Logo del Gobierno de Canarias

El HUC incorpora cirugía torácica en las intervenciones con el robot quirúrgico Da Vinci

Se han llevado a cabo tres de intervenciones de tumores de mediastino, ubicado entre el corazón y el esternón. Los pacientes evolucionan favorablemente

El Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado las tres primeras intervenciones de Cirugía Torácica con el robot Da Vinci. Se trata de intervenciones de tumores de mediastino, ubicado entre el corazón y el esternón, con resección del timo y grasa tímica. Las ventajas de este tipo de cirugía son el alto grado de precisión, una cirugía menos invasiva y la reducción del tiempo de hospitalización.

Las doctoras Nuria Mañes y Helena Hernández, cirujanas torácicas que realizaron las intervenciones, destacaron que “la cirugías han ido muy bien y que los pacientes evolucionan favorablemente”. Así mismo destacaron la precisión del trabajo que permite mejorar los resultados quirúrgicos, especialmente en lo que se refiere a la recuperación del paciente, así como la posibilidad de abordar cirugías de mayor complejidad con mayor seguridad, precisión y radicalidad cuando el caso lo requiere.

El servicio de Cirugía Torácica irá incorporando otras patologías complejas subsidiarias de cirugía robótica tales como lobectomías y neumonectomías como cirugía del carcinoma broncogénico y de otros tumores pulmonares, así como, patología pulmonar inflamatoria. Se irán introduciendo otras tumoraciones de pared torácica y pleura.

Momento de la intervención.
Momento de la intervención.

El robot quirúrgico Da Vinci permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, requiere un menor uso de analgesia. El tiempo de recuperación y postoperatorio se reduce con estancias hospitalarias más cortas, lo que permite una gestión más ágil de las camas de hospitalización.

Se trata de un asistente robótico con cuatro brazos que transmite los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3 D del interior del paciente. El cirujano controla los brazos robóticos, a los cuales se fijan un instrumental especifico que ofrece una capacidad de giro de 360º. Todo asistido por otro cirujano de campo.

El robot Da Vinci se compone de tres elementos: consola quirúrgica, unidad de control y torre de visión. La consola es el lugar en el que el cirujano dirige la intervención controlando la óptica (que permite visualizar el interior de la cavidad torácica del paciente) y los instrumentos mediante manipuladores manuales y pedales. La unidad de control es el lugar donde se posiciona al paciente y cuenta con cuatro brazos móviles e intercambiables. Y la torre de visión que es la unidad central de elaboración y procesamiento de la imagen y energía. La mesa quirúrgica está sincronizada con el robot.

Las especialidades que vienen utilizando este robot quirúrgico en el HUC son Urología, Ginecología, Cirugía General y Digestiva y Cirugía Torácica.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín realiza las primeras cirugías robóticas para tratar el cáncer de esófago

Se trata de una de las intervenciones de mayor complejidad de la especialidad de Cirugía General y Aparato Digestivo que se hacen en la actualidad

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través del servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo, ha comenzado a realizar las primeras intervenciones quirúrgicas de cáncer de esófago mediante cirugía mínimamente invasiva totalmente robótica. El equipo de profesionales de la Unidad de Cirugía Esofagogástrica del centro hospitalario, al frente de la que se encuentra la doctora M. A. Acosta, ha realizado ya un total de cuatro intervenciones de este tipo.

En la primera de estas cirugías fue intervenido un paciente varón, de 66 años, con cáncer de esófago distal, que recibió quimioterapia previa a la cirugía. Se le extirpó la mayor parte del esófago, el extremo próximo del estómago y los ganglios linfáticos de ambas zonas, tanto por vía abdominal como torácica, con la asistencia del robot da Vinci. A los nueve días de ser intervenido, y sin que se produjera ninguna complicación, el paciente recibió el alta hospitalaria. Se trata de una de las intervenciones de mayor complejidad de la especialidad de Cirugía General y Aparato Digestivo que se hacen en la actualidad.

El robot Da Vinci incorpora una tecnología avanzada que logra realizar cirugías mínimamente invasivas de alta precisión respecto a la laparoscopia convencional, y aún más respecto a la vía tradicional de acceso mediante laparotomía o también llamada ‘vía abierta’. De esta forma, permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, así como menos pérdidas de sangre.

Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten, con alta precisión, los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3 D del interior del paciente. El cirujano controla los brazos robóticos que ofrece una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas

Cirugía Torácica del Insular incorpora la cirugía robótica Da Vinci para extirpar tumores de alta complejidad

Se trata del primer centro de Canarias que utiliza la cirugía robótica para procedimientos torácicos complejos con excelentes resultados

El Servicio de Cirugía Torácica el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha incorporado el sistema de cirugía robótica Da Vinci para la realización de procedimientos torácicos de alta complejidad

Los doctores David Pérez Alonso y Jose Ramón Cano García, cirujanos torácicos del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, han realizado las primeras intervenciones robóticas para procedimientos torácicos.

En concreto han realizado intervenciones para extirpar tumores pulmonares con ganglios malignos, a dos pacientes y un tumor del mediastino, zona comprendida entre el corazón y el esternón, a un tercer paciente, obteniendo excelentes resultados que han favorecido la recuperación temprana de los mismos.

Esta tecnología permitirá la realización a través de incisiones mínimas y mediante la asistencia robótica de cirugías de la máxima complejidad en el ámbito de la Cirugía Torácica, como son la extirpación de tumores con amplia extensión que exige la realización de reconstrucciones de grandes vasos y bronquios pulmonares, sólo posibles actualmente mediante cirugía abierta convencional.

Según aseguran los especialistas las ventajas reconocidas de esta técnica robótica mínimamente para el paciente son la disminución de las complicaciones operatorias, menor dolor postoperatorio, menor tiempo de ingreso hospitalario, una recuperación funcional más completa y un retorno del paciente a sus actividades de la vida cotidiana más precoz.

Sistema de Cirugía Robótica Da Vinci

Se trata de un robot de ultima generación que permite realizar procedimientos complejos con una precisión no conocida hasta ahora. El equipo robótico Da Vinci instalado en el Complejo Hospitalario combina tres elementos diferenciados: la consola desde la que el cirujano opera a distancia, que incluye los mandos ergonómicos y el sistema de visualización 3D, el carro quirúrgico con los brazos robóticos controlados desde la consola y a los que se acoplan instrumentos quirúrgicos diversos -como pinzas, tijeras, coaguladores o la propia cámara de video, entre otras – , y por último, una torre de visión que permite la visualización de la cirugía por el amplio equipo de médicos y personal de enfermería que participa en la intervención.

Así, con los instrumentos quirúrgicos introducidos a través de pequeños orificios en el tórax del paciente y con la visión del campo quirúrgico, de alta definición y tridimensional, el cirujano desarrolla su trabajo en un entorno inmersivo, como si estuviera dentro del paciente.

La excelente visión ampliada y la amplitud de movimientos de los cuatro brazos robóticos, que alcanza los 360º, aportan al cirujano que guía el robot un mejor acceso a las complejas áreas anatómicas del tórax así como una precisión no alcanzable mediante las tecnologías previas, ya se trate de cirugía abierta clásica o de cirugía toracoscópica.

Por estos motivos, según aseguran los especialistas, la cirugía mejora en lo que se conoce como radicalidad, es decir mejora en la capacidad de eliminar la enfermedad de forma completa, aspecto de la cirugía muy relevante cuando se trata de enfermedades tumorales y también mejora en seguridad porque se minimiza el sangrado quirúrgico y el riesgo de infección o pérdidas de aire del pulmón operado.

Con la incorporación del Servicio de Cirugía Torácica, ya son cuatro las especialidades que utilizan esta tecnología en el Complejo Hospitalario. En concreto, el Servicio de Cirugía General y Digestiva, el Servicio de Obstetricia y Ginecología y el Servicio de Urología.

Etiquetas

Ginecología del Hospital Materno Infantil ha realizado 71 intervenciones asistidas por cirugía robótica

El servicio de Obstetricia y Ginecología del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil realiza intervenciones con el robot Da Vinci desde el 6 de abril de 2019

Los profesionales del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias, centro dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, han realizado, desde el 6 de abril de 2019, un total de 71 intervenciones con el robot quirúrgico Da Vinci.

Momento de una intervención con el robot DaVinci.
Momento de una intervención con el robot DaVinci.

En concreto se han realizado, con muy buenos resultados, procedimientos de cirugía oncológica para el tratamiento quirúrgico del cáncer de endometrio, cáncer de ovario, cáncer de útero, cáncer de cervix y tumores ováricos de bajo potencial de malignidad.

El robot quirúrgico Da Vinci supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas: elimina el temblor funcional a la hora de operar; aumenta el rango de movimiento de los instrumentos a 360º, por lo que es posible operar en regiones anatómicas con un acceso más dificultoso para la laparoscopia; mejora la visualización durante la cirugía, permitiendo preservar estructuras de vital importancia para un correcto funcionamiento de los órganos, al incorporar sistemas de visión en 3D real sin precisar la ayuda de gafas, por lo que disminuye la fatiga del cirujano; mejora no sólo la ergonomía del cirujano sino también del paciente, ya que la mesa quirúrgica que incorpora está emparejada con el sistema robótico y adapta sus movimientos a los de los brazos de trabajo para disminuir la tensión de la piel a nivel de las incisiones.

En el servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias están acreditados para la realización de Cirugía Robótica: el Dr. Octavio Arencibia, el Dr. Daniel González y la Dra. María Laseca.

Etiquetas

Cirugía General y Digestiva del Insular ha realizado más de ochenta procedimientos robóticos de cirugía oncológica

El Servicio de Cirugía General y Digestiva del Complejo Hospitalario utiliza este sistema con el robot Da Vinci desde el 1 de abril de 2019

Los profesionales del servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, han realizado, desde el 1 de abril de 2019, un total de ochenta y un procedimientos de cirugía oncológica con el robot quirúrgico Da Vinci.

En concreto se han realizado, con muy buenos resultados, un total de cincuenta resecciones anteriores de recto, veintiuna sigmoidectomías, seis gastrectomías con linfadenectomia D2, dos esofaguectomía en campos abdominal y torácico y dos pancreatectomías corporo-caudales.

El robot quirúrgico Da Vinci supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas: elimina el temblor funcional a la hora de operar; aumenta el rango de movimiento de los instrumentos a 360º, por lo que es posible operar en regiones anatómicas con un menor requerimiento técnico que la laparoscopia; mejora la visualización durante la cirugía, permitiendo preservar estructuras de vital importancia para un correcto funcionamiento de órganos y sistemas (por ejemplo, nervios pélvicos) al incorporar sistemas de visión en 3D real sin precisar la ayuda de gafas, por lo que disminuye la fatiga del cirujano; mejora no sólo la ergonomía del cirujano sino también del paciente, ya que la mesa quirúrgica que incorpora está emparejada con el sistema robótico y adapta sus movimientos a los de los brazos de trabajo para disminuir la tensión de la piel a nivel de las incisiones.

Es importante seleccionar los casos en los que la cirugía robótica ha aportado hasta el momento un mayor coste-beneficio como es en la cirugía oncólogica del recto, esófago, estómago y cirugía pancreática.

El Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria liderado por el Dr. Juan Ramón Hernández Hernández, jefe del servicio y catedrático de Cirugía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, cuenta con cuatro cirujanos que actualmente están acreditados para la realización de Cirugía Robótica: el Dr. Eudaldo López Tomasetti Fernández, el Dr. Antonio Navarro Sánchez, el Dr. Gabriel García Plaza y el Dr. Iván Soto Darias. Además, un quinto cirujano está inmerso en su programa de formación.

Dadas las múltiples ventajas, es conveniente ir aumentando paulatinamente el número de casos a realizar, siendo conscientes de que la selección de las patologías es esencial para poder continuar con un adecuado programa de Cirugía Robótica en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno-Infantil.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín realiza la primera cirugía robótica para el tratamiento del cáncer de estómago

El robot quirúrgico Da Vinci presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado recientemente la primera cirugía robótica para el tratamiento del cáncer de estómago. La paciente es una mujer de 75 años con un tumor gástrico extenso que había recibido quimioterapia de forma previa a la intervención quirúrgica. Se realizó extirpación del estómago y ganglios linfáticos mediante cirugía mínimamente invasiva, a cargo de los doctores María Asunción Acosta Mérida y Carlos Fernández Quesada, asistida por el robot quirúrgico Da Vinci.

Se trata de una tecnología avanzada que logra realizar cirugías mínimamente invasivas de alta precisión respecto a la laparoscopia convencional, y aún más respecto a la vía tradicional de acceso mediante laparotomía o también llamada ‘vía abierta’. De esta forma, permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, así como menos pérdidas de sangre. En el caso del cáncer gástrico, además, se han puesto de manifiesto menores tasas de fístula pancreática y una introducción de la alimentación oral precoz, consiguiendo así una recuperación postoperatoria más rápida.

Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten, con alta precisión, los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3 D del interior del paciente. El cirujano controla los brazos robóticos que ofrece una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. La gastrectomía con linfadenectomía asistida por robot para el tratamiento del cáncer de estómago se realizó por primera vez en Japón en el año 2002. Se ha extendido su práctica sobre todo en Asia debido a la gran incidencia del cáncer gástrico en estos países. Aunque la incidencia de este tumor en Europa es menos frecuente, en los últimos años se ha implantado en España la utilización del robot para el tratamiento oncológico gástrico.

Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas

Profesionales del Hospital Dr. Negrín realizan la primera cirugía bariátrica con el robot Da Vinci

El centro hospitalario utilizó este sistema por vez primera el 8 de abril de 2019, en dicha ocasión, para el tratamiento del cáncer de próstata

Profesionales de la Unidad de Esofagogástrica del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, han realizado la primera cirugía bariátrica con el robot quirúrgico Da Vinci para tratar a un paciente con obesidad mórbida. La paciente operada ha sido una mujer de 35 años con obesidad mórbida con un índice de masa corporal de 47. La intervención se desarrolló de forma satisfactoria y sin complicaciones, recibiendo el alta hospitalaria tres días después de ser intervenida quirúrgicamente.

El robot quirúrgico Da Vinci supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria. El Hospital Dr. Negrín utilizó este sistema por vez primera el 8 de abril de 2019, en dicha ocasión, para el tratamiento del cáncer de próstata. En la actualidad es utilizado por los servicios de Urología, Unidades de Coloproctología y Esofagogástrica del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo y Otorrinolaringología. Hasta el momento, se han intervenido a un total de 146 pacientes con el robot Da Vinci, de los que 61 han sido realizados por el servicio de Urología, 59 por la Unidad de Coloproctología y 25 por Otorrinolaringología, además del realizado recientemente por la Unidad de Esofagogástrica.

Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión 3D del interior del paciente. El cirujano puede controlar cada uno de los brazos robóticos que a su vez posee una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Esta circunstancia permite realizar una cirugía de gran precisión, sin el más mínimo temblor, con excelentes resultados.

Experiencia previa

La puesta en marcha de la cirugía robótica requiere de un programa que contempla un calendario formativo de todos los especialistas que trabajan con esta nueva tecnología. Además, es necesario tener experiencia previa en la cirugía convencional previa al uso del robot para obtener buenos resultados ya de forma inicial con casos complejos, a la vez que se minimizan las complicaciones. Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas

El HUC realiza la primera cirugía robótica de cáncer de vejiga en Canarias

La cirugía robótica permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que supone menos dolor y mayor comodidad para el paciente. Además requiere un menor uso de anestesia y las pérdidas de sangre son menores

Urólogos del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, han realizado la primera extracción completa de la vejiga (cistectomía radical) de un hombre afectado de cáncer mediante cirugía robótica, sin necesidad de intervención abierta, mediante el robot Da Vinci. El paciente, un hombre de 70 años, fue operado con esta técnica hace dos semanas y evoluciona favorablemente. Es la primera intervención de este tipo realizada en Canarias.

Se trata de una intervención compleja que habitualmente supone la extracción de la vejiga con los ganglios relacionados y la derivación de los dos uréteres para poder orinar. Esta derivación se hace a través de un trozo del intestino a una bolsa situada fuera del cuerpo del paciente o bien se construye una vejiga nueva, la neovejiga, usando un segmento del intestino, el íleon, con lo que se tenía que abrir al enfermo.

Las ventajas de realizar esta intervención con el robot quirúrgico Da Vinci son que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que supone menos dolor y mayor comodidad para el paciente. Además requiere un menor uso de anestesia y las pérdidas de sangre son menores.

El tiempo de recuperación y postoperatorio se reduce con estancias hospitalarias más cortas, en este caso el pacientes estuvo ingresado una semana frente al mes cuando se realiza con cirugía convencional. Añadir que las intervenciones con el da Vinci permiten al hombre preservar la función sexual. Las personas que pueden beneficiarse de esta nueva opción son pacientes afectados de cáncer vesical a los que se tiene que extraer la vejiga.

El jefe de servicio de Urología, el Dr. Tomás Concepción, señala que “el Programa de Cirugía Robótica del Servicio Canario de la Salud está activo y va incorporando nuevas técnicas al programa.” Añade que “la robótica facilita la parte técnica para realizar la cistectomía radical, una cirugía muy compleja y permite a los profesionales mejorar los resultados.”

Cirugía robótica en el HUC

El HUC realiza cirugía robótica en las especialidades de Urología, Ginecología y Cirugía General y Digestiva.

El robot Da Vinci es un asistente robótico con cuatro brazos que transmite los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión de 3 D del interior del paciente. El cirujano controla los brazos robóticos, a los cuales se fijan un instrumental especifico que ofrece una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana.

Se compone de tres elementos: consola quirúrgica, unidad de control y torre de visión. La consola es el lugar en el que el cirujano dirige la intervención controlando la óptica (que permite visualizar el interior de la cavidad abdominopélvica de la paciente) y los instrumentos mediante manipuladores manuales y pedales. La unidad de control es el lugar donde se posiciona al paciente y cuenta con cuatro brazos móviles e intercambiables. Y la torre de visión que es la unidad central de elaboración y procesamiento de la imagen y energía. La mesa quirúrgica está sincronizada con el robot

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín ha realizado más de 20 intervenciones de Otorrinolaringología con el robot Da Vinci

Esta maquinaria supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria

El servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado en un año 23 intervenciones con el robot quirúrgico Da Vinci para tratar el cáncer de faringe y laringe. Anteriormente, estas operaciones necesitaban de un abordaje externo y de grandes amputaciones.

Esta maquinaria supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria. También facilita llegar a aéreas más remotas a través de la cavidad oral, con lesión mínima a los órganos que no están afectados por la enfermedad tumoral.

El Hospital Dr. Negrín utilizó este sistema por vez primera el 8 de abril de 2019, en dicha ocasión, para el tratamiento del cáncer de próstata. Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión 3D del interior del paciente. El cirujano puede controlar cada uno de los brazos robóticos que a su vez posee una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Esta circunstancia permite realizar una cirugía de gran precisión, sin el más mínimo temblor, con excelentes resultados.

La puesta en marcha de la cirugía robótica requiere de un programa que contempla un calendario formativo de todos los especialistas que trabajan con esta nueva tecnología. Se requiere, inicialmente, contar con la adecuada experiencia en la cirugía transoral convencional o mediante el uso del Láser CO2 ya que la anatomía quirúrgica es de extremada complejidad y se encuentra próxima a órganos vitales. Por otro lado, contar con esta experiencia previa al uso del robot hace mucho más sencillo su uso para el cirujano, obteniendo muy buenos resultados ya de forma inicial con casos complejos, a la vez que se minimizan las complicaciones.

Uso láser transoral

El servicio de Otorrinolaringología del Hospital Dr. Negrín está avalado por más de 15 años del uso del Láser transoral para el tratamiento de la patología tumoral de faringe y laringe, convirtiéndose el Robot Da Vinci en un complemento adecuado para tratar casos más complejos que no pueden ser abordados por dicha técnica, especialmente, los tumores orofaríngeos relacionados con el virus del papiloma humano. Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas

El servicio de Cirugía General del Hospital Dr. Negrín realiza las primeras intervenciones con el robot DaVinci

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, también realizó con éxito la cirugía robótica en cáncer colorrectal

El servicio de Cirugía General del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado recientemente dos operaciones con el robot quirúrgico Da Vinci para tratar el cáncer de colon. Los pacientes sometidos a este procedimiento, un hombre de 73 años y una mujer de 72 años, realizado por las doctoras Eva Nogués y Cristina Roque, han recibido ya el alta hospitalaria. Además, el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, también realizó con éxito la cirugía robótica en cáncer colorrectal, continuando así con la implantación de este tipo de abordaje quirúrgico mediante los robots Da Vinci en el Servicio Canario de la Salud.

El Hospital Dr. Negrín utilizó este sistema por vez primera el pasado 8 de abril, en dicha ocasión, para el tratamiento del cáncer de próstata. A la reciente incorporación del servicio de Cirugía General, le seguirá el servicio de Otorrinolaringología del centro hospitalario, así como los servicios de Cirugía Torácica, Cirugía Cardíaca y Cirugía Maxilofacial.

El robot Da Vinci supone una tecnología avanzada que presenta importantes ventajas para el paciente puesto que permite realizar incisiones y cicatrices más pequeñas, lo que ocasiona menos dolor y mayor comodidad para el paciente, con menores pérdidas de sangre y mejor recuperación postoperatoria.

Momento de la intervención con el robot Da Vinci

Este asistente robótico tiene cuatro brazos que transmiten los movimientos que realizan los cirujanos a través de una consola en la que también cuentan con una visión 3D del interior del paciente. El cirujano puede controlar cada uno de los brazos robóticos que a su vez posee una capacidad de giro de 360º, imposible de alcanzar para la mano humana. Esta circunstancia permite realizar una cirugía de gran precisión, sin el más mínimo temblor, con excelentes resultados.

Por otra parte, la puesta en marcha de la cirugía robótica, coordinada en el Hospital Dr. Negrín por el doctor Reinaldo Marrero, requiere de un programa que contempla un calendario formativo de todos los especialistas que trabajan con esta nueva tecnología. Los cuatro robots Da Vinci que se encuentran en los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife han supuesto una inversión del Servicio Canario de la Salud de unos ocho millones y medio de euros, y fueron adquiridos dentro de las inversiones financieramente sostenibles.

Etiquetas