Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital La Candelaria incorpora un nuevo neuroestimulador para pacientes con síndrome doloroso de espalda

Se trata de un implante que registra la electricidad de la médula y modula la cantidad de energía que se envía dependiendo de los movimientos del portador

La Unidad del Dolor del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha comenzado a operar a sus pacientes con el neuroestimulador medular Inceptiv. Este dispositivo envía señales eléctricas a la médula ósea para regular el dolor de los pacientes con dolor neuropático. La innovación de Inceptiv reside en que también recoge datos de la médula, para adaptarse en base a los movimientos de los pacientes.

Los profesionales que integran la unidad señalan que el objetivo es utilizarlo siempre que “pueda beneficiar a un paciente” y apuntan que es “más cómodo” y tiene “mejores resultados”.

La tecnología de closed-loop del neuroestimulador detecta cómo responde el cuerpo a la estimulación eléctrica midiendo la activación de las neuronas dentro de la médula espinal. De esta manera, ajusta automáticamente la estimulación para garantizar que los pacientes reciban la dosis de terapia que necesitan en función de su movimiento y actividad.

Otra de las novedades del sistema es que cuenta con un cargador por telemetría y permite que el paciente no tenga que someterse a nuevas intervenciones para cambiar las baterías del dispositivo.

Unidad del Dolor

La Unidad del Dolor del Hospital La Candelaria lleva en activo 50 años y ha desarrollado técnicas aplicadas con control radiológico y ecográfico para dolor regional, así como la puesta en marcha en 2013 de la Unidad del Dolor Agudo Postoperatorio (UDAP). Además, sus profesionales forman parte de la Comisión del Dolor, primera que se instauró en el Archipiélago. Está compuesta por diferentes especialidades médicas, con anestesistas, rehabilitadores y psiquiatras. En ellas se trata el dolor crónico con tratamientos médicos o intervencionistas y atiende a pacientes derivados desde Atención Primaria o servicios como Traumatología, Neurocirugía, Digestivo, Cirugía General o Torácica, etc.

Actualmente se tratan, de media, 35 pacientes diarios, realizándose entre 10 y 12 técnicas al día.

El dolor crónico

El dolor crónico (que perdura más de tres meses) puede provocar discapacidad física y psicológica y se asocia a comorbilidades graves y trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión.

La estimulación de la médula espinal interrumpe las señales de dolor entre la médula espinal y el cerebro. La estimulación se administra a un neuroestimulador implantado debajo de la piel. Los impulsos eléctricos suaves viajan desde el dispositivo hasta la columna vertebral a través de unos delgados cables aislados llamados electrodos, colocados en el espacio epidural para estimular la médula espinal.

Etiquetas

El HUC trata al primer paciente con una nueva tecnología para ayudar a controlar el dolor crónico

Se trata de un estimulador espinal que ajusta de forma automática e instantánea la terapia conforme a la señales recibidas de la médula espinal

Los profesionales del centro hospitalario han realizado recientemente el primer implante de este nuevo dispositivo

Los pacientes que sufren dolor crónico pueden beneficiarse ahora de una nueva tecnología que ofrece la Unidad del Dolor del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. El neuroestimulador medular Inceptiv ofrece una función de closed-loop que escucha las señales a lo largo de la médula espinal y ajusta la estimulación en cada momento para mantener la terapia en armonía con los movimientos de la vida diaria. Recientemente se ha realiza el primer implante de este nuevo dispositivo.

La estimulación de la médula espinal interrumpe las señales de dolor entre la médula espinal y el cerebro. Se administra a un neuroestimulador implantado debajo de la piel. Los impulsos eléctricos suaves viajan desde el dispositivo hasta la columna vertebral a través de unos delgados cables aislados llamados electrodos.

La tecnología de closed-loop de este estimulador de la médula espinal es una de las ventajas de este nuevo dispositivo ya que detecta cómo responde el cuerpo a la estimulación eléctrica midiendo la activación de las neuronas dentro de la médula espinal, 50 veces por segundo. De esta manera, Incectiv detecta estas señales y ajusta automáticamente la estimulación para garantizar que los pacientes reciban las dosis de terapia que necesitan en función de su movimiento y actividad.

Este dispositivo es el único de este tipo compatible con resonancia magnética. La mayoría de los pacientes con neuroestimulador medular necesitarán una resonancia en los cinco años siguientes a la implantación de este dispositivo. La batería puede recargarse por completo en aproximadamente una hora.

Dolor crónico

En una encuesta realizada en 2006 en Europa, el 19% de los encuestados declararon padecer dolor crónico durante al menos seis meses. El dolor crónico puede provocar discapacidad física y psicológica y se asocia a comorbilidades graves y trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión

Etiquetas

El Área de Salud de La Palma habilita un área para la Unidad del Dolor en el Hospital Polivalente

La Unidad del Dolor atiende a una media de 12 pacientes diarios en horario de mañana y de tarde

La Unidad del Dolor del Hospital Universitario de La Palma, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, dispone de un espacio propio en el nuevo Hospital Polivalente del centro hospitalario palmero, en el que dos facultativos especialistas de área en Anestesiología atienden a una media de 12 pacientes al día en cada uno de los turnos en los que pasan consulta, en horario de mañana y de tarde.

Además, y como complemento a la labor asistencial diaria y habitual, en los próximos meses este servicio pondrá en marcha las llamadas consultas fast. Este sistema permitirá que el facultativo pueda, en un solo acto, pasar consulta y administrar determinados tratamientos al paciente.

Consulta de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de La Palma

Con esta medida se evitarán duplicidades en las consultas, lo que supondrá una mejora en la accesibilidad y comodidad del paciente, puesto que no tendrá que desplazarse hasta el centro hospitalario en varias ocasiones para recibir su tratamiento y acudir a la consulta, lo que redunda en su calidad de vida.

Unidad del Dolor

Con este nuevo espacio en el Hospital Polivalente, la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de La Palma cuenta a partir de ahora de un espacio perfectamente acondicionado para atender a los pacientes que trata habitualmente.

En este servicio se pasa consulta sobre el dolor provocado tanto por patologías oncológicas como no oncológicas. Entre los procesos no oncológicos, los más frecuentes son los provocados por lumbalgias y ciáticas. También se trata a pacientes con dolores cervicales y dolores diversos, tales como dolor de hombro, rodilla, abdominales y de coxis.

Para el director del Área de Salud de La Palma, Kilian Sánchez, la puesta en marcha de este nuevo espacio supone una mejora sustancial en la calidad de los servicios que se presta a la ciudadanía, pues habilita un espacio propio para la consulta y tratamiento de determinadas patologías.

Por su parte, la gerente de los Servicios Sanitarios, Mercedes Coello, explica que con la ubicación de la Unidad del Dolor en el recientemente puesto en marcha Hospital Polivalente del centro hospitalario de La Palma se acerca este servicio a los pacientes y se mejora su atención, dotando a esta unidad de equipamiento e instalaciones adecuadas para tratar a los pacientes que lo requieran.

Etiquetas

La Unidad del Dolor del Hospital Insular de Gran Canaria ha atendido, este año, 1.645 primeras consultas

Esta unidad multidisciplinar atiende a los pacientes que necesitan tratamiento para abordar el dolor crónico

La Unidad del Dolor del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dependiente del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha atendido, durante este año, 1.645 primeras consultas

A lo largo de 2022, los profesionales han realizado 3.107 visitas sucesivas presenciales y 624 revisiones telefónicas, además se han realizado tratamientos intervencionistas a 1.234 pacientes en atención ambulatoria y se han realizado 153 procedimientos en quirófano.

La Unidad del Dolor (UDO) es una unidad multidisciplinar en la que se se realizan tratamientos individualizados para el dolor crónico. La cartera de servicios abarca todos los tratamientos que en la actualidad han demostrado mejorar la patología del paciente con dolor crónico, como el tratamiento farmacológico, los bloqueos nerviosos, la radiofrecuencia, la infusión intratecal de fármacos y la neuromodulación medular.

Esta unidad, que comenzó su actividad en el año 1989 cuenta con un equipo de profesionales formado por cinco facultativos: especialistas en Anestesiología y Reanimación, Medicina de Familia, Rehabilitación y Medicina Física. Además de un equipo de Enfermería para la atención de los tratamientos y los cuidados.

Según aseguran los especialistas el dolor crónico necesita un abordaje integral, de ahí la importancia de la atención individualizada para poder mejorar la calidad de vida de los pacientes que conviven con dolor crónico y para que puedan desarrollar su vida diaria y atender las labores cotidianas con la mayor normalidad posible dentro de las capacidades individuales.

Etiquetas

El Hospital Doctor José Molina Orosa incorpora nuevas técnicas ambulatorias para el tratamiento de la hernia discal

Los dos nuevos procedimientos incluidos en la cartera de servicios de la Unidad del Dolor son mínimamente invasivos y solo requieren de anestesia local

El Hospital Doctor José Molina Orosa, en Lanzarote, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha dos nuevos procedimientos para el control del dolor provocado por la compresión discal del nervio espinal.

Momento de una intervención.
Momento de una intervención.

Las técnicas, incorporadas en la Unidad del Dolor del centro hospitalario, son mínimamente invasivas, requiriendo solo de anestesia local y pudiendo realizarse de forma ambulatoria.

La responsable de la Unidad, la Dra. María del Mar Domínguez, ha subrayado que “los procedimientos intradiscales permiten el tratamiento de patologías degenerativas de disco intervertebral tales como protrusiones discales, hernias y dolores causados por la compresión o irritación del nervio espinal, por lo que están indicados en aquellos pacientes con una hernia discal con dolor incapacitante como alternativa a la cirugía”.

Para la incorporación de estos nuevos procedimientos en la cartera de servicios del Hospital se ha contado con la colaboración del jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario QuirónSalud de Madrid, David Abejón, y la jefa de la Unidad del Dolor del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, María Luz Cánovas, quienes han prestado asesoramiento para el óptimo desarrollo de ambas técnicas.

Una de ellas basa su funcionamiento en la innovadora tecnología de resonancia molecular cuántica QMR, mientras que la otra terapia intradiscal consiste en la aplicación a través de una aguja de un gel con una potente acción antiinflamatoria que retrae la hernia y reduce el dolor.

Etiquetas

El Hospital Molina Orosa implanta un nuevo neuroestimulador en colaboración con un reconocido especialista italiano

La intervención consistió en implantar el estimulador Neurimpulse a una paciente con dolor crónico derivado de la amputación de varios dedos de la mano

El Hospital Doctor José Molina Orosa, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha implantado recientemente un neuroestimulador con la colaboración del prestigioso especialista italiano Giuliano De Carolis, jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Pisa y presidente de la Sociedad Italiana de Dolor.

La intervención, programada por la responsable de la Unidad del Dolor del Molina Orosa, María del Mar Domínguez, y en la que participó De Carolis, consistió en el implante del estimulador Neurimpulse a una paciente con dolor crónico derivado de la amputación de varios dedos de la mano.

Este tipo de estimulador está indicado para el tratamiento del dolor crónico del nervio periférico y se trata de un electrodo que se implanta debajo de la piel del paciente próximo a los nervios que ocasionan el dolor y genera señales eléctricas que ayudan a disminuir el dolor de manera considerable y lo reemplaza por una sensación agradable.

Según explica De Carolis, “estas señales viajan a través de los nervios, enmascarando la sensación de dolor, por lo que los pacientes en ocasiones perciben como un masaje suave y otras como una sensación de hormigueo”.

Se trata de una terapia personalizada de alivio del dolor que permite al paciente ajustar la intensidad de la estimulación mediante un mando portátil y, además, puede establecer diferentes niveles de estimulación en diferentes momentos del día por con lo que se consigue una mejora notable de la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico

La Gerencia de Servicios Sanitarios de Lanzarote califica como muy positivas estas colaboraciones con reputados especialistas como es el caso de Giuliano De Carolis, un profesional reconocido por su experiencia médica y por su actividad docente en las universidades de Parma y Florencia y en el Instituto Italiano de Ciencias Algológicas, así como por sus iniciativas de información y difusión en el ámbito de la medicina del dolor.

Etiquetas

El Hospital Doctor José Molina Orosa implanta por primera vez un electrodo para tratar un tipo de cefalea

Esta intervención se llevó a cabo con la colaboración de uno de los expertos más reputados del país en el tratamiento del dolor, el doctor David Abejón

El Hospital Doctor José Molina Orosa, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, realizó por primera vez una intervención quirúrgica con la colaboración de uno de los expertos más reputados del país en el tratamiento del dolor, el doctor David Abejón, jefe de departamento de la Unidad del Dolor de Hospital Universitario Quirón Salud Madrid, considerado un referente en este campo de la medicina.

Momento de la intervención
Momento de la intervención

Durante la mañana de ayer miércoles, el doctor Abejón participó junto a la doctora María del Mar Domínguez, responsable de la Unidad del Dolor del hospital lanzaroteño e impulsora de esta colaboración, en la implantación de un electrodo subcutáneo a un paciente con un tipo de cefalea que le ocasiona varias crisis diarias de dolor intenso.

Esta cefalea con episodios intensos de dolor en la cara no responde a los medicamentos analgésicos habituales e impiden al paciente realizar sus actividades cotidianas. Por el contrario, se ha evidenciado que responde a la estimulación de diferentes nervios subcutáneos del cuello y el rostro.

La técnica consiste en la colocación del electrodo debajo de la piel próximo a los nervios que ocasionan el dolor. Los datos apuntan a que el alivio del dolor se debe a la modulación en la forma de trasmitir las sensaciones en el Sistema Nervioso Central y a un efecto local por estimulación directa del nervio o del área de sensibilidad del mismo y a un efecto antinflamatorio

Según apunta el doctor Abejón, este tipo de estimulación constituye, desde hace décadas, una alternativa terapéutica en pacientes con dolor persistente. Es, además, una técnica reversible y poco invasiva con respecto a otras opciones quirúrgicas, y se ha empleado con éxito en cuadros de dolor que no ceden con la medicación habitual.

David Abejón y María del Mar Domínguez
David Abejón y María del Mar Domínguez

Considerado por la revista Forbes como uno de los mejores médicos de España en los tres últimos años, David Abejón ha sido nombrado académico de número de la Academia de Ciencia de la Salud Ramón y Cajal y en 2020 recibió el Premio Medicina Siglo XXI en la categoría de tratamiento del Dolor. Ha sido presidente de la Sociedad Española de Neuromodulación, y miembro fundador de la Sociedad Madrileña del Dolor.

El gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote, José Luis Aparicio, y el equipo directivos del Hospital Doctor José Molina Orosa agradecieron la presencia del doctor Abejón en esta intervención y mostraron interés por las nuevas técnicas que ha compartido con la responsable de la Unidad del Dolor del centro lanzaroteño. Asimismo, el gerente puso de relieve el interés de estos profesionales por profundizar en la formación adecuada para abordar el tratamiento intervencionista del dolor crónico.

Etiquetas

El Hospital Doctor José Molina Orosa mejora su Unidad del Dolor con nuevos sistemas de neuroestimulación medular

Los sistemas de estimulación eléctrica medular están indicados en el tratamiento de diversas patologías que ocasionan dolor crónico resistente al tratamiento convencional

El Hospital Doctor José Molina Orosa, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha implantado el primer dispositivo de estimulación de cordones posteriores que incorpora la posibilidad de administrar terapias simultáneas y permite mejorar la personalización de los tratamientos.

Desde el equipo de la Unidad del Dolor del centro se señala que se trata de la única plataforma que incluye opciones de terapia con parestesia y sin ella, de forma simultánea, con control independiente de la corriente que actúa en nervios específicos a lo largo de toda la médula espinal para mejorar las necesidades personales de analgesia de cada paciente.

Momento de la intervención
Momento de la intervención

Asimismo, el sistema admite la automatización de diferentes formas de onda, lo que posibilita programar distintas rotaciones de forma automática. Por otro lado, gracias a la plataforma para Bluetooth, la programación es más rápida y puede realizarse manteniendo una distancia física habitual de 3 metros entre el programador y el paciente.

Los sistemas de estimulación eléctrica medular están indicados en el tratamiento de diversas patologías que ocasionan dolor crónico resistente al tratamiento convencional. En este caso, el dispositivo de última tecnología se le implantó a un paciente que presentaba Síndrome de Espalda Fallida, en el que el dolor persiste tras la intervención quirúrgica, uno de los casos donde más indicado está la electroestimulación y en el que se da mayores tasas de éxito.

La Unidad del Dolor del Hospital Doctor José Molina Orosa incorporó hace años a su cartera de servicios la terapia de estimulación eléctrica medular. En este caso, Mar Domínguez, responsable de la Unidad señala que se trata de un dispositivo que responde a los últimos avances terapéuticos, “el hecho de contar con Bluetooth, permite adaptarnos mejor a las necesidades del paciente, a su tipo y zonas de dolor , posibilita una mayor personalización en definitiva”.

Este tipo de implantes redunda en la calidad de vida de los pacientes, que recuperan en parte las actividades cotidianas que el dolor les ha impedido desarrollar durante mucho tiempo, lo que supone un enorme beneficio psicológico.

Etiquetas