Logo del Gobierno de Canarias

Agricultura adquiere tres drones multiespectrales para controlar posibles daños en los viñedos

Gran Canaria acogió recientemente una jornada teórica y práctica para probar en campo abierto las ventajas de los vehículos aéreos no tripulados

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Agricultura, impulsa la aplicación de la tecnología de vanguardia en el sector vitícola del archipiélago con la adquisición de tres drones con cámaras multiespectrales para la monitorización de los cultivos de viñedos.

En el marco del proyecto Apogeo, que tiene como objetivo la mejora de la capacidad vitícola de la Macaronesia mediante la agricultura de precisión, la Escuela de Capacitación Agraria de Arucas (Gran Canaria) acogió recientemente una jornada formativa práctica y teórica para evaluar en el campo la aplicación de estos vehículos aéreos no tripulados.

La adquisición de estos drones permitirá formar a las personas del sector agrario de Canarias en el uso de las tecnologías de Información y Comunicación (TICs), complementando las técnicas tradicionales de cultivo con los métodos de la denominada agricultura de precisión, y facilitando la creación de empresas más competitivas en el sector primario. Los drones posibilitan la realización de vuelos programados por el usuario para la toma de estos datos casi a ras de suelo, entre otras funciones.

El Instituto Universitario de Microelectrónica Aplicada (IUMA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), coordinador del proyecto, fue el encargado, junto con el profesorado de las tres escuelas de capacitación agraria de Canarias (La Palma, Tenerife y Gran Canaria) y el personal técnico de la Dirección General de Agricultura del Gobierno de Canarias, de impartir las jornadas a través de varios de sus especialistas en el uso de tecnología hiperespectral.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, señaló la importancia de “dar respuesta a las necesidades de una agricultura moderna, por lo que este tipo de proyectos nos hace más competitivos y permite adaptarnos a la aplicación de los avances tecnológicos en materia agraria”.

Etiquetas

Agricultura impulsa la formación en drones y la aplicación de la biotecnología para prevenir daños en cultivos

La consejera Alicia Vanoostende recalca la importancia de la formación en la capacitación profesional para “dar respuesta a las necesidades de una agricultura moderna”

La Dirección General de Agricultura de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) han iniciado la primera acción formativa del proyecto APOGEO, un programa europeo que tiene como objetivo mejorar la capacidad vitícola de la Macaronesia mediante la agricultura de precisión.

Se trata de la puesta en marcha de un plan formativo orientado a mejorar la producción de cultivos, tanto en cantidad como en calidad, desarrollando la aplicación de técnicas de agricultura de precisión para promover una producción sostenible de los recursos naturales y humanos.

Así, el personal del Servicio de Capacitación Agraria de la Dirección General de Agricultura y el profesorado de las tres escuelas, de la mano de la investigadora del CSIC, Alicia Boto, y el catedrático de la ULPGC y coordinador del proyecto, José López Feliciano, iniciaron recientemente de forma telemática la jornada sobre el uso de drones con cámaras multiespectrales y su aplicación en la agricultura para detectar las posibles plagas en el cultivo difícilmente perceptibles por el ojo humano. También, realizaron una charla introductoria sobre la importancia de la biotecnología en la investigación de nuevos productos fitosanitarios, que sean respetuoso con el medio ambiente y a un coste asequible para el sector.

Este plan formativo, que como consecuencia del estado de alarma se realiza de forma telemática, se basa en cursos y seminarios dirigidos a quienes actualmente se dedican al sector y a quienes están interesados en formar parte, para gestionar e introducir las nuevas tecnologías en el proceso de cultivo y mejora de la competitividad.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, recalca la importancia de la formación en la capacitación profesional para “dar respuesta a las necesidades de una agricultura moderna, por lo que este tipo de proyectos nos hace más competitivos y permite adaptarnos a la aplicación de los avances tecnológicos en materia agraria”.

Cabe recordar que la reunión de lanzamiento del proyecto tuvo lugar el pasado 31 de enero en la sede de la Dirección General de Agricultura del Gobierno de Canarias y contó con la presencia de representantes de todas las entidades participantes en el proyecto, incluido el viceconsejero del Sector Primario, Álvaro de la Bárcena, y el director general de Agricultura, Basilio Pérez. El proyecto de investigación APOGEO (programa INTERREG MAC) está financiado con fondos FEDER y plantea como principal objetivo la mejora de la competitividad e innovación en las empresas vitícolas de la Macaronesia mediante la agricultura de precisión.

Etiquetas

Política Territorial mejora la seguridad en La Caldera con el uso de drones

Parque Nacional de La Caldera de Taburiente

La Consejería forma al personal del Parque Nacional en el pilotaje de estos aparatos con los que se podrán controlar las zonas de difícil acceso

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, que dirige Lady Barreto, mejorará la seguridad de La Caldera de Taburiente con el uso de drones. Para ello, imparte formación al personal del Parque Nacional en el pilotaje de estos aparatos con los que se podrán controlar las áreas de difícil acceso.

El uso de drones permitirá, asimismo, facilitar la gestión y planificación ambiental diaria de este espacio natural protegido relativas al control y erradicación de especies invasoras.

“Las nuevas tecnologías permiten un avance importante en la vigilancia de un espacio protegido tan amplio y con zonas de muy difícil acceso como es La Caldera de Taburiente, que, además, tiene gran cantidad de zonas acantiladas con sustratos inestables, una climatología muy cambiante en cortos periodos de tiempo y algunos senderos con tramos peligrosos”, explica la consejera.

“El uso de drones garantiza llevar a cabo labores de vigilancia en zonas de imposible o muy complicado acceso y revierte, por tanto, en la seguridad de los visitantes y de propios trabajadores del Parque Nacional, al tiempo que mejora notablemente la capacidad para detectar la posible presencia de especies exóticas invasoras”, añade Lady Barreto.

Para impartir el ciclo formativo se ha contado con una empresa especializada en el uso y manejo de aeronaves tripuladas en remoto que cuenta con una dilatada experiencia en la formación orientada a la gestión y planificación ambiental y en materia de seguridad en Canarias.

Etiquetas