Logo del Gobierno de Canarias

Obras Públicas aprueba el proyecto de iluminación de los túneles de Valle Gran Rey

Túneles Valle Gran Rey

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, ha firmado la orden por la que se aprueba técnicamente el proyecto con un presupuesto de 1.122.868,03

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, ha firmado la orden por la que se aprueba técnicamente el proyecto de “Iluminación de los túneles de Arure y Yorima de la carretera Valle Gran Rey GM-1. Isla de la Gomera” con un presupuesto de 1.122.868,03, y el pliego de prescripciones técnicas incluido en el proyecto.

El contrato de redacción del proyecto fue adjudicado a la empresa Ingeniería y Gestión de Proyectos y Obras SLP, por un presupuesto de 28.397,8 euros.

El director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, Manuel Agoney Piñero, explicó que se trata de una obra que supondrá una mejora de las condiciones de seguridad de las vías, generando la iluminación adecuada al importante tránsito de peatones, ciclistas y vehículo que soportan las infraestructuras. Asimismo, el proyecto, impulsado por el Ejecutivo canario, responde a una necesidad demandada por los vecinos e instituciones de La Gomera y facilitará la circulación en la entrada y salida del municipio de Valle Gran Rey.

En concreto, la ejecución del proyecto abarcará la instalación de iluminación a lo largo de los 640 metros de longitud del túnel de Yorima y los 430 metros del túnel de Arure. La iluminación que se establezca consistirá en un sistema de alumbrado de tecnología led, con varios grados y sistemas regulables que se adaptan a las circunstancias y a las estructuras de los dos túneles, por lo que cada uno de ellos dispondrá de soluciones lumínicas distintas.

El 100% de los jóvenes de 25 a 34 años usan internet

El perfil general del internauta canario es el de un hombre o mujer, con estudios de segunda etapa de secundaria o superiores, con ingresos medios o superiores y menor de cincuenta y cuatro años

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, que dirige Pedro Ortega, ha publicado en abril el informe eCanarias 2018 de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información. Este documento constituye el duodécimo informe anual sobre la Sociedad de la Información en Canarias elaborado por el Observatorio Canario de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (OCTSI) de la ACIISI.

La información del perfil del internauta canario ha sido extraída del informe sobre la sociedad de la información en Canarias 2018 y del informe sobre el comercio electrónico en Canarias 2017.

El perfil demográfico y socioeconómico del internauta canario representa el porcentaje de internautas en Canarias en función de los estudios terminados, la situación laboral, los ingresos netos del hogar, la edad, el tamaño de la población de residencia (hábitat) y el sexo.

Entre los factores analizados, la educación continúa siendo en más determinante: el uso de internet varía entre el 15% de la población analfabeta (sin ningún tipo de estudios) y el 98% de las personas con estudios de Formación Profesional o universitarios. La edad, el segundo factor en importancia, registra una variación entre un 37% de internautas entre las personas de más de 65 años y el 100% de los jóvenes de 25 a 34 años.

La variable ingresos presenta una diferencia de 34 puntos porcentuales en población internauta entre los hogares más y menos favorecidos; mientras que entre ocupados y parados se registra una diferencia de siete puntos. No se aprecian grandes diferencias en cuanto al tamaño de la población de residencia, con porcentajes de población internauta similares en las distintas categorías. Tampoco se registran diferencias en los registros de acceso habitual a internet de mujeres y hombres.

Respecto al año anterior, se reducen las diferencias en edad, donde se detecta una subida en el nivel de uso de internet en los tramos comprendidos entre los 35 y los 54 años. Además, se ha producido una subida importante en el uso de internet por las personas con Primaria.

El uso que se hace de internet en Canarias sigue un esquema similar a la media nacional, con las excepciones de la realización de compras y la concertación de cita médica, actividades más frecuentes en España que en el Archipiélago. En cinco de las categorías registradas hay un uso superior en Canarias a la media nacional: búsqueda de información sobre la salud, escuchar música, ver vídeo bajo demanda, hacer llamadas y banca electrónica.

Usos tradicionales como la búsqueda de información y el acceso al correo electrónico ocupan las primeras posiciones, y destaca en tercer lugar la visualización de vídeos en sitios para compartir, actividad que supera a la participación en redes sociales.

En el caso de las compras por internet el factor educación registra también las mayores diferencias, que varían entre el 1,5% de compradores habituales entre la población sin estudios y el 58,7% de los licenciados universitarios. La capacidad económica es, evidentemente, otro factor destacado, variando entre el 49% de la población con mayores ingresos y el 10% de la de menores ingresos.

Por su parte, la edad no muestra el patrón típico de menor uso con edades más avanzadas, y este año sigue registrando un máximo en el segmento entre 35 y 44 años. No se observa ningún patrón en relación al tamaño de la población de residencia y, por último, se registra un mayor porcentaje de compradores habituales en hombres que en mujeres.

En cuanto al grado de confianza en internet, en 2018 se detectan en Canarias posiciones más extremas, con mayores porcentajes de personas que desconfían tanto poco como mucho en este medio. El 38,1% de usuarios de internet que confía poco o nada es el mayor registro entre todas las comunidades autónomas.

En 2018, el INE ha consultado por primera vez a los usuarios de internet sobre el uso de servicios de la llamada economía colaborativa. En Canarias, un 24,6% de los usuarios de internet en 2018 empleó servicios de alojamiento mientras que un 10,4% utilizó servicios de transporte. Ambos registros se sitúan por debajo de la media nacional.

El INE también ha preguntado sobre el uso del teletrabajo. En 2018, un 39% de los canarios usuarios de internet realizan trabajo desde casa, frente a una media nacional del 42%.

Ochenta escolares conocen en el Hospital Dr. Negrín los riesgos que encierran las patologías cardiovasculares

Los escolares conocen lo que hay que hacer ante una situación de parada cardíaca

Esta iniciativa se enmarca en las aulas educativas del Aula de Pacientes que organiza el centro hospitalario

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín ha celebrado recientemente una charla sobre la prevención de patologías cardiovasculares y sobre los principios básicos necesarios para realizar una técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) que permite salvar una vida. Se trata de una iniciativa en la que han participado 80 escolares y que se enmarca en las aulas educativas del Aula de Pacientes que organiza el centro hospitalario.

A lo largo de la charla celebrada en el Auditorio Dr. Alfonso Medina, los jóvenes descubrieron que ante una situación de urgencia, pequeños y sencillos gestos como colocar una mano sobre la frente y con la otra tirar del mentón hacia arriba de forma que se evite que la lengua impida el paso del aire a los pulmones pueden resultar de mucha ayuda. El cardiólogo José Juan García Salvador y los enfermeros Daniel Ariza y Teresa Martel explicaron lo que hay que hacer ante una situación de parada cardiaca, identificando los signos y aplicando las maniobras que pueden ayudar a salvar vidas, entre ellas la respiración boca-boca y las compresiones torácicas.

Momento de la charla celebrada en el Hospital Dr. Negrín
Momento de la charla en el Hospital Dr. Negrín.

En el marco de esta iniciativa, se recordó a los escolares que la patología cardiovascular es la primera causa de muerte en España, asociada a una disminución de la calidad de vida. No fumar, evitar el sedentarismo y llevar una vida más activa, seguir una dieta saludable, evitar el estrés y controlar otros factores de riesgo como la diabetes o la hipertensión arterial, son algunas de las medidas con las que se intenta reducir la mortalidad por patologías cardiovasculares a menos del 25% hacia el año 2025.

Etiquetas