinas e instalaciones de indudable significación histórica y cultural. El gran reto de los investigadores, asociaciones y organismos que han surgido en las dos últimas décadas en defensa del reconocimiento del patrimonio industrial, como parte indisoluble del patrimonio histórico y cultural es despertar la sensibilidad hacia el legado derivado de la industria”.

Etiquetas

El Gobierno de Canarias sitúa en el mapa los litófonos de Tenerife

201217_Cultura

La Dirección General de Patrimonio Cultural realiza el primer catálogo de litófonos y bucios de la isla, con la intención de ampliar este estudio a todo el archipiélago.

Hasta ahora nunca se había hecho una investigación en profundidad de este tipo de yacimientos arqueológicos en Canarias.

El uso de las piedras para producir sonidos en Canarias se ha realizado desde la época aborigen. Se cree que estas rocas fueron utilizadas por los antiguos canarios para producir sonidos de diferentes tonalidades con fines musicales o comunicativos. Tenerife, como el resto de las Islas Canarias, posee entre sus yacimientos arqueológicos este tipo de rocas naturales conocidas como fonolitas y basaltos pero nunca se han investigado en profundidad ni inventariado de forma específica.

Ante esta situación, la Dirección General de Patrimonio Cultural realiza el primer catálogo de litófonos de Tenerife. Este inventario pretende poner en valor y dar a conocer estos yacimientos arqueológicos que han quedado olvidados, sin apenas mención, más allá de aparecer en algunas cartas arqueológicas. En este sentido, la empresa especializada Divulgación Inmersiva, ha georeferenciado 16 litófonos y bucios en toda la isla, a través de una investigación bibliográfica y toponímica que ha permitido encontrar nuevos yacimientos de estas características y tenerlos ubicados y fichados en los catálogos arqueológicos.

Los litófonos se pueden encontrar a lo largo de la geografía de las islas conformando paneles rocosos o como piedras sueltas. Hasta el momento se han situado en el mapa 16 litófonos de diferentes tipologías solo en Tenerife. Por un lado, los litófonos como tal son aquellos que producen sonido por percusión, o sea, a través del golpeo, y los denominados aerófonos o bucios, crean el sonido soplando por un orificio.

En cuanto a su dispersión, los litófonos de Tenerife se encuentran sobre todo en la franja sur de la Isla, desde la punta de Anaga hasta la Punta de Teno, pasando por el Parque Nacional de El Teide y lo más llamativo de esta georefenciación es que “son zonas donde la potencialidad económica se basa en el pastoreo, por lo que también podrían estar relacionados con esa actividad económica”, contempla el director del proyecto y arqueólogo Iván González. Hecho que fundamenta que estas rocas naturales de una sonoridad muy característica hayan sido utilizadas como elementos de comunicación, y como elementos rituales por los aborígenes canarios.

Litófonos Tenerife
Litófonos Tenerife

Con el fin de conservar y tener en cuenta esta realidad arqueológica, la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, considera que al “inventariar todos los puntos de litófonos y bucios conocidos para hacer un análisis espacial” gracias a la etnoarqueología, “nos va a dar claves para la utilidad o el papel protagonizado por la población aborigen de estos yacimientos”. Además, la Dirección General de Patrimonio Cultural quiere que este proyecto se amplíe “a todas las islas porque la población aborigen de todas ellas, utiliza estos recursos naturales para comunicarse, para llamar al ganado o para otras muchas funciones que iremos desvelando a través de las fuentes que estamos usando”. A pesar de que en “algunas cartas arqueológicas están recogidas estas unidades, no se ha abordado su estudio específico, todas en conjunto, de todas las Islas Canarias”, recalca Perera, la cual visitó varios litófonos y bucios de Tenerife junto con el equipo de trabajo.

Ahora bien, “la búsqueda de litófonos no es fácil”, asegura el CEO de Divulgación Inmersiva, porque aunque se trate de elementos situados en paneles rocosos, hay muchas piedras con referencias patrimoniales en Canarias pero no todas suenan, por eso la toponimia, las fuentes orales y la bibliografía son tan importantes. Nombres de lugares como “campana”, “campanilla”, “bucio”, etc., dan información muy valiosa sobre la existencia de litófonos, por eso la topografía es sin duda el criterio principal para hallar cada de uno de estos yacimientos. Cabe destacar que estos son los nombres que adquieren tras al conquista, por lo tanto se infiere que ha habido un uso histórico de ellos, motivo por el cual las fuentes orales son clave para localizarlos, ya que los informantes conocen las zonas en las que pudo existir o existe algún tipo de litófono. Otro requisito para localizarlos es la existencias de yacimientos arqueológicos cerca, por ejemplo, grabados rupestres, y como no, que tengan marcas de uso, “existen litófonos con unas marcas de desgaste brutales que además tienen una sonoridad tremenda”, destaca el arqueólogo.

La investigación, que se encuentra ya en su última fase con la elaboración de la memoria tras haber realizado la fase de investigación y trabajo de campo, busca incorporar los litófonos a nuestro legado patrimonial como un elemento más de nuestra pasado aborigen. Al rescatar esta parte de nuestra historia, que no se había atendido como corresponde, “va a servir para que la población la conozca” porque a partir de ahora, “los litófonos ya van a estar incorporados” en la divulgación arqueológica, siendo “algo muy bueno para la educación de las nuevas generaciones que van a saber lo que es un litófono y también interpretarlo dentro de un contexto aborigen”, concluye González.

Sin duda, este estudio impulsa el conocimiento sobre los litófonos en Canarias y abre una necesaria línea de investigación para analizar su utilización por parte de la población guanche, en este caso.

Etiquetas

El Gobierno concluye el Inventario del Patrimonio Industrial de Tenerife

201203_Cultura

El catálogo documenta 1.018 elementos, edificios y bienes muebles de tipologías muy diversas, en general poco conocidas hasta ahora.

La investigación, a cargo de la experta Amara Florido, se recoge en una publicación editada por la Dirección General de Patrimonio Cultural.

El Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Patrimonio Cultural, concluye el inventario del Patrimonio Industrial de la isla de Tenerife, catálogo que se recoge en una publicación. Este trabajo, a cargo de la doctora y experta en Historia del Arte por la ULPGC, Amara Florido, se llevó a cabo en siete fases, desde 2012 a 2019, y ha servido para documentar 1.018 elementos, edificios y bienes muebles de tipologías muy diversas, en general poco conocidas hasta ahora.

La estructura del inventario se fundamenta en una base de datos integrada por un conjunto de fichas, personalizadas para cada uno de los elementos dignos de consideración. El objetivo final es identificar con rigurosidad y exactitud cada uno de los bienes, utilizando un lenguaje sencillo, directo y clarificador que aporta una información precisa y lo más completa posible, facilitando con ello la consulta.

Los trabajos de catalogación del Patrimonio Histórico Industrial en Canarias se han acometido de manera ininterrumpida desde el año 2009, financiados por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. La primera isla objeto de estudio fue Gran Canaria, donde se llegaron a registrar un total de 1.014 elementos de interés, de los cuales 616 se incluyen en la categoría de bienes inmuebles y 398 restantes en la de bienes muebles. En el 2011 se ejecutó el estudio de Fuerteventura, contabilizando 286 registros, de los cuales 214 pertenecen a la sección de inmuebles. Actualmente, se está finalizando el inventario de la isla de La Gomera.

“El Inventario surge de la necesidad de salvaguardar la memoria histórica de la industrialización de la isla, en consonancia con otros proyectos y realidades que se han venido acometiendo con éxito en el resto del territorio español. Por otra parte, al tratarse de un patrimonio en rápida transformación y deterioro y por lo tanto en grave peligro de desaparición, se hace necesaria una rápida y efectiva catalogación de lo que hasta la fecha se conserva. Este Inventario constituye una base de datos objetiva de los bienes del Patrimonio Industrial de Tenerife, identificando, describiendo y valorando los testimonios registrados para su protección, difusión y puesta en valor”, precisa la directora general del área Nona Perera.

El patrimonio industrial es un concepto relativamente nuevo en el marco del patrimonio cultural. Los bienes que lo conforman poseen un extraordinario valor social, como señas de identidad de una comunidad y de sus trabajadores. A ello se le une el valor tecnológico y científico en la historia de la producción, la ingeniería y la construcción. Sin olvidar el valor estético, al tratarse de unas construcciones que ofrecen una calidad y diseño peculiares.

En cuanto a la delimitación cronológica, en el caso de Canarias, dada sus especiales particularidades, los límites temporales se situarían desde fines del XIX hasta los años sesenta de la pasada centuria. Estamos hablando, por tanto, de un patrimonio relativamente reciente, del que incluso nuestros mayores guardan aún viva en la memoria etapas en que estas industrias estaban en plena actividad.

La experta, Amara Florido, alerta sobre la fragilidad del patrimonio industrial: “es vulnerable, infravalorado, incomprendido y, por tanto, amenazado. Esta situación ha dado lugar a la destrucción y el abandono de estructuras, máquinas e instalaciones de indudable significación histórica y cultural. El gran reto de los investigadores, asociaciones y organismos que han surgido en las dos últimas décadas en defensa del reconocimiento del patrimonio industrial, como parte indisoluble del patrimonio histórico y cultural es despertar la sensibilidad hacia el legado derivado de la industria”.

Patrimonio Industrial de Tenerife

La preocupación por el Patrimonio Industrial en Canarias es relativamente reciente. La toma de conciencia sobre el valor de la huella derivada de los procesos industriales en las Islas, como recurso susceptible de conservación y reutilización, ha llegado demasiado tarde en algunos casos, provocando la desaparición de instalaciones fabriles de extraordinaria importancia. En Tenerife: la Fábrica de Gas (1906) y la Compañía Central Eléctrica e Industrial de Tenerife (1897), en Santa Cruz de Tenerife; la Estación de bombeo La Gordejuela (1903), en Los Realejos; La Fábrica de destilación (1900), en Los Cristianos (Arona) o la Estación del Tranvía Eléctrico (1901), en La Cuesta (San Cristóbal de La Laguna). “Durante muchos años, las viejas fábricas fueron consideradas un estorbo, un obstáculo en el progreso y un objetivo a eliminar, arrasando con la memoria del lugar, la memoria del trabajo, en favor del concepto de progreso. Esta circunstancia se vio favorecida por la ausencia de instrumentos de protección, la desidia y la impasividad de la sociedad y la actitud implacable del mercado inmobiliario. Afortunadamente, la sensibilización hacia este desconocido patrimonio es cada vez mayor, y la toma de conciencia por parte de las Administraciones locales y autonómica cristaliza paulatinamente en la conservación y rentabilización del Patrimonio Histórico Industrial por su alto valor testimonial”, apunta Amara Florido.

Almacén de la FAST Garachico
Almacén de la FAST Garachico

En el caso de Tenerife, los intereses se han centrado en la rehabilitación de lagares de vino, chimeneas y elementos del patrimonio mueble: trilladoras, grúas, etc. Destacar por su peculiaridad, el Espacio Cultural El Tanque, en la capital tinerfeña, abierto al público en 1997, tras la rehabilitación de uno de los antiguos depósitos de carburante de la Refinería de Santa Cruz. Entre los proyectos en trámite, o a la espera de finalización, se encuentran el antiguo Secadero de Tabaco (Granadilla de Abona) como centro cultural; los almacenes de empaquetado de Sixto Machado (Candelaria), como espacios polivalentes, al igual que el almacén de empaquetado de la FAST (Garachico).

Hecho relevante ha sido, sin duda, la inclusión del “patrimonio industrial” como figura nueva de protección del patrimonio cultural de Canarias, en la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias (2019). En este último caso, resultan merecedores de protección los vestigios industriales existentes en Canarias de los siglos XIX y XX. Esto último supone un indudable paso adelante en las políticas de valoración del patrimonio industrial como parte integrante del patrimonio histórico de Canarias.

Etiquetas

El Gobierno de Canarias incorporará los perfiles de aguas de baño al inventario de zonas costeras de las islas

El objetivo es ofrecer a la ciudadanía información acerca de la calidad del agua o posibles contaminantes de estos entornos marítimos, entre otros datos

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias incorporará los perfiles de aguas de baño al fichero oficial de zonas costeras del Archipiélago, con el objetivo de ofrecer al público información de interés sobre la calidad del agua de estos entornos marítimos. La Consejería de Sanidad del Ejecutivo canario, a través de la Dirección General de Salud Pública, está colaborando en la recopilación de la información sanitaria para los perfiles y la empresa Tragsatec está apoyando las labores de redacción.

El consejero autonómico responsable del Área, José Antonio Valbuena, detalló que “con la incorporación de estos perfiles, la ciudadanía podrá consultar la clasificación del agua de las playas, la calidad microbiológica de estos entornos o los posibles contaminantes”. “Estos trabajos contribuirán a proteger la salud de los bañistas y a facilitar la actuación de las administraciones competentes en cada caso”, añadió Valbuena.

De esta manera, la Dirección General de Aguas del Gobierno canario complementará la información ya disponible en el portal del Ministerio de Sanidad https://nayadeciudadano.msssi.es/, en donde se puede consultar la localización de estas zonas de baño y sus características geográficas e hidrológicas, así como la información sanitaria sobre playas facilitada por el Servicio Canario de la Salud, donde se pueden consultar los resultados de la última inspección y análisis de agua realizados en cada playa (https://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/).

El fichero oficial de aguas de baño o zonas marítimas de Canarias incluye en la actualidad otros datos de interés para la ciudadanía como la masa de agua, la precipitación total anual, el régimen de corrientes, la exposición al oleaje, la demarcación hidrográfica, la longitud de la playa, las condiciones de baño, la señalización de posibles peligros en la zona, el equipo de salvamento disponible, las zonas de fondeo y submarinismo habilitadas, los alquileres náuticos o los puntos de control ambiental y puntos de muestreo.

Etiquetas

La Gomera contará con el inventario de su patrimonio industrial

200617_Cultura

Una herramienta que permite conocer la magnitud, el valor y el estado de conservación del legado derivado de la industria en la isla.

Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife ya tienen este instrumento de catalogación que impulsa y financia el Gobierno de Canarias

La Dirección General de Patrimonio Cultural da continuidad al inventariado del legado industrial de Canarias con el registro de estos bienes de la isla de La Gomera, un trabajo a cargo de la doctora Amara Florido Castro que permite conocer la magnitud, el valor y el estado del patrimonio cultural derivado de la industria, además de un instrumento para tomar decisiones y poner en marcha acciones o medidas relacionadas con la conservación y protección de los vestigios del pasado industrial.

El patrimonio industrial retrata una parte desconocida de nuestra historia más reciente: la del trabajo, de los sistemas y medios de producción con los que contaba la antigua industria que, no sin esfuerzo y dificultades, consiguió impulsar talleres, fábricas e instalaciones que dibujan el paisaje y el germen de nuestra herencia industrial. Se trata de un patrimonio extremadamente frágil, desatendido, infravalorado, a menudo amenazado, y a veces perdido por falta de conocimiento. Las infraestructuras, edificios e instalaciones, que muchas veces son considerados una rémora del pasado y un obstáculo en el desarrollo urbanístico, constituyen una muestra evidente del valor cultural y social de los procesos productivos que protagonizaron un capítulo en nuestra historia económica, social y cultural.

Ante este panorama, se planteó a la doctora Amara Florido la necesidad urgente de acometer un inventario del patrimonio industrial de Canarias, en esta ocasión relativo a la isla de La Gomera, creando una base de datos objetiva donde quedan registrados los bienes históricos de carácter industrial que aún conservamos. La actuación en La Gomera, al igual que ya se ha hecho en Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife, persigue idéntico objetivo: registrar los bienes de carácter industrial y que este material esté al alcance de la ciudadanía, desde una perspectiva global, prevaleciendo el carácter didáctico y divulgativo. Estos inventarios, una vez finalizados, pasan a formar parte de una publicación. Ya han sido editados los correspondientes a Gran Canaria y Fuerteventura y actualmente en imprenta el que corresponde a la isla de Tenerife.

Metodología de trabajo

El inventario incluye todos aquellos testimonios materiales vinculados al desarrollo industrial de la isla colombina. Entre los propósitos que se plantean, destacan el facilitar un conocimiento censal y de conjunto del patrimonio industrial a partir del estudio, registro y documentación de los materiales existentes, hayan perdido o no su utilidad; proporcionar a las administraciones locales elementos de estudio e instrumentos de apoyo para la gestión legal y la tramitación administrativa que afectan particularmente a la protección del patrimonio industrial; estimular el conocimiento y la necesidad de difundir y proteger los vestigios más importantes, testimonios de la actividad humana, despertando el interés y la sensibilización de la sociedad más cercana; y por último, fomentar e impulsar iniciativas y propuestas de intervención de los bienes más significativos, destacando su potencial para el desarrollo local, vinculado a la revalorización del patrimonio industrial con fines culturales y turísticos.

Entre los criterios de selección y valoración a la hora de realizar el censo se tiene en cuenta el valor histórico, la antigüedad de la instalación o maquinaria, así como la importancia económica y técnica del sector industrial al que pertenece. También, considera el valor arquitectónico, la originalidad o representatividad tipológica, la originalidad o representatividad de técnicas y materiales constructivos, incluso el valor estético industrial o su contribución a la arquitectura industrial de la isla. Por otra parte, integra la importancia iconográfica o el valor simbólico de los elementos del patrimonio industrial, como chimeneas, molinos, lagares, etc. Así mismo, contempla el estado de conservación y el potencial de uso, valorando la riqueza y versatilidad de numerosas construcciones y equipamientos, con grandes posibilidades de recuperación y reciclaje. Finalmente, incorpora la representación de procesos productivos de aquellos ejemplares que dan testimonio del desarrollo tecnológico local y que han marcado la identidad de la isla en el ámbito económico.

El inventario se plantea, en general, como un trabajo que se apoya en fuentes bibliográficas, material de archivo y trabajo de campo, imprescindible para reunir toda la información que está dispersa. Todo ello se acompaña de material fotográfico, imágenes generales y detalladas de los distintos elementos objeto de inventario, que ilustran y complementan la información que nos permite conocer, además, su estado de conservación, características físicas y tecnológicas, así como sus peculiaridades arquitectónicas: distribución interior, disposición del equipamiento mecánico y situación actual.

Etiquetas

Patrimonio Cultural finaliza la primera fase del inventario de Arte Flamenco dirigido por Matías Díaz Padrón

Querubín del Retablo de Nª Sª de los Remedios. Hendrick van Balen. Iglesia de La Concepción. La Laguna.

Las islas cuentan con una de las colecciones de los siglos XVI y XVII, el Renacimiento Nórdico, de mayor calidad en el mundo

La Dirección General de Patrimonio Cultural ha concluido la primera fase del inventario actualizado de Arte Flamenco, que incluye a las islas de Gran Canaria y Tenerife, un proyecto de investigación dirigido por uno de los mejores especialistas de pintura flamenca reconocido internacionalmente, Matías Díaz Padrón, junto con la experta Marta Pérez de Guzmán y la documentación gráfica de Roberto de Armas

Como a menudo comenta Matías Díaz Padrón, “es increíble que unas Islas al lado de África hayan tenido una serie de obras flamencas de los siglos XVI y XVII en sus iglesias, conventos y casas señoriales. Resulta sorprendente porque es una ruta que se mueve al margen de la Península. Existe una línea de contacto con Brujas, Amberes y Flandes que llega a nosotros de una manera directa. Pero lo más asombroso es que estas obras sean de gran calidad”.

A lo largo de más de dos meses se ha elaborado un estudio minucioso de las obras flamencas dispersas en Gran Canaria y Tenerife, realizando un estudio completo con rigor científico y la técnica fotográfica más innovadora, “una ventana a la historia, a los valores, sentimientos y emociones de una época que nos da las claves para entender quiénes somos. Un estudio de nuestro patrimonio que continuará en una segunda fase en las islas de la La Palma, La Gomera, Fuerteventura y Lanzarote, completando un diagnóstico actualizado y riguroso que sirve, entre otras cosas, para dar a conocer todas estas obras de valor incalculable que pronto pasarán a formar parte del Sistema de Información LAVA, inventario general digitalizado de bienes patrimoniales de Canarias, de acceso público, desarrollado por el Gobierno de Canarias” , indica Miguel Ángel Clavijo.

En esta primera fase se han llevado a cabo 220 visitas, examinando 260 obras. Al respecto, Marta Pérez de Guzmán explica que “normalmente se dice que las piezas que conservamos en Canarias fueron producto de intercambio del azúcar y el vino, bienes muy apreciados en Europa y de origen canario. Sin embargo, no fue solo eso, la calidad y excepción de las obras en Canarias se alejan de las habituales en otros lugares, de peor calidad, que sirvieron para el trueque. Las pinturas y esculturas conservadas en Canarias nos hablan de una élite isleña especialmente culta y de muy buen gusto”.

Sin embargo, son muchas las obras que se han perdido a lo largo de los años en ataques piratas o, recientemente, a causa de robos, ventas ilegales o incendios. La falta de conocimiento también ha permitido la ruina o pérdida de obras irrepetibles.

Esta es la primera vez que se lleva a cabo en Canarias un inventario con criterios de investigación unificados y con fotografías de alta calidad. “Es de vital importancia para nuestro patrimonio porque, al mismo tiempo que inventariamos, hacemos un reconocimiento del estado de conservación, circunstancias ambientales y seguridad que servirán para preservar este importante legado para las futuras generaciones” comenta Pérez de Guzmán. También, está sirviendo para estudiar obra hasta ahora desconocida o que sus propietarios desconocen su valor, “por lo que realizo un llamamiento a los particulares que tengan obra flamenca o sospechen que la tengan para formar parte del inventario y sean estudiadas”.

Gracias a la fotografía profesional de alta calidad, firmada por Roberto de Armas, y a estudios emprendidos, se están descubriendo pinturas desconocidas hasta ahora, detalles curiosos apenas apreciables al ojo sin manipular la obra o rastros de restauraciones anteriores, algunas poco afortunadas, que serían imposibles de detectar si no es en un laboratorio. Por ejemplo, se han localizado todas las tablas que en su día componían el retablo de Nuestra Señora de los Remedios, encargado por D. Pedro Mazuelos a finales del siglo XVI, actualmente repartidas en tres iglesias diferentes. Matías Díaz Padrón fue el primero que atribuyó la autoría de este retablo a Hendrick van Balen. pintor importantísimo de Amberes que fue compañero de Rubens y maestro de Van Dyck, influyendo mucho en su pintura.

Los especialistas belgas que hasta ahora han visto parte del trabajo, “están asombrados de la excepcionalidad de las pinturas y esculturas que conservamos en Canarias y están a la expectativa del resultado final. Este inventario será fundamental para estudiar y conservar nuestro patrimonio, para dar a conocer este importante legado y contribuir a situar a Canarias en la élite de los territorios culturales de Arte Flamenco”, concluye Miguel Ángel Clavijo.

 

Etiquetas