eco escuela 2.0 | Acceder

“ENTRE LA PLAYA Y LOS BARRANCOS”


El C.E.I.P. Europa está situado en el Valle de Jinámar, barrio que pertenece al Municipio de Las Palmas de G.C. y que linda con el de Telde. El nivel socio-económico de las familias que lo habitan es bajo. La mayoría están en situación de desempleo o trabajando de forma temporal en el sector servicios. Esto […]

Autor: «Amalia Llabrés Romero. CEIP Europa, Valle de Jinámar» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Abr 15, 2002 en Intercambio de experiencias (Revista 5) | 0 comentarios

El C.E.I.P. Europa está situado en el Valle de Jinámar, barrio que pertenece al Municipio de Las Palmas de G.C. y que linda con el de Telde.

El nivel socio-económico de las familias que lo habitan es bajo. La mayoría están en situación de desempleo o trabajando de forma temporal en el sector servicios. Esto podría justificar la desmotivación y falta de implicación de las familias en el proceso educativo de sus hijos y es por ello que el centro decide acogerse al Proyecto de Atención Preferente.

Una experiencia didáctica

La tarea educativa se desarrolla en una zona suburbana y los intereses de los niños/as van a estar muy relacionados con las características de la misma, una zona desfavorecida y en algunos momentos de marginación. Son niños/as que presentan carencias tanto en el ámbito cognitivo como personal.

Por todo ello, en el proceso de enseñanza-aprendizaje se tendrá muy presente todas estas características y se hará mayor hincapié en el vocabulario y en la expresión oral;  por otro lado, también se le da una gran importancia al desarrollo de los hábitos de alimentación e higiene. Desarrollaremos todas las capacidades dándole especial importancia a la afectiva, ya que es a través de ella como pretendemos llegar a la capacidad cognitiva. Asimismo se respetarán las peculiaridades de cada grupo y los ritmos de aprendizaje de cada uno de ellos, para adaptar los métodos y los recursos a las diferentes situaciones, atendiendo al principio de diversidad.

Estos niños/as de edades comprendidas entre los 4 y 5 años se encuentran en la etapa que Piaget denomina preparacional, con un pensamiento transductivo y sincrético y unas características relevantes como: el egocentrismo, la irreversibilidad, animismo centración…, están en la etapa en la que aparece el lenguaje propiamente dicho y el juego simbólico.

Todos estos factores van  a influir en nuestra metodología, que será activa, globalizada e individualizada, teniendo en cuenta el aprendizaje significativo  y las características del entorno; por lo que se utilizan para ello Proyectos de Trabajo, ya que provocan un deseo natural de aprender.

Vamos a mantener a los niños/as en permanente contacto con la realidad, desarrollando múltiples y variadas acciones como el canto, el juego, la experimentación, la observación… El clima que se creará en el aula será seguro y relajado, para facilitar su crecimiento personal y su proceso de enseñanza-aprendizaje. Se provocarán conflictos cognitivos sin darle respuesta a sus dudas, para que sean capaces de aprender y de adquirir habilidades y estrategias que permitan un aprendizaje autónomo.

La participación de la familia en el proceso de enseñanza aprendizaje es fundamental, ya que es en ella donde el niño/a realiza sus primeros aprendizajes y con quien satisface sus necesidades básicas. Por esto, se ha dado mayor relevancia a la misma, implicándola aún más en la tarea educativa y creando la figura del coordinador familiar, que interrelaciona la escuela y la familia con el objetivo de que ésta sea más eficaz.

Partiendo de esto, este curso se ha decidido trabajar sin libros de textos debido a que no se adaptaban a la realidad de nuestros alumnos, ni a la metodología anteriormente mencionada.

Comienza el curso y nos encontramos con la ardua tarea de iniciar el proceso. En vista del interés que tenían los niños/as por la playa y observando que muchos no habían ido a la misma en todo el verano, decidimos en asamblea de clase y por medio de una votación unánime trabajar como Primer Proyecto de Trabajo “La Playa”. Esta provoca en ellos/as una fascinación especial y les ayuda a través de la manipulación y la observación a establecer semejanzas y diferencias, así como a relacionarse con el mundo exterior y con los demás.

La experiencia comienza con la detección de las ideas previas. De esta forma, detecto lo que saben, confunden o desconocen:

–        “¿Qué saben ustedes de la playa?”, pregunto.

Sabían que en la playa había arena, rocas, pescados, sebas, pulpos, conchas, que el agua del mar es “azul”…

A continuación les pregunto que porqué creen que el agua del mar es “azul”, si la de la garrafa “no tiene color”.

Las respuestas no se dejaron esperar:

– “Porque es salada”. (Adrián Rodríguez)

– “Porque un niño la ha pintado de azul”. (Lionel R.)

– “Porque hay sol”. (Lionel L.)

– “Porque los pescados son azules”. (Ibrahim)

– “Porque cuando llueve se van las gotas al mar”. (Melany)

Como observo que las respuestas no aclaran las dudas procedo a implicar a las familias, pidiéndoles que pregunten en casa el “porqué del azul del mar” y aprovecho para enviar la circular informativa pidiéndoles su colaboración para que aporten toda la documentación posible acerca del tema.

La respuesta de dos o tres alumnos/as fue:

“Mi madre dice, que es por el color del cielo que se refleja en el mar”.

A lo largo del desarrollo del proyecto fueron aportando materiales traídos de casa:

–        Carteles hechos con recortes de revistas.

–        Lapas, conchas y caracoles recogidos en la playa.

–        La maqueta de una playa hecha con diferentes materiales: arena, cartulina, ceras, cartón, palitos…

–        Cintas de vídeo “Fondos Marinos”. (Periódico Canarias7).

Por fin llegó el día de salir a visitar La Playa de Las Canteras, los niños/as trajeron pan duro para dar de comer a los “pescaditos”, que generalmente están en el “Muro de Marrero” esperando que les den de comer, ya que esto es una costumbre de tantas personas que por allí pasean. También llevaron diferentes recipientes para recoger materiales y objetos encontrados en la playa.

Una vez en el aula y en esa hora mágica que es la asamblea:

v Los observamos y clasificamos por tamaños, texturas, etc.

v Se trabajaron conceptos matemáticos: alrededor de, casi lleno casi vacío, primero y último, numeración, se resolvieron problemas lógico-matemáticos…

v Se contaron los cuentos “El Pescado Encarnado” y “Viaje al Fondo del Mar”, y las actividades propias del mismo (dibujarlo, ordenarlo, construcción de frases,…)

v Memorizaron la poesía:

“Pescaditos de colores

nadan, nadan por el mar

juegan con grandes burbujas

con las olas y el coral”.

  • En los rincones:

v Se buscaron palabras que rimaran con la “playa”:

Playa-yaya (David),

Playa-Odaya (nombre de su hermana) (Omi),

Playa-raya. (Melany).

Playa-Brian. (Brian).

v Se inventaron una poesía:

Los cangrejos de Las Canteras salen a pasear, unos caminan pa’lante y otros caminan pa’trás”.

Caroline, Lionel, Ariadna, Davinia (4-5 años).

v Se realizó la silueta de un pescado en plastilina.

v Hicieron dibujos libres y collages con los materiales encontrados en la playa.

v Colorearon y recortaron las siluetas de un pulpo, un pescado y una concha para elaborar un móvil.

v Construyeron puzles.

v Manipularon los materiales (agua, arena, sebas,…

v Cada uno construyó su propio marcador de libros con un “palito de médico” y una concha.

Y finalmente, llegamos a la pregunta ¿Qué hemos aprendido?:

v Que el agua es incolora (transparente).

v Que se ve azul por el color del cielo.

v Que es salada.

v Que hay piedras lisas y rugosas.

v Que hay que cuidarla para mantenerla limpia.

v Que con la arena pueden jugar y construir muchas cosas: montañas, bolas “queques”, pescados,…

Entre las actividades realizadas para la comprobación de lo aprendido se recitó la poesía memorizada, de donde surge la cuestión acerca de lo que era un coral. Para explicarlo llevé un collar de corales a clase y se los enseñé. Es entonces cuando se establece un diálogo iniciado por Madai, que pregunta: “Si los corales viven en los lagos como algunos pescados”. Les explico que viven en el mar y Madai pregunta: “¿Entonces, el agua de los lagos es como la de los barrancos?”. Esta simple frase me sirvió para introducirlos en el siguiente Proyecto de Trabajo “El Barranco de Jinámar” y aproveché para preguntar, ¿qué es un barranco?

“Una cosa que si la pisas te caes”. (Omi)

“Si pisas la cuesta te caes y te resbalas”. (David)

“Yo sé donde hay un barranco, dice Ibrahim, detrás del muro de la gasolinera”.

Es en este momento cuando se dan cuenta de que cerca de su casa hay un barranco.

Y sin más, comenzamos el nuevo proyecto “El Barranco de Jinámar”, este les entusiasma tanto que incluso hacemos la Navidad en el Barranco.

Deja tu comentario