eco escuela 2.0 | Acceder

POR AMOR AL ARTE.


Cuando nos constituimos como el grupo de trabajo Calíope éramos una agrupación bastante heterogé­nea en cuanto a especialidades- 4 niveles- educativos- a impartir, pero había algo en común entre nosotros-, el amor al arte y  como podíamos transmitir ese amor a nuestros alum­nos .Esa  peculiar generación a caballo entre dos milenios-, nacida ya en la […]

Autor: «Bartolomé Argulló Ferrer,Angeles Arencibia Reyes, Santiago Calzada Negrín, Mercedes Cebollero Martín,Ana María Hernández Suárez,Pedro A. Naranjo Jiménez» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Abr 18, 2000 en Intercambio de experiencias (Revista 3) | 0 comentarios

Cuando nos constituimos como el grupo de trabajo Calíope éramos una agrupación bastante heterogé­nea en cuanto a especialidades- 4 niveles- educativos- a impartir, pero había algo en común entre nosotros-, el amor al arte y  como podíamos transmitir ese amor a nuestros alum­nos .Esa  peculiar generación a caballo entre dos milenios-, nacida ya en la era de las- nuevas- tecnologías-, en las- que la imagen es- un elemento imprescindible de sus vidas y  cuyos intereses y motivaciones, por mucho que con frecuencia se nos pueda olvi­dar, son siempre diferentes a los nuestros.

Es verdad que el mundo de los ordenadores era por completo ajeno a la mayoría de nosotros e Internet no era una palabra común en el vocabulario de la sociedad. ¿Parece que estamos hablando de la  Prehistoria?

Sin embargo, los cambios tecnológicos que hemos sufrido han sido tan repentinos y asimilados tan rápidamente, que no nos hemos percata­do de que han ocurrido en menos de diez años, Estas vertiginosas innovaciones se irán acelerando cada vez más en el futuro y  serán las condiciones laborales habituales de nuestro   alumnado. La   pregunta   inicial que nos hicimos sigue siendo tan válida entonces como ahora, ¿cómo enseñarles a amar el arte? La respuesta ha ido variando a medida que los recursos tecnológicos han ¡avanzando y aquello que parecía utópico hace unos años, hoy no lo es. Uno de nuestros planteamientos de trabajo fue que el conocimiento del arte tenía que hacerse obviamente por medio de la imagen y éstas debían ser de la mejor calidad posible. Nuestros primeros repertorios gráficos tuvimos que retocarlos punto a punto tras obtenerlos por medio de filmación con cámara de vídeo (entonces no había escáner), actualmente reproducir una obra de arte con

Una cantidad óptima es bastante sencilla. Su reproducción en color era imposible en aquellos momentos, por lo que nos planteamos como sistema de trabajo la realización de programas multimedia. En la actualidad la posibilidad de crear una página web, la impresión de calidad unida a la mayor capacidad de los medios de almacenamiento han solucionado la mayor parte de los problemas que nos imposibilitaban el desarrollo de los objetos que nos planteábamos en aquel tiempo. La página web permite una metodología interactiva y la disponibilidad del material al mayor número de docentes. El resultado de esta batalla tecnológica dio finalmente los frutos apetecidos.

Nuestro punto de partida conllevaba también, el convencimiento que el profesor de forma aislada no podía elaborar todos los materiales deseados para atender a la diversidad de alumnado y los requerimientos de los diferentes niveles educativos. De ahí la necesidad de constituir un grupo de trabajo que permitiese elaborar un material que debería ser lo bastante flexible para responder además a diferentes entornos.

Si a eso le añadimos la ausencia de determinados periodos estilísticos en las islas y nuestra condición de insularidad que nace que el acceso de nuestros alumnos a exposiciones signi­ficativas de todo? los periodos de la historia del arte sea inviable, por lo que la elaboración de estos materia­les debían despejar muchos interro­gantes.

Entre  los objetivos que nos pro­pusimos también se encontraba inten­tar salvar la ausencia de materiales respecto a nuestro propio arte. Conocer y  amar el patrimonio tenía por fuerza que incluir el propio, pues si este es desconocido difícilmente podemos aspirar a que se conserva­ra  para  las generaciones venideras1.

Nuestra idea fue entonces ela­borar pequeñas exposiciones de aula que permitiesen el acercamiento del alumnado a las obras de arte y a la dinámica de los museos, sin minimizar por ello la importante labor que éstos realizan en este sentido, Elaboramos guías didácticas para que el/a alumno/a pudiese aproxi­marse  a las sobras de arte y  empe­zar a desarrollar su compresión y análisis de las mismas. En  ellas se pretende que no sólo sea capaz de nacer un análisis formal sino también de adquirir un vocabulario artístico, al tiempo que conoce el papel que el artista desarrolla en cada periodo Histórico.

Este primer acercamiento al museo  de  aula,   se  ha   intentado  que  sea lo más parecido posible al de los museos reales, dentro de las limita­ciones de recurso y  materiales, al tiempo que didáctico. Así  se incluyen carteles similares a las de los museos con características técnicas, la localización de la obra, completada con una síntesis de las características del cuadro, autor o movimiento.

Otro  de los objetivos  previstos fue que el alumnado se familiarizase con la utilización de catálogos de exposiciones. Por  lo que también se incluye en la exposición uno lógica­mente adaptado  al nivel del alumna­do, En  él  se incluye la  característi­ca del movimiento, el contexto re­tórico y las biografías de los autores.

La    utilización    de    los  diversos materiales de la exposición no implica en ningún momento el  establecimiento de una secuenciación temporal obligatoria, pudiendo el profesor utilizarlo  como  centro de  interés en  el desarrollo de la UD   en el momento más oportuno según la metodología prevista: actividad inicial, durante el desarrollo de la misma o como actividad de síntesis de la  unidad.

Junto a estos  materiales se ha elaborado también un cuadernillo del alumno y otro del profesor. En su r elaboración se tuvieron en cuenta una  serie de premisas:

-El material debería adaptarse a   diferentes niveles   de    etapa. No podía utilizar el mismo material para cuarto de la ESO que para el Bachillerato, en el caso de este último había que tener en cuenta las directrices de la coordinación de la PAU.

– Tenía que poder utilizarse en tiempo real, es decir, el periodo que habitualmente podíamos dedi­car en una secuenciación habitual. No se trataba de que la UD ocupase  todo un trimestre.

– Los  cuadernillos  serían flexi­bles, pudiendo ser utilizados en diver­sos  entornos educativos y  responder en  la medida de lo posible a diferentes metodologías.

– No podían ser cerrados, siendo utilizado en todo o en parte, adaptándose a las líneas metodológi­cas de diferentes tipos de  docentes.

– El  nivel competencial del alum­nado que utilizaría los materiales era diverso por lo que se debía incluir  actividades complementarias y de refuerzo para atender a la diversi­dad.

– El alumnado debía desarrollar y familiarizarse con el vocabulario propio del área y del periodo correspondiente por lo que se le incluía un listado de definiciones significativas, así como actividades que propiciaran su asimilación.

-Las obras de arte se sitúan en un contexto histórico que debe conocerse para poder hacerlas comprensibles y que influyen en la concepción del artista, este es el resultado de una época, tanto para seguir las pautas que esta le marca como para revelarse frente a la misma.

– Las obras de arte no están aisladas en el tiempo, tienen unos antecedentes y unos consecuentes.

-Con frecuencia el mismo tema es tratado en épocas diferentes o bien en la misma época las concepciones variaban.

-Esta diversidad de consideraciones conlleva la realización de diversos tipos de actividades que debían permitir el desarrollo de las diferentes capacidades de cada etapa.

Sin ánimos de resultar exhaustivo las actividades que se incluyen en los cuadernillos podían agruparse en: comentarios pautados de textos sobre el contexto histórico, análisis de obras de diferentes periodos sobre el mismo tema, análisis comparado de obras de autores coetáneos sobre un tema  determinado, comentarios pautados de documentos de la época o posteriores :autobiográficos ,periódicos, tratados artísticos, etc., comentarios pautados de diferentes corrientes historiográficas contemporáneas, actividades sobre el léxico de arte.

El cuadernillo del profesor incluye el solucionario de las actividades, así como un repertorio de actividades complementarias o de refuerzo que posibiliten la atención a la diversidad.

Realizamos también un libro que pretendía ser la realización de una síntesis actualizada sobre cada movimiento, sus diferentes autores, contexto histórico, características del movimiento, bibliografía, etc. Con ella se pretendía dar respuesta, en la medida de lo posible, a dos problemas que habíamos detectado en el desarrollo de nuestro trabajo diario: la diversidad de niveles educativos y de materias propias del área de ciencias sociales unida a la mayor complejidad de nuestra labor docente hace humanamente imposible mantenerse actualizado en todos los campos de nuestra materia, ni siquiera a un nivel meramente bibliográfico.

El último recurso elaborado fue una colección de trasparencias que pueden superponerse sobre las diapositivas o proyectarse simultáneamente de forma que el alumno aprenda a ver el arte. Respondemos así a una de las carencias más detectadas en nuestra experiencia docente:

La dificultad de reconocer los esquemas compositivos de las obras de arte.

En cuanto a la selección de contenidos nos hemos centrado en aquellos más significativos para el desarrollo posterior de la modalidad de humanidades para la etapa de la ESO. Dada la amplitud de bibliografía y materiales a elaborar hasta ahora hemos desarrollado las UD correspondientes estadísticamente al Impresionismo, Postimpresionismo, Escultura y Arquitectura del renacimiento, encontrándonos en la fase de elaboración de la Pintura del mismo periodo. Los contenidos de segundo de bachillerato están limitados lógicamente por las indicaciones de la coordinación de la PAU. En el ámbito metodológico se ha intentado que sea lo más activa y participativa posible.

Si quisiésemos hacer una síntesis de todos los objetivos que nos hemos planteado estos realmente se resumirían en uno: que nuestro alumnado respete el patrimonio de la Humanidad fruto de esa necesidad inherente a los artistas independientemente de todas las épocas trasmitir lo que el hombre es, sus sentimientos y su visión del mundo que le tocó vivir.

Pero  conseguir esto, sólo es posible cuando las personas han aprendido  a «amar» el Arte, para algunos  puede ser un flechazo a partir de una obra determinada, para otros  el pensamiento de un artista del pasado o quizás  fue una época que nos resultaba atrayente, cada uno de nosotros desarrolló ese amor en un momento determinado y  de  forma tan diversa como seres humanos  particulares y únicos existen en el mundo.

Todos  los  que una vez  caímos en brazos de esta pasión por el arte, hemos aprendido dos  cosas: que es  para toda la vida y que cuando más se conoce más  se ama. Esperamos que alguna de las  flechas que hemos  envenenado alcance a nuestros  alumnos  y a los suyos y que el amor al arte impregne a  muchos de  ellos.

Esperamos finalmente que el material sea lo más útil posible para todos nuestros compañeros y nos  hagan llegar  todas  sus sugerencias  al CEP de Telde.

Deja tu comentario