Logo del Gobierno de Canarias

Torres anuncia en la firma del convenio del litoral de Valleseco que las obras se iniciarán antes de final de año

Ordenación del litoral de Valleseco

El presidente de Canarias afirma en la rúbrica del acuerdo que permite el desarrollo de la playa de charcos en esa zona de Santa Cruz, el llamado proyecto ‘Sol y sombra’, que “hoy se produce un acto de justicia que los vecinos han pelado durante 30 años”

La alcaldesa de la capital tinerfeña, Patricia Hernández, agradece a los vecinos de “Valleseco la lucha que han mantenido para que este proyecto se convierta en realidad”; “ese empuje ha permitido que hoy estemos firmando el convenio”

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció este jueves, 21 de noviembre, que el inicio de las obras del proyecto de ordenación del litoral de Valleseco se producirá antes de que finalice este año. Torres hizo estas declaraciones en la intervención que supuso el cierre al acto oficial de firma del convenio de colaboración que permitirá el desarrollo en esa zona costera de Santa Cruz de Tenerife de la llamada playa de charcos, una intervención recogida en el proyecto Sol y Sombra. Se trata de la primera fase en la ordenación proyectada en ese tramo del litoral capitalino.

El jefe del Ejecutivo autonómico también afirmó que ahora se produce un “acto de justicia que los vecinos han pelado durante 30 años”. Torres calificó de “obra capital” para la ciudad santacrucera el proyecto Sol y Sombra, e indicó que tras esa firma la nueva inversión pública ya se convierte “en una realidad que nadie podrá parar”. Las obras empezarán antes de 2020 y en ello sin duda tiene mucho que ver el “magnífico empuje” que ha dado a este trámite administrativo “complejo” el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria en la provincia tinerfeña, Carlos González.

En la rúbrica del acuerdo a cuatro bandas, el que posibilita la financiación de la futura playa de charcos de Valleseco con un gasto público de 16,6 millones de euros, participaron el presidente del Gobierno de Canarias; la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Ejecutivo autonómico, Yaiza Castilla; el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín; la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, y el ya mencionado presidente de la Autoridad Portuaria tinerfeña. En la cita también estuvo representado el pueblo de Valleseco, vecinos que han sido los principales promotores de la ordenación de esa parte del litoral chicharrero.

Ordenación del litoral de Valleseco
Foto de familia durante el acto de la firma.

La alcaldesa Patricia Hernández agradeció a los vecinos de “Valleseco la lucha que han mantenido para que este proyecto se convierta en realidad” y además se refirió al “empuje ciudadano, que es el que ha permitido que hoy estemos firmando el convenio” que conducirá al inicio de las obras.

Hernández se congratuló del acuerdo alcanzado y dijo que este acto “es el paso previo a una Santa Cruz que cada vez se abre más al mar, algo de lo que tanto hemos hablado y sobre lo que tan poco hemos hecho”. La alcaldesa añadió que “estaremos atentos, empujando, para que en poco tiempo nos podamos bañar en los charcos de Valleseco”.

El presidente del Cabildo de Tenerife indicó que lo firmado hoy es “el principio del cambio en esa parte del litoral” capitalino, valoró el trabajo del presidente de la Autoridad Portuaria, gran conocedor de estas actuaciones en la costa, y confió en que el nuevo proyecto convierta ese lugar de Valleseco en una “seña de identidad en la ciudad”. También se dirigieron al público asistente la consejera de Turismo y el titular de Puertos de Tenerife.

Una iniciativa con papeles firmados desde 2005

Este proyecto inversor inicia su andadura en el año 2005, cuando se suscribió el protocolo general de colaboración entre la Dirección General de Costas (actual Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar), la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sobre las acciones a desarrollar en el litoral de Valleseco.

Ordenación del litoral de Valleseco
Infografía.

La propuesta Sol y Sombra, de Casariego Guerra Arquitectos, obtuvo el primer premio en el concurso de ideas convocado en el año 2005 por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife en colaboración con la Dirección General de Costas y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y con la participación de la Asociación de Vecinos de Valleseco y otras instituciones de la capital tinerfeña.

Tras la redacción del proyecto básico del área funcional de Valleseco, hecha entre 2006 y 2007, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente emite la declaración de impacto ambiental (DIA), en 2012, del Proyecto de Ordenación del Área Funcional de Valleseco. Luego, es en 2017 cuando se aprueba inicialmente la modificación del Plan Especial del Puerto de Santa Cruz de Tenerife-Litoral de Valleseco, tras informe ambiental estratégico y favorable emitido por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (COTMAC). Esa modificación del Plan Especial dispone la ordenación pormenorizada del ámbito de la playa de charcos en una primera fase y remite la playa de arena a un Plan Especial complementario.

La ordenación diseñada en el proyecto ‘Sol y Sombra’

La playa de charcos de Valleseco, tal y como se define en la propuesta Sol y Sombra, consiste en un espacio libre y público para el baño, esparcimiento y actividades deportivas, con diferentes posibilidades de disfrute del mar.

Su diseño parte de criterios de integración paisajística, atendiendo a la configuración de las laderas de Anaga; a la articulación del área en el litoral de la ciudad, con atención especial al barrio de Valleseco y propiciando la adecuada accesibilidad peatonal; a la solución para el contacto con la vía de servicio del Puerto capitalino, y al máximo aprovechamiento de los recursos y la atención a las futuras labores de mantenimiento.

Este proyecto se marca como objetivos integrar el frente marítimo para validar la apertura de la ciudad al mar y recuperar así el uso y disfrute de ese litoral para los ciudadanos. Con ello se pretende también reconvertirlo y adaptarlo a actividades recreativas dotacionales para usos de carácter urbano que resulten compatibles y complementarias a la ordenación del sistema de tráficos rodados y peatonales.

Financiación a cargo de cuatro administraciones públicas

Entre las actuaciones previstas en la playa de los charcos se encuentra la creación de una zona de baño, zona de paseo y relación, pasarelas peatonales, una ladera verde, una plaza sur y una plaza norte. Contará con pantanales ubicados junto a las defensas marítimas, cuya función será la de delimitar las zonas de baño y de deporte. Se trata de superficies de madera tropical sobre estructura de aluminio marino, ancladas al fondo del mar a partir de micropilotes.

Las defensas marítimas estarán colocadas a modo de islas delimitando la zona de mar calmado para uso y disfrute del público, y en forma de ‘L’ hacia el norte para proteger a la actividad del baño y a las embarcaciones de recreo en su entrada y salida del litoral.

El proyecto cuenta con una inversión de 16,6 millones (sin IGIC), de los cuales la Autoridad Portuaria tinerfeña aporta 1,5 millones; el Cabildo de Tenerife, cuatro; el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, 5,7, y el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio, 5,4. El plazo de ejecución del proyecto será de 24 meses (dos años), a partir de la adjudicación y el inicio de las obras. La licitación de la primera fase de la obra, la denominada playa de charcos, correrá a cargo de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Etiquetas

Iberdrola premia un proyecto del ITC para llevar energía a zonas de África amenazadas por el cambio climático

Premio Iberdrola

Carolina Darias destaca el proyecto Clima-Risk como “ejemplo de concreción de acciones públicas y privadas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

“Es una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el ITC”, afirma.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias San Sebastián, recogió este miércoles en Madrid, el premio a la Mejor Práctica en Cooperación Energética Internacional, en la modalidad de sector público, otorgado por Iberdrola y por el Club de Excelencia en Sostenibilidad al proyecto ‘Clima-Risk’ del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC). La consejera asistió en calidad de presidenta del Instituto a la tercera edición de estos galardones, acompañada, entre otras personas, por el gerente del ITC, Gabriel Megías, y por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, José Moya. Momentos antes del acto, Darias afirmó que este galardón supone “un reconocimiento al encuentro entre el compromiso, el conocimiento y la acción pública a través de las entidades participantes, de los trabajadores y trabajadoras del Instituto y de la Consejería”. “Clima-Risk es un ejemplo de cómo concretar en una acción pública y privada el camino hacia la Agenda 2030”, afirmó.

Darias señaló que este proyecto constituye en sí mismo “una lección fantástica de un nuevo modelo de gobernanza” basado en la colaboración entre organizaciones, en este caso Cruz Roja Internacional, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria e Instituto Tecnológico de Canarias.

“Las organizaciones que trabajan al pie del terreno, donde están las necesidades y las urgencias, que representan el compromiso sin límite; los trabajadores y trabajadoras del ITC, los protagonistas, que son quienes han puesto la tecnología al servicio de ese compromiso; y la acción pública, la determinación del Gobierno de Canarias de entender que el camino para conseguir un desarrollo humano sostenible pasa por la generación y transferencia de conocimiento, algo que encarna perfectamente este proyecto”, manifestó.

Por su parte, el gerente del ITC, Gabriel Megías, explicó que Clima-Risk es un proyecto que parte de la colaboración pública y privada con asociaciones a favor de las personas en áreas geográficas, en especial del continente africano, especialmente sensibles a los desastres causados por el cambio climático. “Consiste en un prototipo para suministrar energía a zonas aisladas, con energías renovables, así como agua potable, frío y planificar al mismo tiempo una reordenación urbanística de esas zonas, con el fin de anticiparnos a las posibles situaciones de emergencia climática”, añadió.

Fortalecer los territorios

Clima-Risk es el acrónimo de ‘Estrategias y Soluciones Tecnológicas para la Adaptación al Cambio Climático y la Prevención y Gestión de Riesgos en países de la Gran Vecindad’ y propone medidas, desde diferentes frentes, para conseguir fortalecer a estos territorios vulnerables ante escenarios de emergencia climática o crisis humanitaria en la que se vean amenazados los recursos básicos para la vida.

Su actividad se centra en desarrollar software y tecnología GIS para monitorización del transporte de alimentos y mejorar los tiempos de respuesta en el aprovisionamiento y ayuda humanitaria; establecer estrategias de planificación territorial para la resiliencia ante situaciones de catástrofe natural y diseñar estructuras habitacionales de refugio; producir módulos de suministro de energía, agua y producción de frío alimentados exclusivamente con energías renovables para abastecer a zonas aisladas de la red eléctrica; instruir a comunidades más sensibles al riesgo extremo por catástrofes naturales, con especial atención a la inclusión de la mujer.

El proyecto está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que tienen el propósito de “no dejar a nadie atrás” y el compromiso de acelerar el progreso de los países menos desarrollados para lograr el equilibrio entre crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Colaboración institucional

El proyecto se ejecuta a través de un consorcio encabezado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y cuenta como socios canarios con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Centro de Cooperación con África de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria. Como participantes asociados cuenta con las Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC) con las que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) está presente en Mauritania, Senegal y Cabo Verde. También participan instituciones nacionales con competencias vinculadas a los objetivos de Clima-Risk en esos países, como son la Oficina de Seguridad Alimentaria de Mauritania, el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria de Senegal y el Servicio Nacional de Protección Civil y Bomberos de Cabo Verde.

Para su ejecución, hasta 2020, el proyecto Clima-Risk cuenta con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros, cofinanciado en un 85% por el Programa Interreg MAC 2014-2020, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las acciones, los estudios y los desarrollos tecnológicos de Clima-Risk serán extrapolables a cualquier región del mundo con afecciones y situaciones de riesgo ante desastres naturales ocasionados por los efectos del cambio climático.

Etiquetas

Puerto del Rosario contará con un edificio judicial emblemático que ayudará a crear ciudad

Presentación proyecto ganador del concurso de ideas para el nuevo edificio judicial de Puerto del Rosario

El jurado considera que la propuesta ganadora del concurso de ideas plantea una “muy buena” solución funcional y organizativa para el interior de los espacios de la futura sede del partido judicial

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, José Miguel Barragán, anunció hoy que el proyecto ganador del concurso de ideas para la construcción del futuro edificio judicial de Puerto del Rosario es la propuesta que se presentó bajo el lema C1TR1NOS, que obtuvo una puntuación de 87 sobre 100 y se impuso a otras 19 candidaturas, además de otras siete que resultaron excluidas. El arquitecto jefe de proyecto del mismo, Gustavo Adolfo Souto, plantea un inmueble emblemático llamado a convertirse en icono de la capital majorera que contempla una “muy buena” solución funcional y organizativa para el interior de sus espacios.

Barragán así lo explicó en compañía del alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez, y el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Cesáreo Rodríguez.

El consejero remarcó que este nuevo avance confirma que este proyecto siempre ha sido una de las prioridades marcadas por el área de Justicia del Gobierno de Canarias, y puso en valor el trabajo coordinado de las distintas administraciones para llevarlo a cabo hasta este punto. Se mostró confiado en que seguirá adelante a buen ritmo en lo que resta de legislatura con el fin de que pueda estar ultimado para la siguiente, de manera que el partido judicial de Puerto del Rosario cuente con una nueva sede moderna y adecuada a las necesidades actuales y futuras lo antes posible, lo que dará satisfacción a una legítima pretensión de la ciudadanía de Fuerteventura y de los operadores jurídicos de la Isla.

En cuanto al proyecto ganador, obtuvo la máxima puntuación en cuatro de los cinco criterios con que se valoraron las propuestas: la evaluación arquitectónica general (25 puntos); la evaluación funcional del proyecto (25 puntos); la conectividad del edificio con los viales circundantes y relación con su entorno (15 puntos), y el grado de desarrollo de la solución (15 puntos), mientras que obtuvo siete puntos (sobre un máximo de 20) en sostenibilidad económica, sustentabilidad medioambiental, eficiencia energética e incidencia en mantenimientos.

En este sentido, el informe del jurado destaca que esta propuesta tiene vocación de edificio representativo llamado a ser un icono urbano destacado, y añade que usa muy inteligentemente las direcciones de los elementos de fachada para enfatizar la riqueza del volumen. Destaca que la propuesta combina un aspecto exterior distintivo con la claridad volumétrica interior, de gran calidad, a través de una solución práctica y funcional, que se estima como muy buena.

Por otra parte, contempla una superficie construida de 24.914,48 metros cuadrados de los que 14.574,75 serían bajo rasante y otros 10.339,73, sobre rasante. Entre otros aspectos, contempla la construcción de dos sótanos y el aprovechamiento de las zonas libres de la parcela en el norte (calle Manuel Velázquez Cabrera), sur (nuevo vial trasera del cuartel) y este (calle República de México). Es los sótanos se ubicarán, entre otras dependencias, parte de las zonas generales (como los aparcamientos y locales de mantenimiento), archivos de documentación y dependencias del IML.

Asimismo, contempla las preceptivas zonas de seguridad para detenidos y presos con tratamiento diferenciado de los calabozos de hombres, mujeres y menores (y sus aseos), con separación entre ellos conforme a las disposiciones legales, por lo que el traslado de las personas detenidas al Juzgado de Guardia y de las personas presas a las plantas superiores se producirá de forma segura e íntima a través de circuitos restringidos.

El acceso principal del público, en la planta baja, se resuelve desde la plaza. Existirá un acceso diferenciado para el Juzgado de Guardia, que puede ser utilizado igualmente por el personal funcionario y del edificio, además de contar con otro para la Sala de Bodas y el Registro Civil. Por lo que respecta a la Clínica Médico-Forense, estará conectada al IML del sótano. Cuenta con salas polivalentes de formación, despachos sindicales y biblioteca, así como dependencias para la Policía Judicial y una Oficina de Atención a Víctimas del Delito.

En las tres plantas siguientes se situarán los Colegios Profesionales, las Salas de Vistas, el Servicio Común Procesal General y el de Ejecución, los cuartos de Testigos Protegidos, las Salas Polivalentes, los despachos profesionales, las Salas Gesell, las Unidades Procesales de Apoyo Directo (UPAD) de las diferentes jurisdicciones, así como las dependencias de la Fiscalía y las de los Servicios Administrativos.

La propuesta combina la adaptación a la topografía del terreno con la conexión con los futuros espacios situados al oeste, creando ciudad. El jurado estima que la solución que presenta en relación con los espacios libres circundantes es la más “humana” de las presentadas, considerando igualmente en el subsuelo de la plaza un aparcamiento público, exento del edificio y con acceso independiente, con clara visión de futuro.

Etiquetas