eco escuela 2.0 | Acceder

EL PLACER DE ESCRIBIR


Cada curso escolar, el alumnado perteneciente a las etapas de Infantil y Primaria del CEIP San Juan es autor de un libro donde se recogen textos que evidencian su habilidad productiva: sus poemas, cuentos, redacciones, opiniones, sus ilusiones y anhelos, lo que les produce alegría, pena o miedo. Se proponen los títulos de los textos, […]

Autor: «Julia Arnaiz Castro, CEIP San Juan» descargar pdf Descargar pdf. Publicado el Abr 16, 2005 en Lectura y Biblioteca (Revista 8) | 0 comentarios

Cada curso escolar, el alumnado perteneciente a las etapas de Infantil y Primaria del CEIP San Juan es autor de un libro donde se recogen textos que evidencian su habilidad productiva: sus poemas, cuentos, redacciones, opiniones, sus ilusiones y anhelos, lo que les produce alegría, pena o miedo.

Se proponen los títulos de los textos, partiendo a veces de los que sugiere el profesorado de Infantil, atendiendo a las unidades didácticas que se estén trabajando:

– Por qué sentimos miedo.

– Qué pasaría si faltasen las palabras.

– Qué pasaría si fuéramos transparentes. recibimos y enviamos cartas.

– Escribimos recetas.

– Inventamos cuentos.

– A partir de un cuento hacemos poesía.

– Opiniones personales.

– Reflexiones…

Presentamos al alumnado textos de autores reconocidos y de otros alumnos porque consideramos que “la utilización del texto modelo, desde una perspectiva constructivista, se fundamenta en que “aprender a escribir” es sobre todo “aprender a reescribir”.

El alumnado es invitado a “imitar” los textos ya escritos, apoyándose en el modelo que les ha sido anteriormente presentado; por tanto, la re-escritura es una imitación de modelos que comporta un procedimiento de adhesión a la forma en que la información del texto está presentada, que traerá consigo el respeto a la organización y a las estructuras textuales y genéricas del texto-modelo” (Teberosky, 2003:115).

El Colegio San Juan es un Centro de Infantil y Primaria, con 19 unidades, que está situado en el casco urbano de Telde y que acoge al alumnado de su zona de influencia (barrio de Tara y parte de los barrios de San Juan y San Gregorio) y también de otros lugares del municipio. Su claustro, de 26 personas, es estable por lo que se ha podido disfrutar de los resultados obtenidos en las diferentes experiencias que se han llevado a cabo. Se inicia este proyecto en el año 98 con el alumnado del Primer Ciclo de la ESO; más tarde, en el 2000, se reorienta hacia las etapas de Infantil y Primaria. La producción de escritura en Infantil permite al niño acceder al conocimiento de cómo funciona lo escrito y aprender-practicar su estructura, encontrándose con las formas del lenguaje y con las de presentación gráfica de los textos. En Primaria se profundiza en aspectos fundamentales del área de Lengua explorando otros caminos y enfocando el trabajo de la escritura hacia la comunicación, es decir, hacia la recepción y producción de textos reales y cercanos al alumno; se consigue su satisfacción porque sus creaciones quedan reflejadas en distintos libros, y se dispone de un material de apoyo excepcional para el profesorado porque la forma de ver y representar su mundo –palabras nuevas, disparates, asociaciones inauditas, inesperadas, historias en las que se advierte el pensamiento soterrado que se oculta bajo su divertida, ágil y fresca escritura– tiene poco que ver con el de los adultos y es probablemente cierto que demasiadas veces “los mayores, tan grandes y tan ásperos, no pueden comprender nada de lo que los niños piensan o hacen” (Martín Gaite, 2000:47).

La creación de textos por el alumnado puede constituir un recurso didáctico que ayuda a desarrollar el currículo y a favorecer situaciones de aprendizaje. No representa una sobrecarga de trabajo para el profesorado y además resiste el paso del tiempo aunque los grupos de alumnos sean diferentes. La secuencia de textos permite al profesorado recurrir a cualquiera de ellos y mostrarlos como modelos de referencia al alumnado teniendo en cuenta su competencia lingüística y de cómo percibe el mundo que le rodea.

  1. Leer mucho para escribir mejor: “La lectura es un acto de creación permanente” (Pennac, 1993: 24).
  2. Aumentar y mejorar la competencia lingüística del alumnado para que puedan poseer un instrumento con capacidad para ordenar el pensamiento y desarrollar las capacidades cognitivas superiores: la reflexión, el espíritu crítico y la conciencia, lo que piensa, opina y siente en su interior.
  3. Fomentar la utilización de las estrategias de redacción: buscar ideas, hacer esquemas, hacer borradores (hacer planes, redactar y revisar).
  4. Dar respuesta a la diversidad del alumnado, disponiendo de textos que están más cercanos a sus intereses, provocando distintas respuestas de actuación: “Si ella lo escribió, yo también seré capaz de hacerlo”; “Me gustaría hacerlo así”; “Yo no tengo ideas, pero desarrollo esta de Sara”; “Puedo copiar este comienzo y añadir yo por mi cuenta”.

Así mismo, a partir de las creaciones del alumnado, el profesorado puede comprobar además de “los cuatro enfoques básicos de la didáctica de la expresión escrita: el gramatical, el funcional, el procesual y el basado en el contenido” (Cassany, 1990: 63-80), otros aprendizajes que no se detectan con facilidad y que están relacionados con la asimilación y posterior asociación de contenidos adquiridos en otras áreas y que difícilmente se pueden evaluar en el aula:

Habilidades de comunicación verbales Comentarios informales, expresión de estados emocionales, mensajes latentes.
Principios educativos Constructivos y significativos
Desarrollo de capacidades Cognitivas, afectivas, comunicativas, de inserción social.
Competencia personal Sobre el conocimiento de sí mismos, autocontrol, motivación, creatividad
Desarrollo transversal Educación ambiental, para la paz, vial, para la igualdad, del consumidor.

Habilidades de comunicación verbales       Comentarios informales, expresión de estados emocionales, mensajes latentes.

Principios educativos                                        Constructivos y significativos.

Desarrollo de capacidades                             Cognitivas, afectivas, comunicativas, de inserción social.

Competencia personal                                     Sobre el conocimiento de sí mismos, autocontrol, motivación, creatividad.

Competencia social                                          Comportamiento moral.

Desarrollo transversal                                      Educación ambiental, para la paz, vial, para la igualdad, del consumidor.

Textos escogidos

Qué pasaría si… se perdieran las palabras.

– No se podría jugar, porque los niños no se entenderían y siempre se pelearían.

– Los dibujos no tendrían voz.

– En los libros no habría nada escrito y no existiría la ilusión de leer cuentos porque no habría palabras.

(Siguen más)

Autores: Infantil de 4 años

Qué pasaría si… se perdieran las palabras.

No podríamos:

– Decir las cosas ni hablar con nuestros padres y amigos.

– Leer cuentos ni escribir.

– Decirle al chófer de la guagua que pare.

– Escribir con el ordenador ni llamar por teléfono.

– Hacer fotocopias porque no sabríamos qué letra apretar.

(Siguen más)

Autores: Infantil de 5 años.

¡Nos faltan los nombres!

¡Hola! soy _ _ _ _ _ y les voy a contar cómo vivimos sin _ _ _ _ _ _ _. Yo vivo en la _ _ _ _ _ de _ _ _ _ _. Nosotros hemos perdido las _ _ _ _ _ _ _ _ y ahora no se puede llamar a nadie o a algo por sus _ _ _ _ _ _ _. ¡Esto es un _ _ _ _ _ _ ! Ahora no se puede llamar a la _ _ _ _ _, a los _ _ _ _ _ _ _ _ ni a las _ _ _ _ _ _ _ _. Los mayores cuando van a comprar tienen que señalar las _ _ _ _ _ . Para ellos ya no es un problema no tener _ _ _ _ _ _ _, ¡se entienden entre ellos muy bien! Nosotros, sin embargo nos hacemos un lío tremendo sin algunas _ _ _ _ _ _ _ _. Cuando vamos al _ _ _ _ _ _ _ levantamos las _ _ _ _ _ para hablar con los demás o con los _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ . A veces pedimos las cosas con _ _ _ _ _ _ _ o _ _ _ _ _ _ . ¡Es muy difícil para nosotros los _ _ _ _ _!

Autora: Tania (4º Nivel).

La sinceridad

La sinceridad es una cualidad que me gustaría practicar a veces. Mis padres me dicen que la verdad me hará libre, pero yo veo que cuando digo la verdad de lo que siento o pienso tengo problemas. Mi madre me dice que sea sincero pero no grosero y que a veces es mejor tener tacto o callar; a lo que yo respondo que si ella quiere que yo sea hipócrita. Me contesta que vivimos en una sociedad hipócrita pero que nunca mienta, que la verdad siempre ha de ir por delante y que sea fiel a mí mismo, que lo mejor es saber quién soy, porque a veces la sinceridad hace daño.

Yo por lo menos prefiero a un amigo de verdad que cincuenta de mentira. Y si nos acordamos de Jesús cuando dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mí”, creo que es porque aún no nos han enseñado a ser hipócritas.

Una vez en Primero, mi profesora me preguntó que por qué no participaba en las gracias de un payaso que actuaba en el colegio y yo le contesté que no me gustaba ese payaso; ella volvió a preguntarme por qué y le respondí: “porque el payaso es todavía más aburrido que tus clases”. A partir de ese momento no me trató igual. Yo no lo dije para herir sus sentimientos, sólo fui sincero.

Mi conclusión es: ¿siempre puedo decir la verdad?

Nicolás (6º)

BIBLIOGRAFÍA

CASSANY, D. (1990): Enfoques didácticos para la enseñanza de la expresión escrita.

CASSANY, D., LUNA, M. y SANZ, G. (1994): Enseñar Lengua. Barcelona: Graó.

MARTÍN GAITE, C. (2000): en FORTÚN, E.: Celia. Lo que dice, Prólogo. Madrid: Alianza.

PENNAC. D. (1993): Como una novela. Barcelona: Anagrama.

TEBEROSKY, A. (2003): Propuesta constructivista para aprender a leer y a escribir. Barcelona: Vicens Vives.

Deja tu comentario