Logo del Gobierno de Canarias

Las conferencias sectoriales destinan a Canarias 169 millones para formación y políticas de empleo

Yolanda Díaz y Elena Máñez

La consejera, Elena Máñez, y la directora del SCE, Dunnia Rodríguez, participaron ayer y hoy en Madrid en la Conferencia Sectorial del Sistema Nacional de Cualificaciones y FP para el Empleo y en la de Empleo y Asuntos Laborales

El Ministerio de Trabajo y Economía Social aporta más de 130 millones para políticas activas de empleo, FP y modernización y el Ministerio de Educación más de 39 millones para formación profesional para el empleo

El Servicio Canario de Empleo (SCE), organismo autónomo dependiente de la Consejería de Economía Conocimiento y Empleo, recibirá 169,16 millones de euros del Estado para formación profesional y políticas activas de empleo, tal como se acordó en las reuniones de las conferencias sectoriales del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional para el Empleo, dependiente del Ministerio de Educación y Formación Profesional, y la de Empleo y Asuntos Laborales, dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social, celebradas este martes y miércoles, respectivamente, en Madrid. De estos fondos, el Ministerio de Educación aporta 39.064.492,45 euros para formación profesional para el empleo y el Ministerio de Trabajo y Economía Social un total de 130.098.915 euros para políticas activas de empleo, formación profesional y modernización.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, que asistió a ambas conferencias sectoriales acompañada por la directora del Servicio Canario de Empleo, Dunnia Rodríguez, subrayó que estos fondos “permitirán impulsar la formación y las políticas de fomento del empleo en un momento crucial para Canarias” y afirmó que contribuyen a “dotar de mayores garantías” al proceso de recuperación que afronta Canarias, un territorio en el que la crisis de la COVID-19 “ha tenido un impacto diferencial en la economía y el empleo”.

A las cuantías aprobadas ahora se sumarán, en el próximo mes, las del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, aún por determinar, y los 42 millones del convenio del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), ya comprometidos por el Consejo de Ministros y que, previsiblemente, llegarán a las Islas incluso con mayor antelación que en 2020.

Elena Máñez y Dunnia Rodríguez, durante la Conferencia Sectorial
Elena Máñez y Dunnia Rodríguez, durante la Conferencia Sectorial

Estrategia Canaria de Apoyo Activo al Empleo

Durante la reunión de la Conferencia Sectorial se analizaron también los avances en el documento de la nueva Estrategia Española de Apoyo Activo al Empleo 2021-2024, el próximo marco normativo para la coordinación y ejecución de las políticas de activación para el empleo en toda España. En este sentido, la consejera informó de la reciente aprobación por el Consejo de Gobierno, el pasado 11 de marzo, de la Estrategia Canaria de Apoyo Activo al Empleo, en línea con las directrices que marca el documento estatal, y dio cuenta de sus principales objetivos: paliar el impacto de la COVID-19 en el mercado laboral; mejorar las capacidades de las personas trabajadoras hacia sectores emergentes de las economías azul, circular o social; y abordar la transformación del SCE hacia un enfoque centrado en la ciudadanía y las empresas.

Máñez destacó el importante papel que ha jugado el diálogo social en la elaboración de la nueva estrategia canaria, construida desde el consenso con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas en el marco del Consejo General de Empleo. “Es una estrategia innovadora, adaptada a un contexto económico complicado e impulsada por un Gobierno que apuesta de manera decidida por la transformación de la economía canaria y por la protección de los trabajadores y trabajadoras, las personas autónomas y las pequeñas y medianas empresas”, afirmó.

Etiquetas

Máñez presenta unas cuentas orientadas al crecimiento y a la protección del tejido productivo y el empleo

Elena Máñez

Los presupuestos de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo cuentan con un presupuesto total de 199,9 millones de euros, con un aumento del gasto no financiero del 6,4%, que se sitúa en 178,6 millones

La consejera afirma que se trata de unos presupuestos base que se verán incrementados por los 42 millones del PIEC para 2021, ya comprometidos por el Estado, y por los fondos europeos de reconstrucción

El Servicio Canario de Empleo recibe 276,6 millones de euros, de los que un 80,3% están destinados a dar cobertura a las políticas activas de empleo

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, presentó este miércoles ante la Comisión de Presupuestos y Hacienda del Parlamento de Canarias las cuentas de este departamento para 2021, centradas en el crecimiento y en la protección de las personas trabajadoras, las pymes y los autónomos y autónomas de Canarias. Con un gasto total de 199,9 millones de euros, los presupuestos registran un aumento del gasto no financiero del 6,4% (10,7 millones más), que se sitúa en 178,6 millones. Además, la consejera destacó que a estas cuentas se sumarán en 2021 los fondos del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), 42 millones ya comprometidos por el Estado, y los fondos de recuperación europeos. Esta inyección adicional de recursos, añadió, permitirá poner en marcha más líneas adicionales, tanto en materia de I+D+i como de empleo.

“Se trata de unos presupuestos abiertos, centrados en el tejido productivo, comprometidos y plenamente alineados con las líneas que nos marca Europa para la reactivación económica”, resumió la consejera.

Máñez, que insistió en que la mayor parte del crecimiento de estos presupuestos está destinado “a apoyar al tejido productivo”, explicó que se trata de unas cuentas diseñadas para impulsar nuevos proyectos adaptados a la situación actual; centrados en el mantenimiento y recuperación de las pymes y las personas trabajadoras autónomas; y comprometidos con el desarrollo de la economía, del emprendimiento, el empleo y la innovación social. Asimismo, manifestó que los presupuestos expresan una apuesta clara para impulsar la diversificación económica y la protección de los trabajadores y trabajadoras, “con medidas orientadas a las economías azul y circular, a la transformación digital, la internacionalización y a la I+D+i”, esta última “una política palanca para impulsar una recuperación económica más sostenible y resiliente”, detalló.

Al mismo tiempo, manifestó que se trata de unas cuentas que consolidan el refuerzo del diálogo y la concertación social, de la lucha contra el desempleo y de la mejora de la cualificación de las personas desempleadas y ocupadas.

Los presupuestos por áreas

El área de Economía cuenta con un presupuesto total de 37,5 millones de euros, entre los que se incluyen 9,1 millones más que en 2020 para apoyar a pymes y autónomos e impulsar su internacionalización. Todo ello, subrayó Máñez, “fomentando el emprendimiento y la innovación social”.

Así, destaca el crecimiento de la Dirección General de Promoción Económica, cuyo presupuesto registra un incremento del 47%, hasta los 30,9 millones, en el que se engloban líneas como el nuevo fondo de emergencia COVID-19 para pymes y autónomos, dotado con 7,6 millones de euros; las ayudas para apoyar a pymes, dotadas con 7,8 millones y con un incremento respecto al año pasado del 21%; o los programas Canarias Aporta y Aporta Digital, que en conjunto reciben 3,4 millones, con un incremento del 35%.

La Estrategia Operativa de Internacionalización recibe 1,3 millones de euros para impulsar el papel de Canarias como nodo internacional logístico y de negocios; se impulsa una plataforma tecnológica de big data e inteligencia artificial para detectar sectores estratégicos para la internacionalización de las empresas canarias, dotada con 150.000 euros, y se consolida el programa de becas en negocios internacionales para formar especialistas en comercio internacional, dotado con 719.690 euros.

En relación a África, la Consejería consolida con 100.000 euros la iniciativa Africa Canarias Challenge, destinada a integrar el talento de jóvenes de Canarias y África en proyectos de creación de startups de economía social; e impulsa un nuevo programa de formación de formadores, dotado con 25.000 euros, que sitúa a las Islas como referente de conocimiento internacional en tecnología médica para el continente vecino.

Reforzar el ecosistema innovador

En cuanto al área de Conocimiento, el presupuesto de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), cuenta con un total de 59,7 millones y un incremento del 8% de sus gastos no financieros, que se sitúan en los 43,4 millones de euros. Como explicó la consejera, “se renueva la apuesta del Gobierno por el talento investigador e innovador, reforzando la investigación hecha en Canarias, apoyando la innovación empresarial e impulsando el despliegue digital”.

Los crecimientos más destacados tienen lugar en la partida para el apoyo a la puesta en marcha y mantenimiento de infraestructuras científicas tecnológicas, que registra un aumento del 167% hasta alcanzar 4 millones euros; la línea de impulso al despliegue de la sociedad de la información, dotada con 7,7 millones y un crecimiento del 32%; o la línea para formación de personal investigador, que crece un 3% hasta los 3 millones de euros.

Entre las líneas prioritarias del área de Conocimiento, la consejera destacó la nueva línea de ayudas para la transformación digital de las empresas canarias, dotada con 2,4 millones; 200.000 euros para la nueva línea de apoyo a la innovación social, consistente en ayudas para el desarrollo de soluciones innovadoras a los retos actuales de la sociedad canaria; la nueva ayuda CIDE Digital para apoyar a las empresas en su transformación digital, dotada con 350.000 euros; o el nuevo proyecto Athena, dotado con 78.625 euros y cuyo objetivo es eliminar las barreras para la contratación, la retención y la progresión profesional de las investigadoras e impulsar la puesta en marcha de planes de igualdad de género.

Respecto a esta última línea, destacó la importancia de la igualdad como “eje transversal de las políticas puestas en marcha por esta Consejería” y a la hora de afrontar “los nuevos desafíos económicos”.

Apuesta decisiva por el empleo

Elena Máñez destacó el área de Empleo como “la gran protagonista de las políticas que queremos poner en marcha con el desarrollo de iniciativas pioneras y novedosas en Canarias”. Como señaló la consejera, la formación, el emprendimiento, la prevención de riesgos laborales, el diálogo social y la inserción laboral son objetivos prioritarios para la reactivación social y económica, mitigar los efectos de la crisis de la COVID-19 en el empleo y proteger los puestos de trabajo.

Con este objetivo, los presupuestos destinan a la Viceconsejería de Empleo y a la Dirección General de Trabajo 12,9 millones de euros, a los que se suman en esta área los fondos del Servicio Canario de Empleo (SCE), organismo autónomo adscrito a la Consejería, que recibe un total de 276,6 millones, de los cuales un 80,3% “está destinado a dar cobertura a las políticas activas de empleo”.

Entre los programas que experimentan una mayor subida destacan el destinado al refuerzo de la capacidad empresarial de pymes y autónomos, que crece en un 105,3% hasta los 27,6 millones; el destinado a estabilidad en el empleo y adaptabilidad, que crece un 21,1% hasta los 12,2 millones; y el relativo a inclusión laboral, con un crecimiento del 7,6% y una partida de 21 millones que se destinarán a la integración en el mercado de trabajo de las personas con especiales dificultades.

En materia de prevención de riesgos laborales, señaló la línea de 2 millones de euros de la Dirección General de Trabajo, un centro directivo que también cuenta con otra partida de 3,2 millones de euros para apoyar a las organizaciones sindicales y patronales en materia de relaciones laborales y concertación social; y otra para impulsar gabinetes de igualdad y ODS en estas organizaciones, dotada con 800.000 euros. En este sentido, Máñez felicitó al Instituto Canario de Seguridad Laboral (Icasel) y a la Dirección General de Trabajo “por la labor desarrollada en 2020 en materia de prevención de riesgos laborales en este tiempo de pandemia y por los acuerdos alcanzados con los agentes sociales y económicos”.

Por su parte, la Viceconsejería de Empleo cuenta con una nueva línea, denominada Reactiva Canarias, para el asesoramiento y acompañamiento a personas emprendedoras, autónomas y pymes canarias en el contexto de la COVID-19, dotada con 300.000 euros.

Apoyo a pymes y autónomos

En cuanto al Servicio Canario de Empleo, la consejera destacó también como líneas prioritarias la relativa al apoyo a pymes y autónomos, dotada con un presupuesto inicial de 25,2 millones de euros y en la que se incluye, por segundo año consecutivo, una consignación para la ampliación de la tarifa plana para personas trabajadoras autónomas, dotada con 6 millones de euros; la partida para los servicios integrales a empresas, dotados con 2,4 millones y que comprenden líneas de apoyo y asesoramiento para autónomos, pymes, emprendedores y emprendedoras; o el nuevo proyecto de inversión para la creación y consolidación de empresas de economía social, con 2 millones de euros que se destinarán a subvenciones para inversiones para empresas de economía social. En relación a esta última, la consejera puso en valor que “es la primera vez que se pone en marcha una convocatoria de estas características para la economía social”. “Era algo muy demandado por las entidades y que está en línea con la Ley de Economía Social que se va a tramitar”, afirmó Máñez.

La consejera subrayó que “no solo es importante el crecimiento en más de 10 millones de los presupuestos de la Consejería”, sino también que han sido elaborados “pensando en los retos inmediatos que tenemos que afrontar en materia de empleo”. De este modo, destacó la apuesta decidida por nuevas líneas de trabajo en materia de políticas activas de empleo con iniciativas novedosas, ya que “para hacer frente a esta crisis no valen las recetas de siempre”. Entre ellas, se refirió a una “muy importante y pionera en Canarias”, PFAE-Incentiva, que “impulsará la formación profesional dual real en el ámbito de la formación para el empleo, lo que nos permite conectar directamente a la persona desempleada con la empresa”. Asimismo, Máñez destacó que desde el SCE se creará en 2021 una línea de subvenciones para apoyar a las personas trabajadoras autónomas en el pago de sus gastos corrientes.

Etiquetas

Darias: “Se ha ampliado el alcance de las políticas de empleo para llegar a más personas con más eficiencia”

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo recuerda en el Pleno del Parlamento de Canarias que se ha firmado un convenio con la Fecam, respaldado por unanimidad por el Consejo General de Empleo, para la implantación del plan Reicorpora-T en Canarias.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Carolina Darias San Sebastián, aseguró este miércoles que el Gobierno de Canarias “ha ampliado el alcance” de las políticas activas de empleo para “llegar a más personas con más eficiencia y más inserción”. En respuesta parlamentaria a una pregunta del diputado del Grupo Popular Jacob Anis Qadri sobre el “cambio de criterio en la selección de candidatos en el Plan de Empleo Social”, la consejera recordó que, en el marco del Plan de Empleo Social 2019, siguiendo el programa Reincorpora-T del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, se firmó con la Federación Canaria de Municipios (Fecam) un convenio para impulsar, desde el Servicio Canario de Empleo (SCE) y desde los ayuntamientos canarios, la inserción laboral de personas mayores de 45 años y de personas en o en riesgo de exclusión.

“Como anuncié en la comparecencia para explicar las líneas estratégicas de la Consejería, se trata de llevar a cabo políticas activas de empleo casi singularizadas, dirigidas a aquellos colectivos de más difícil inserción laboral, entre ellos, sin lugar a dudas, las personas paradas de larga duración”, señaló Darias.

Así, la consejera explicó que el convenio con la Fecam tiene dos objetivos claros: por un lado, fomentar el acceso al empleo de personas mayores de 45 años que lleven desempleadas 12 meses en los últimos 18, a seleccionar por sondeo desde los sistemas de información de SCE; y por otro, atender a las personas en situación de exclusión social o riesgo de padecerla, preferentemente mayores de 45 años, a seleccionar por los 88 ayuntamientos de Canarias según los respectivos informes de los servicios sociales de los ayuntamientos.

“Este convenio fue consensuado con la Fecam y contó con el apoyo unánime de los miembros del Consejo General de Empleo”, añadió Carolina Darias.

La consejera también destacó que las políticas activas de empleo del SCE están inspiradas “por los principios de rotación y no repetición”, ya que, explicó la consejera, se pretende ampliar el campo de actuación para que estas acciones alcancen a un mayor número de personas. “Esta es la razón del cambio de criterio: mejorar la inserción laboral de personas desempleadas de larga duración, buscando más alcance, más inserción, más efectividad y atendiendo las situaciones de exclusión social”, concluyó.

Etiquetas