Logo del Gobierno de Canarias

El Gobierno regional estará “vigilante” para garantizar los derechos de Canarias y su ciudadanía ante el ‘brexit’

Carolina Darias

Ha planteado al Gobierno de España llevar a la Comisión Europea acciones para mantener las ayudas al transporte y a las exportaciones agrícolas al Reino Unido.

Los datos de la programación de reservas para el invierno no avanzan una reducción del turismo británico, aunque se mantiene “la máxima cautela” por el posible impacto del ‘brexit’ en la capacidad adquisitiva de los turistas británicos.

El Gobierno de Canarias estará “vigilante” en la defensa de los intereses de Canarias y de su ciudadanía ante la posibilidad de que se produzca una salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea. Así lo manifestó la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias San Sebastián, durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento, a petición del Grupo Socialista Canario, para hablar sobre el ‘brexit’ y su incidencia en la economía de las Islas. Darias explicó que, ante esta posibilidad, el nuevo Gobierno de progreso “ha activado los mecanismos establecidos” ante un ‘brexit’ duro, con reuniones del grupo de trabajo interno para esta materia, integrado por las áreas de Economía, Hacienda, Agricultura y Turismo; comunicación constante con el Gobierno de España y reuniones con los sectores más afectados, que continuarán durante los próximos meses incorporando a los agentes económicos y sociales.

Aunque adelantó que “aún queda camino por recorrer”, la consejera señaló que, en lo referido a las exportaciones hortofrutícolas al Reino Unido, el Ejecutivo regional se ha marcado el objetivo de mantener el nivel de ayudas para estas exportaciones en el caso de una salida no negociada de la UE, ya que debe preverse “una pérdida de parte de las ayudas al sector primario de exportación, en relación a la ayuda a la comercialización y a las subvenciones al transporte de mercancías, al convertirse el Reino Unido en un país tercero”.

En el caso del sector turístico, la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo repasó la “notable presencia” del turismo británico, que continúa mostrando un peso creciente en relación con el número total de turistas extranjeros que recibe Canarias (el 35,6%). Darias explicó que el gasto turístico de los ciudadanos y ciudadanas del Reino Unido supone en torno al 12% del producto interior bruto (PIB) regional y avanzó que el comportamiento del turismo británico en el primer semestre de 2019 “ha sido mejor que para el conjunto del turismo extranjero”.

“Sin embargo, existe mucha incertidumbre en el sector respecto al dinamismo del mercado británico para los próximos años, tanto por las consecuencias del un eventual ‘brexit’ duro como por la recuperación de los destinos competidores de Canarias”, añadió la consejera, que consideró que, “por lo menos en el corto plazo, los datos no prevén una reducción en el turismo británico, aunque sí para otros mercados de origen”.

De hecho, los últimos datos disponibles muestran un incremento del 1,4% (32.530) en las plazas programadas desde Reino Unido, en un contexto de reducción de la capacidad aérea frente a descensos en otros destinos. Según Darias, estas previsiones deben analizarse “con mucha cautela”, ya que se trata de plazas programadas que pueden verse afectadas por el impacto del ‘brexit’ en la capacidad adquisitiva de los turistas británicos.

Mantener las ayudas a las exportaciones

El Gobierno de Canarias ha trasladado su preocupación sobre la posible pérdida de ayudas del sector hortofrutícola al Gobierno de España, con propuestas concretas que puedan ser negociadas en la Comisión Europea. Así, con el objetivo de garantizar el actual nivel de ayudas, el Ejecutivo autonómico se ha marcado dos grandes líneas de acción: una con las RUP, para formar un “frente común” que preserve el estatus de ultraperificidad; y otra de acciones en las instituciones europeas, a través del Estado y basadas en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), apoyada en la conocida como ‘sentencia Mayotte’ del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), de 5 de diciembre de 2015.

En cuanto a estas últimas acciones, Darias detalló varias posibilidades, como el mantenimiento de las ayudas al transporte con destino a un país tercero, en este caso el Reino Unido; permitir que el tomate pueda comercializarse fuera de la UE sin devolver la ayuda comunitaria recibida; una combinación de ambas posibilidades, incluyendo las exportaciones al Reino Unido en el Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) junto a la ayuda nacional; o transformar la ayuda para la comercialización del tomate fuera de Canarias en una ayuda por hectárea, aumentando así el importe de las ayudas a la producción del tomate de exportación.

“Este Gobierno, junto con el de España, está trabajando intensamente en todas las opciones planteadas para que nuestra economía se resienta lo menos posible”, apuntó.

Etiquetas

El grupo sobre el ‘brexit’ del Gobierno de Canarias se reúne con el sector de la exportación hortofrutícola

Reunión con Fedex

El grupo interno de trabajo sobre el ‘brexit’, integrado por representantes de los departamentos implicados del Gobierno de Canarias para analizar los posibles impactos en la economía canaria de una salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo, se reunió este lunes con la Federación de Asociaciones de Exportadores de Productos Hortofrutícolas (Fedex) para analizar el posible impacto de esta decisión en el sector.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, destacó la importancia de esta reunión y afirmó que “desde el Gobierno somos conscientes de la preocupación existente y queremos darle la atención que merece a un tema que afecta a un sector tan importante, que genera tanto empleo y riqueza y que tiene especial incidencia en algunos municipios en los que el sector tomatero tiene un peso notable”.

Vanoostende y Darias durante la reunión con Fedex
Vanoostende y Darias, durante la reunión con Fedex.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias, explicó que “a la difícil situación estructural del sector del tomate y pepino de exportación, se une ahora una cuestión coyuntural como el ‘brexit”. A juicio de la consejera, ello está “generando incertidumbre”, por lo que el Gobierno de Canarias quiere “manifestar su apoyo a un sector tan importante como este y buscar alternativas que generen confianza”, manifestó.

Por su parte, el presidente de Fedex en la provincia de Las Palmas, José Juan Bonny, reconoció que el sector afronta “una situación complicada” y recordó que este da trabajo a “entre 6.000 y 8.000” personas entre empleos directos e indirectos.

Etiquetas

Europa estudiará las propuestas canarias para evitar la pérdida de ayudas al sector hortofrutícola por el Brexit

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Agricultura, Narvay Quintero, tras un encuentro en Bruselas con representantes de la Dirección general de Agricultura para solicitar que ante el Brexit el POSEI apoye la comercialización de productos hortofrutícolas al Reino Unido y se autoricen los cambios en las ayudas de Estado al transporte para estas producciones para dar cobertura a los envíos a este país.

La Comisión Europea se ha comprometido a estudiar las propuestas del Gobierno de Canarias  y del sector hortofrutícola de las Islas para evitar la pérdida de ayudas para la comercialización de estas producciones al Reino Unida tras el Brexit. Así lo ha manifestado hoy el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, tras una reunión mantenida en Bruselas a petición del Ejecutivo canario con el Jefe de Unidad del Posei, perteneciente a la Dirección general de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Bruno Chauvin.

Durante este encuentro Quintero, que estuvo acompañado por el viceconsejero de Sector primario, Abel Morales, ha invitado a conocer “in situ” la realidad de este subsector a los miembros de la Comisión, que han aceptado la visita para informar a los productores de los posibles cambios de las ayudas y “que tengan la certeza de que no perderán el apoyo comunitario”.

Las peticiones de la Islas planteadas hoy se orientan a que el POSEI siga compensando la comercialización de productos hortofrutícolas a Reino Unido aunque se convierta en país tercero y paliar de esta forma los efectos del Brexit en este subsector de las islas.

“Les hemos trasladado además la preocupación de los productores canarios, fundamentalmente de tomate y pepino, ante la salida del Reino Unido de la UE, y solicitado que autorice los cambios en las ayudas de Estado al transporte que ya le hemos planteado al Gobierno de España en varias reuniones para aplicar una excepción a estas producciones y dar cobertura así a los envíos del Archipiélago al Reino Unido una vez se convierta en país tercero tras su abandono de la Unión Europea”, aclaró.

“Estas compensaciones son fundamentales para garantizar la continuidad de un sector con tradición exportadora, con más de 130 años de historia, que genera unos 6.000 puestos de trabajo directos e indirectos y de los que depende la economía de algunos municipios canarios como es el caso de La Aldea de San Nicolás”, indicó Quintero.

Canarias envía un promedio anual de 37.500 toneladas de productos vegetales (hortalizas, frutas, tubérculos, flores, plantas, especias y plantas medicinales) al mercado británico, que es destino también de casi el 50% de la producción de tomate del Archipiélago.

Los productos canarios que se dirigen al Reino Unido se benefician principalmente de tres líneas de ayuda para paliar las condiciones de ser una región ultraperiférica: al transporte de mercancías agrícolas – ayuda de Estado que de dejar de percibirse supondría una pérdida de competitividad de 0,09 €/Kg. para estas producciones- y en el programa POSEI la acción I.2 del para apoyar la comercialización fuera de Canarias -pero dentro de la UE- de los mencionados productos y la I.5 aplicable solo a los productores de tomate de exportación. La pérdida de estos fondos, según aseguró el viceconsejero, “pondría al subsector del tomate canario en graves dificultades”.

Otra posible consecuencia del Brexit sería la aplicación de aranceles por parte del Reino Unido a los productos canarios, aspecto que inicialmente descarta la Comisión europea, y que el posible miedo al desabastecimiento por los compradores británicos pudiera originar una tendencia a buscar otras fuentes de suministro en países terceros, a la vez que la incertidumbre en cuanto a la remuneración a percibir vía ayudas limitaría la capacidad de los operadores canarios.

 

Etiquetas