Logo del Gobierno de Canarias

Santana apela al diálogo social para mantener los ERTE y evitar las tasas de paro de la anterior crisis

Gustavo Santana

La encuesta de la población activa del tercer trimestre de 2020 muestra un aumento del 21,15% en las personas desempleadas hasta un índice de paro del 25% a causa de la pandemia del coronavirus, frente al máximo histórico 35% alcanzado en 2012

El viceconsejero de Empleo del Gobierno de Canarias, Gustavo Santana, analizó este martes el incremento de 47.800 personas desocupadas durante el tercer trimestre de 2020 en Canarias, un 21,15% más con respecto al periodo anterior, hasta un total de 273.700 sin trabajo y una tasa de paro del 25,04%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Es un dato previsible por la falta de actividad económica”, explicó Gustavo Santana antes de atribuir el aumento del desempleo “a la finalización de contratos temporales, sobre todo en el sector servicios, porque muchas empresas deciden no renovar las relaciones laborales ante la elevada incertidumbre a causa de una crisis inusual, de origen sanitario pero con múltiples efectos”.

En opinión del viceconsejero de Empleo, “la alta temporalidad es uno de los déficits estructurales que venimos arrastrando durante la última década en Canarias y ahora se evidencia más” en una situación marcada por el freno productivo como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

“Es lógico que la tasa de paro sea negativa tras un cero turístico, pero encontramos un índice similar del 25,68% durante el primer trimestre de 2015, en plena fase de expansión económica, y sufrimos el peor dato durante la anterior crisis, con un 34,76% durante el tercer trimestre de 2013”, recordó Gustavo Santana.

Tras argumentar que las “medidas de protección como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) acompañan a las empresas canarias y a las personas trabajadoras para poder resistir sin una previsión clara de la evolución sanitaria”, el dirigente autonómico apeló a “seguir insistiendo y confiando en el diálogo social y la negociación colectiva durante los próximos meses para continuar en la búsqueda de mecanismos alternativos que prioricen el mantenimiento de los puestos de trabajo frente a las extinciones de contratos, como los ERTE por causas económicas pactados con la representación sindical”.

En definitiva, “es una dato negativo pero no tanto como hubiera sido de esperar si la gestión de la crisis hubiera sido otra”, resumió el viceconsejero de Empleo  para concluir con un “llamamiento a la corresponsabilidad social con las medidas sanitarias para impulsar también la reactivación económica”.

Etiquetas

Canarias, la región donde más baja el porcentaje de hogares con mucha dificultad para llegar a fin de mes en 2 años

20190628_CEmpleo_TASAPOBREZA

La Encuesta de Condiciones de Vida, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, constata la mejoría en indicadores que miden la exclusión social en las Islas

Canarias es la comunidad autónoma donde más ha bajado el número de hogares que tienen muchas dificultades para llegar a fin de mes en los dos últimos años. Según la Encuesta de Condiciones de Vida, que publica regularmente el Instituto Nacional de Estadística, en 2016 el 34,5% de los hogares estaba en esta situación y en 2018, año al que hace referencia la edición publicada hoy, este porcentaje era del 15,5, es decir, 19 puntos menos.

Asimismo, la tasa AROPE, un indicador que se creó en el año 2010 para medir la pobreza relativa en Europa y que amplía el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos, también experimenta una mejoría en las islas. Así, registra el mayor descenso de todo el territorio nacional en los dos últimos años, 8,2 puntos, situándose en 2018 en un 36,4% en 2018, año al que hace referencia la última edición de la encuesta. Este indicador tiene en cuenta tres variables: la población en riesgo de pobreza, con carencia material o con baja intensidad de empleo.

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda valora los datos reflejados por el INE y considera que muestran el efecto que está teniendo la mejoría económica y el incremento de ayudas sociales a través de líneas de financiación a ayuntamientos y cabildos. A su juicio, el camino iniciado es el que debe prevalecer para seguir reduciendo todos los indicadores de exclusión social y avanzar hacia una sociedad más cohesionada y con mayor equidad.

El INE también desvela en la encuesta que se ha registrado un descenso en el número de hogares que no pueden afrontar imprevistos. En ese mismo período, 2016-2018, hay una bajada de 8 puntos, pasando de un 60,4 a un 52,4%. La media en España es una caída de este indicador de 2,1 puntos.

Etiquetas