Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno de Canarias someterá a participación pública su Estrategia de Economía Azul

Elena Máñez

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, espera contar con un documento consensuado con los agentes públicos y privados implicados alrededor del próximo mes de noviembre

“El mar siempre ha formado parte de la experiencia vital de nuestra tierra y va a tener un papel muy importante en nuestro desarrollo de los próximos años”

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo abrirá un proceso participativo dentro del Gobierno de Canarias y con los agentes privados implicados para culminar la elaboración de la Estrategia Canaria de Economía Azul, un documento que podría contar con su versión final alrededor del mes de noviembre, con la incorporación de las aportaciones que resulten de este proceso participativo. Así lo anunció la consejera, Elena Máñez, durante el acto de inauguración de las jornadas virtuales ‘El mar y la economía azul, un gran potencial para Canarias’, organizadas por la Consejería a través de la empresa pública Proexca, un encuentro en el que destacó el papel que va a jugar la economía azul en las Islas en los próximos años. “El mar siempre ha sido parte de la experiencia vital de nuestra tierra y va a ser muy importante en nuestro desarrollo futuro”, afirmó.

Máñez recordó que el Archipiélago cuenta “con una posición geoestratégica privilegiada, única en el ámbito europeo y de las RUP, capacidades ampliamente demostradas y desarrolladas a lo largo del tiempo en materia de economía azul y unos sectores vinculados a la actividad portuaria muy consolidados”, así como un potencial de crecimiento en áreas como la biotecnología azul o la energía eólica marina. “Todo ello posiciona a Canarias como un área clave para el desarrollo de la economía azul”, afirmó, y con esta estrategia se definirán “los mejores instrumentos para impulsarla en las Islas”.

Horizonte Europa

En este sentido, la consejera remarcó la importancia de aprovechar la oportunidad de financiación que representa la entrada en el Noveno Programa Marco (FP9) de investigación e innovación de la Unión Europea (UE), denominado Horizonte Europa, que abarca el período 2021-2027 y que da un giro para encaminar la política científica al logro de grandes objetivos sociales y económicos, con especial hincapié en las economías azul y circular. “En esa apuesta y en ese compromiso va a trabajar el Gobierno de Canarias”, señaló Elena Máñez.

Además, la consejera destacó la importancia de impulsar la economía azul en un contexto económico “complicado” a causa de la emergencia de la COVID-19 en el que “es fundamental todo lo que podamos trabajar para la recuperación económica”. “La apuesta por la economía azul debe tener un carácter estratégico en este proceso de recuperación”, dijo, pues a su juicio ahora es necesario “atender a los sectores que más están sufriendo el impacto de la crisis, pero lo urgente no nos puede hacer olvidar lo importante”.

Como señaló Máñez, Canarias cuenta con las capacidades científicas y tecnológicas, con una serie de estructuras como la Plataforma Océanica de Canarias (Plocan) o el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) “que nos sitúan en el mapa mundial de la I+D+i” y representan “un potencial económico de primer orden, tanto en materia de aportación al PIB como en generación de empleo estable y de calidad, por el que apostamos en el Gobierno autonómico”. “Canarias tiene que ser un eje y motor del crecimiento azul en Europa, partiendo de una mirada sostenible al mar, a través de la apuesta por una economía vinculada a la Agenda 2030 de la ONU y trabajando desde la coordinación con los agentes implicados”, aseveró.

Las jornadas ‘El mar y la economía azul, un gran potencial para Canarias’, han sido organizadas junto al Clúster Marítimo de Canarias, el Centro Tecnológico de Ciencias Marinas (Cetecima) y la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan), en el marco del proyecto SmartBlue_F del programa Interreg MAC de la Unión Europea (UE). Contarán con tres sesiones, la primera celebrada este martes y las otras dos los próximos días 8 de junio y 16 de junio. En la jornada inaugural participaron, además de la consejera, el presidente del Clúster, José Vicente Navarro; el responsable del Área de Innovación de Cetecima, Sebastián Hernández; la gerente del Clúster, Elba Bueno; el director de Plocan, José Hernández; el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra; el presidente de Astilleros Canarios, Germán Carlos Suárez, y el director gerente de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, Cosme García.

La iniciativa se está desarrollando de manera telemática, mediante inscripción previa abierta, en el sitio web https://www.eventbrite.es/e/registro-el-mar-y-la-economia-azul-un-gran-potencial-para-canarias-106908105020.

Etiquetas

El Gobierno retoma las estrategias de economía azul y circular para la diversificación productiva de Canarias

Nuevas economías

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo reanuda los encuentros con los departamentos autonómicos competentes para consensuar los dos documentos en el marco de la actual reactivación tras la crisis sanitaria por COVID-19

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias ha reanudado las reuniones de trabajo para coordinar la participación de los restantes departamentos autonómicos competentes en el desarrollo de las estrategias canarias de economía azul y circular con el objetivo de concluir los dos documentos antes del próximo diciembre.

Tras informar en febrero de los borradores preliminares al Consejo de Gobierno, el departamento dirigido por Elena Máñez abordó la encomienda para configurar en el seno de la administración autonómica las dos estrategias y sus correspondientes planes de acción por la amplitud y transversalidad de las materias, hasta la interrupción del proceso como consecuencia de la declaración del estado de alarma por la emergencia sanitaria de la pandemia de coronavirus.

“La crisis abierta por la COVID-19 ha puesto de manifiesto aún más la necesidad de impulsar la diversificación productiva de nuestro tejido empresarial, por lo que resulta fundamental analizar y definir el papel de las actividades marino-marítimas y los negocios circulares ante la próxima recuperación”, destacó la consejera Elena Máñez antes de recordar la firme apuesta por la dos estrategias de economía ecológica dentro del Pacto de Reactivación Económica y Social de Canarias, en  alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Hasta el 30 de noviembre

Con el apoyo técnico de la empresa pública Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), la Viceconsejería de Economía e Internacionalización dispone de plazo hasta el 30 de noviembre para la elaboración de las estrategias de economías circular y azul correspondientes al periodo 2020-2030 y los planes de acción 2021-2023, un proceso de cinco meses que también incluye la consulta y participación de los agentes públicos y privados para consensuar todos los documentos.

La viceconsejera de Economía e Internacionalización, Almudena Estévez, explicó que “la Comisión Europea ya apeló a la necesaria conexión entre la programación de fondos estructurales y de inversión y la existencia de estrategias propias para las economías azul y circular en las regiones ultraperiféricas (RUP), por lo que la actual elaboración de los dos documentos por el Gobierno de Canarias cobra una especial relevancia de cara al próximo periodo de financiación comunitaria”.

En definitiva, Estévez consideró las dos estrategias como “importantes palancas de cambio para definir el futuro de Canarias, así que resulta necesario retomar las tareas de puesta en común con el objetivo de diversificar y mejorar, ahora más que nunca, el tejido productivo isleño, en cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno autonómico”.

Etiquetas

Microgrid-Blue promueve la cooperación entre Canarias y África para la implantación de microrredes inteligentes

Logotipo Microgrid-Blue

Con una financiación de 2,14 millones de euros obtenida de fondos europeos, el proyecto Migrogrid-Blue que coordina el ITC está dirigido al desarrollo y transferencia de soluciones que ayuden a alcanzar un escenario de integración masiva de renovables en los territorios de Canarias, Senegal y Cabo Verde

El Instituto Tecnológico de Canarias, centro adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, celebró este lunes, en sus instalaciones de Pozo Izquierdo, la jornada de lanzamiento del proyecto Microgrid-Blue, que tiene como objetivo potenciar la integración de energías renovables distribuidas en los sistemas eléctricos de Canarias y África Occidental.

Dentro del ámbito de cooperación entre Canarias, Senegal y Cabo Verde, esta iniciativa, enmarcada en el programa Interreg-MAC, reúne a centros de investigación,  empresas energéticas y administración pública para trabajar en el desarrollo de herramientas para ayudar a la gestión de las redes eléctricas y la operación de sistemas insulares en escenarios de penetración masiva de fuentes renovables de baja potencia.

Consorcio Microgrid-Blue
Los representantes del consorcio, al término del encuentro.

El proyecto Microgrid-Blue se basa principalmente en el desarrollo de soluciones innovadoras y propuestas de regulación para la agregación de plantas de generación distribuida, en forma de microrredes inteligentes o sistemas híbridos de generación renovable adaptados a la realidad de cada región. Además, la iniciativa trabaja para fomentar la dinamización de inversiones externas para la instalación de sistemas pilotos en Canarias, Senegal y Cabo Verde.

Los socios canarios del proyecto son la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), la Universidad de La Laguna (ULL), el Cabildo de Lanzarote y el Cabildo de La Gomera, además del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que ejerce como jefe de fila. Como entidades asociadas al proyecto participan las energéticas e-Distribución Redes Digitales y Redexis, así como la Viceconsejería de Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias.

Como miembros de terceros países completan el consorcio la Agencia Senegalesa de Electrificación Rural (ASER) y el Centro de Estudios e Investigaciones sobre las Energías Renovables (CERER), ambos de Senegal, y la Universidad de Cabo Verde.

Etiquetas

Máñez destaca al ITC como “ejemplo y motor” para la diversificación y sostenibilidad de la economía canaria

La consejera Elena Máñez, con el personal del ITC

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo visita las instalaciones en Pozo Izquierdo del Instituto Tecnológico de Canarias

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, destacó este viernes al Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) como “ejemplo y motor” para la innovación, diversificación y sostenibilidad del modelo productivo del Archipiélago durante una visita a las instalaciones de la empresa pública en Pozo Izquierdo (Santa Lucía de Tirajana).

Acompañada por el gerente del ITC, Gabriel Megías, y el coordinador de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), Gonzalo Piernavieja, la consejera autonómica consideró a la entidad tecnológica “un pilar fundamental del Gobierno para avanzar hacia un desarrollo sostenible e inclusivo, en el que el conocimiento sea el eje transversal que oriente nuestra economía y un factor de competitividad para generar valor social, porque tenemos aquí nuestro motor, nuestra palanca para poder crecer y diversificar”.

“Estamos a punto de presentar en los próximos meses las estrategias de economía circular y de economía azul y aquí ya se desarrollan proyectos que son un claro ejemplo de hacia dónde queremos diversificar el modelo productivo canario”, añadió Elena Máñez antes de citar, por ejemplo, “iniciativas muy punteras para convertir determinadas zonas en un polo de atracción industrial en el ámbito de las microalgas, además de que también se pueden potenciar desde aquí actividades tradicionales como el turismo o la agricultura”.

Aunque “el ITC pasó momentos difíciles, por lo que se debe reconocer a todo el equipo de trabajadores y trabajadoras de esta casa los importantes esfuerzos que realizaron en el pasado, ahora es un momento de nuevos proyectos, de crecimiento e ilusión”, valoró la consejera de Economía antes de calificar a los profesionales de la empresa pública como “un ejemplo de innovación para nuestra tierra”.

La consejera Elena Máñez, durante la visita al ITC.

Al servicio del tejido empresarial

Durante su visita a la sede en Pozo Izquierdo del ITC, Máñez conoció los proyectos de especialización tecnológica, las iniciativas de cooperación al desarrollo con países de África y los servicios de transferencia de know-how hacia los agentes socioeconómicos canarios.

Desde sus nueve áreas de I+D+i, este centro de innovación tecnológica de excelencia contribuye a la diversificación de la economía canaria, promoviendo la creación de nuevas empresas de base tecnológica y mediante la activación de redes de excelencia en I+D entre regiones insulares de Europa y del mundo, además de situarse como un referente internacional en actuaciones de cooperación y transferencia de tecnología propia hacia países en vías de desarrollo de gran vecindad, principalmente de África Occidental.

A través de las personas responsables del ámbito técnico, la consejera se interesó por conocer en detalle las actividades de desarrollo e innovación tecnológica en áreas de interés estratégico para Canarias, como la economía azul y la economía circular, claves en la estrategia de crecimiento sostenible del Archipiélago y para alcanzar los objetivos de competitividad económica y creación de empleo.

Entre estas áreas, destaca la actividad tecnológica centrada en las energías renovables, la gestión sostenible del ciclo del agua, la biotecnología o la ingeniería biomédica, así como innovaciones en el ámbito de las TIC orientadas a facilitar modelos de desarrollo sostenible y fomentar una economía competitiva, intensiva en conocimiento. Sin olvidar la intensa actividad desarrollada en estos campos dentro de programas de cooperación para el desarrollo, especialmente en África.

Etiquetas

El proyecto ABACO aborda la calidad de las aguas costeras y la conservación del medio marino

ABACO

Con un consorcio integrado por ocho instituciones de Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde, el proyecto ABACO inicia su andadura bajo la coordinación del Instituto Tecnológico de Canarias, con un presupuesto de 1,1 millones de euros cofinanciados con fondos europeos

El Instituto Tecnológico de Canarias, centro adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, acogió esta semana en su sede de Las Palmas de Gran Canaria la reunión de lanzamiento del proyecto ABACO, iniciativa de cooperación entre territorios de la Macaronesia que aborda la protección medioambiental del litoral y aguas costeras.

El ámbito geográfico del proyecto abarca los archipiélagos de Canarias, Madeira, Azores y Cabo Verde. Reúne a instituciones gubernamentales así como centros de investigación con amplios conocimientos en el control y evaluación de la calidad de las aguas del litoral, en normativa aplicable a la gestión y conservación de la calidad de las aguas costeras y en el control de vertidos desde tierra al mar. Todo ello, con el objetivo de abordar acciones de control y mejora para mejorar la calidad físico-química y microbiológica de las aguas costeras.

El fin último del proyecto es elevar el nivel de conservación del medio marino costero  y la valorización del espacio litoral y sus recursos naturales, en equilibrio con un modelo turístico sostenible

Estudios técnicos y experimentales

El proyecto ABACO (Mejora de la calidad de las aguas costeras y de baño) llevará a cabo, entre otras actuaciones, varios estudios técnicos y experimentales en diferentes islas y, como aspecto innovador, se prevé el desarrollo de aplicaciones informáticas para la gestión sanitaria de la calidad de aguas costeras, lo que facilitará la labor de los técnicos y agilizará la información al ciudadano.

Los socios canarios del proyecto son la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, organismo competente en control de la calidad de las aguas de baño de Canarias; el Instituto Español de Oceanografía, la Mancomunidad Intermunicipal del Sureste de Gran Canaria, el Centro Tecnológico de Ciencias Marinas (CETECIMA), además del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) que actúa como Jefe de Fila. Completan el consorcio la Dirección Regional de Medioambiente y Acciones Climáticas (DRAAC) de Madeira, la Dirección Regional de Asuntos Marinos (DRAAM) de Azores y la Universidad de Cabo Verde como participante de Tercer País.

Esta iniciativa está cofinanciada en un 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, a través del Programa de Cooperación Interreg MAC 2014-2020, y cuenta con un presupuesto de 1,1 millones de euros y un periodo de ejecución de 36 meses.

Etiquetas

Iberdrola premia un proyecto del ITC para llevar energía a zonas de África amenazadas por el cambio climático

Premio Iberdrola

Carolina Darias destaca el proyecto Clima-Risk como “ejemplo de concreción de acciones públicas y privadas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

“Es una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el ITC”, afirma.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias San Sebastián, recogió este miércoles en Madrid, el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad al proyecto ‘Clima-Risk’ del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC). La consejera asistió en calidad de presidenta del Instituto a la tercera edición de estos galardones, acompañada, entre otras personas, por el gerente del ITC, Gabriel Megías, y por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, José Moya. Momentos antes del acto, Darias afirmó que este galardón supone “un reconocimiento al encuentro entre el compromiso, el conocimiento y la acción pública a través de las entidades participantes, de los trabajadores y trabajadoras del Instituto y de la Consejería”. “Clima-Risk es un ejemplo de cómo concretar en una acción pública y privada el camino hacia la Agenda 2030”, afirmó.

Darias señaló que este proyecto constituye en sí mismo “una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza” basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja Internacional, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria e Instituto Tecnológico de Canarias.

“Las organizaciones que trabajan al pie del terreno, donde están las necesidades y las urgencias, que representan el compromiso sin límite; los trabajadores y trabajadoras del ITC, los protagonistas, que son quienes han puesto la tecnología al servicio de ese compromiso; y la acción pública, la determinación del Gobierno de Canarias de entender que el camino para conseguir un desarrollo humano sostenible pasa por la generación y transferencia de conocimiento, algo que encarna perfectamente este proyecto”, manifestó.

Por su parte, el gerente del ITC, Gabriel Megías, explicó que Clima-Risk es un proyecto que parte de la colaboración pública y privada con asociaciones a favor de las personas en áreas geográficas, en especial del continente africano, especialmente sensibles a los desastres causados por el cambio climático. “Consiste en un prototipo para suministrar energía a zonas aisladas, con energías renovables, así como agua potable, frío y planificar al mismo tiempo una reordenación urbanística de esas zonas, con el fin de anticiparnos a las posibles situaciones de emergencia climática”, añadió.

Fortalecer los territorios

Clima-Risk es el acrónimo de ‘Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad’ y propone medidas, desde diferentes frentes, para conseguir fortalecer a estos territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria en la que se vean amenazados los recursos básicos para la vida.

Su actividad se centra en desarrollar software y tecnología GIS para monitorización del transporte de alimentos y mejorar los tiempos de respuesta en el aprovisionamiento y ayuda humanitaria; establecer estrategias de planificación territorial para la resiliencia ante situaciones de catástrofe natural y diseñar estructuras habitacionales de refugio; producir módulos de suministro de energía, agua y producción de frío alimentados exclusivamente con energías renovables para abastecer a zonas aisladas de la red eléctrica; instruir a comunidades más sensibles al riesgo extremo por catástrofes naturales, con especial atención a la inclusión de la mujer.

El proyecto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que tienen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Colaboración institucional

El proyecto se ejecuta a través de un consorcio encabezado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y cuenta como socios canarios con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria. Como participantes asociados cuenta con las Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC) con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. También participan instituciones nacionales con competencias vinculadas a los objetivos de Clima-Risk en esos países, como son la Oficina de Seguridad Alimentaria de Mauritania, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria de Senegal y el Servicio Nacional de Protección Civil y Bomberos de Cabo Verde.

Para su ejecución, hasta 2020, el proyecto Clima-Risk cuenta con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros, cofinanciado en un 85% por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las acciones, los estudios y los desarrollos tecnológicos de Clima-Risk serán extrapolables a cualquier región del mundo con afecciones y situaciones de riesgo ante desastres naturales ocasionados por los efectos del cambio climático.

Etiquetas

Expertos en renovables marinas analizarán las perspectivas de desarrollo del sector en las Islas

Logo Enermac

La Dirección General de Energía y el Instituto Tecnológico de Canarias organizan el próximo 29 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria el primero de varios seminarios especializados en temáticas enmarcadas dentro del proyecto Enermac, dirigidas a maximizar el aprovechamiento energético de fuentes renovables en la Macaronesia.

Bajo el título “Energía Marina en la Economía Azul”, el Gobierno de Canarias organiza, a través de las consejerías de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial y Economía, Conocimiento y Empleo, un encuentro con tecnólogos del sector de las energías marinas renovables del panorama nacional e internacional. El evento tendrá lugar el próximo 29 de octubre en el edificio Usos Múltiples II, en Las Palmas de Gran Canaria, y en él se expondrán proyectos y experiencias de éxito en el aprovechamiento de las energías oceánicas -undimotriz y mareomotriz- y eólica ‘offshore’.

Cartel del seminario.

Este primer seminario especializado enmarcado en el proyecto Enermac ha sido promovido por la Dirección General de Energía y el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) con el propósito de analizar las oportunidades y perspectivas de futuro para Canarias en la integración de energías marinas, factor clave en la estrategia de crecimiento azul de las islas y para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El programa de ponencias incluye a representantes de asociaciones del sector marino-marítimo y de las renovables, así como agentes impulsores de proyectos innovadores para el aprovechamiento del potencial energético del mar. Cabe destacar las presentaciones sobre infraestructuras de eólica ‘offshore’ flotante y pilotada a cargo de EnerOcean, Equinor y Esteyco; y las contribuciones de entidades reconocidas internacionalmente en tecnologías undimotriz y mareomotriz, como ARR, Wedge Global, Grupo Enzen y WavePiston.

El siguiente seminario Enermac, previsto para el mes de diciembre, tratará sobre “Sistemas híbridos y estabilidad de sistemas eléctricos insulares”, ahondando en aspectos tales como la modelización energética, la hibridación basada en fuentes renovables y los estudios de integración en la red eléctrica.

Estas jornadas técnicas se enmarcan en las actuaciones del proyecto Enermac, financiado a través del Programa Interreg MAC 2014-2020, liderado por la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, a través del ITC, con el objetivo último de maximizar el aprovechamiento de fuentes de energía renovables y autóctonas, además de contribuir a reducir la dependencia energética y al desarrollo sostenible de las islas de la Macaronesia y África Occidental.

Toda la información relativa al Seminario Enermac del próximo 29 de octubre, así como el formulario de inscripción, están disponibles en la sección de eventos en la web del proyecto www.proyectoenermac.com.

Etiquetas

Investigadores del ITC publican un artículo científico sobre el uso del agua desalada en el ámbito agrícola

Logo proyecto MAGIC-NEXUS

El estudio publicado en abierto en el portal científico ‘Science of the Total Environment’ analiza el nexo entre agua, energía y agricultura en el contexto de la localidad grancanaria de Playa de Vargas, donde un sistema descentralizado de desalación alimentado por energías renovables provee de recursos hídricos a los agricultores de la zona.

Los investigadores del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) Baltasar Peñate, Juan Antonio de la Fuente y Ana Musicki son coautores de la publicación científica que lleva por título “Structuring an integrated water-energy-food nexus assessment of a local wind energy desalination system for irrigation” (‘Science of the Total Environment 2019’, volumen 689), resultado de los trabajos de investigación desarrollados en el marco del proyecto H2020 MAGIC en el que intervienen, además, expertos de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB, ICREA).

A través de un enfoque novedoso que busca ilustrar las interrelaciones del nexo agua-energía-alimentación (WEF, por sus siglas en inglés), el estudio pone de manifiesto la estrecha imbricación de estos recursos en el contexto del mundo agrícola insular, basado en el caso de estudio del sistema ubicado en la costa este de Gran Canaria, en la zona conocida como Playa de Vargas. Allí, la empresa Soslaires cuenta con una planta desaladora conectada a un parque eólico, en régimen de autoconsumo, que abastece la demanda de agua para riego de 230 hectáreas de cultivos en la zona.

Este modelo de producción de agua desalada a través de energía eólica es un ejemplo de solución local sostenible frente a la escasez hídrica en zonas vulnerables, donde el aumento de la población y la sobreexplotación de los acuíferos obligan a buscar soluciones inteligentes, innovadoras y eficientes para garantizar recursos hídricos suficientes y de calidad  para la agricultura.

Este sistema cumple con el patrón de sostenibilidad de los recursos del nexo WEF: (1) permite que un sistema socio-ecológico semiárido aislado produzca sus propios cultivos gracias al autoabastecimiento de agua de riego, (2) el agua se obtiene del mar por lo que se evita la sobreexplotación de los acuíferos y (3) la energía para la desalación se obtiene en un alto porcentaje del viento, por lo que no requiere la importación de combustibles desde el exterior.

Gobernanza europea para un desarrollo sostenible

El proyecto de investigación MAGIC, financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, busca obtener la información más precisa que ayude en la toma de decisiones informada ante los retos futuros de sostenibilidad, basándose en la interrelación del nexo agua-energía-alimentación y su equilibrio ante factores de impacto medioambiental y como consecuencia del cambio climático.

Liderado por la UAB, y contando con el Joint Research Centre de la Comisión Europea, a través de un consorcio formado por universidades y centros de investigación europeos, entre los que se encuentra el Instituto Tecnológico de Canarias, el proyecto MAGIC busca ofrecer las evidencias científicas en las que apoyar la formulación de políticas europeas que respondan a las necesidades de las sociedades futuras.

https://magic-nexus.eu/documents/structuring-integrated-water-energy-food-nexus-assessment

Etiquetas