Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Nuestra Señora de Guadalupe incorpora un nuevo equipo automatizado para la realización PCR

Este nuevo equipamiento entró en funcionamiento este lunes y permite agilizar el tratamiento de muestras y ampliar la capacidad de obtención de resultados

El Hospital Nuestra Señora de Guadalupe, en La Gomera, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha incorporado un nuevo robot para la realización de pruebas PCR, que agiliza el tratamiento de muestras y amplía la capacidad de obtención de resultados de diagnóstico de la COVID-19 en la propia isla.

Este nuevo equipamiento tiene capacidad para procesar 144 muestras en ocho horas, proporcionando resultados en una media de 2 horas y 40 minutos, y con posibilidad de realizar seis ensayos diferentes en una sola serie. El equipo entró en funcionamiento este lunes, tras culminar el proceso de formación del personal encargado de realizar los procedimientos analíticos con este nuevo robot, que se llevó a cabo durante las jornadas del jueves y viernes.

Nuevo equipo.
Nuevo equipo.

Además, con este robot se sigue realizando como se venía haciendo hasta ahora el procesamiento de muestras para PCR para calcular la frecuencia umbral (CT), lo que permite determinar si un positivo ha superado la enfermedad y, por lo tanto, recibe el alta epidemiológica en el mismo momento que se le detecta que tiene COVID-19. Ambos resultados se procesan de manera simultánea y automática.

Dentro de las prestaciones del nuevo equipo también tiene capacidad para el procesamiento de muestras de otras patologías, como las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y el virus del papiloma humano (VPH).

La gerente de Servicios Sanitarios de La Gomera, Guacimara Barrera, explica que con la entrada en funcionamiento de este nuevo robot se continúa mejorando la capacidad diagnóstica en la Isla, no solo la relacionada con el coronavirus sino con otras patologías.

“Con este equipamiento se incrementa considerablemente la resolutividad del servicio de Laboratorio del hospital gomero, lo que supone una mejora en la calidad del servicio sanitario que se presta a nuestra población”, explica.

Etiquetas

El servicio de Cirugía Torácica del Hospital Dr. Negrín realiza su primera intervención con el robot Da Vinci

Este asistente robótico aporta mayor comodidad, visualización y precisión al cirujano mediante cuatro brazos que transmiten sus movimientos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3D del interior del paciente

El servicio de Cirugía Torácica del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado su primera intervención con el robot Da Vinci. Los profesionales de esta especialidad intervinieron, con éxito, un paciente varón de 69 años con un tumor mediastínico. Esta tecnología es utilizada en el Hospital Dr. Negrín por los servicios de Urología, Cirugía General y del Aparato Digestivo (Unidades de Coloproctología, Esofagogástrica y Hepatobiliopancreática) y Otorrinolaringología, añadiéndose esta semana el servicio de Cirugía Torácica.

Además, recientemente, se ha realizado, por parte de la Unidad de Esofagogástrica liderada por la doctora M. A. Acosta, las dos primeras cirugías de glándulas suprarrenales de Gran Canaria.

El robot Da Vinci, tecnología incorporada a los cuatro hospitales de referencia del Servicio Canario de la Salud (SCS) en 2019, supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria. En el Hospital Dr. Negrín se han realizado un total de 272 intervenciones con el robot Da Vinci desde su puesta en marcha hace más de dos años.

Este asistente robótico aporta mayor comodidad, visualización y precisión al cirujano mediante cuatro brazos que transmiten sus movimientos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3D del interior del paciente. El cirujano puede controlar cada uno de los brazos robóticos que a su vez posee una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Esta circunstancia permite realizar una cirugía de gran precisión, sin el más mínimo temblor, con excelentes resultados.

La cirugía robótica, coordinada en el Hospital Dr. Negrín por el doctor Reinaldo Marrero, requiere de un programa que contempla un calendario formativo de todos los especialistas que trabajan con esta nueva tecnología. Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas

Especialistas de La Candelaria ponen a prueba su destreza técnica en casos críticos con la ayuda de un robot

Médicos internos residentes de Anestesiología y Cirugía participan estos días en un taller de simulación junto a personal de enfermería.

Un robot, con forma de adulto a tamaño real, reproduce diferentes reacciones humanas que permiten simular situaciones complejas en quirófano para el entrenamiento de los especialistas

Una treintena de anestesiólogos, cirujanos y personal de enfermería del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, perfeccionan sus habilidades técnicas estos días en un taller de simulación con el fin entrenarse ante excepcionales situaciones  críticas en quirófano.

Entrenamiento de anestesiólogos, cirujanos y enfermeros ante situaciones críticas en quirófano con robot

Para ello han contado con un robot con forma humana que reproduce las diferentes reacciones fisiológicas de un paciente y que podrían producirse a la hora de ser intervenido. Se trata de un maniquí, a tamaño real, de un adulto varón capaz de detectar y evaluar con la ayuda de un programa informático, la calidad de la reanimación cardiopulmonar efectuada, reconocer los fármacos administrados y reproducir sus efectos o reproducir los signos vitales al conectarlo a un monitor.

Este tipo de práctica especializada forma parte de las acciones previstas por el servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria que, con la colaboración de la empresa MSD, buscan la excelencia profesional y la adquisición de destreza técnica ante casos críticos y situaciones extremas que pueden producirse en un entorno quirúrgico.

Detalle de una simulación

En este sentido, los coordinadores y docentes de este curso han insistido  en la importancia de la ética en casos de este tipo, cómo afrontar el manejo de situaciones de riesgo para garantizar la seguridad del paciente e incluso saber mantener el liderazgo con el equipo.

Ejercicio práctico de simulación

Las sesiones prácticas de este curso se desarrollan por grupos de alumnos  a los que se les presenta una simulación de un caso clínico complejo y, bien solos o con la ayuda de otros compañeros, deben resolver la situación planteada para analizar posteriormente el desarrollo de la práctica.

Para la realización de dicha práctica, además de contar con el simulador humano, los profesionales sanitarios disponen de máquina de anestesia, carro de medicación, material para el manejo de la vía aérea y desfibrilador, entre otros.

Etiquetas