Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno de Canarias reedita ‘Memorias de una estrella’, de Josefina de la Torre, 66 años después

'Memorias de una estrella', de Josefina de la Torre

Hoy 25 de septiembre es el aniversario del nacimiento de la escritora a quien se dedica las Letras Canarias 2020. Inspirado en su trayectoria en el cine, el volumen recoge también el relato ‘En el umbral’, también de 1954.

Tal día como hoy, el 25 de septiembre, en el año 1907, nació la escritora Josefina de la Torre, protagonista de la edición 2020 de las Letras Canarias. Una fecha simbólica con la que el Gobierno Autónomo, a través del área de Cultura, anuncia la recuperación de la novela ‘Memorias de una estrella’, que acaba de reeditar por primera vez desde su publicación original en 1954. Esta acción se suma al programa de actividades que a lo largo del año se han promovido en torno a la figura de esta polifacética artista.

El volumen, que forma parte de la colección Agustín Espinosa, incluye también el relato ‘En el umbral’ y se halla en primera fase de distribución en librerías. Publicada originalmente en la editorial Cid hace 66 años, ‘Memorias de una estrella’ y ‘En el umbral’ fueron el número 87 de la colección «La Novela del Sábado». Esta era una serie por entregas que recibió el favor de un público que acudía puntual cada sábado a los quioscos a por un ejemplar de aquellas novelas breves, en pequeño formato, que salían a competir con las por entonces popularísimas novelas de vaqueros o de amor e intrigas.

‘Memorias de una estrella’

‘Memorias de una estrella’ es una suerte de trasunto de las vivencias de Josefina de la Torre en el cine. No una narración autobiográfica pues la protagonista, Bela Z, es descrita por la autora con mirada distante, desde un punto de vista subjetivo. Pero el contexto, la trama, los personajes secundarios y la atmósfera pueden interpretarse que desprenden un cierto desquite frente a la superficialidad que, según palabras de la propia Josefina, envolvía a la incipiente industria cinematográfica española.

No por casualidad, el paso de Josefina de la Torre por el cine fue intenso pero fugaz, apenas un lustro a comienzos de los años cuarenta que le brindó, no obstante, la ocasión de estar delante y detrás de la cámara. Y aun cuando la mayor parte de sus películas tuvieron lugar al lado de su hermano Claudio de la Torre, desempeñando labores varias incluida la de ayudante de dirección, fue requerida por otros directores en alza como Julio de Flechner, José María Castellví o Edgar Neville.

Pero la actriz, guionista y ayudante de dirección abandonó los platós en 1944, en el momento de mayor éxito, justo cuando logró un galardón en los Premios Nacionales de Cinematografía por el guion de la película ‘Una herencia en París’, del director mexicano Miguel Pereyra, basada en la novela ‘Tú eres él’, firmada por Laura de Comminges, seudónimo de Josefina de la Torre en la colección «La Novela Ideal».

Etiquetas

Josefina de la Torre, “la última voz del 27”, protagonista de las Letras Canarias 2020

Josefina de la Torre en 1975

Hoy 21 de febrero es el Día de las Letras Canarias, cuyo acto institucional se traslada al lunes 2 de marzo. Se celebrarán actividades a lo largo de todo el año para difundir la obra de la polifacética autora, entre ellas la reedición de obras.

Hoy viernes, 21 de febrero, se celebra el Día de las Letras Canarias, efeméride instituida por el Gobierno autonómico en conmemoración de la fecha de fallecimiento de Viera y Clavijo. Josefina de la Torre (1907-2002)  es la protagonista de las Letras Canarias 2020 y será homenajeada a lo largo del año a través de diferentes iniciativas, promovidas tanto desde el propio Gobierno como por toda entidad, pública o privada, que desee sumarse a este tributo y difusión de “la última voz del 27”.

El programa arranca el próximo lunes 2 de marzo, a las 11:00 horas, con el acto institucional, trasladado a esta nueva fecha y que tendrá lugar en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria, con la asistencia del presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres. Una sesión, abierta al público, en la que se recordará la figura y obra de Josefina a través de la palabra, la música, la poesía y el teatro.

Además, ya está a disposición de la ciudadanía, en la web www.gobiernodecanarias.org/cultura/dlc2020, el cartel, un tríptico con selección poética, biografía oficial, cronobiografía y una pequeña galería fotográfica. En paralelo a todo ello, y como en anteriores ediciones, desde la página de Facebook “Día de las Letras Canarias” se difundirá la figura de Josefina de la Torre y su aportación a la historia de la cultura.

Acto institucional

El lunes 2 de marzo tendrá lugar el acto oficial que cada año organiza el Gobierno de Canarias. Junto al presidente Torres, y otras autoridades del Ejecutivo y de instituciones locales de Gran Canaria, la sesión contará con la intervención de artistas que contribuirán a ensalzar la trayectoria de Josefina. El poema ‘En lo alto del balcón’ será interpretado por Luis Pastor y Lourdes Guerra, que han puesto música a estos versos de la autora.

Por su parte, la actriz Hermi Orihuela lleva a escena fragmentos del monólogo ‘Josefina de la Torre. Voz en lo inmenso’, dirigido por Fabián Lomio. También Marta Porpetta, directora de Ediciones Torremozas, y Fran Garcerá, investigador y crítico literario, disertarán sobre la poesía completa de Josefina de la Torre que por primera vez ha sido publicada.

Otras iniciativas

Precisamente, la editorial Torremozas presenta esta antología, ‘Poesía completa’ al día siguiente, martes 3 de marzo, en la Librería Agapea de Santa Cruz de Tenerife. La presentación, que será a las 18:30 horas, contará también con las intervenciones de Porpetta y Garcerá, además de la consejera de Cultura, María José Guerra. El Gobierno colabora en este acto facilitando la participación en el mismo de los autores canarios Elsa López, Alberto Omar Walls, Aida González Rossi y Yeray Barroso, que recitarán textos de De la Torre.

Semanas después, el Día del Libro, 23 de abril, se publicará la revista dedicada a la vida y obra de Josefina de la Torre. Contará con una antología de su obra, artículos escritos por ocho expertos y, por primera vez, un material de apoyo didáctico para el estudio de Josefina en las aulas. También ese día se presentará la novela más emblemática de la escritora, ‘Memorias de una estrella’, que se reedita por primera vez desde que apareció en 1954; y se instalará la muestra de paneles dedicados a su trayectoria las Bibliotecas Públicas del Estado en ambas capitales. Un material de difusión que, como es habitual, estará luego disponible para aquellos centros, bibliotecas e instituciones que lo soliciten.

En la actualidad el área de Cultura del Gobierno trabaja en el cierre de otras actividades como jornadas dedicadas a la difusión y análisis de su obra, en Tenerife y Gran Canaria; actos homenaje en Madrid y Sevilla; la publicación de su Narrativa completa; un ciclo de cine a través de la Filmoteca Canaria; y una muestra de su archivo personal en la Casa-Museo Pérez Galdós (en enero de 2021). Además, el Gobierno de Canarias concederá un apoyo que permita culminar la catalogación de su archivo personal en la Casa-Museo.

Josefina de la Torre

Josefina de la Torre en 1928
Josefina de la Torre en 1928

La figura artística de Josefina de la Torre abarca la poesía, la narrativa e incluso el guion cinematográfico. Sus textos gozan de una destacada recepción crítica y se encuentran entre las mejores muestras de la poesía canaria del siglo XX. Además, Josefina de la Torre expande su talento entre la interpretación actoral, el canto y el doblaje, lo que la une a grandes personalidades como Edgar Neville o Luis Buñuel. Por la grandeza de su contribución literaria y por ser, junto a la ya homenajeada Mercedes Pinto, una de las grandes pioneras de la creación literaria en el archipiélago, es propuesta en 2020 como protagonista del Día de las Letras Canarias.

Por todo ello, con el fin de fomentar la lectura de su obra y el descubrimiento de la trayectoria de Josefina de la Torre, está prevista la celebración de un acto institucional en la isla de nacimiento de la autora (Gran Canaria), una edición o coedición de su obra literaria y la publicación de una revista divulgativa, que se distribuirán en todo el Archipiélago, donde expertos en el campo de las letras y las artes analizarán su obra y que incluirá una selección poética. Igualmente, se realizará una exposición itinerante con paneles informativos sobre su vida y obra y se apoyarán actividades diversas (jornadas, lecturas, cursos, talleres) destinadas a difundir el análisis, divulgación y reflexión de su obra.

Josefina de la Torre Millares nació en 1907 en el seno de una familia burguesa de intelectuales en Las Palmas de Gran Canaria, y allí pasó su infancia y su juventud. Con solo trece años publicó sus primeros poemas en revistas y, con veinte, viajó a Madrid junto a su hermano Claudio de la Torre, que había recibido el Premio Nacional de Literatura en 1923. Además de prepararse en la academia de canto de Dahmen Chao, fue testigo presencial de la efervescencia cultural que se cimentaba en la capital, colaborando en revistas poéticas de prestigio como España, Alfar, Verso y prosa, La Gaceta Literaria y Azor.

Justamente en el célebre año de 1927, Josefina publicó Versos y estampas, su primera obra literaria. Esta plaquette es editada por la revista Litoral y prologada por Pedro Salinas, que la bautiza como “muchacha-isla”. Dos años más tarde, ve la luz su libro Poemas de la isla. En esa época, se trasladó junto a su hermano Claudio a los estudios franceses de la Paramount en Joinville, donde trabajó como actriz de doblaje.

Tras el estallido de la Guerra Civil, regresó a Gran Canaria junto a su hermano Claudio y su esposa, Mercedes Ballesteros, con quienes fundó la colección La novela ideal. En ella escribe, bajo el seudónimo Laura de Comminges, una serie de novelas amorosas. Una vez ha terminado la guerra regresó a Madrid, debutando en 1940 como primera actriz del Teatro Nacional María Guerrero. A la actividad teatral se suma la cinematográfica, pues realiza una serie de papeles secundarios entre 1941 y 1945.

La represión franquista, que había disuelto a los poetas republicanos de la Generación del 27, parece ser una de las causas de esta inclinación por la interpretación en detrimento de la poesía. Sin embargo, su vocación como actriz se había fundamentado en su núcleo familiar. Prueba de ello es la celebridad que obtuvo el “Teatro mínimo”, que es el nombre con el que se conoce a una serie de representaciones que los hermanos organizaban en su casa de la Playa de Las Canteras. Como resultado de esta inclinación, en 1946 fundó su propia compañía teatral, la Compañía de Comedias Josefina de la Torre, junto a Ramón Corroto, que años más tarde se convertiría en su esposo.

También actuó en otras compañías, hasta 1958. Asimismo, entre 1944 y 1957 trabaja como primera actriz del Teatro Invisible de Radio Nacional y, con posterioridad, en Radio Madrid. El teatro la acoge en su seno y le devuelve el clamor de una fama que el cine le había negado, pues nunca obtuvo en la gran pantalla papeles protagonistas. Esta circunstancia aparece retratada en su novela corta Memorias de una estrella, que se publica en 1954 junto a En el umbral, en la colección La Novela del Sábado, de ediciones Cid.

Durante los años sesenta colaboró también como actriz en series televisivas y publicó su poemario ‘Marzo incompleto’ (1968). A finales de los ochenta aparece su obra poética reunida bajo el título Poemas de la isla, que incluye un libro inédito, Medida del tiempo. Esta antología, diez años más tarde, será recogida en una edición bilingüe a cargo de Carlos Reyes. Los reconocimientos a su labor llegan con el nuevo siglo: en el año 2000 es nombrada Miembro de Honor de la Academia Canaria de la Lengua; en el 2001 se le dedica la exposición ‘Los álbumes de Josefina de la Torre: La última voz del 27’ en la Residencia de Estudiantes de Madrid; y en 2002 se le concede la Cruz de la Orden Islas Canarias. En ese mismo año, muere Josefina de la Torre en su casa de Madrid, lejos de la tierra que le vio nacer.

Etiquetas

Fernando Clavijo pone en valor la apuesta de Agustín Espinosa “por transformar el mundo a través de la palabra”

Día de las Letras Canarias

Los Realejos, el municipio donde vivió y murió el protagonista de las Letras Canarias 2019, acoge el tradicional acto conmemorativo organizado por el Gobierno autonómico

Canarias recordó este martes a Agustín Espinosa, protagonista de las Letras Canarias 2019, en un acto conmemorativo celebrado en Los Realejos, el municipio donde vivió y murió este gran escritor cuya “literatura es una apuesta seria y apasionada por conquistar y transformar el mundo a través de la palabra”. Así lo describió el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, durante este homenaje, en el que también varios estudiantes leyeron fragmentos de su obra y se puso en escena una representación en torno a su singular figura.

Un acto muy emotivo que contó además con la asistencia de dos hijos de este referente de las vanguardias en Canarias, Joaquín y Agustín Espinosa, así como del viceconsejero de Cultura, Aurelio González, y del alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez. Todo ello en la plaza que lleva el nombre de Viera y Clavijo, cuya fecha de fallecimiento marca cada año la efeméride del Día de las Letras Canarias.

Fernando Clavijo valoró “la gran fuerza y originalidad de su talento expresivo” y señaló que “dentro de Espinosa había muchos Espinosas. Estaban el profesor enamorado de la enseñanza, el escritor y el agitador cultural. También estaba el principal referente de la vanguardia en Canarias y el filólogo que recogió, estudió y publicó por primera vez una parte sustancial del romancero canario que todavía era recitado por los pueblos y los campos isleños. Estaban un ensayista, un poeta, un narrador y un gran crítico de la literatura y las artes plásticas”.

Día de las Letras Canarias
Un momento del acto conmemorativo.

El presidente de Canarias se refirió también al hecho de que algunos investigadores llamaran a Espinosa “cazador de mitos” y afirmó que “no se equivocaban”. “Nuestro escritor intentó atrapar y desarticular los mitos con el que se construyó el imaginario sobre Canarias. Quería entender y explicar esa visión de nosotros mismos y, al mismo tiempo, renovarla”, agregó.

Cabe señalar que en este acto el hijo menor del autor, llamado como él, Agustín Espinosa, recordó el legado de su padre y agradeció al Gobierno que se le haya dedicado esta edición de las Letras Canarias. Por su parte, el alcalde de Los Realejos ensalzó la figura de Viera y Clavijo y animó a la lectura de la obra de Espinosa que esperó que “sea incentivada con esta conmemoración”. Domínguez concluyó su intervención con un fragmento de “Sobre el signo de Viera”, en ensayo de Espinosa sobre la figura del polígrafo ilustrado.

También hubo voz para los jóvenes en este acto. Seis estudiantes de tres institutos de Los Realejos fueron los encargados de dar lectura a varios fragmentos de sus obras. Los textos elegidos para este homenaje fueron extraídos de “Crimen” y “Lancelot 28º-7º”, así como de los “Poemas a Mme. Josephine”.

A continuación, se ofreció “Sueños adversos”, un monólogo cuyo título coincide con el lema de esta edición de las Letras Canarias y que incluye fragmentos de varias obras de Espinosa como la novela “Crimen” y la pieza teatral “La casa de Tócame Roque”, interpretada por Albano Matos y dirigida por Fabián Lomio. La tradicional ofrenda floral al busto de Viera y Clavijo cerró el acto.

Etiquetas

Agustín Espinosa, protagonista de las Letras Canarias 2019

Agustín Espinosa en la costa norte de Tenerife.

La efeméride tiene lugar mañana 21 de febrero, si bien durante todo el año se difundirá el legado del escritor, exponente del Surrealismo en Canarias. Ya está disponible para su descarga la publicación monográfica que recorre su vida y obra.

Llega una nueva edición del Día de las Letras Canarias, mañana jueves 21 de febrero, dedicado este año a la figura y obra de Agustín Espinosa (Tenerife, 1897-1939). Una efeméride instaurada por el Gobierno Autónomo en 2006, cuya fecha conmemora el fallecimiento de José Viera y Clavijo en 1813. En el marco de esta celebración, se ha puesto a disposición de ciudadanía e instituciones una publicación monográfica sobre el autor, de gran valor divulgativo y educativo, que puede descargarse en la web www.gobcan.es/cultura/dlc.

La elección de Espinosa coincide con el 80 aniversario del fallecimiento de este autor, exponente del Surrealismo en Canarias, “uno de los escritores más interesantes dentro de ese gran momento de efervescencia artística que supuso la vanguardia insular”, apunta el consejero de Cultura, Isaac Castellano. Espinosa destacó en casi todos los géneros literarios, así como en su faceta docente, siendo profesor y referente para generaciones posteriores de las letras en las Islas “como Pino Ojeda y Rafael Arozarena

Agustín Espinosa
Agustín Espinosa

, escritores homenajeados en pasadas ediciones”, matiza.

Dedicarle el Día de las Letras Canarias constituye “un acto de reconocimiento a su obra, de gran originalidad y modernidad”, matiza Aurelio González, viceconsejero de Cultura, quien describe al actor como “uno de los espíritus renovadores de las letras insulares”.

Con la designación de Agustín Espinosa, el Gobierno hace extensiva la propuesta a todas las entidades públicas y privadas, tanto culturales como educativas, de tomar en consideración a la figura del autor a la hora de diseñar programación en torno a su legado literario. Junto al monográfico, en la web de las Letras Canarias también puede descargarse la cartelería genérica diseñada para esta edición, para su uso y aplicación en la difusión de actividades.

Publicación monográfica

‘Agustín Espinosa. Sueños adversos’, como se ha titulado la publicación, incluye una cronobiografía de Espinosa, artículos en profundidad sobre su aportación literaria a cargo de diferentes especialistas, fotografías y otra documentación gráfica recopilada y una selección antológica de su obra. La revista también cuenta con una tirada impresa de 3.000 ejemplares a distribuir en las bibliotecas públicas del Gobierno. Junto a esta publicación, está prevista la edición de una antología del escritor portuense.

Además, como en anteriores ediciones de las Letras Canarias, las redes sociales serán otro de los canales principales de difusión del legado de Agustín Espinosa. Se ha elaborado material divulgativo digital que se lanzará a través de la página de Facebook del Día de las Letras Canarias, así como en otras redes de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes.

Por último, una muestra biográfica con contenidos similares a los de la revista, pero sobre paneles informativos, recorrerá decenas de bibliotecas públicas de las Islas, comenzando por las dos estatales que el Gobierno gestiona en ambas capitales.

Acto conmemorativo

Por otra parte, el Gobierno canario realizará el habitual acto conmemorativo, este año trasladado por cuestiones organizativas al día 26 de febrero y a un nuevo emplazamiento: la Plaza Viera y Clavijo de Los Realejos, municipio del que era oriundo Viera y en el que vivió y murió Agustín Espinosa. Se da la circunstancia, además, de que el poeta y novelista fue gran estudioso de la figura de Viera, así como de otros ilustrados canarios como Clavijo y Fajardo, sobre quien versó su tesis doctoral.

Así pues, el día 26, ambos “regresan” a su contexto vital: la villa del norte de Tenerife, donde niños y niñas de los centros públicos del municipio serán protagonistas de un recital en el que compartirán algunos de los textos de Espinosa. También se llevará a cabo una representación teatral sobre la vida y obra del autor, interpretada por Albano Matos y dirigida por Fabián Lomio. La tradicional ofrenda floral al busto de Viera y Clavijo cerrará el acto.

Descendientes de Agustín Espinosa, junto a representantes institucionales, estarán presentes en este encuentro. Se prevé la asistencia del presidente de Canarias, Fernando Clavijo, el viceconsejero de Cultura, Aurelio González y, como anfitrión, el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez.

Agustín Espinosa

Agustín Espinosa.
Agustín Espinosa.

Agustín Espinosa (Puerto de la Cruz, Tenerife, 1897 – Los Realejos, Tenerife, 1939) fue un autor muy admirado y leído en su época. Entre 1927 y 1936 desplegó lo más interesante, profundo y complejo de su producción, que alcanza en el surrealismo y en la obra Crimen (1934) su expresión más lograda y reconocida, aunque el latido renovador de Lancelot, 28°-7° (1929) la convierte en una pieza fundamental de la nueva literatura.

Espinosa colaboró en los principales periódicos y revistas de su tiempo (La Gaceta Literaria, Extremos a que ha llegado la poesía española, Heraldo de Madrid, Hoy, La Prensa…) y fue el principal agente de la vanguardia canaria. A él, junto a Juan Manuel Trujillo y Ernesto Pestana, debemos las páginas de La Nueva Literatura, en La Tarde, donde se fraguaría el carácter de La Rosa de los Vientos (1927), revista cardinal en dirigir el cambio de rumbo. Luego, la gran revista, y seguramente la primordial, Gaceta de arte (1932-1936), tiene en Espinosa a uno de sus más activos e insignes colaboradores e impulsores.

Estudiante de Filosofía y Letras en La Laguna, Granada y Madrid, se doctoró en 1924 y ejerció la docencia en Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y La Palma. Obtuvo en 1928 la cátedra de Lengua y Literatura Española. Agustín Espinosa prestó atención en sus apenas cuarenta y un años de existencia a diversos temas de la literatura de las Islas: reivindicó la feliz hora de la ilustración canaria dedicando su tesis doctoral a fijar, desmitificar y esclarecer la figura de José Clavijo y Fajardo y, en una de sus célebres conferencias, hizo lo propio con Viera y Clavijo.

Abrazó el homenaje gongorino del 27 recalando en la principal figura del barroco canario: Fray Andrés de Abreu; revisó los mitos de Dácil, Hernán Peraza y, por supuesto, Lancelot; emprendió el primer rescate del romancero canario y reseñó constantemente aquellas obras de su tiempo que más le interesaron: Saulo Torón, Emeterio Gutiérrez Albelo, Agustín Miranda, Pedro García Cabrera, Félix Delgado, Andrés de Lorenzo Cáceres…

La Exposición Internacional del Surrealismo celebrada en Santa Cruz de Tenerife en 1935 contó con la indispensable colaboración de Espinosa, ya como escritor y agente cultural, ya como presidente del desaparecido Ateneo de Santa Cruz, espacio que albergaría la exposición. Espinosa presentó a André Breton antes de que este procediera a la lectura de su conferencia titulada Posición política del arte de hoy y luego el propio Espinosa leyó la versión española que él mismo había realizado.

Junto a Domingo Pérez Minik, Pedro García Cabrera, Eduardo Westerdahl y Domingo López Torres firma el n. 2 del Boletín Internacional del Surrealismo y luchó hasta el final para impedir la prohibición de proyectar La edad de oro, lo que incluye la firma de un manifiesto que gaceta de arte publicó contra la labor reaccionaria de la ultraconservadora Gaceta de Tenerife, principal oponente de la proyección.

El alzamiento militar de 1936 trajo la represión y depuración de nuestro autor. Una sombra de sospecha de la que no pudo desprenderse ni siquiera colaborando en ¡Arriba España! La enfermedad que arrastraba su úlcera desde la adolescencia se agravó considerablemente y no sobrevivió al último postoperatorio. Agustín Espinosa está considerado uno de los grandes escritores de la literatura canaria y uno de los máximos exponentes del surrealismo en lengua española.

Etiquetas