Logo del Gobierno de Canarias

Darias destaca a Canarias como región palanca para el codesarrollo sostenible de África

Fotografía de familia Africagua 2019

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias expone el proyecto Clima-Risk como ejemplo para fortalecer la relación con el continente vecino durante el foro Africagua 2019.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Carolina Darias San Sebastián, destacó este miércoles a la comunidad autónoma como “región palanca desde la que impulsar los objetivos del III Plan África” del Ministerio de Asuntos Exteriores, con el objetivo de “asegurar una vida digna para las personas acorde con la Agenda 2030” de Naciones Unidas. Así lo manifestó durante su intervención en la jornada inaugural del sexto foro de agua y energías renovables Africagua 2019, que se celebra hasta el jueves en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura.

Durante su intervención, titulada “Canarias en el Plan África, una oportunidad de desarrollo económico para el Archipiélago”, Carolina Darias argumentó que “ya tenemos camino recorrido” como palanca para potenciar en el continente vecino “la promoción del desarrollo sostenible, el fortalecimiento de las instituciones orientado hacia la democracia y los derechos humanos, así como la movilidad ordenada”.

Además de recordar las 150 empresas canarias que operan con los mercados africanos, la consejera de Economía enumeró la promoción de misiones comerciales y programas de internacionalización, la colaboración mediante asistencias técnicas ante necesidades comunes en Marruecos, Mauritania, Senegal o Cabo Verde, la concesión de becas a estudiantes africanos en universidades isleñas o el desarrollo de un programa de vecindad en pymes, I+D, medioambiente o buena gobernanza.

“No es un programa de cooperación al desarrollo, sino de vecindad que persigue el intercambio de experiencias y la identificación de proyectos conjuntos”, detalló Darias antes de citar como ejemplo de la relación entre las Islas y los países africanos el proyecto Clima-Risk, iniciativa del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) premiada la pasada semana como mejor práctica del sector público en cooperación energética internacional por la empresa Iberdrola y el Club de Excelencia en Sostenibilidad.

El proyecto Clima-Risk, que permanece expuesto al público durante la celebración de Africagua 2019, propone diversas medidas para fortalecer los territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria con amenaza para los recursos básicos para la vida humana, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que exponen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Relación más fuerte con África

En opinión de Darias, “este proyecto deja algunas lecciones que deberíamos tener en cuenta para construir una relación fortalecida entre España y África e incluso, si me lo permiten entre Europa y África, con Canarias como puente de enlace”. En primer lugar, según la consejera de Economía, “queda claro que el camino para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible son las alianzas y, singularmente, las alianzas que contribuyen a la transferencia de conocimiento para mejorar la vida de las personas”.

Además, Clima-Risk “es un excelente ejemplo del nuevo modelo de gobernanza que puede ayudarnos a localizar y hacer realidad los objetivos y metas del desarrollo sostenible”, continuó Darias antes de considerar que también “representa muy bien un modelo de co-desarrollo humano sostenible”. No en vano, la iniciativa del ITC, empresa pública adscrita a la Consejería de Economía, “tendrá un efecto multiplicador muy importante debido a la participación del Centro para África de la Cruz Roja, de modo que estamos hablando de millones de personas que podrían beneficiarse”.

Por ello, Carolina Darias concluyó su intervención con “un llamamiento y un reconocimiento de la necesidad de que Canarias y África avancen de la mano en el marco diseñado por el III Plan África y en un modelo de colaboración basado en el concepto de codesarrollo humano sostenible. “Al margen de las similitudes y diferencias que nos hacen singulares y definen nuestra identidad, habitamos en territorios con retos y desafíos comunes a los que debemos dar una respuesta con soluciones compartidas”, subrayó la consejera autonómica de Economía, que hizo una llamada a “cooperar superando la vieja perspectiva de la colaboración para el desarrollo”.

“Entre otras cosas, porque todos los territorios estamos en vías de desarrollo, al menos hasta que hagamos realidad los objetivos y las metas del desarrollo sostenible. Desde la ayuda mutua, gana África y gana Canarias”, sentenció Carolina Darias.

Para despedirse, la consejera trasladó “un convencimiento personal y un compromiso político: tanto el desarrollo de Canarias como el desarrollo de África dependen, en buena medida, de sus mujeres”, ya que la población femenina representa el 90% de la economía informal y el 80% de la producción alimentaria en los países vecinos. “Estoy convencida que el presente y el futuro de África va de la mano de sus mujeres. Todo lo que consigamos avanzar en igualdad de género, serán avances para la humanidad”, concluyó.

Etiquetas

Torres: “Las energías renovables en África producen economía solidaria, lo que se traduce en salvar vidas”

proyecto Clima-Risk ITC Canarias

El presidente de Canarias visitó el ITC para conocer el proyecto Clima-Risk, premiado como la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad

El objetivo del proyecto, promovido por el ITC, es fortalecer a los territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitarias

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha destacado el carácter social y sostenible del proyecto Clima-Risk promovido por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y que esta misma semana ha recibido el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad. “Con solo 300 unidades de energía permite generar más de 2,5 millones de euros. Es energía renovable que produce economía y que se traduce en salvar vidas”, añadió.

En una visita a las instalaciones del ITC en Pozo Izquierdo, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana, junto a la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias, el presidente ha felicitado al ITC por este “proyecto modélico” de cooperación que promueve Canarias en países africanos como Mauritania, Senegal y Cabo Verde y que permite abordar los retos de sostenibilidad social y medioambiental del Archipiélago y de su entorno. “Estamos hablando de generar energía, generar agua, potabilizar en África, en el continente hermano para poder dar también un fin social porque genera economía solidaria”, resaltó.

Ángel Víctor Torres hizo hincapié en la importancia de este tipo de proyectos de cooperación con países africanos para mejorar la situación de su población y evitar más pérdidas humanas por la migración. “Ayer estaba en Lanzarote, la isla que tuvo la primera potabilizadora en el año 1964, y vivíamos la dramática situación de los migrantes que llegaban a nuestra tierra desde el África hermana, y hoy veo en el ITC que esta es la manera de caminar para evitar todo ello”, agregó.

ITC Canarias proyecto Clima-Risk
Foto de familia de la visita al ITC.

Durante la visita, en la que también participaron el director de la Agencia Canaria de Innovación, Investigación y Sociedad de la Información, José Moya; el gerente del ITC, Gabriel Megías, y el coordinador técnico del proyecto, Carlos Hernández, el presidente fue informado de los detalles del proyecto y accedió a los prototipos de contenedores Clima-Risk, ideados como una solución móvil para suministrar electricidad, agua y frío de manera autónoma en zonas aisladas, gracias a la energía solar fotovoltaica.

Fortalecer a los territorios vulnerables

Clima-Risk es el acrónimo de ‘Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad’ y propone medidas, desde diferentes frentes, para conseguir fortalecer a estos territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria en los que se vean amenazados los recursos básicos para la vida.

El proyecto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que tienen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Clima-Risk se ejecuta a través de un consorcio encabezado por el ITC y cuenta como socios canarios con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria. Como participantes asociados cuenta con las Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC), con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. También participan instituciones nacionales con competencias vinculadas a los objetivos de Clima-Risk en esos países, como son la Oficina de Seguridad Alimentaria de Mauritania, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria de Senegal y el Servicio Nacional de Protección Civil y Bomberos de Cabo Verde.

Para su ejecución hasta 2020, el proyecto Clima-Risk cuenta con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros, cofinanciado en un 85% por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las acciones, los estudios y los desarrollos tecnológicos de Clima-Risk serán extrapolables a cualquier región del mundo con afecciones y situaciones de riesgo ante desastres naturales ocasionados por los efectos del cambio climático.

Etiquetas

Iberdrola premia un proyecto del ITC para llevar energía a zonas de África amenazadas por el cambio climático

Premio Iberdrola

Carolina Darias destaca el proyecto Clima-Risk como “ejemplo de concreción de acciones públicas y privadas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

“Es una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el ITC”, afirma.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias San Sebastián, recogió este miércoles en Madrid, el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad al proyecto ‘Clima-Risk’ del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC). La consejera asistió en calidad de presidenta del Instituto a la tercera edición de estos galardones, acompañada, entre otras personas, por el gerente del ITC, Gabriel Megías, y por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, José Moya. Momentos antes del acto, Darias afirmó que este galardón supone “un reconocimiento al encuentro entre el compromiso, el conocimiento y la acción pública a través de las entidades participantes, de los trabajadores y trabajadoras del Instituto y de la Consejería”. “Clima-Risk es un ejemplo de cómo concretar en una acción pública y privada el camino hacia la Agenda 2030”, afirmó.

Darias señaló que este proyecto constituye en sí mismo “una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza” basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja Internacional, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria e Instituto Tecnológico de Canarias.

“Las organizaciones que trabajan al pie del terreno, donde están las necesidades y las urgencias, que representan el compromiso sin límite; los trabajadores y trabajadoras del ITC, los protagonistas, que son quienes han puesto la tecnología al servicio de ese compromiso; y la acción pública, la determinación del Gobierno de Canarias de entender que el camino para conseguir un desarrollo humano sostenible pasa por la generación y transferencia de conocimiento, algo que encarna perfectamente este proyecto”, manifestó.

Por su parte, el gerente del ITC, Gabriel Megías, explicó que Clima-Risk es un proyecto que parte de la colaboración pública y privada con asociaciones a favor de las personas en áreas geográficas, en especial del continente africano, especialmente sensibles a los desastres causados por el cambio climático. “Consiste en un prototipo para suministrar energía a zonas aisladas, con energías renovables, así como agua potable, frío y planificar al mismo tiempo una reordenación urbanística de esas zonas, con el fin de anticiparnos a las posibles situaciones de emergencia climática”, añadió.

Fortalecer los territorios

Clima-Risk es el acrónimo de ‘Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad’ y propone medidas, desde diferentes frentes, para conseguir fortalecer a estos territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria en la que se vean amenazados los recursos básicos para la vida.

Su actividad se centra en desarrollar software y tecnología GIS para monitorización del transporte de alimentos y mejorar los tiempos de respuesta en el aprovisionamiento y ayuda humanitaria; establecer estrategias de planificación territorial para la resiliencia ante situaciones de catástrofe natural y diseñar estructuras habitacionales de refugio; producir módulos de suministro de energía, agua y producción de frío alimentados exclusivamente con energías renovables para abastecer a zonas aisladas de la red eléctrica; instruir a comunidades más sensibles al riesgo extremo por catástrofes naturales, con especial atención a la inclusión de la mujer.

El proyecto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que tienen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Colaboración institucional

El proyecto se ejecuta a través de un consorcio encabezado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y cuenta como socios canarios con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria. Como participantes asociados cuenta con las Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC) con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. También participan instituciones nacionales con competencias vinculadas a los objetivos de Clima-Risk en esos países, como son la Oficina de Seguridad Alimentaria de Mauritania, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria de Senegal y el Servicio Nacional de Protección Civil y Bomberos de Cabo Verde.

Para su ejecución, hasta 2020, el proyecto Clima-Risk cuenta con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros, cofinanciado en un 85% por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las acciones, los estudios y los desarrollos tecnológicos de Clima-Risk serán extrapolables a cualquier región del mundo con afecciones y situaciones de riesgo ante desastres naturales ocasionados por los efectos del cambio climático.

Etiquetas