Logo del Gobierno de Canarias

Vivienda programa un lote de 120 casas protegidas en las islas de Tenerife y La Palma dentro del Plan de Vivienda

Las nuevas viviendas se edificarán en los municipios de Santiago del Teide, Granadilla, La Orotava, Breña Baja y Mazo

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, programa la licitación y posterior construcción de un nuevo lote de 120 viviendas de protección social que forman parte del programa de construcción del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, unas casas que está previsto que comiencen a edificarse en 2022 en cinco municipios de las islas de Tenerife y La Palma. Este lote se sumará al primer conjunto de 437 viviendas cuya construcción ya impulsa el Gobierno de Canarias desde el pasado mes de junio con la licitación de la redacción de los proyectos para edificarlas, lo que permitirá a la Consejería iniciar en 2022 la construcción de más de 550 nuevas viviendas protegidas incluidas en el Plan de Vivienda de Canarias.

De este nuevo lote de 120 viviendas, 92 se construirán en la isla de Tenerife, mientras que en La Palma se edificarán otras 28. Las promociones de nuevas viviendas que están en proceso de licitación actualmente en la isla de Tenerife se localizan en Arguayo (Santiago del Teide), donde están previstas 17 casas; en San Antonio (La Orotava), con 65 viviendas; y en La Jurada (Granadilla de Abona), con otras 10 unidades. En La Palma, estas nuevas promociones se localizan El Zumacal (Breña Baja), con 11 viviendas; y Montes de Luna (Villa de Mazo) con otras 17 casas.

Estas cinco promociones se encuentran en diferentes fases de planificación: algunas de ellas están licitando aún la redacción del proyecto de construcción, mientras que otras están a punto de licitar la ejecución de las obras. En todo caso, está previsto que las cinco promociones que forman este lote de 120 nuevas viviendas del Plan comiencen a ejecutarse en 2022.

Con estos dos primeros lotes que suman más de medio millar de viviendas, el Gobierno de Canarias da un impulso decisivo al programa de construcción de nueva vivienda protegida en régimen de alquiler incluido en el Plan de Vivienda, solo siete meses después de su aprobación y ratificación en el Parlamento regional. El nuevo Plan 2020-2025 prevé la edificación de más de 6.000 nuevos inmuebles en cinco años en aquellos municipios canarios en los que hay mayor número de demandantes de vivienda pública, y en el caso extraordinario de Lanzarote, permitirá que se vayan a edificar las primeras casas protegidas tras 26 años sin una sola vivienda pública en la isla.

Etiquetas

Vivienda pone en marcha la compra y construcción de 1.200 casas y la rehabilitación de otras 4098 con el nuevo Plan

El consejero Sebastián Franquis informa en el Parlamento que la Consejería ha logrado paralizar más de 500 procesos de desahucios en toda Canarias en los últimos dos años

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy en el Parlamento regional que en los primeros seis meses de ejecución del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 se ha gestionada la adquisición, construcción y rehabilitación de más de 5.300 viviendas de protección social en toda Canarias. Además, se han puesto en marcha varias ayudas al alquiler a familias vulnerables. Todas estas actuaciones suponen que el Gobierno de Canarias, en estos primeros seis meses del Plan, ha comprometido cerca de 94 millones de euros tanto en la compra, construcción y rehabilitación de viviendas, como en ayudas al pago de alquiler a familia con pocos recursos.

“La vivienda pública es una prioridad para el Gobierno de Canarias, de ahí la aprobación del Plan de Viviendas de Canarias 2020-2025, en diciembre del año pasado”, manifestó el consejero Franquis, “pero no sirve de nada que el Gobierno realice un Plan y lo apruebe el Parlamento, si el resto de las instituciones y agentes no entienden este objetivo. Tenemos que ser capaces de aumentar el parque público de vivienda para contribuir a controlar los precios del alquiler. Sacar más vivienda en alquiler para tener la posibilidad de cumplir con la exigencia constitucional que es el derecho a la vivienda en nuestra Comunidad Autónoma”.

En estos seis meses de ejecución del Plan se han ido desarrollando los tres grandes ejes de los diferentes programas líneas de actuación: la construcción o compra de viviendas semiacabadas, la rehabilitación y la política de ayudas al alquiler de viviendas. El consejero recordó que se han puesto en marcha más de una docena de actuaciones vinculadas a los programas que integra el Plan de Vivienda. Entre otras, se ha gestionado la compra de 323 viviendas inacabadas para ser destinadas a alquiler protegido, la adquisición de otras 50 casas para el programa Canarias Pro Hogar destinado a la población en riesgo de desahucio, y se ha iniciado la licitación para redactar los proyectos de las 437 primeras viviendas de protección social de nueva construcción recogidas en el Plan de Vivienda 2020-2025.

“Todas estas actuaciones suman cerca de 94 millones de euros que ya se han comprometido presupuestariamente por parte del Gobierno, un dinero que se invertirá en la rehabilitación de unas 4.098 viviendas y la adquisición o construcción de otras 1.204 que se destinarán al alquiler a precios asequibles”, señaló el consejero.

Además, añadió Sebastián Franquis en referencia al programa Canarias Pro Hogar, la Consejería ha evitado en los últimos dos años de legislatura paralizar 505 procesos de desahucio que afectaban a medio millar de familias repartidas en varias promociones por todas las islas, tras negociar con los propietarios el aplazamiento o suspensión de los lanzamientos previstos. “Por tanto, estamos poniendo en marcha los principales programas del Plan, un Plan en el que damos mucha importancia al programa Prohogar, en un momento delicado como el que estamos viviendo, para atender a estas familias, conjuntamente con los ayuntamientos, que se encuentran en un proceso de desahucio”, aseguró el consejero regional, “insisto, hemos atendido en estos dos años a 505 familias que afortunadamente la hemos liberado de esa situación complicada de enfrentarse a un desahucio”.

También destacó el consejero el reciente convenio firmado con la FECAM para evitar la despoblación en el medio rural y que implica una inversión de 14,5 millones de euros en viviendas en municipios de menos de 20.000 habitantes, o la convocatoria en los últimos seis meses de una línea de ayudas al alquiler para el bienio 2020-2021 dotada con 17,5 millones de euros y a la que se han presentado más de 18.5000 solicitudes.

Etiquetas

El Gobierno de Canarias convenia con la FECAM una inversión de 14,5 millones para combatir la despoblación rural

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda Sebastián Franquis, firma con la FECAM un convenio para que esta asociación de municipios coordine con los ayuntamientos el fondo regional con el que el Gobierno canario financiará actuaciones de adquisición, construcción y rehabilitación de viviendas públicas destinadas al alquiler social, así como la rehabilitación de viviendas privadas en los 58 municipios canarios de menos de 20.000 habitantes para fijar su población

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha firmado hoy con la Federación Canaria de Municipios (FECAM) el convenio de cooperación por el que esta asociación se encargará de gestionar el Programa para Combatir la Despoblación en el Medio Rural, un programa novedoso e inédito incluido dentro del Plan de Vivienda 2020-2025 y que el Ejecutivo canario dota de 14,5 millones de euros a repartir entre 58 municipios de las islas. Este fondo extraordinario financiará la adquisición, construcción o rehabilitación de inmuebles públicos para destinarlos al alquiler social, y será distribuido por el Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) entre aquellos ayuntamientos con menos de 20.000 y fomentará además que se rehabiliten aquellas viviendas privadas como incentivo a permanecer en esos entornos rurales y fijar así su población.

“Con la firma de este convenio la FECAM se convierte en entidad colaboradora del Gobierno para tramitar la inversión de estos 14,5 millones destinados a la compra, construcción y rehabilitación de viviendas en alquiler asequible de la que se benefiarán 58 municipios canarios, es decir, el 66% de los municipios de la Comunidad”, aseguró el consejero Franquis, “con esta firma se da un paso más en el desarrollo del Plan de Vivienda 2020-2025 que, como se demuestra con este programa, se convierte en un instrumento de cogobernanza con otras administraciones, enriqueciéndose, en este caso, con la experiencia del municipalismo que aporta la FECAM”.

La firma de este convenio tuvo lugar hoy, lunes 21, en la sede de la FECAM en Santa Cruz de Tenerife y además del consejero Franquis acudieron al evento la directora del ICAVI, María Isabel Santana, y la presidenta de la entidad que aglutina a los municipios canarios, Mari Brito, que firmó el convenio en nombre de la FECAM.

El consejero recordó que este programa previsto en el nuevo Plan de Vivienda y dedicado específicamente a combatir la despoblación rural en los municipios menos poblados responde a la petición que realizó la FECAM, a través de la Comisión de Obras Públicas, Transporte, Movilidad y Vivienda, que cuenta con una amplia experiencia en la cooperación y asistencia a municipio, durante las reuniones previas a la elaboración del citado Plan. Gracias a este programa específico, se crea una nueva línea de ayudas a los ciudadanos con una dotación de 14,5 millones de euros que gestionarán directamente los ayuntamientos de los 58 municipios de menos de 20.000 habitantes que hay en Canarias.

“La firma de este convenio supone cumplir uno de los hitos de esta legislatura ya que se da respuesta a uno de los grandes anhelos del municipalismo de los últimos años y se atiende a una reivindicación histórica de la FECAM como es implementar desde el Gobierno políticas concretas para combatir la despoblación del medio rural”, agregó Mari Brito.

Esta línea de ayudas dará prioridad a la rehabilitación de viviendas ubicadas en estos enclaves rurales. Se pretende incentivar este tipo de obras para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad, ahorro de consumo energético, elementos estructurales y, en definitiva, facilitar todas aquellas obras necesarias para el adecuado mantenimiento de las mismas. Además, el envejecimiento progresivo de la población, sobre todo en el entorno rural, requiere también de medidas concretas para acceder a la vivienda y fomentar la eliminación de barreras arquitectónicas.

El reparto de estos 14,5 millones entre los 58 municipios menos poblados de las islas se realizará en base a tres criterios: solidaridad, población y demandantes de vivienda protegida. Como fondo de solidaridad se reparte una cantidad fija de 50.102 euros que es igual para todos los ayuntamientos. A esa cantidad hay que sumar luego otros dos conceptos: el de población y el del número de demandantes de vivienda pública que exista en dichos municipios (a razón de 2.302 euros por cada demandante). De esta forma se garantiza un reparto equilibrado del fondo de 14,5 millones.

Las subvenciones que se repartan entre los ayuntamientos de municipios de menos de 20.000 habitantes se destinarán a tres objetivos. Por un lado, incrementar el parque público de alquiler social a través de la rehabilitación de inmuebles en desuso que sean de titularidad municipal. También servirán estos fondos para promover la rehabilitación de viviendas de titularidad privada, cuyos propietarios reúnan los requisitos necesarios, para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad. Por último, una parte de este fondo extraordinario servirá para fomentar la adquisición o construcción por parte de los ayuntamientos, de viviendas en régimen de alquiler en esos municipios con menos población de las islas.

Este programa novedoso del Gobierno canario está encaminado a que se consiga el objetivo marcado en el propio Plan de Vivienda 2020-2025 que es fijar la población en el entorno rural y evitar la fuga de habitantes hacia las grandes urbes del Archipiélago. Toda política rural debe buscar el logro de una mayor integración territorial de las zonas rurales, facilitando una relación de complementariedad entre el medio rural y el urbano, y fomentando en el medio rural un desarrollo sostenible.

Etiquetas

Vivienda destina un fondo extraordinario de 14,5 millones de euros para evitar la despoblación en zonas rurales

El consejero Sebastián Franquis anuncia en el Parlamento que el Gobierno financiará actuaciones de rehabilitación, compra y construcción de nuevas viviendas en los municipios de menos de 20.000 habitantes

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado hoy que el Gobierno regional destina este año una partida extraordinaria de 14,5 millones de euros a evitar la despoblación en el medio rural canario incentivando la rehabilitación, adquisición y construcción de viviendas en los municipios de menos de 20.000 habitantes. Este fondo extraordinario para rehabilitación y adquisición será gestionado de manera conjunta con la Federación de Municipios de Canarias (FECAM) para repartirlo en aquellos ayuntamientos con baja población para que se construyan o rehabiliten viviendas en desuso que destinar a las familias demandantes de una vivienda pública.

El consejero aseguró, ante una interpelación de la oposición en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Parlamento, que dentro de los programas previstos en el nuevo Plan de Vivienda de 2020-2025 uno se dedica de manera específica a combatir la despoblación rural en los municipios de menos de 20.000 habitantes situados en entornos rurales, tal y como solicitó la FECAM durante las reuniones previas a la elaboración del documento. Por ello, se han habilitado dos líneas de actuación: una que se repartirá directamente a los municipios afectados por la despoblación (a la que se dedica el fondo extraordinario de 14,5 millones de euros), y otra que gestionará directamente el Gobierno y que se centrará en la construcción de nuevas VPO en esos municipios, tal y como recoge el Plan de Vivienda.

La primera de estas líneas, la que gestionarán los ayuntamientos, dará prioridad a la rehabilitación de viviendas ubicadas en estos enclaves rurales. Se pretende incentivar este tipo de obras para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad, ahorro de consumo energético, elementos estructurales y, en definitiva, facilitar todas aquellas obras necesarias para el adecuado mantenimiento de las mismas.

“Para impulsar esta línea de rehabilitación, el Gobierno ha incluido este año por primera vez en el presupuesto de Vivienda una partida de 14.529.696 euros destinada a tal fin”, aseguró Franquis, “desde la Consejería, y con el objetivo de que el dinero llegue eficaz y rápidamente a los ayuntamientos, nos pusimos en contacto con la FECAM con quien hemos negociado un convenio de colaboración para gestionar estos fondos que ya está prácticamente cerrado y que firmaremos en las próximas semanas”.

Las subvenciones que se repartan entre los ayuntamientos de municipios de menos de 20.000 habitantes se destinarán a tres objetivos. Por un lado, incrementar el parque público de alquiler social a través de la rehabilitación de inmuebles en desuso que sean de titularidad municipal. También servirán estos fondos para promover la rehabilitación de viviendas de titularidad privada, cuyos propietarios reúnan los requisitos necesarios, para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad. Por último, una parte de este fondo extraordinario servirá para fomentar la adquisición o construcción por parte de los ayuntamientos, de viviendas en régimen de alquiler en esos municipios con menos población de las islas.

La segunda línea de actuación del Plan de Vivienda para luchar contra la despoblación rural es la que gestionará directamente la Consejería y que se dedica a la construcción de nuevas viviendas protegidas en régimen de alquiler en dichos municipios, línea que cuenta con una financiación propia aparte del fondo extraordinario de 14,5 millones. El Plan recoge en esta segunda línea de actuación la construcción de un total de 614 viviendas en estos municipios durante los cinco años de duración del mismo. construcción que asumirá directamente el Gobierno de Canarias a través del ICAVI (que construirá 323) y Visocan (otras 291).

Todas estas actuaciones están encaminadas a que se consiga el objetivo marcado en el propio Plan de Vivienda 2020-2025 que es fijar la población en el entorno rural y evitar la fuga de habitantes hacia las grandes urbes del Archipiélago.

Etiquetas

Vivienda concede 4,5 millones a Visocan para la adquisición de viviendas a familias en situación de desahucio

El Instituto Canario de la Vivienda concede esta partida presupuestaria dentro del programa Canarias Prohogar y se destinarán a comprar entre 40 y 50 viviendas para ofrecer una solución temporal a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad habitacional

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, ha firmado la concesión directa de una partida presupuestaria de 4.500.000 euros al organismo público Visocan para la adquisición de viviendas que, mediante el programa Canarias Prohogar, se destinarán con carácter temporal a familias que se encuentren en situaciones excepcionales de exclusión habitacional o en riesgo de desahucio en Canarias. Esta iniciativa, impulsada desde el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), prevé poder adquirir entre 40 y 50 viviendas en los municipios donde se registran los mayores casos de emergencia habitacional en Canarias, como son Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Granadilla, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Lucía de Tirajana, Arrecife y Puerto del Rosario (o municipios limítrofes).

El proyecto contempla que los procesos de adquisición puedan realizarse de forma inmediata a través de la compra de promociones de viviendas inacabadas siempre que éstas se encuentren entre el 50% o el 75% de su ejecución. Esto permitirá aumentar la oferta de viviendas sin un consumo adicional de suelo ni afectar al mercado privado y, a su vez, dar una respuesta rápida institucional para quienes se encuentren en una situación de urgencia habitacional.

Las viviendas adquiridas por Visocan deberán acogerse a la normativa de aplicación pudiendo ser de segunda mano, exteriores, con un máximo de cuatro dormitorios y un anejo (por ejemplo, un trastero o garaje). En estas promociones nunca se podrá superar el valor máximo de referencia por metro cuadrado que se establece para cada municipio, con estos parámetros la Consejería estima que podrán obtenerse un total de 40 o 50 viviendas en varias compras a ejecutar en este 2021.

El nuevo Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 dota de mayores recursos al programa Canarias Prohogar con el objetivo de mejorar la cohesión social y ofrecer un recurso habitacional a personas que se encuentren en situación vulnerable (víctimas de violencia de género, personas en riesgo de exclusión social, desahucios etc.) a través de la gestión del parque de viviendas disponible y con un asesoramiento, mediación y acompañamiento por los diversos recursos del Instituto Canario de la Vivienda.

Etiquetas

El Parlamento da su respaldo unánime al Plan de Vivienda 2020-2025 con una dotación de 664 millones de euros

El consejero Sebastián Franquis agradece en la sesión plenaria de hoy el apoyo de todos los partidos de la cámara regional. “La resolución que hoy se aprueba en este Parlamento es una gran victoria, pero no la victoria de un partido sino la victoria de un acuerdo”

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha agradecido hoy a los siete grupos políticos representados en el Parlamento, su apoyo unánime al Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, un documento cuya propuesta de resolución ha sido aprobada en la Cámara regional y que en pocas semanas comenzará a ejecutarse con una inversión global de 664 millones de euros para combatir la emergencia habitacional que sufren muchas familias en las Islas.

“Esta propuesta de resolución del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025 que hoy aprobamos en el Parlamento es una gran victoria, pero no es la victoria de un partido sino la victoria de un acuerdo”, afirmó el consejero Franquis, “un acuerdo exige mejores virtudes que una victoria, porque requiere todas las virtudes que son necesarias para conseguir la victoria, y además requiere generosidad. Hemos entendido todos que un Parlamento sin mayorías absolutas era de verdad una oportunidad y no un obstáculo para el entendimiento; una oportunidad para la política del diálogo, una oportunidad para cumplir con la esencia de la política, votar un acuerdo”.

Sebastián Franquis recordó que el Plan de Vivienda es un instrumento, “un instrumento muy valioso”, que permite a la sociedad canaria afrontar con garantías la emergencia habitacional que afronta desde hace décadas la sociedad canaria. En este sentido, el Plan de Vivienda dispone de una ficha financiera de 664 millones a repartir en cinco anualidades en las que se van a afrontar un total de 88.195 actuaciones. Entre las más destacadas se cuentan la construcción de 5.971 nuevas viviendas protegidas para el alquiler, incentivar la salida al mercado de 600 viviendas vacías para su alquiler, más de 10.000 actuaciones de rehabilitación y renovación urbana y rural, beneficiar a cerca de 72.000 canarios con ayudas al alquiler o la construcción de más de 600 viviendas nuevas en municipios poco poblados para combatir la despoblación. Además, se estima que las intervenciones relacionadas con la edificación de nuevas viviendas generarán la creación de más de 28.300 empleos en el sector de la construcción.

“Señorías, dije en mi primera comparecencia en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que íbamos afrontar la urgencia habitacional en Canarias y no dilatarla o evitarla. Y que lo íbamos hacer la con ambición necesaria, pero con humildad debida”, aseguró Franquis, “y con esa convicción propusimos el Pacto por una Vivienda Digna en Canarias que fue apoyado también de forma unánime, y por eso doy las gracias a todos los partidos y las asociaciones que lo suscribieron, y con ese convencimiento ofrecimos un compromiso por el diálogo y por el acuerdo, un compromiso para el entendimiento, y, sobre todo, un compromiso de impulsar entre todos un nuevo Plan de Vivienda en Canarias”.

El consejero Franquis, añadió que el Plan de Vivienda es una de las prioridades de este Gobierno por lo que significa de emergencia social, y por lo que significa de reactivación económica. “Vamos a ejecutar el Plan de Vivienda 2020-2025 en el tiempo y la forma en la que nos hemos comprometido en el Parlamento y con cuatro elementos esenciales para llevarlo a cabo. Los dos primeros son los propios instrumentos del Gobierno, el ICAVI y VISOCAN, que van a ser los dos elementos claves para desarrollar el Plan., pero también con otros dos elementos que para nuestra Consejería son fundamentales. Uno es la cogobernanza en la gestión del Plan, gestión con los cabildos y los ayuntamientos, y el otro, colaborar con la iniciativa privada para desarrollar el Plan y generar más empleo, porque es fundamental que la iniciativa privada se incorpore y participe de forma activa en la ejecución del mismo”, señaló el consejero Franquis.

Tras la aprobación por unanimidad hoy en el Parlamento de la propuesta de resolución favorable al Plan de Vivienda, el documento tendrá que ser aprobado ahora de forma definitiva en el consejo de Gobierno de Canarias en los próximos días. Con antelación, en el consejo de Gobierno aprobará el Decreto Ley de Medidas Extraordinarias y Urgentes en los Ámbitos de Vivienda, Transportes y Puertos gracias al cual, entre otras cosas, se podrán desarrollar todos los programas incluidos en el Plan.

Etiquetas

Vivienda adquiere 15 viviendas vacías para sumarlas a la oferta alojativa del nuevo Plan de Vivienda 2020-2025

grupo viviviendas

La empresa pública Visocan invierte 1,4 millones en comprar estos pisos situados en un edificio de nueva construcción que permanecía cerrado en el municipio de La Laguna

La Consejería, con el objetivo de poner cerca de 6.000 viviendas protegidas a disposición de las familias más vulnerables, impulsará tanto la construcción de nuevas casas como la compra de promociones privadas que ya estén terminadas

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha rubricado la adquisición por parte de la empresa pública Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan), de un edificio con 15 viviendas en el municipio tinerfeño de San Cristóbal de La Laguna que se sumarán a la oferta alojativa del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, que pretende poner en el mercado en dicho periodo 5.971 nuevas viviendas protegidas en régimen de alquiler.

Para comprar este edificio, situado en el barrio de Taco, Visocan ha invertido 1.488.121 euros a la promotora inmobiliaria que lo vendía. Se trata de un edificio de nueva construcción y que se encuentra en óptimas condiciones de habitabilidad ya que su edificación se finalizó hace pocos meses.

El Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, con el fin de impulsar la cohesión social en el Archipiélago, se ha marcado como objetivo poner cerca de 6.000 viviendas protegidas a disposición de las familias más vulnerables del Archipiélago. Para lograrlo el Gobierno canario va a emplear dos vías: la construcción de nueva vivienda y la adquisición de promociones privadas de casas ya construidas o a punto de ser finalizadas, como ocurre en este caso con la compra del edificio de La Laguna.

Estos nuevos alojamientos se integrarán en los diferentes programas que recoge el Plan de Vivienda para favorecer el acceso a una vivienda digna a las familias con menos recursos, y con especial atención a aquellos colectivos más sensibles o vulnerables por sus circunstancias, como son las víctimas de violencia de género, las personas mayores, las familias afectadas por desahucio o personas en riesgo de exclusión social. Este edificio adquirido ahora por Visocan se destinará concretamente al programa Canarias Prohogar.

Visocan dispone de una aportación de 11,6 millones de euros de la Consejería, a través del Instituto Canario de la Vivienda (ICV) para adquirir inmuebles con los que crear esta bolsa de viviendas vacías, uno de los principales objetivos dentro del Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025. Con este fin, a principios de este año se formalizó la adquisición de las primeras 27 viviendas de este programa en tres municipios del Archipiélago, para lo que se invirtieron 2.281.795,52 euros. Con la compra de estas 15 viviendas en La Laguna ya aprobada, aún quedan 7.861.043 euros disponibles para nuevas adquisiciones.

Con esos recursos disponibles, Visocan ya tiene en marcha nuevas operaciones de compra de 16 viviendas más en las próximas semanas en los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Arrecife y Los Realejos. Además, hay otras operaciones en estudio, ya que están pendientes de oferta y de revisar la viabilidad técnica, para la adquisición de 42 casas más en las islas de Gran Canaria y Tenerife.

Etiquetas