Logo del Gobierno de Canarias

La Dirección General de Seguridad y Emergencias creará en 2021 una unidad de equipo de búsqueda y rescate urbano

Protección Civil del Gobierno de Canarias

Será la tercera unidad especializada de toda España y estará disponible para actuar en toda la Macaronesia

Asimismo, participará en cinco proyectos europeos en 2021, lo que le permitirá contar con un plan de asistencia a cruceros en caso de accidente o mejorar la prevención de incendios forestales, entre otros aspectos

La Dirección General de Seguridad y Emergencias de Canarias (DGSE), dependiente de la Consejería de Administraciones Públicas que dirige Julio Pérez, participará en 2021 en cinco proyectos europeos que permitirán, entre otros aspectos, crear una unidad de equipos de búsqueda y rescate urbano (USAR) que estará operativo en la Macaronesia.

Como explica el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo Armas, la creación de la USAR (Urban Search and Rescue) nace dentro del proyecto UMEMAC (Unidad Modular de Emergencia de la Macaronesia), que es el principal instrumento con el que cuentan las regiones ultraperiféricas de España y Portugal para ofrecer una respuesta eficaz a los desafíos comunes a los que se enfrentan en materia de innovación, competitividad, internacionalización y desarrollo sostenible.

La finalidad de UMEMAC es que esta región disponga de un equipo USAR mediano que permitirá realizar operaciones de búsqueda y rescate técnico en estructuras colapsadas o con fallas de madera pesada y/o construcción de mampostería reforzada, incluyendo estructuras reforzadas con acero estructural. Armas señala que el objetivo es contar con 80 efectivos formados y certificados por la ONU para actuar en la Macaronesia o cuando sean requeridos por la ONU o el Mecanismo Europeo de Protección Civil.

Así, en 2021, Canarias contaría con la tercera unidad especializada en España (las otras son la de la Comunidad de Madrid y la de la Unidad Militar de Emergencias -UME-). Para ello, durante el próximo año adquirirá todo el material necesario y llevará a cabo la formación a todos los integrantes.

También la Dirección General de Seguridad y Emergencias abordará en 2021 el proyecto MAWADIPOL, que hará posible la asistencia a cruceros en caso de accidente a través de la implantación de mecanismos para la asistencia de pasaje de cruceros en tierra.

A lo largo del próximo año se prevé crear un protocolo general que sirva para Canarias, Azores y Cabo Verde, por lo que se adquirirá material necesario para la asistencia y respuesta en caso de un incidente en estas embarcaciones y se elaborará un estudio de riesgos y un plan de asistencia a los cruceristas.

Por su parte, el proyecto GESFOGO estará enfocado en la prevención y gestión de incendios forestales que afectan en mayor medida a zonas verdes de la Red Natura 2000, así como el resto de los espacios naturales protegidos del Archipiélago.

Para ello, se desarrollará una cámara móvil terrestre que hará seguimiento de los incendios forestales y se implementará la aplicación del cálculo del índice de Grandes Incendios Forestales en Canarias, que adaptará una nueva fórmula que permitirá obtener datos ajustados a todas las Islas y activar las Alertas y el dispositivo de INFOCA con anterioridad al inicio de estos episodios.

Los otros dos proyectos, Alert For You y RISKLAB, servirán para desarrollar e implementar un sistema de alerta temprana para la población, la elaboración de mapas de riesgos y la implantación en el centro de coordinación de una gestión de emergencias mediante el uso de software de georreferenciación (GIS) que hará posible ofrecer de forma inmediata y en tiempo real información de los posibles riesgos asociados a distintas zonas, gracias a un sistema de geolocalización.

Alert For You posibilitará la recepción y envío de un sistema de avisos de alerta temprana, en distintos idiomas, la comunicación de alertas o siniestros, instrucciones sobre cómo actuar ante emergencias o información sobre riesgos, entre otros temas de interés y para 2021 se garantizará el alojamiento de la misma en los servidores del Gobierno de Canarias.

Mientras, en el ámbito de RISKLAB, durante 2021 se continuará desarrollando la implementación tecnológica en la gestión de emergencias a través del análisis de bases de datos, evaluación de parámetros de riesgo (naturales, tecnológicos y antrópicos); simuladores de escenarios; implementación cartográfica y elementos de gestión de emergencias (SMC, cartografía de riesgo, alerta temprana, etc.); con el fin de implementar un sistema de gestión de riesgos en base a la elaboración de mapa de riesgos y a la alerta temprana.

Etiquetas

Canarias será el escenario de un simulacro de erupción volcánica y terremoto

Julio Pérez y Luis Manuel Martínez presentan el Ejercicio Conjunto Combinado “Canarias 2020”

En el Ejercicio Conjunto Combinado “Canarias 2020” participarán en marzo, entre otros, Protección Civil de Canarias, la Policía Canaria y la Unidad Militar de Emergencias (UME) en un escenario de crisis de máximo nivel que tendrá lugar en el Archipiélago

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, y el teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Luis Manuel Martínez, anunciaron hoy la realización del Ejercicio Conjunto Combinado “Canarias 2020”, que consiste en un simulacro de una situación de emergencia de nivel 3 (el máximo) que tendrá lugar entre el 21 y 26 de marzo del próximo año.

También acudieron a la presentación el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo Armas, el subcomisario del Cuerpo General de la Policía Canaria, Jesús González, el director del CECOES 1-1-2, José Domingo Linares, y el técnico del Servicio de Protección Civil y Atención de Emergencias, Jorge Parra. Por parte de la UME asistieron el coronel del Departamento de Relaciones y Evaluación, coronel Marí y Marín, que a su vez dirigirá el Ejercicio, el jefe del II Batallón de la UME, del que depende la UIEM Canarias, teniente coronel Garcés Menduiña, y el jefe de la UIEM Canarias, comandante Álvarez Viana.

Se trata de un ejercicio que lleva a cabo la UME cada año y que le permite estar en las condiciones idónea para dar una respuesta inmediata en la dirección de una emergencia de interés nacional. La UME planifica, programa y dirige este ejercicio combinado, que será el décimo de este tipo. Servirá de adiestramiento en la transición de la dirección de la crisis desde el nivel 2 (Comunidad Autónoma) a nivel 3 (Estado), además de gestión de la propia crisis, coordinación con otros organismos y traspaso de responsabilidad en la fase de normalización de la emergencia.

Este simulacro de emergencia de interés nacional estará originado por un riesgo principal de erupciones volcánicas, tras el cual emergerán riesgos secundarios como seísmos, incendios forestales o accidentes aéreos. También serán incluidos Riesgos Tecnológicos. En concreto, la situación de emergencia se producirá como consecuencia de un terremoto tectónico de magnitud 5.2 a 10 kilómetros de profundidad, con epicentro a pocos kilómetros al norte de Santa María de Guía (Gran Canaria). El Instituto Geográfico Nacional (IGN) le asigna una intensidad máxima VII-VIII.

La sacudida es muy potente y se registran numerosos heridos y algunos fallecidos. Además, se producen daños muy graves en edificaciones y numerosos deslizamientos de ladera. Ante esta situación, el Plan Especial de Riesgo Sísmico se coloca en nivel 2 de emergencia, y el Plan Territorial de Protección Civil se coloca al mismo nivel. El IGN no emite alerta de maremoto para todo el Archipiélago.

Pero al poco de producirse el terremoto, se detecta una elevación repentina de dióxido sulfúrico y dióxido de carbono en Tenerife. Los datos de la red GPS e imágenes de satélite indican deformaciones muy notables del terreno, por lo que el semáforo volcánico de información a la población se sitúa en naranja, de “erupción inminente”, y el Plan Especial de Riesgo Volcánico de Canarias pasa a situación de alerta máxima.

Una vez producida la erupción en Tenerife, comienza una fase explosiva y una columna eruptiva de dos a tres kilómetros de altura. Aparecen columnas de lava, flujos piroclásticos, expulsión de fragmentos volcánicos y bombas hasta 200 metros fuera del cono. Además, son muchos son efectos asociados: deslizamientos de ladera, desprendimientos rocosos, incendios forestales, emanaciones tóxicas no mortales, pero que contaminan acuíferos. El semáforo volcánico se sitúa en rojo, y el Plan Especial de Riesgo Volcánico de Canarias pasa a situación operativa 2.

Valorada la situación en ambas Islas, y tras evaluar el nivel de daños, el Gobierno de Canarias propone al Ministerio del Interior que declare la situación de Emergencia de Interés Nacional de los Planes Especiales de Riesgo Sísmico y Volcánico. Para la gestión y resolución de esta emergencia serán necesarios diversos medios, unidades, organismos y entidades de todos los niveles (local, autonómico, nacional e internacional).

Etiquetas