Logo del Gobierno de Canarias

La Unidad de Déficit de Alfa-1 Antitripsina de La Candelaria, reconocida por la Sociedad Española de Neumología

La Separ reconoce la calidad en la atención y la investigación que se realiza en el servicio de Neumología para tratar a los pacientes que presentan Déficit de Alfa-1 Antitripsina, una enfermedad hereditaria que afecta a pulmón e hígado y es causante de hasta un 3% de EPOC. La Unidad de DAAT del centro hospitalario, pionera en Canarias, atiende a 30 pacientes graves con esta enfermedad considerada rara

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), la máxima acreditación por la prestación sanitaria que presta la Unidad de Déficit de Alfa-1 Antitripsina (DAAT) a los pacientes diagnosticados de esta patología.

En este sentido, el jefe de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, José Luis Trujillo, detalla que con este reconocimiento, “Separ premia la labor asistencial, el conocimiento, la divulgación y la actividad investigadora que se lleva a cabo en este departamento de carácter multidisciplinar, pionero en Canarias”, que en la actualidad trata a más de 30 pacientes graves con esta patología recibiendo tratamiento sustitutivo.

El DAAT es considerada una enfermedad genética hereditaria que afecta tanto al pulmón como al hígado.La carencia de esta proteína en el cuerpo humano impide que estos órganos puedan desarrollar un escudo protector frente a inflamaciones e infecciones, por lo que en sus estadios más graves, provoca enfisemas y facilita el desarrollo de la  Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en personas fumadoras, haciendo que esta se desarrolle con más agresividad, hasta en un 3% de los casos.

La Unidad  de Déficit de Alfa-1 Antitripsina del servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria está formada por un equipo de profesionales médicos y de enfermería, coordinados por los  doctores Ignacio García-Talavera y  José María Hernández, responsables del diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad.

Los especialistas concretan que “se hereda una predisposición genética pero no todo el mundo la desarrolla” . Los casos más graves derivan en una problemática respiratoria importante para la que se necesita tratamiento sustitutivo “de por vida” que busca “ralentizar el avance de la EPOC y que se desarrolle con virulencia”.

Otros reconocimientos

Con este reconocimiento, ya serían dos con los que la Sociedad Española de Neumología distingue al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria.

El primero se recibió hace pocas semanas al área de EPOC del servicio de Neumología como Unidad Especializada de Alta Complejidad, el mayor grado de reconocimiento de los tres que concede en la actualidad, tras valorar, con criterios objetivos, los logros asistenciales alcanzados por su experimentada trayectoria en el abordaje de esta enfermedad.

Etiquetas

La Separ reconoce la excelencia de la Unidad de EPOC de La Candelaria con la máxima categoría de alta complejidad

La Sociedad Española de Neumología resalta la atención sanitaria especializada de esta consulta monográfica de larga trayectoria para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) la máxima distinción por la calidad y la excelencia que se presta en la Unidad de EPOC del centro hospitalario.

Esta sociedad científica ha acreditado a este departamento del servicio de Neumología como Unidad Especializada de Alta Complejidad, el mayor grado de reconocimiento de los tres que concede en la actualidad, tras valorar, con criterios objetivos, los logros asistenciales alcanzados por su experimentada trayectoria en el abordaje de esta enfermedad.

Un reconocimiento que, en palabras del jefe de servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, el Dr. José Luis Trujillo, “reconoce a los centros sanitarios con los recursos materiales y humanos necesarios para realizar cualquier tipo de actividad asistencial, docente o investigación relacionada con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)”.

De esta manera, esta certificación nacional destaca no solo el trabajo desarrollado en la consulta médica y de enfermería, sino también las actividades del Laboratorio Funcional Respiratorio para la realización de pruebas, así como la unidad de Endoscopia Respiratoria, donde se realizan técnicas mínimamente invasivas sin requerir intervención quirúrgica.

Un equipo de 8 profesionales entre facultativos y personal de enfermería, coordinados por los doctores Ignacio García-Talavera y Marco Figueira, quienes centran sus esfuerzos en atender a los pacientes que se ven afectados por la EPOC, una patología respiratoria crónica frecuente en adultos causada, en su mayoría, por el consumo de tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud, la EPOC se convertirá en la tercera causa de muerte en el planeta en el año 2030.

Etiquetas

Sanidad conmemora el Día Mundial de la EPOC reiterando la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz

Según datos del PAFCAN, en 2020 el 17,79% de la población mayor de 14 años es fumadora, de los que el 3,55% se encuentra actualmente adscrito al programa

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias se une, como cada tercer miércoles del mes de noviembre, a la conmemoración del Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) para promover una mayor comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes, así como para llamar la atención sobre la importancia de la prevención y la detección precoz. 

La EPOC es una enfermedad infradiagnosticada y con una elevada morbimortalidad y supone un problema de salud pública de gran magnitud. En los países de nuestro entorno constituye la cuarta causa de muerte y se prevé que su prevalencia siga aumentando, convirtiéndose en 2030 en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.

Los principales factores de riesgo para desarrollar EPOC son la exposición al humo del tabaco (fumadores activos y pasivos); la contaminación ambiental y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

Programas y protocolos

El Servicio Canario de la Salud, a través de la Dirección General de Salud Pública, diseñó en 2013 el Programa de ayuda al fumador en Canarias (PAFCAN), cofinanciando el 50% del tratamiento farmacológico para la deshabituación tabáquica.

Canarias fue pionera en la implantación de este tipo de ayudas a los usuarios que mostraban su deseo de abandonar el hábito de fumar. En este sentido, según datos de PAFCAN relativos a 2020, el 17,79% de la población mayor de 14 años es fumadora, de los que el 3,55% (11.301 usuarios) se encuentra actualmente adscrito al Programa.

Por otro lado, y con el objetivo de desarrollar e implantar de forma consensuada estándares mínimos y modelos básicos de atención para la prevención, la detección precoz, el tratamiento y el seguimiento de esta enfermedad en Canarias, el SCS elaboró y publicó en 2018 el Proceso Asistencial Integrado de la EPOC (PAI-EPOC), como iniciativa emanada de la Estrategia de abordaje a la cronicidad en Canarias que se empezó a implementar en 2015.

El PAI-EPOC ha permitido abordar el diagnóstico precoz y el infradiagnóstico de esta patología de una manera normalizada desde las consultas de Atención Primaria, estando incluido como uno de los objetivos pactados en el programa de gestión convenida.

Actualmente en Canarias, la población diana susceptible de realizar un screening de la EPOC es de 25.632 usuarios de los cuales se ha cribado al 13,69% desde que se implantó el PAI-EPOC. El objetivo era alcanzar el 25% al finalizar este año, pero la situación epidemiológica que se vive desde marzo ha provocado que las espirometrías, prueba con la que se realiza el cribado, se hayan suspendido por la fuerte producción de aerosoles que genera su realización.

Incidencia de la EPOC 

La EPOC es una enfermedad que se diagnostica en edades adultas. En la actualidad, afecta casi por igual a ambos sexos, en parte debido al aumento del consumo de tabaco entre las mujeres, aunque en España, según los últimos datos epidemiológicos, existe una diferencia significativa entre ambos sexos: el 11,8% de la población mayor de 40 años tiene EPOC, según datos de Epi-Scan 2, el primer mapa completo sobre la situación de esta enfermedad en España.

Por otro lado, y a pesar de tener una de las tasas de tabaquismo más altas de España, la prevalencia de EPOC en Canarias es menor que en la mayoría de las comunidades autónomas, con un porcentaje del 7,3%, siendo también mayor en hombres que en mujeres (8,7 en hombres y 6,3% en mujeres).

La EPOC no es curable y puede llegar a ser mortal, por lo que el diagnóstico y tratamiento precoz son imprescindibles para retrasar su progresión. Tiene una evolución lenta y generalmente se hace evidente a partir de los 40 o los 50 años de edad. Sus síntomas más frecuentes son la disnea (dificultad para respirar), la tos crónica y la expectoración (con mucosidad). A medida que la enfermedad empeora, los esfuerzos del día a día como subir escalones o llevar una maleta, o incluso las actividades cotidianas, pueden hacerse muy difíciles.

Etiquetas

Los neumólogos de La Candelaria recuerdan a los pacientes con EPOC la importancia de usar mascarilla

Los especialistas recuerdan que, si bien no hay evidencia científica de que este tipo de pacientes se contagien con más facilidad, una vez contraído sí presentan mayores complicaciones que derivan en ingresos hospitalarios

Los profesionales del servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscritos a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerdan a las personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) la importancia de usar mascarilla para protegerse frente a la COVID-19.

El Dr. Juan Marco Figueira, neumólogo del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, explica que, aunque los pacientes con EPOC puedan tener molestias a la hora de respirar con la mascarilla, “utilizarla es una de las mejores herramientas, junto el lavado de manos y el distanciamiento social, para evitar contagiarse de SARS-Cov2 y por tanto, reducir riesgos que puedan comprometer su estado de salud”.

Marco Figueira, neumólogo del Hospital de La Candelaria
Marco Figueira, neumólogo del Hospital de La Candelaria

Figueira recuerda que “entre un 60 y un 90 por ciento de pacientes con EPOC presenta comorbilidades, es decir, otras enfermedades o trastornos asociados, que facilitan la aparición de complicaciones graves y el requerimiento de ingreso hospitalario.

En este contexto, incidió en que, si bien no existe evidencia científica de que este colectivo de pacientes se contagie con mayor facilidad, sí hay constancia de que una vez que han contraído el virus, los enfermos con EPOC presentan mayores probabilidades de desarrollar complicaciones graves que puede derivar en ingresos hospitalarios.

Esta patología respiratoria crónica es frecuente en adultos causada, en su mayoría, por el consumo de tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud, la EPOC se convertirá en la tercera causa de muerte en el planeta en el año 2030.

Entre las complicaciones más frecuentes que se han detectado en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica contagiados por SARS-CoV-2 se encuentran la neumonía extensa, daño pulmonar agudo, síndrome de distrés respiratorio agudo, el tromboembolismo pulmonar o las afecciones cardiacas.

Atención sanitaria postcovid

Los especialistas en Neumología y la comunidad científica continúan estudiando los efectos posteriores que a medio y largo plazo provoca la COVID-19 en la salud de las personas con EPOC, una vez han superado el virus.

A raíz de los estudios publicados, el doctor Juan Marco Figueira explica que “la pandemia por SARS-CoV-2 va a implicar cambios en la atención de las personas con EPOC que sufran esta infección, debiendo realizar un estrecho seguimiento de los mismos dado que existe suficiente base teórica para suponer que sufrirán una evolución desfavorable”.

Esta serie de conclusiones se exponen diferentes publicaciones realizadas al respecto en la revista de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ),​ Archivos de Bronconeumología​.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín completa la primera fase de un estudio para detectar el tromboembolismo pulmonar agudo

Los profesionales de la Unidad Multidisciplinar Vascular Pulmonar durante un procedimiento

Esta investigación, que se ha llevado a cabo a través de la Unidad Multidisciplinar Vascular Pulmonar del servicio de Neumología del centro hospitalario, permitirá a los profesionales desarrollar estrategias de búsqueda activa y tratamiento adecuado para esta patología

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha completado la primera fase del estudio nacional para detectar el tromboembolismo pulmonar agudo en pacientes hospitalizados con EPOC denominado SLICE (Significance of pulmonary embolism in COPD exacerbations). El objetivo de este estudio es la detección de una complicación muy grave y frecuente en pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) como es el tromboembolismo pulmonar agudo. El EPOC es una de las patologías respiratorias más prevalentes en Canarias y afecta a un 7,3% de la población adulta fumadora. Además, supone la cuarta causa de mortalidad en pacientes adultos.

Los resultados finales de este estudio, que en la actualidad se encuentran en situación de análisis estadístico, van a permitir a los profesionales definir el perfil de pacientes hospitalizados con EPOC que, sin una causa infecciosa de agudización, precisan de una búsqueda activa y tratamiento precoz de una complicación vascular pulmonar muy grave como es el tromboembolismo pulmonar agudo. Este ensayo clínico ha sido liderado en Canarias por la Unidad Multidisciplinar Vascular Pulmonar de la que forma parte el servicio de Neumología del Hospital Dr. Negrín, cuyo responsable médico es el doctor Gregorio Pérez Peñate. En este estudio han participado también el doctor Fernando León Marrero, así como María Desirée Alemán Segura y Ángel Rodríguez León, profesionales del área de Enfermería.

Esta Unidad Multidisciplinar reúne a profesionales médicos y enfermeras de los servicios de Neumología, Cardiología y Reumatología para el manejo de enfermedades vasculares pulmonares e hipertensión pulmonar compleja que requieren un abordaje individualizado y especializado. Además, participa de forma activa en los programas de trasplante cardíaco, pulmonar y cirugía cardíaca congénita. En la actualidad, asesora y presta asistencia a otros especialistas en el manejo de esta patología compleja en la comunidad autónoma de Canarias y participa en diferentes ensayos clínicos internacionales.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín participa en un estudio para detectar tromboembolismo pulmonar agudo en pacientes con EPOC

Profesionales de la Unidad Multidisciplinar de Circulación Pulmonar

Esta investigación, que se llevará a cabo a través de la Unidad Multidisciplinar de Circulación Pulmonar del servicio de Neumología del centro hospitalario, permitirá a los profesionales desarrollar estrategias de búsqueda activa y tratamiento adecuado para esta patologías

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, participará en un estudio multicéntrico nacional denominado SLICE (Significance of pulmonary embolism in COPD exacerbations) cuyo objetivo prioritario es la detección de una complicación muy grave y frecuente en pacientes con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), como es el tromboembolismo pulmonar agudo. El EPOC es una de las enfermedades respiratorias más prevalentes, en Canarias y afecta a un 7,3% de la población adulta fumadora.

Este estudio, que se llevará a cabo a través de la Unidad Multidisciplinar de Circulación Pulmonar del servicio de Neumología del centro hospitalario, cuyo coordinador médico, Gregorio Pérez Peñate, ha sido nombrado director del Programa de Investigación Integrada en Tromboembolismo Pulmonar (PII TEP) de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), permitirá a los profesionales desarrollar estrategias de búsqueda activa y tratamiento adecuado del tromboembolismo pulmonar en pacientes hospitalizados por agudización de su EPOC. Además, en este estudio también participarán los doctores Moure-Abelenda, Ossorio-Robaina, Santana-Torres, Giannozzi y Díaz-Soriano.

Asesoramiento y asistencia

Esta Unidad Multidisciplinar, integrada en el servicio de Neumología, reúne a profesionales médicos y enfermeras de los servicios de Neumología, Cardiología y Reumatología para el manejo de enfermedades vasculares pulmonares e hipertensión pulmonar compleja que requieren un abordaje individualizado y especializado. En la actualidad, asesora y presta asistencia a otros especialistas en el manejo de esta patología compleja en la comunidad autónoma de Canarias y, además, participa en ensayos clínicos internacionales para el desarrollo de nuevos fármacos con los que tratar una patología que hace años carecía de buen pronóstico.

Otro de los proyectos en los que se trabajará este año es el SYSPPE study (Symptom-related screening program following pulmonary embolism for early detection of Chronic Thrombo-Embolic Pulmonary Hypertension CTEPH), con el que se pretende definir una estrategia costo-efectiva que permita detectar precozmente una complicación grave en los pacientes que han sufrido un tromboembolismo pulmonar agudo.

Etiquetas