Logo del Gobierno de Canarias

Canarias estudia añadir los 80 millones del FDCAN a las ayudas de emergencia ya aprobadas

Comparecencia Ángel Víctor Torres

El Ejecutivo autonómico, cabildos y ayuntamientos acuerdan buscar una fórmula para que el Fondo de Desarrollo de Canarias de 2021 sea redirigido a ayudas sociales y a los sectores económicos más afectados

Ángel Víctor Torres asegura que las medidas en Canarias están dando resultado en las últimas tres semanas y “parece que la curva empieza ya a ser doblegada”

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha mantenido este miércoles dos reuniones para trasladar a los cabildos y ayuntamientos canarios los detalles del plan autonómico de medidas extraordinarias de ayuda a los sectores más afectados por las consecuencias de la pandemia y las restricciones sanitarias aplicadas en el Archipiélago. Un plan que contempla 165 millones de euros en ayudas directas y 235,8 millones de aplazamiento fiscal, lo que suma un total de 400,8 millones de euros.

Tras los encuentros con la Federación Canaria de Islas (Fecai) y la Federación Canaria de Municipios (Fecam), se ha alcanzado un acuerdo unánime para hacer el mayor esfuerzo posible en la búsqueda de recursos para paliar los efectos de la crisis generada por la pandemia. Por esa razón, las instituciones canarias estudiarán una redefinición del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) para “añadir los 80 millones de euros de 2021 al plan de ayudas extraordinarias, aprobado por el Gobierno de Canarias”, apuntó el presidente.

En las reuniones, que se han desarrollado desde la sede de Presidencia del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria, y de forma telemática, se han abordado otros asuntos como le evolución de la pandemia. Al respecto, el jefe del Ejecutivo canario se mostró optimista porque “las medidas que se han adoptado en las Islas están dando resultado y durante las tres últimas semanas los datos han mejorado”, y añadió que “parece que la curva en Canarias empieza a ser doblegada”, si bien apeló a mantener el compromiso de la ciudadanía canaria en el cumplimiento de las normas para poder recuperar así, lo antes posible, la normalidad social y económica.

En cualquier caso, el presidente matizó que hay que esperar a tener los datos actualizados en el Consejo de Gobierno de mañana, con los informes del Comité Científico, para tomar decisiones respecto a las restricciones actuales.

Rechazo unánime a cualquier muestra de racismo y xenofobia

Ángel Víctor Torres, en su comparecencia posterior, también destacó que la Fecai, la Fecam y el Gobierno de Canarias han mostrado su rechazo unánime a la xenofobia y el racismo “porque la sociedad canaria se define mayoritariamente como todo lo contrario: una sociedad tolerante, democrática y solidaria”. El presidente destacó que “la demostración de que la sociedad canaria está convencida en su defensa de los Derechos Humanos es que el Parlamento, de forma unánime, convalidó un decreto-ley del Gobierno de Canarias que determina que, ante la ausencia de espacios, los menores migrantes no acompañados puedan ser acogidos en espacios alojativos”.

El presidente de Canarias también reconoció públicamente el trabajo que hacen diariamente los cabildos y los ayuntamientos en la defensa de los Derechos Humanos. Además, “seguiremos demandando que haya una respuesta adecuada, y que se activen los mecanismos de vigilancia, acogimiento, repatriación, derivación y tránsito reglado al resto del territorio español y de la Unión Europea”, apuntó. Por último, también volvió a reclamar la solidaridad interterritorial y el compromiso de otras comunidades, algo para lo que ya ha habido una respuesta favorable desde Castilla y León y el País Vasco, cuyos gobiernos están dispuestos a acoger en esas comunidades a menores migrantes que están en estos momentos en Canarias.

En las reuniones de hoy con los cabildos (Fecai) y ayuntamientos (Fecam), por parte del Gobierno de Canarias han intervenido también el vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Román Rodríguez; la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana; la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez; y la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla.

Etiquetas

Torres subraya que Canarias es la comunidad que más ayudas aporta a las empresas afectadas por la COVID

Torres en el pleno del Parlamento

El presidente regional garantiza la aportación de 165 millones de euros en ayudas directas a la restauración, hostelería, comercios y empresas deportivas, bien mediante los fondos europeos REACT-UE o, en su defecto, con un crédito

El jefe del Ejecutivo remarca que el Archipiélago lidera la vacunación contra la pandemia en España (con un 105% de aprovechamiento de las dosis) y que, si no se retrasan las entregas, el 70% de la población estará inmunizada este verano

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró hoy, durante el pleno del Parlamento regional, que su Gobierno es el que más ha aportado o prevé distribuir de todas las comunidades españolas en ayudas, directas o mediante el aplazamiento de impuestos, a los subsectores más afectados por la pandemia de la COVID-19. En respuesta a diversas preguntas sobre estos programas de apoyo, el jefe del Ejecutivo recordó que, desde marzo de 2020 y a través del Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias (Plan Reactiva), se aportaron 95,3 millones de apoyo directo a subsectores como el transporte, las pymes, autónomos, ocio nocturno y el mundo de la cultura. A esta suma se añaden en 2021 los 400,8 millones anunciados el pasado viernes (22 de enero) por Torres y el vicepresidente regional, Román Rodríguez. Una cifra que incluye 165 millones en ayudas directas y 235,8 en concepto de aplazamiento durante 6 meses de impuestos como el IGIC.

Torres dejó claro que esos 165 millones en transferencias directas a la restauración, la hostelería, los comercios o empresas del deporte (como los gimnasios) están garantizados porque, si no se cubren con los fondos de la UE contra la COVID (el REACT-UE), que es la primera opción del Ejecutivo canario, se hará mediante una operación de crédito bancario.

El presidente recordó que comunidades con mayor o similar población que la canaria han aportado ayudas muy inferiores a esos 95,3 y 400,8 millones. Como ejemplo, apuntó a los 80 millones anunciados el pasado noviembre por Andalucía, los 30 del País Vasco o los 17 de Galicia. Torres tiene claro que ninguna ayuda será suficiente para compensar la pérdida de “miles de millones” por parte del sector privado en todo el planeta, pero remarcó el papel jugado hasta ahora por lo público, el “esfuerzo” hecho por Canarias y logros como que el Gobierno central permitiera usar el superávit a las distintas administraciones cuando en mayo de 2020 existía mucha incertidumbre por parte de las comunidades, los cabildos y consistorios por la evidente merma de ingresos tributarios. “La economía solo se recuperará con vacunación, control del virus y la vuelta a la normalidad. Entretanto, menos mal que existe lo público y el propio sector privado reconoce el esfuerzo del Gobierno regional”, indicó.

Para el presidente Torres, una de las claves en Canarias ha sido haber controlado la pandemia con mejores indicadores que el resto del país porque, de lo contrario, el daño habría sido mucho mayor por los horarios de cierre o toques de queda más restrictivos. No obstante, considera injusto que se olviden los 32 millones aportados en 2020 para que siguiera funcionado el transporte aéreo en las Islas; los 9 para el marítimo, los 14,1 para el sector primario; los 11 para los autónomos; otros 11 para la renovación hotelera; 6 para empresas de la cultura; 3 para el ocio nocturno; 1,1 para los taxistas o 6,5 para otras ámbitos productivos, así como las ayudas de emergencia, vivienda o comedores escolares. En este sentido, cree que las críticas de algunos grupos que proponían 10 millones en ayudas se desmontan con ese global de 495,8 millones (95,3 en 2020 y 400,8 ahora, en 2021). Pese a esto, no descarta que haya nuevos programas de apoyo extraordinario durante este año.

Trabajo “magnífico” del Servicio Canario de la Salud con la vacunación

Sobre la estrategia regional de vacunación, el presidente califica de “magnífico” el trabajo realizado por el Servicio Canario de la Salud (SCS) y destaca que las Islas sean la región que lidera el porcentaje de administración y aprovechamiento de las dosis en España, con un 105%. A su juicio, y aunque lamenta a fondo cada nueva muerte, la respuesta a la pandemia en Canarias está resultando “ejemplar” si se comparan las cifras y sostuvo que sostener lo contrario supone “distorsionar la realidad y perder credibilidad”. “Estamos intentado que muera el menor número de personas, pero cualquier dato deja en el mejor lugar a nuestra tierra”, recalcó. “Nuestra planifiación se ha cumplido y garantiza la segunda dosis. Algunos días hemos ido a una media de 6.000 vacunas y se ha respetado el protocolo, empezando por los usuarios de residencias, pese a las mayores dificultades que eso implicaba en las Islas por la dispersión y porque había que trasladarse a esos centros”.

El presidente insistió en que, si no se producen retrasos en la llegada y distribución de las distintas vacunas adquiridas por la UE, Canarias habrá inmunizado al 70% de su población durante este verano “porque el equipo está preparado. Para eso, es fundamental el suministro del material y los laboratorios deben cumplir estrictamente con lo acordado con la UE y que no haya terceros países que especulen y tengan más vacunas”. Según remarcó, “se debe cumplir el protocolo, sea quien sea. Ya se ha vacunado a 20.000 usuarios de residencias y a 30.000 sanitarios o trabajadores sociosanitarios, que ahora no se meten en la cama por la noche con el riesgo y la zozobra de poder morir por esto”. El próximo objetivo pasa por comenzar con el grupo 3, el de las personas de más de 80 años, que supone unas 80.000 en el Archipiélago.

Sobre la prórroga de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) extraordinarios por la COVID hasta el 31 de mayo, que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros, Torres considera muy relevante este paso, si bien insiste en que se deben extender el tiempo que sea necesario, “y más en Canarias”, dado el peso del sector turístico y de los servicios. El presidente se congratula de que la mayoría de peticiones del Consejo Canario de Relaciones Laborales hayan sido respaldadas en ese acuerdo entre las distintas partes: Gobierno central, sindicatos y patronales. En su opinión, sin estos ERTE habría habido una “quiebra” en Canarias, región a la que esta herramienta aportó 1.500 millones de euros solo en 2020.

Etiquetas

Canarias apoyará a los sectores más afectados por la crisis de la COVID con 400,8 millones extra en ayudas

Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez, en la rueda de prensa

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el vicepresidente, Román Rodríguez, presentan un plan que prevé 165 millones en transferencias directas a las empresas afectadas y 235,8 en aplazamientos de impuestos como el IGIC

Se trata del paquete de apoyo a las entidades productivas más completo del país, si se atiende a la media y al potencial de la economía canaria

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el vicepresidente, Román Rodríguez, presentaron este viernes, en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran Canaria, el plan autonómico de medidas extraordinarias de ayuda a los subsectores de la restauración, la hostelería, el comercio y empresas deportivas más afectadas por las consecuencias de la pandemia COVID-19 y las restricciones sanitarias aplicadas. El programa contempla un total de 400,8 millones de euros, que se suman a los 95,3 millones de aportaciones directas distribuidas desde marzo de 2020 por el Ejecutivo regional al transporte aéreo, marítimo, el sector agrícola, los autónomos, la cultura y otros ámbitos productivos.

Según subrayaron Torres y Rodríguez en una comparecencia conjunta, se trata de la cifra más elevada de todos los planes extraordinarios de las comunidades autónomas españolas para los subsectores más afectados, sobre todo atendiendo a la media estatal analizada y la capacidad económica de Canarias. De esos 400,8 millones, 165 corresponden a ayudas directas a fondo perdido, siempre en función de las afecciones de la pandemia a los distintos negocios. Para ello, se abrirá el correspondiente procedimiento y convocatoria de solicitud, siempre con la meta de la máxima agilización, objetividad y efectividad, pero en cumplimiento de la normativa vigente. En todo caso, el Ejecutivo se muestra convencido de que este paquete de ayudas directas estará en marcha durante este primer trimestre.

Los otros 235,8 millones corresponden al aplazamiento del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) del primer trimestre de 2021 (un total de 195 millones) y de deudas fiscales durante seis meses, lo que se prevé aprobar en el Consejo de Gobierno del próximo jueves, entrando en vigor desde su publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). El cobro del IGIC correspondiente a abril se retrasa hasta septiembre y, para compensarlo, el Gobierno recurrirá a una póliza de crédito, aunque sin dejar de aportar lo que le corresponde en ese periodo a los cabildos y ayuntamientos para que no entren en mora.

El presidente regional destacó la relevancia de este programa de medidas y las ya tramitadas por Canarias durante 2020. Según indicó, complementarán las incluidas en el decreto del último Consejo de Ministros de 2020 y paliarán los efectos de las restricciones en todas las Islas, con independencia del nivel de alerta que hayan ido teniendo en cada fase. “Ésta es la propuesta económica más importante que se ha hecho por parte de una comunidad, que también es la más afectada en el turismo, la restauración y el comercio”, apuntó Torres.

El Ejecutivo autonómico pretende que los 165 millones de ayudas directas provengan de los fondos europeos de recuperación React-UE. Para ello, y según explicó Román Rodríguez, se ha propuesto al Gobierno central que, a su vez, plantee ante la UE una reprogramación del destino de parte de esos recursos comunitarios. La propuesta definitiva se presentará antes del 31 de este mes y el Gobierno espera que se apruebe. En caso contrario, se recurrirá a otro crédito extraordinario para afrontar esos 165 millones.

El Gobierno canario resalta las medidas de ayudas estatales, como la flexibilización de los periodos de carencia de los créditos ICO o la prórroga de los ERTES hasta el 31 de mayo. En este sentido, se subraya que dichas ayudas han supuesto en las Islas 4.006 millones en créditos en 2020 y 1.500 en ERTE. No obstante, considera que debía complementarlo con un paquete extra que no afecta a los 8.500 millones del presupuesto regional de 2021 y que, además, se puede ampliar con las aportaciones de cada consejería dentro de sus partidas para este nuevo ejercicio. Unas cuentas regionales de este año que priorizan los derechos básicos y que añaden 646 millones para Sanidad y Educación, lo que ha permitido contratar a unos 7.000 profesionales.

Procedimientos ágiles y objetivos para los hoteles y apartamentos

El plan contempla también que esas ayudas sean complementadas por los cabildos y ayuntamientos, y se baraja la opción de que sean los consistorios los que gestionen la compensación (en el 100% u otros porcentajes a fijar) de cobros como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para lo que se debe aún negociar con esas corporaciones. El Ejecutivo autonómico entiende que el IBI es una buena vía de ayuda por tratarse de un recibo objetivo y fácil de comprobar y tramitar, aparte de los cobros de tasas locales como la basura y otras. Asimismo, Torres indicó que se baraja agilizar la gestión de las ayudas con el apoyo de las cámaras de comercio para así lograr la máxima certidumbre y tranquilidad para los empresarios.

El presidente y el vicepresidente insistieron en que se ha trabajado con los distintos sectores y que se pretende alcanzar las vías más objetivas y ágiles para que lleguen las ayudas directas cuanto antes “porque sabemos que debemos estar con los sectores que más se han visto afectados”. “En valores absolutos y relativos, son ayudas por encima de todas las comunidades, pese a que algunas de ellas han estado más dañadas por las restricciones sanitarias, pero las Islas lo necesitan para paliar la peor crisis de nuestra historia”, remarcó Rodríguez.

Torres señaló que se contempla ayudar “a más de 20.000 empresas, entre las que se encuentran 5.423 restaurantes, 1.300 cafeterías y 348 instalaciones deportivas”. El presidente agradeció la predisposición y reuniones mantenidas con los representantes de los subsectores afectados y, como Rodríguez, insistió en que la clave sigue consistiendo en controlar la pandemia con el cumplimiento de las normas y la vacunación.

En este sentido, remarcan el ritmo de administración de las dosis en las Islas, que ha hecho que el Archipiélago lidere las regiones de España en el porcentaje, y logros como que Tenerife y La Gomera sean los únicos lugares del país que redujeron los contactos durante las Navidades tras las restricciones implantadas.

El presidente insistió en que nunca han querido cerrar ningún negocio, sino que se aplican las normas fijadas y tasadas, por lo que concibe este plan extraordinario de ayudas como “un alivio” y vaticina que, gracias a la vacunación, “las cosas irán a mejor”.

Etiquetas

Castilla defiende una actuación rápida y directa para limitar en lo posible la destrucción de empresas canarias

La consejera cuantifica en no menos de 200 millones de euros la ficha financiera necesaria para ayudar a las empresas de hostelería, turismo y el comercio y reconoce que será necesario que el Gobierno recurra al endeudamiento público para ayudar al sector.

La consejera de Turismo se reúne con las patronales turísticas de Canarias, FEHT, Ashotel, FTL y Asofuer

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha mantenido hoy un encuentro sectorial telemático con las cuatro principales patronales turísticas Canarias, FEHT, Ashotel, FTL y Asofuer, con el objeto de valorar la actual situación del sector ante la crisis económica derivada de la pandemia y sus graves consecuencias para el tejido empresarial en Canarias, lo que requiere, según defiende la titular de Turismo, de una actuación rápida y directa por parte de la Administración con el objeto de limitar en lo posible la destrucción de empresas.

Tanto los presidentes de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal; el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa; la presidenta de la Federación Turística de Lanzarote FTL y Asolan, Susana Pérez; y el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Vicente Hormiga, como la consejera de Turismo, coincidieron en que la situación en la que se encuentra Canarias requiere en términos generales, medidas de apoyo que permitan el mantenimiento de las empresas en tanto no mejore el contexto económico, lo que se prevé no será antes del verano, y condicionado al avance de la campaña de vacunación en las islas y en los principales mercados emisores.

En este sentido, Castilla informó de que su Departamento trabaja en una propuesta de medidas de apoyo a corto plazo para los tres sectores de su competencia (el turismo, incluido la hostelería, el comercio y la industria) que va a elevar al Gobierno teniendo claro que se trataría de ayudas a fondo perdido, cuyo objetivo es mantener el tejido empresarial, apoyando la financiación de gastos de explotación de las empresas afectadas, no sólo por cierre derivado por la paralización de actividad como consecuencia de la pandemia, sino igualmente por caída de cifra de negocio en un porcentaje a determinar superior al 25%.
Estas ayudas, además, no estarían vinculadas a inversiones, como las convocadas en el pasado año, por ejemplo para el sector alojativo, a la vez que se prevé sean más flexibles en cuanto a los requerimientos burocráticos que se pida a las empresas.

La propuesta, que contemplaría el apoyo a todas las empresas, pero con mayor intensidad a pymes y especialmente micropymes, requerirá, según una cuantificación inicial, de una ficha financiera de más de 200 millones de euros, cifra que se ajustaría atendiendo a las diferentes casuísticas de las actividades empresariales sobre las que se va a aplicar las ayudas.

Castilla reconoció que “para que podamos hablar de un auténtico plan de rescate a las empresas y, al empleo que integran, debe estar dotado de un montante suficiente para evitar en lo posible la destrucción de tejido empresarial; si no, no va a servir de nada”.

La consejera de los tres sectores económicos que representan el 60% del PIB canario expresó también que, para afrontar este montante de ayudas de carácter coyuntural, es necesario un trabajo en su conjunto del Gobierno de Canarias, no sólo a través del establecimiento de un procedimiento y criterios homogéneos en las ayudas a los diferentes sectores de la economía canaria, sino también en la respuesta financiera a ese plan, en el que trabaja el Ejecutivo, como es recurrir al endeudamiento.

“Esta operación de endeudamiento debe venir, además, ayudada por recursos propios del presupuesto de la Administración canaria de 2021”, según dijo. Al respecto puso como ejemplo que en el propio presupuesto de su Consejería para el actual ejercicio existen partidas consignadas que pueden convertirse en ayudas directas, como es el caso de los bonos al consumo previstos en los presupuestos del área de Comercio, con una dotación de 3,6 millones de euros.

Castilla también se posicionó en la necesidad de insistir ante el Estado en que asuma parte de la financiación de este plan de ayudas directas al sector, en consonancia con un compromiso formulado por el Gobierno español con Canarias, que se entiende no se ha cumplido.

De acuerdo con los cálculos expuestos hoy por la consejera, conforme a los últimos datos publicados por el ISTAC, Canarias arrastra una clara degradación del tejido empresarial y el empleo cuantificado en la desaparición entre diciembre de 2019 y el pasado mes de noviembre de 3.633 empresas, de las que el 25,5% pertenecen al sector del comercio, el 20,9%, al de la hostelería y el 20,3% son empresas de transporte. Estos tres sectores acaparan cerca del 70% de la caída del número de empresas dadas de alta en la Seguridad Social, así como el 84% de las pérdidas de afiliados a la Seguridad Social, según datos de diciembre de 2020 en relación al mismo mes de 2019.

Se trata, según explicaciones de Yaiza Castilla, “de un problema que apunta a su agudización a lo largo del primer cuatrimestre de 2021 ante las casi nulas expectativas de recuperación del turismo para lo que queda de esta temporada de invierno, como consecuencia de las restricciones a la movilidad que se han puesto en marcha, tanto en los países emisores de turismo, como a nivel local, ante la evolución de la pandemia y la implicación que ello tiene en la economía. En este sentido, las estimaciones que maneja la Consejería apuntan para la primera mitad del año a una pérdida del 35% del tejido empresarial canario que existía a principios de 2020.

 

Etiquetas